Comida de Marrakech: qué comer

La comida de Marrakech es famosa en todo el mundo por sus especias y su característico sabor. En Marrakech existen innumerables sitios para disfrutar de la increíble comida marroquí. Para que no te los pierdas cuando viajes a Marruecos, hemos elaborado una lista de los sitios a los que debes ir en la que se incluyen desde los platos típicos que podrás disfrutar en cualquier restaurante hasta la comida marroquí de los puestos callejeros. Aquí tienes la lista de los mejores platos y restaurantes de Marrakech.


Tajine

El tajine es uno de los platos más famosos de Marruecos y debe su nombre a la olla, de forma cónica, en la que se prepara. No basta con probar el tajine del menú, puesto que, al igual que sucede con la paella, cada tajine es diferente. Hay tajine vegetariano, tajine con pollo e, incluso, tajine con cordero. A pesar de la variedad de ingredientes del tajine, todos ellos están aderezados con las mismas especias: jengibre, comino, cúrcuma, canela y azafrán. Siempre se utilizan las especias típicas de la zona en su elaboración. Con las numerosas variedades que tiene el tajine, no podrás resistirte a la tentación de probarlas todas. 

El mejor lugar para probar el tajine: Terrasse Bakchich, un pequeño restaurante junto al Museo de Marrakech, que tiene una terraza oculta en la azotea.
No te pierdas: los tajines especiales, hay más de una docena para probar. Puedes elegir entre varios ingredientes: conejo, albóndigas, pescado o vegetariano.

Las otras comidas indispensables

El tajine no es el único plato delicioso de la cocina marroquí. En nuestra lista hemos incluido otros platos típicos que no te puedes perder, como es el caso del cuscús. Al igual que sucede con el tajine, en el cuscús de Marrakech se combina con una gran variedad de ingredientes, por eso te recomendamos que los pruebes en diferentes restaurantes. Si prefieres la comida vegetariana, no olvides probar la harira. La harira es una sopa muy sabrosa elaborada con tomates, garbanzos y lentejas. Este plato es el primero que toman los musulmanes tras finalizar su ayuno después del Ramadán. Es la comida favorita de la población y de los turistas que visitan Marrakech. Si quieres una dosis extra de proteínas, puedes probar la versión de esta sopa con carne. En el desayuno, suele tomarse bissara, una sopa hecha de habas secas y cubierta con un chorro de aceite de oliva y una pizca de comino.

El mejor lugar para probar estos platos: The Zwin Zwin Café, situado en la parte superior del hotel Zwin Zwin. El menú es vegetariano y sirve comida típica marroquí y cocina contemporánea.
No te pierdas: ¡las vistas panorámicas a las montañas del Atlas y Koutoubia mientras disfrutas de una buena comida!

La comida de los puestos callejeros

Marrakech es el centro absoluto de la comida callejera marroquí. En toda la ciudad hay innumerables puestos, en los que podrás encontrar auténticas delicias, comida barata y de excelente calidad. Muchos de estos puestos de comida se ubican en la plaza principal de Jemaa el-Fnaa y en las entradas a los famosos zocos del casco antiguo. ¿Pero qué plato es el que tienes que probar?

Aunque sea una respuesta obvia, te recomendamos que pruebes los kebabs. Los hay de diferentes ingredientes. Nuestro favorito es el de cordero. Además de los kebabs, también tienes que probar el tanjia; se trata de paletilla de cordero tostada en una olla de barro que se derrite en la boca. Si te gusta el pescado, te deleitarás con la chermoula de pescado, elaborada con sardinas frescas, y la chermoula picante. También puedes degustar las brochetas de carne y, por último, no olvides comer maakouda, unos pequeños rostis hechos con patatas.

El mejor lugar para probar la comida callejera: Monsieur Fromage, en el Zoco Talaa. Es un sitio muy famoso, que todo el mundo conoce.
No te pierdas: las brochetas de riñón de cordero. ¡Solo se cocinan de 10 a 12 de la mañana, así que no te descuides si las quieres probar!

La vida en el mercado

Además de los platos típicos que te hemos recomendado, creemos que también tienes que conocer una de las joyas más importante de la ciudad: sus famosos mercados. Ya sabemos que los mercados son el sitio ideal para encontrar multitud de especias y baratijas, pero en ellos también hallarás deliciosos bocadillos y dulces.

Una de las imágenes más frecuentes que verás al pasar por los zocos de la ciudad son los puestos que venden una gran variedad de aceitunas. Las aceitunas curadas están siempre presentes en la mayoría de las mesas marroquíes. En los puestos podrás encontrar aceitunas verdes, una especialidad de Marrakech de aceitunas negras maduras, aceitunas rosadas e incluso aceitunas marinadas con harissa. Y, si te gusta el escabeche, no dejes de probar los pepinillos locales y los limones en conserva. Además, en los zocos descubrirás muchas frutas exóticas, así como una gran cantidad de dulces glaseados con miel.

El mejor sitio para probar estas delicias: Souk Ablouh y Méchoui Alley. Todas son tiendas familiares, en las que la cocina está en un agujero situado en el suelo.
No te pierdas: la cabeza de oveja asada. Una delicia especial con sabor ahumado; los más atrevidos podrán comer, incluso, los globos oculares.

La carta de las bebidas

¿Buscas la bebida perfecta? Durante el día, mientras recorres la ciudad, la mejor opción es tomar un zumo de naranja recién exprimido. Marruecos es famoso por sus grandes campos de plantación de naranjos y por tomar las naranjas recién exprimidas en el acto. Después de la cena, no olvides tomar un auténtico té de menta. Sin embargo, ten en cuenta que en Marruecos le añaden mucho azúcar al té, por lo que debes informar de que no quieres tanta cantidad, sobre todo si elaboran el té en una olla.

El mejor lugar para probar estas bebidas: Café des Épices, un oasis de calma dentro del bullicio de la ciudad y con muchas opciones dentro de su carta de bebidas.
No te pierdas: las vistas en la terraza; podrás contemplar las montañas mientras tomas el postre o te deleitas con el mejor té de menta de Marrakech.

También podría interesarte