Guía esencial del Parque Nacional del Teide

La nevada montaña del Teide (o pico del Teide para los lugareños) es el lugar más emblemático de Tenerife. Aunque Tenerife alberga playas de arena negra y complejos turísticos de lujo que incluyen todos los servicios, simplemente por contemplar este volcán activo (sí, activo) merece la pena hacer el viaje. 

Aunque esté a más de 1300 kilómetros de la península Ibérica, el pico del Teide es el punto más alto de España. Posee una altura de 3718 metros, desde la que vigila toda la isla. No obstante, cuando no estés tratando de localizar tu hotel desde lo alto de la montaña, puedes explorar el vasto (189,9 km²) Parque Nacional del Teide, que fue declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad y contiene casi 170 tipos de plantas superiores ─y casi una treintena de vertebrados diferentes─. Además, ofrece algunos de los paisajes volcánicos más impresionantes ─y accesibles─ del mundo.

Es una de las mejores cosas que hacer en Tenerife ─así lo creen los 3 millones de turistas que lo visitan cada año─, y si consultas nuestra videoguía, sabrás todo lo que allí te está esperando.

Una excursión a la cima del Teide debería incluirse en el itinerario de quien visita Tenerife. Continúa leyendo y descubrirás todo lo que necesitas saber para planificar la ruta.


Cómo llegar

Antes de explorar el Teide, necesitas llegar hasta allí. La manera más fácil de acercarse hasta el Parque Nacional del Teide es en coche. Si viajas desde el norte, toma la carretera TF-21 La Orotava-Granadilla o la carretera TF-24 La Laguna-El Portillo. Si estás en el sur, debes dirigirte por la carretera TF-21. La carretera TF-38 Boca Tauce-Chío es la que te llevará hasta allí si conduces desde el oeste de la isla.

Si no planeas alquilar un coche, el autobús es la forma idónea de llegar. Coge la línea 348 desde el Puerto de la Cruz, o la 342 desde Costa Adeje.

Cómo moverse

Otro de los motivos por los que el coche es la mejor forma de viajar es porque te permite explorar este parque nacional a tu ritmo antes de subir hasta la cima en teleférico. Contemplarás unas vistas estupendas desde el coche, aunque para obtener las mejores necesitarás subir en teleférico desde la estación base (2356 metros) hasta la estación superior (3555 metros). El viaje dura unos 8 minutos.

Pero incluso aunque llegues a la estación más cercana a la cima, aún no habrás alcanzado el punto más alto de España. Si te gustan los desafíos, y no te importa el olor a azufre, el sendero Telesforo Bravo te llevará hasta el cráter del volcán. Se trata de una caminata de 40 minutos que no recomendamos a quienes no estén en su mejor condición física, pero las vistas bien valen el esfuerzo.

Qué ver

Digamos que has llegado a la cumbre del Teide. Si tienes la suerte de ir en un día con buena visibilidad, podrás contemplar no solo toda la isla de Tenerife, sino 4 islas más de las Canarias: Gran Canaria, La Palma, El Hierro y La Gomera.

Su suelo volcánico, especialmente fértil, explica por qué puede encontrarse aquí tan extraordinaria variedad de flora y fauna. Si visitas este parque nacional en primavera, descubrirás el tajinaste rojo, una planta única de aspecto extraterrestre que puede crecer hasta los 3 metros de altura y florece con miles de pequeñas flores rojas. La violeta del Teide es otra planta autóctona que demandará tu atención. Si llegas a ver una de estas extrañas flores, deberás considerarte una persona muy afortunada, porque solo crecen por encima de los 3300 metros de altitud en las laderas del Teide. Estas plantas, combinadas con la arena y las rocas rojas ─además de las "esculturas" creadas por la actividad volcánica─, harán que imagines que estás en otro planeta durante tu visita al Parque Nacional del Teide.

Si llegas por la mañana temprano, la visibilidad será mejor, pues las nubes se suelen formar más tarde. Y, además, puedes deleitarte con el amanecer, lo que siempre supone un verdadero placer. Pero para ello tendrás que madrugar mucho, pues deberías haber completado la caminata sobre las 9 de la mañana. La puesta de sol es igualmente impresionante, aunque asegúrate de ir abrigado. Las zonas más altas del Teide son frías y suelen conservar nieve.

Además del Teide, este parque nacional ofrece numerosos lugares dignos de ser visitados. El Roque Cinchado es una impresionante formación rocosa de 27 metros considerada igualmente un emblema de Tenerife. No te pierdas tampoco el Alto de Guajara, un volcán inactivo de unos 2700 metros. El mirador de Chío es otro espacio ideal para disfrutar de la puesta de sol, mientras que en el Observatorio Astronómico del Teide (macizo de Izaña) comprobarás ─tras reservar previamente en https://www.iac.es/es/observatorios-de-canarias/observatorio-del-teide/visitas tu visita─ por qué los cielos de Tenerife están entre los mejores del mundo para observar las estrellas.

En el Parque Nacional del Teide existen también dos centros de visitantes ─El Portillo y Cañada Blanca─, que programan caminatas guiadas para todos aquellos que deseen un poco más de información sobre el Teide o no se sientan cómodos aventurándose por su cuenta. Las rutas pueden reservarse en estas oficinas, o previamente en el teléfono (+34) 922 92 23 71 y en teide.maot@gobiernodecanarias.org. Las rutas parten a las 9:15 y la 13:30 horas.


También puede interesarte

Una excursión al Teide será, por diferentes motivos, el acontecimiento más importante de tus vacaciones en Tenerife, aunque eso no significa que el resto de la isla no tenga sus encantos. Todo lo contrario, porque en Tenerife descubrirás playas increíbles, experiencias deportivas épicas y el complejo de piscinas Lago Martiánez.

Afortunadamente, hemos reunido algunas guías sobre todo ello, y también sobre algunas de las otras islas que conforman el archipiélago canario. ¿Te apetece organizar un viaje a Lanzarote o Gran Canaria? Nosotros te ayudaremos. 

Síguenos en