Buscar

Circuitos por Europa: ¡elige el tuyo!

Descubre lo mejor de Europa en un tour de lujo

Europa es pródiga en belleza y oportunidades para organizar circuitos, escapadas y experiencias inolvidables. Imagina emprender un viaje desbordante de glamour en el Orient Express hacia Venecia o realizar un circuito por los majestuosos castillos del Valle del Loira. Si eres más de deportes y aventura, apuesta por surcar las carreteras de Mallorca en moto o disfrutar de la ruta ciclista del Danubio, por ejemplo. A continuación te contaremos cuáles son las mejores opciones para disfrutar de Europa a tu ritmo y a tu estilo. Al terminar de leer, tu corazón ya te habrá señalado cuál será tu próximo destino.

A Venecia en el Orient Express

Un viaje en la ruta de tren Orient Express hacia Venecia es una experiencia incomparable para vivir una ocasión especial, desde una pedida de mano impactante hasta un aniversario o cualquier acontecimiento que quieras celebrar por todo lo alto. La excursión comienza en la londinense estación de tren de Victoria. Allí se aborda el elegante tren British Pullman, donde te sirven un delicioso brunch regado con Bellini mientras atraviesas el campo de Kent hacia el canal de la Mancha.

Luego te trasladan en un autocar de lujo bajo el canal para esperar allí el glamuroso Venice Simplon Orient Express, que te lleva a Venecia en medio de la atmósfera dorada de los años veinte. Los paisajes de la ruta son maravillosos, y el servicio y el decorado del tren son alucinantes, tanto como la cena de gala y todas las comidas a bordo. Después del té de la tarde, el tren cruza la laguna de Venecia para dirigirse a la estación de Santa Lucía, fin del maravilloso e inolvidable viaje en el Orient Express. 

Recomendación: viste ropa estilo años veinte para la cena de gala, tal y como hacen muchos pasajeros, y lo triunfarás.

Ruta de los castillos del valle del Loira

A una hora en tren de París se encuentra Orléans, capital de la región central del valle del Loira, donde vibra la historia en un escenario histórico, cultural y arquitectónico de los más icónicos y atractivos de Francia. Se trata de los hermosos castillos del Loira, residencias de la realeza en la Edad Media y de la nobleza después, cuando los reyes y su corte se trasladaron al Louvre, a Fontainebleau y a Versalles.

Inicia la ruta en coche en Orléans, una ciudad legendaria y hermosa, cuna de Juana de Arco. El trayecto está impregnado de una atmósfera elegante, y te emociona cada vez que te vayas acercando a los castillos. Durante su esplendor fueron testigos de grandes banquetes, fiestas rutilantes e infinidad de intrigas de la corte. Entre los más importantes destacan los de Chambord, Blois, Amboise, Chenonceau y Villandry. Además de visitar París y Orléans, en tu ruta podrás conocer ciudades tan impresionantes como Chartres y Tours.

Recomendación: prueba los afamados vinos locales en maridaje con los tradicionales quesos de cabra de la región.

En moto hacia cabo de Formentor

Una ruta en moto desde Palma de Mallorca hasta cabo de Formentor, en Pollensa, es la experiencia perfecta si lo tuyo es combinar naturaleza y libertad.. Los itinerarios en moto surcan hermosos paisajes de interior y de costa de la isla de Mallorca. Imagínate a bordo de una motocicleta, en solitario o con acompañante, desde Palma de Mallorca hacia la aventura.

Puedes salir por la carretera Ma-10, por ejemplo, e ir en primer lugar a la idílica cala de Sa Calobra. El camino es sinuoso y apasionante, y te lleva a pasar por la célebre curva "nudo de corbata". Si vas por Manacor, podrás bajarte a disfrutar de calas de aguas cristalinas y arenas blancas, como Cala Romántica, o descubrir las famosas cuevas del Drach. Tu ruta culmina en una carretera que une la sierra de Tramontana con el mar, en medio de un paisaje natural increíble protagonizado por los grandiosos acantilados de cabo de Formentor.

No te pierdas: la magia del paisaje de cabo de Formentor bañado por una luz rojiza durante la mística puesta de sol.

Circuito por el valle del Duero, Portugal

Esta experiencia es fantástica tanto para parejas como para familias y grupos de amigos, y hasta puedes hacerla en solitario, ya que en este tipo de excursiones puedes conocer viajeros con gustos similares a los tuyos. El valle del Duero es una espléndida región Patrimonio Mundial de la Humanidad, y despliega los viñedos en terrazas característicos de esta región de Portugal.

