Las cosas más románticas para hacer en Venecia

Venecia es famosa por ser una de las ciudades más románticas de la Tierra, y hay buenas razones para ello. Sus palacios de colores pastel, el agua azul celeste, además de sus acogedores bares y restaurantes en cada esquina, propician que Venecia parezca hecha a medida para parejas que buscan hacer juntos un viaje inolvidable.

Sin embargo, Venecia no solo es una de las ciudades más turísticas de Italia. Por cada puesta de sol o rincón de visita obligada, como el Puente de Rialto, hay millones de turistas esperando para estropear la diversión. ¡La buena noticia es que podemos ayudarte! Sigue leyendo para enterarte de todo lo que necesitas saber para pasar unas auténticas vacaciones románticas en Venecia.


Encuentra el perfecto nido de amor

A la hora de planificar tus vacaciones románticas en Venecia, tienes muchas opciones para elegir hoteles románticos en la ciudad flotante. Si buscas el lugar ideal para disfrutar de vuestra historia de amor, pensamos que un hotel boutique es la mejor opción. Ca 'Maria Adele es una elección perfecta para una escapada romántica, escondido en la parte de la ciudad de Dorsoduro, tiene el encanto de un pueblo, pero con lujosos accesorios y llamativas habitaciones temáticas.

Otra alternativa es el hotel Aman Venice, un lugar perfecto para una declaración de amor cuando llegues en barco frente a la Porta D’Aqua, antes de subir una fabulosa escalera hacia el hotel. Con espejos, lámparas de araña de cristal de Murano y vistas al canal, este hotel boutique irradia lujo a cada paso (con un precio acorde a ello).

Contempla el amanecer en la plaza de San Marcos

El atardecer puede ser el momento más romántico del día, pero deja que te hagamos una propuesta aún mejor: contemplar el amanecer en la plaza de San Marcos. Levántate temprano, dirígete a uno de los puntos turísticos más populares de Venecia... y llega antes que todos los demás. No habrá nadie en la plaza, excepto tú, la persona que quieres y, con suerte, un amanecer asombroso. Continúa la mañana con una relajada visita al interior de la basílica de San Marcos, lejos de aglomeraciones, o tómate un capuchino en el precioso y acogedor Caffè Florian, muy cerca de la plaza.

Si no eres madrugador, pero aun así quieres explorar el lado mágico de San Marcos sin multitudes, ¡visita esta plaza de noche! Podría convertirse en una de esas historias que contarás a tus nietos. Aquella vez que tuviste una cita en una plaza inundada en Venecia (a veces ocurre), en medio de la oscuridad (pero confía en nosotros, es superromántico).

Navegar en góndola

Aunque parezca una obviedad, debes hacerlo por una buena razón. Pon a prueba la leyenda urbana que dice que si paseas bajo el Puente de los Suspiros y suenan las campanas de San Marcos, estaréis juntos para siempre. Otra opción es que tomes un superelegante taxi acuático desde el aeropuerto hasta el centro de Venecia, para empezar tu viaje con un golpe de efecto memorable.

Vive una noche en la ópera

Pocas cosas consiguen acelerar el corazón como una noche en la ópera, y afortunadamente para ti y tu pareja, Venecia alberga uno de los teatros de ópera más maravillosos del mundo. Teatro La Fenice es espléndido, desde una punta a la otra. Sin embargo, no es el único escenario habilitado para la ópera en la ciudad. Musica a Palazzo es una especie de café teatro con un ambiente íntimo: tiene capacidad para unas cien personas, con actuaciones a la luz de las velas que se desarrollan en diferentes salas del fascinante Palazzo Barbarigo Minotto. ¿Se te ocurre algo más romántico?

Huir de la ciudad

Algunas de las cosas más románticas para hacer en Venecia no están en la propia ciudad. Sal del núcleo urbano y encontrarás un mundo de islas encantadoras e inexploradas. Dirígete a la hermosa Burano para disfrutar de un ambiente tranquilo y casas de color pastel que parecen hechas para publicar en Instagram. Si te encanta dar largos paseos por la playa, no puedes dejar de hacer un viaje al Lido de Venecia. El tranquilo Alberoni, con sus dunas de arena, es parada obligada.

Visita el Harry’s Bar en el Hotel Bellinis

Cipriani es un legendario restaurante veneciano pero, en lugar de comer allí, te recomendamos que mires tiernamente a los ojos de tu pareja frente a un cóctel en el Harry’s Bar. Es uno de los bares más famosos de Venecia, y te hará retroceder a la década de 1930, cuando se hizo conocido gracias a Hemingway (¡cómo no!), Orson Welles y Charlie Chaplin. ¿Qué beber? Bellini, por supuesto. Fue inventado aquí, después de todo.

Cenar en la Terrazza Danieli

La puesta de sol es un momento del día especialmente mágico, y hay una serie de lugares donde puedes disfrutar de los últimos rayos de sol. Si estás buscando un sitio con bonitas vistas para cenar, no busques más allá de Terrazza Danieli. Un restaurante donde podrás degustar cada bocado de la cena con una de las más impresionantes vistas sobre el Gran Canal, Punta della Dogana y San Giorgio Maggiore.

Si no te importa tanto la puesta de sol, pero aun así quieres impresionar a tu pareja con una cena superromántica, e increíblemente íntima, Alle Testiere es el lugar perfecto. Reserva con anticipación y elige la última hora, para que podáis disfrutar del postre sin distracciones mientras el restaurante empieza a quedarse vacío.

El Zattere es otro lugar ideal para admirar el atardecer. Dirígete aquí para dar un paseo frente al mar mientras el sol se pone en la laguna, y observa el hermoso espectáculo de colores sobre el canal de la Giudecca.