Qué ver y hacer en Lanzarote

Conocida por su cálido clima, sus playas espectaculares y su paisaje volcánico, la isla de Lanzarote es el refugio vacacional perfecto porque ofrece mucho más que solo sol y playa: en la siguiente lista encontrarás inspiración e ideas para que no te pierdas nada de Lanzarote.

  1. Relájate en las mejores playas de la isla.
  2. Explora su inolvidable parque volcánico.
  3. Descubre la bulliciosa ciudad de Teguise y su mercado.
  4. Haz una excursión por espectaculares cuevas de lava.
  5. Visita el hogar del artista más icónico de Lanzarote.
  6. Pasea por su épico jardín de cactus.
  7. Pilla olas de primera clase.

Si, por un día, no te apetece playa, ¿por qué no explorar un espectacular paisaje volcánico, recorrer un dédalo de cuevas o colarse en la casa del artista más famoso de la isla? Que nuestra lista te inspire para tus próximas vacaciones en Lanzarote.

1. Relájate en las mejores playas de la isla

A apenas 10 km del aeropuerto, Puerto del Carmen presume de tener algunas de las mejores playas de Lanzarote. En su pequeño puerto pesquero, lleno de restaurantes especializados en pescado con vistas al mar, se puede aún contemplar la descarga de la pesca del día en el muelle. Además, en el mismo puerto atracan todo tipo de embarcaciones de recreo y los barcos que realizan excursiones por la costa y hasta Fuerteventura.

Ya que estás ahí: Las pequeñas calas rocosas, al este del puerto, justo antes de las playas, son perfectas para aprender a bucear.

2. Explora su inolvidable parque volcánico

Normalmente, esta es la actividad que encabeza la lista de todos los visitantes de Lanzarote. Nada te prepara para el espectacular paisaje de Timanfaya que encuentras una vez pasado el famoso cartel del ‘diablo de fuego’ diseñado por Manrique. Puedes recorrer el parque en uno de los frecuentes autobuses o, si te sientes más aventurero, montar en camello por las laderas volcánicas exteriores.

Ya que estás ahí: Visita el pequeño museo de rocas volcánicas o come en uno de sus restaurantes: los asados se preparan con calor proveniente del centro de la Tierra.

3. Descubre la bulliciosa ciudad de Teguise y su mercado

La antigua capital de la isla, Teguise es una pequeña ciudad, muy pintoresca, con calles empedradas y edificios coloniales, perfectamente restaurados, con los típicos balcones canarios de madera y hermosos patios. Los domingos es día de mercado, la villa se llena de vida y los compradores pueden elegir entre los típicos productos canarios: aloe vera en todas sus variantes, quesos locales, vino y mojo picón, cerámica y artículos de madera. 

Ya que estás ahí: El Convento de Santo Domingo, fundado en 1698, es actualmente un centro artístico que organiza exposiciones de arte contemporáneo de forma regular.

4. Haz una excursión por espectaculares cuevas de lava

A lo largo de los años, estas cuevas sirvieron de refugio a la población local en caso de ataque de los piratas. El tour de 50 minutos merece mucho la pena. Las formas de las paredes y de los techos de las cuevas, formadas por lava solidificada y realzadas por una discreta iluminación, son verdaderamente extraordinarias. El recorrido incluye el auditorio en el que se realizan conciertos gracias a su excelente acústica.

Ya que estás ahí: Al final del tour, el guía pedirá silencio para mostrar el muy ingenioso “secreto de las cuevas”.

5. Visita el hogar del artista más icónico de Lanzarote

La Fundación César Manrique era la casa del artista, que él mismo rehabilitó como museo y galería al crear la fundación en 1982. Las salas de exposiciones albergan pinturas, cerámicas y bocetos del propio Manrique, así como obras de Picasso, Tàpies y Miró. Al salir del edificio se atraviesa un pequeño jardín con un estanque central y una fuente y un enorme mural abstracto que es uno de los lugares emblemáticos de Lanzarote. 

Ya que estás ahí: Muy cerca se encuentra el tranquilo pueblo de San Bartolomé, con su atractiva plaza, rodeada por la iglesia, el teatro y el ayuntamiento.

6. Pasea por su épico jardín de cactus.

El último proyecto de César Manrique, el Jardín de Cactus, alberga 450 especies de cactus y suculentas de todo el mundo. Situado en una antigua cantera, el jardín tiene la forma de un gran anfiteatro, con un molino de viento, ya en desuso, en su punto más alto. Su visita supone un pintoresco descanso comparada con el resto de actividades que se pueden realizar en la isla. 

Ya que estás ahí: Descubre las tuneras, un tipo de cactus dedicado al cultivo de la cochinilla, ingrediente necesario para el tinte natural.

7. Pilla olas de primera clase

‘Pillar olas’ es, sin duda, una de las mejores actividades que se pueden realizar en Lanzarote. Conocido como el Hawaii europeo, Famara es uno de los mejores lugares para surfear del mundo, apto tanto para expertos como para principiantes. En el pequeño pueblo se puede encontrar una amplia variedad de excelentes cafés, bares y restaurantes. Además, su ambiente relajado lo convierte en un agradable paréntesis después de visitar algunas de las playas más concurridas de otras partes de la isla.

Ya que estás ahí: Puedes alquilar una bici o un coche para explorar los preciosos alrededores.

También te podría interesar

Encuentra el viaje perfecto

2 adultos, 1 habitación
PRECIO MÍNIMO GARANTIZADO

Síguenos en