Un circuito completo por el valle del Duero incluye una visita a Oporto, ciudad donde podrás admirar la Sé, la histórica estación de San Bento, la iglesia y la Torre de los Clérigos y el barrio portuario de la Ribeira, además de disfrutar de su atmósfera marinera y bohemia. A ello se añade un crucero fluvial por el Duero, pasando bajo los seis puentes de Oporto, entre ellos el de Don Luis I, y una ruta en coche por Vila Nova de Gaia, recorriendo pueblos pródigos en belleza, como Amarante o Mesão Frio, y algunas de las bodegas más famosas de la región.

No te pierdas: la excursión en el Tren Presidencial, con salida en la estación San Bento y que incluye comida, deliciosos vinos y paisajes increíbles.

En bici por el Danubio

Pedalear por la histórica ruta cicloturista del Danubio es una auténtica delicia. El tramo que une la imperial ciudad de Viena con Budapest te permite vivir en pleno contacto con la naturaleza, pues atraviesa unos paisajes de gran valor ecológico. El itinerario pasa por entornos como el de Bad-Deutsch Altenburg y sigue hacia Bratislava, una elegante ciudad que deslumbra con su castillo.

También cruza las Tierras Bajas de Hungría y Mosonmagyaróvár, en el condado de Győr, y la misma ciudad de Győr, que posee un atractivo casco histórico monumental. Luego pasa por Tata y sigue hasta la Curva del Danubio, para luego dirigirse hacia Budapest, singular capital de Hungría que presume de atractivos como la plaza de los Héroes, el puente de las Cadenas de Széchenyi y los magníficos baños termales, perfectos como broche de oro para recuperarte de la ruta en bicicleta por el Danubio.

No te pierdas: las vistas que ofrece el funicular que sube a la colina de Buda desde la plaza Adam Clark, Budapest.

Los fascinantes fiordos de Noruega

Realizar una ruta por los fiordos noruegos es una experiencia que deja una huella imborrable en el corazón: son paisajes de una belleza tan impactante que jamás te deja indiferente. Es recomendable que tu expedición comience en Oslo, la capital noruega, una ciudad célebre por sus museos, su estrecha conexión con el mar y sus preciosos barrios. Desde allí puedes abordar el tren a Bergen, cuyo recorrido es uno de los más pintorescos, hermosos y emocionantes del mundo.

Desde Bergen puedes continuar tu viaje en coche para explorar la zona de los fiordos. Sin embargo, no descartes la opción de cruzar de un pueblo a otro en ferry porque, si lo haces únicamente por carretera, las distancias se alargan muchísimo. En tu ruta podrás descubrir lugares increíbles como Vesterland, el fiordo de Sogn, el glaciar Jostedal, Balestrand, Loen y Alesund, una ciudad de historia variopinta que cautiva con su colorido, su estilo art nouveau y su agradable estilo de vida.

Recomendación: un fascinante crucero por el fiordo de Sogn.

Andalucía y sus luminosas ciudades

Una ruta en coche por Andalucía ofrece una experiencia tan romántica, aventurera, cultural, gastronómica o de relax como tú prefieras. Te sugerimos que viajes a Málaga en avión o AVE y comiences allí tu periplo. Además, te brinda la oportunidad de explorar esta maravillosa ciudad portuaria de la Costa del Sol. A continuación, conduce hasta Granada, y dedica el tiempo necesario para recorrer y explorar la Alhambra y el barrio del Albaicín, entre muchos otros atractivos. Es la primera ciudad a visitar para iniciar tu recorrido por el Triángulo de Oro andaluz.

Los otros vértices del mismo son Córdoba, donde tienes que visitar la mezquita-catedral y el Alcázar de los Reyes Católicos; y Sevilla, una ciudad que te embruja con su Giralda, su catedral, las tabernas de Triana y la Torre del Oro junto al Guadalquivir. Completa tu ruta con una visita a Cádiz. En el trayecto podrás conocer ciudades como Jerez de la Frontera y el Puerto de Santa María, y llegar a playas que son una genuina gozada.

No te pierdas: el Metropol Parasol o Setas de Sevilla: las vistas desde su mirador, su  mercado tradicional y el yacimiento arqueológico.

Malta en barco

Explorar el archipiélago de Malta a bordo de un velero o de una lancha motora es una verdadera maravilla. Los paseos en barco desde La Valeta te permiten descubrir desde el mar las fortalezas y almenas medievales de la pequeña e interesante capital de Malta, y también acercarte a zonas donde disfrutar del esnórquel en aguas azules y cristalinas. Aprovecha para circunvalar la isla de Malta y fondear en playas tan hermosas como Golden Bay.

A continuación, pon rumbo hacia Comino, la pequeña isla de aguas brillantes azul turquesa y playas vírgenes, donde podrás disfrutar de entornos idílicos como la bahía de Santa María y la Laguna Azul. No podrás resistirte a darte un chapuzón en este. Incluye en tu itinerario la isla de Gozo, que posee una atractiva ciudadela y lugares tan sorprendentes como las cuevas de Tal-Mixta o de Calypso, playas idílicas como Ramla, acantilados de vértigo e interesantes construcciones, como el templo de Ggantija.

