Escapadas románticas

Está muy bien lo de cantarle All my loving y A tu vera pero si además le das un sorpresón y te llevas a tu amore de escapada romántica, ya lo petas. Disfruta de unos días de mimitos y paseos haciendo ojitos, ponte ñoño y hazte fotuquis cuquis para el álbum en cualquiera de los destinos para lovers que hemos seleccionado.

Escapadas a París

Solo hay que cerrar los ojos e imaginar paseando de la mano por los Campos Elíseos o por los jardines de Versalles para comprender que la capital de Francia es el destino romántico por excelencia. La Ciudad de la Luz y, por supuesto, del amor tiene preparados algunos planes que destilan romanticismo. Por ejemplo, ver las luces nocturnas de la Torre Eiffel desde el mirador de Montmartre o disfrutar de un crucero con cena por las aguas del Sena son planes únicos que solo encontrarás en París. Y no olvides todos sus museos, tiendas y lugares gastronómicos, y es que este debería ser uno de los primeros destinos para todos los que amen el turismo más romántico.

Escapadas a Venecia

No es nada complicado que incluso la relación más fría recobre toda la magia y la pasión de sus inicios durante un seductor paseo en góndola por los antiguos canales de Venecia. El canto de los gondoleros, las luces y el sonido de la laguna en la que se encuentra esta ciudad crean un marco muy especial. Otro momento mágico que podrás vivir en la ciudad de los canales es el de acercarte a un espectáculo nocturno de ópera en el conocido La Fenice. Vestíos para la ocasión, disfrutad del espectáculo y luego podéis buscar un restaurante con vistas a los canales iluminados por la noche para terminar cualquier día de una escapada que recordareis por siempre.

Escapadas a Reikiavik

El amor puede encontrarse en cualquier parte del mundo. Lo mismo el romanticismo, aunque puede que la magia de la naturaleza de la capital de Islandia sea uno de los lugares ideales para conseguirlo. Este puede ser el destino de tu próxima escapada, y es que Reikiavik cuenta con lugares cercanos tan espectaculares como el valle de Reykjadalur por donde pasa un río que se mantiene caliente todo el año y, con suerte, desde el que podréis ver auroras boreales o la zona de Akureyri y los campos de lava petrificada de Myvatn. Al margen de estos espacios, puede que solo el hecho de ver el paisaje nevado al lado de una chimenea en las tradicionales casas de madera de Islandia sea suficiente para vivir un experiencia muy romántica.

Escapadas a Praga

Dicen que la capital de la República Checa es la ciudad más romántica del mundo. Esto, que puede parecer atrevido para quien no ha estado, es algo incuestionable para las parejas que ya han tenido la suerte de detenerse en el Puente de Carlos y dejarse llevar por los sonidos del río Moldava y por la silueta de esta bella ciudad. En Praga descubrirás rincones esenciales como la catedral de San Vito, el Castillo o el Palacio Real. Todos ellos se merecen estar entre los monumentos más visitados del mundo, aunque lo que de verdad te va a interesar es el aspecto evocador de las calles del Staré Město, un universo de callejuelas y antiguas plazas en las que el romanticismo está muy presente.

Escapadas a Lanzarote

Es normal que esta isla sea recomendada por sus playas, sus espacios naturales o por la cantidad de actividades al aire libre de las que permite disfrutar, aunque no siempre se ensalza el lado romántico de Lanzarote. Pues bien, la isla lo tiene todo para vivir una escapada de ensueño junto con tu pareja. Por ejemplo, si eliges bien la playa, un día al sol puede ser muy romántico. Una de las mejores para ello es la de Papagayo, ya que se trata de una pequeña cala muy bien conservada naturalmente. Cenar en los Jameos del Agua es otro de los planes a los que no debes renunciar, ya que te permitirá disfrutar de este entorno natural decorado por el artista César Manrique de una forma muy original.

Escapadas a Brujas

Desde que cruces el puente de San Bonifacio, esta tranquila ciudad de Bélgica te parecerá el rincón más romántico del mundo sin la menor duda. Por ejemplo, puedes pasear por sus calles medievales y sorprenderte de unos canales llenos de historia y leyendas. También puedes entrar en las muchas tiendas de chocolate de la ciudad o asomarte al bello palacio de Gruuthuse. Y si quieres un momento de tranquilidad para descansar juntos, el Minnewater es un parque del siglo XVI de Brujas famoso por contar con el largo del Amor, toda una invitación para los más romanticos.

Escapadas románticas a Ibiza

Has terminado un divertido día de playa junto a tu pareja y, por suerte, os encontráis en Cala d’Hort. Así, decidís subir a la Torre del Pirata y el atardecer que os encontráis os deja sin palabras. Esta es solo una parte de la magia y el romanticismo que hay en Ibiza, y es que prácticamente cada rincón de la isla es capaz de convertirse en el marco perfecto para una historia de amor. Pasear en invierno por sus playas tampoco está nada mal, lo mismo que disfrutar del cielo estrellado en lugares alejados de los núcleos urbanos. Por último, si quieres un plan diferente, los paseos en kayak durante la noche en verano son algo inolvidable.

Escapadas a Roma

Resulta complicado encontrar a alguien que no piense que la capital de Italia es una de las ciudades más románticas del mundo. Desde la Colina Palatino hasta Villa Borghese pasando por el Jardín de los Naranjos o la emblemática Fontana di Trevi, Roma parece estar enteramente diseñada para sacar al romántico que cualquiera lleva dentro. Otros planes, como ver atardecer desde las muchas terrazas de sus hoteles o sentarte en las escaleras de Plaza de España y dejar que el tiempo pase en la mejor compañía son motivos más que suficientes para disfrutar de esta escapada.

Escapadas a Santorini

En esta zona de islas no hay que buscar el romanticismo, este aparece a través de los balcones encalados que miran al Mediterráneo o en las cúpulas de azul que intentan parecerse a las aguas turquesa de las muchas playas que forma esta zona. Ciudades como Oia, uno de los rincones más bellos de todo el Mediterráneo, te ofrecerá unas puestas de sol que no podrás olvidar fácilmente mientras que las tabernas de pescadores en Armeri te llevarán a un mundo en el que parece que el tiempo se detuvo hace mucho.

Escapadas a Nueva York

Enamorarse de esta ciudad es tan sencillo como enamorarse en ella, por lo que debe estar en cualquier lista de viajes románticos. Pasear por Central Park, ver un atardecer desde el Empire State o patinar sobre hielo en el Rockefeller Center si vas en Navidad son solo algunos planes que te dejarán sin palabras. Pero Nueva York es mucho más, y es que no puedes dejar de tomar el brunch en barrios como el Village junto con tu pareja o ver un espectáculo en Broadway, todo para que sintáis la magia de una ciudad única.

¡Déjate inspirar!

Descubre nuestras aplicaciones
Únete a nosotros en