Gran Canaria, #mucho por vivir

Uno de los principales atractivos de Gran Canaria es la diversidad paisajística, que la hace merecedora del sobrenombre de "Continente en Miniatura".
Con su conocido clima primaveral los doce meses del año, en una sola jornada es posible bañarse en la costa, con largas playas de arena dorada, atravesar valles frondosos y bosques subtropicales o alcanzar cumbres.

La oferta turística de Gran Canaria es tan variada como la propia Isla. Su ‘historia viva’, una gastronomía de fusión y una intensa actividad cultural y festiva, todo ello agasajado por el excelente clima primaveral garantizan las mejores vacaciones.

365 días de playa

Sol de invierno a verano y más de 120 playas donde elegir. Playas de aguas cristalinas y fina arena dorada o de oscura arena volcánica. Rodeadas de inmensos acantilados o espectaculares dunas. Desconectar con largos paseos llenos de luz y libertad que serán un bálsamo para tu mente. Si eres de asfalto, elige la mejor playa urbana del archipiélago, a un paso de la terraza o restaurante de moda encontrarás una playa con la calidez de una ciudad que te invita a sonreír.

Más información >

365 días activos

Los amantes del deporte disponen de un sinfín de alternativas que combinan el ejercicio con el disfrute de frondosos paisajes en el interior, y con espectaculares zonas costeras. El suave clima que reina en la Isla a lo largo del año invita a la práctica de una gran variedad de deportes en plena naturaleza: el senderismo, la escalada o las rutas en bicicleta. Y el Océano Atlántico como marco para realizar cualquier actividad náutica de ocio: vela, excursiones en barco, avistar cetáceos, surf, windsurf, parasailing o submarinismo.

Más información >

Las mejores ofertas

Descubre Gran Canaria

Un regalo de la naturaleza

Gran Canaria se toma muy en serio la conservación de su patrimonio natural. En 2005, la UNESCO premió ese esfuerzo con la declaración de Reserva Mundial de la Biosfera. Un 43% de su superficie es territorio protegido. Así que sobran rincones para perderse y disfrutar de las más de cien especies de flora que sólo pueden verse en la Isla y de emblemas de la fauna local como el pinzón azul o el lagarto canarión.

Más información >

Pasión por la playa

La costa de Gran Canaria está adornada por 60 kilómetros de playas de arena rubia mayoritariamente accesibles y seguras para el baño. Las Dunas de Maspalomas es un enclave mágico para evadirse y renovar energía. El viajero que aprecie la intimidad está de enhorabuena porque la Isla oculta calas remotas en las que prima el silencio. 

Más información >

Un lugar para saborear la vida

La gastronomía de Gran Canaria es otro ejemplo del mestizaje que le ha brindado su triple identidad europea, africana y americana. La Isla luce con orgullo una amplia gama de productos. Hay quesos exquisitos, frutas y verduras que se exportan al Viejo Continente, un excelente pescado y una repostería tradicional hecha arte gracias al legado de varias generaciones.  

Más información >

La Isla de las mil culturas

Gran Canaria lleva la multiculturalidad en sus genes como resultado de sus relaciones con Europa, África y América. La Isla rezuma Historia y un amplio catálogo de manifestaciones artísticas y arquitectónicas. La herencia de su pasado aborigen convive con un presente cosmopolita. 

Más información >

Un gimnasio al aire libre

Una de las ventajas de tener un clima envidiable y un entorno natural afortunado es poder practicar deporte al aire libre. Los amantes de la montaña están de enhorabuena gracias a la red de senderos que recorre toda la geografía de la Isla. Gran Canaria también es un paraíso para los apasionados de la bicicleta, testigos aventajados de sus sobrecogedores paisajes. Los que prefieran el mar pueden elegir entre un variado surtido de actividades. Surf, windsurf o kitesurf si lo que se busca es un chute de adrenalina; pesca deportiva y submarinismo si se prefiere una evasión completa bajo la superficie.

Más información >

Tierra de historia, cultura y ocio

Mira debajo del mar de playas. Tras las playas se esconde una extraordinaria rareza, nacida de la mezcla de culturas. Germinó tras cientos de años, bajo un cruce de caminos. Gran Canaria es ese lugar de paso, creado por gente de mil procedencias distintas. La extraña mezcla de aromas y colores que se aparecía de improviso a los antiguos viajeros. El último puerto europeo antes de la larga aventura del océano. Nadie se esperaba una mezcla así lejos de los centros del mundo. Y por eso, desde hace más de cinco siglos los viajeros repiten la misma tonada: Esto no debería estar aquí. Pero sí que está.
Visita Gran Canaria y descubea la extraña magia de un lugar en ninguna parte.

Más información >

Síguenos en