No te pierdas: Ghar Dalam o Cueva de la Oscuridad, el yacimiento prehistórico más antiguo del país, en Malta.

La idílica costa de Amalfi

La carretera que une los escarpados pueblos de la costa amalfitana se extiende a lo largo de 50 kilómetros y serpentea paralela a costa, con espectaculares vistas a un mar azul profundo mientras atraviesa cuevas subterráneas, olivares, viñedos y campos perfumados de naranjos y limoneros. Es una de las zonas costeras más hermosas de Europa. 

Inicia tu itinerario en Nápoles, ciudad cuna de la pizza y una de las más artísticas, auténticas y hermosas de Italia.Después, déjate llevar por la carretera hasta Sorrento, pequeña ciudad multicultural y monumental, para luego dirigirte hacia el célebre y precioso pueblo de Positano, que trepa la montaña y alberga playas fantásticas, como Spiaggia Grande. Más adelante la costa te conduce a Amalfi y su litoral de ensueño, donde se descubre la playa de Fornillo, romántica y tranquila. En este punto, abandona la costa para visitar Ravello y perderte por sus callejuelas, admirar su bonita catedral y saborear una pizza. A continuación, vuelve a la costa para seguir descubriendo su belleza y llegar a Vietri sul Mare, una ciudad famosa por su artesanía en vidrio, sus cerámicas y sus playas.

Recomendación: pasea por la romántica Spaccanapoli, en Nápoles, y vive la esencia bohemia de la ciudad.

De crucero por el Rin

El Rin nace en Suiza y desemboca en el mar del Norte después de atravesar Francia, Alemania y los Países Bajos. Un crucero fluvial por este río permite conocer paisajes de enorme belleza natural y disfrutar de una riqueza cultural excepcional. 

Al iniciar el crucero en Basilea podrás admirar esta antigua ciudad universitaria con más de 40 museos, cuyo hermoso centro histórico contrasta con ejemplos de arquitectura de vanguardia. La navegación atraviesa la región francesa de Alsacia, donde se encuentra Colmar, uno de los pueblos más atractivos de Francia, y hace un alto en la espléndida Estrasburgo, cuya identidad franco-alemana brilla en su historia y su arquitectura. El crucero recorre la ruta románica del valle del Rin, que despliega paisajes increíbles donde aparecen abruptos acantilados, soberbios castillos y pueblos preciosos rodeados de viñedos, como Maguncia. Más adelante se llega a Colonia, siempre animada, cosmopolita, próspera y liberal, donde destaca el museo al aire libre de Arnhem. El destino del viaje es la singular ciudad de Ámsterdam, que con sus bellos canales se ha ganado el título de "la Venecia del norte".

Recomendación: ve a por todas e inicia tu viaje con un crucero de Viena a Estrasburgo por el Danubio; ¡es increíble!

Córcega de costa a costa

Si adoras explorar diversas regiones a pie, la isla de Córcega te invita a realizar la ruta de senderismo Mare a Mare Sud. Se extiende a lo largo de  varios kilómetros, así que conviene dividirla en varias etapas. La ruta te da la posibilidad de admirar unos paisajes magníficos, que se extienden entre Porto Vecchio, la ciudad de la sal, y Propriano y otros pueblos de Alta Rocca. Desde Porto Vecchio parte hacia la aldea de Cartalavonu, para luego encaminarse hacia la aldea de Alzu. Luego, el sendero cruza  un precioso bosque hasta llegar al pueblo de l'Ospedale. Allí, las vistas panorámicas te dejarán con la boca abierta. Seguidamente, toca avanzar hacia Levie.

El sendero se adentra en un frondoso matorral hasta llegar a Carbini, pueblo que señala la entrada a la región de Alta Rocca. El siguiente reto es superar la distancia entre Levie y Aullène, siguiendo los senderos de la trashumancia de los pastores hacia los pastos de verano. A continuación, la caminata se dirige a Sainte Lucie de Tallano, pueblo famoso por su aceite de oliva. Este tramo discurre por el corazón de la isla y se adentra en el valle de Rizzanese. La última fase del sendero conduce a Propriano y presenta algo de dificultad, aunque te premia con unas vistas espectaculares de las montañas y el golfo de Valinco.

Recomendación: el tramo de Levie a Aullène muestra en su plenitud la riqueza de la historia y la cultura de Alta Rocca.

VUELTA AL INICIO

También puede interesarte:

Encuentra tu destino ideal !

Suscríbete a nuestra newsletter

Serás el primero en recibir nuestras mejores ofertas, promociones exclusivas y consejos de viaje. Además, te mantendremos informado sobre dónde puedes viajar.