Baños y termas de Budapest

A pesar de encontrarse a más de 600 kilómetros del mar, el agua es sin duda uno de los puntos fuertes entre las atracciones de esta ciudad. Tanto es así que hasta sus propios lugareños se refieren a ella como "ciudad costera". No es que queramos discutir acerca de términos geográficamente incorrectos, pero podemos confirmar que la reputación de Budapest como una increíble ciudad llena de agua es más que merecida. Los baños termales de la ciudad se incluyen siempre entre las mejores cosas que hacer en Budapest y por eso hemos creado esta lista de los que no te puedes perder.


Breve historia de los baños

Budapest alberga más baños termales que cualquier otra ciudad del mundo, lo que significa que están por todas partes en la capital húngara: baños romanos, baños turcos, baños para nadar, baños curativos y baños spa. Así que, busques lo que busques, ¡hay muchísima agua para todos! Y, aunque bañarse ha sido una de las mejores cosas que hacer en Budapest desde la época romana, por desgracia no queda ningún baño original de ese periodo. No obstante, todavía se utilizan muchos baños que se remontan a la época de la ocupación turca, en el siglo XVI.

Cómo funcionan los baños

Algunos baños termales de Budapest solo consisten en unas pocas piscinas de agua caliente, posiblemente con sauna y sala de vapor, mientras que otros spa termales de Budapest alcanzan tamaños gigantescos e incluyen piscinas para nadar, piscinas de inmersión heladas y salas de masajes. No solo puedes dar un paseo, sino también probar una serie de masajes y terapias para mimarte con un poco de atención extra.

Más de 120 fuentes naturales de agua termal burbujean bajo tierra y nutren los baños de Budapest. Las aguas van cargadas de minerales como el calcio, el sulfato, el potasio, el fluoruro y el magnesio. Se dice que ayudan a mejorar la circulación y los problemas respiratorios y musculares.

Casi todos los baños termales más importantes de Budapest están diseñados de la misma manera: una serie de piscinas cubiertas donde la temperatura del agua va de tibia a caliente, lo que te permite experimentar cambios de temperatura in crescendo a medida que te vayas moviendo de una a otra. Y, una vez que hayas alcanzado tu máxima tolerancia al calor, ¡te refrescas tirándote a una piscina fría y estimulante! Cuando termines, puedes iniciar el proceso otra vez.

Los baños termales más populares

Tienes muchas opciones a la hora de escoger qué baños termales visitar, por lo que hemos elaborado una lista de los mejores para ayudarte a tomar la decisión acertada:

  • Rudas es un baño termal de estilo turco que data del siglo XVI. Cuenta con una piscina octogonal en el centro y una piscina moderna en la azotea con vistas a la ciudad y al Danubio. También tiene una zona de fisioterapia dedicada a tratar molestias o dolores corporales. Los Baños de Veli Bej son unos de los baños termales de Budapest más antiguos y hermosos, y también se caracterizan por su ambiente menos turístico. Recién reformados, disponen de cinco piscinas termales, saunas finlandesas, una piscina Kneipping para caminar y una surtida oferta de tratamientos de masaje.

  • Lukacs es un spa de Budapest muy popular entre los lugareños por los tratamientos que ofrece, ya sea masajes, reflexología o algo completamente diferente. También es muy popular entre los turistas de invierno por sus fiestas con DJ de los sábados por la noche, sus espectáculos con láser y sus proyecciones de películas.

  • Szechnyi es el más grande y también uno de los baños de Budapest más populares. Ten en cuenta que los sábados por la noche se convierte en el centro neurálgico de las actividades de Budapest. Contiene quince piscinas termales y tres piscinas para nadar, e incluso un baño de cerveza diseñado para que lo compartan dos personas (aunque se debe reservar con anticipación). Los baños también incluyen equipos de gimnasia acuática, piscinas de hidromasaje y chorros. Y, si prefieres tomarte las cosas con más calma, prueba a jugar al ajedrez con los lugareños usando los tableros flotantes que hay por toda la piscina.

  • Gellert es el más glamuroso de todos los baños de Budapest: ¡una joya del Art Nouveau que alberga la única máquina de olas artificiales de la ciudad! Cuenta con un buen surtido de salas de tratamiento para masajes terapéuticos, además de una bañera de ácido carbónico para tratar a personas con presión arterial alta.

No te olvides de...

He aquí algunas cosas que deberías recordar cuando visites los baños termales: compra siempre las entradas con anticipación. La mayoría son sesiones de ofertas específicas de treinta minutos a dos horas. Hay que llevar traje de baño en todas las áreas de baño mixto y en las piscinas de natación debes ponerte gorro. Es posible alquilar un bañador, pero es mejor que lleves el tuyo. Las toallas se pueden alquilar también, pero a veces se acaban, así que es mejor que metas una en tu mochila. Algunos baños tienen horarios designados para hombres y mujeres, mientras que otros son mixtos. Así que, cuando estés planificando qué hacer en Budapest, asegúrate de leer la información esencial sobre el baño elegido.


También podría interesarte

Ahora que eres un profesional absoluto en lo que se refiere a los baños de Budapest, no te pierdas nuestro menú de comida de Budapest, nuestra lista detallada de los mejores "bares en ruinas" o ruin bars de la ciudad, y nuestra lista completa de las mejores cosas que hacer en la capital húngara.