Buscar

10 playas de Levante con encanto

Levante comienza en Cap de Creus, en la comarca gerundense de l'Alt Empordà, y termina en la ciudad de Almería, englobando un Mediterráneo español único concebido antiguamente como la zona del país a la que el sol acariciaba primero, en la que este “se levantaba”.

Un designio conocido hoy día, especialmente, por unas playas de ensueño que conforman la principal oferta turística de nuestra geografía y entre las que tienen cabida oasis de todo tipo: playas con historia, algunas naturistas, otras dignas de una isla caribeña y unas pocas secretas.

En esta ocasión, vamos a sumergirnos en algunos de los parajes más bellos de todo el Levante español, una tierra en la que sentirse libre entre pinares y costas idílicas sigue siendo posible.

Con el objetivo de disfrutar de unas verdaderas vacaciones en el paraíso, te invitamos a plantar la sombrilla  en alguna de estas 10 playas del Levante con mucho encanto.

1. Ses Illetes (Formentera)

A la hora de hablar de Baleares, ninguna playa puede eclipsar a la joya pitiusa de Formentera. Con más de 450 metros de arenal dividido en dos por un pequeño roquedal situado en el centro, esta playa se encuentra en el extremo norte de Formentera, en la península de Es Trucadors, dentro del Parque Natural de Ses Salines de Eivissa y Formentera. Nombrada por TripAdvisor como la mejor playa de España (y séptima del mundo), Ses Illetes es un cordón de dunas y corales bañado por unas aguas que muchos turistas una vez confundieron con las de una isla de Caribe. La poesía hecha playa. A lo largo de la costa se encuentran los suficientes restaurantes y servicios como para que también sea un destino familiar ideal.

Y para aquellos a los que no les gusta tomar el sol, existe la posibilidad de practicar diversas actividades deportivas, como windsurf, kitesurf, vela, stand up paddle o esnórquel.

Cómo llegar: Ses Illetes es fácilmente accesible en autobús (la línea L3 sale aproximadamente a medio kilómetro de la playa) o en un taxi. En coche o en moto es necesario pagar una pequeña entrada, mientras que el acceso a pie y en bicicleta es gratuito. 

2. Cala Macarella (Menorca)

Menorca, la vecina tranquila de Ibiza y Mallorca, esconde en el litoral algunas de las calas más bonitas de las Baleares. Situada en el lado suroeste de la isla, escondida entre las rocas y flanqueada por acantilados y bosques de pinos, Cala Macarella responde a la imagen más idílica del litoral menorquín gracias a su ubicación privilegiada, sus aguas celestes y su arena blanca y fina. Este rincón del paraíso forma parte del Área Natural de Especial Interés de la isla, en la costa de Ciutadella. Es una playa pequeña y salvaje, (se recomienda ir equipado con sombrilla y todo lo necesario) con forma de herradura y cuyo fondo marino, de arena, es perfecto para niños y para quieran que quieran darse largos baños. Y si quieres explorar la zona, por un pequeño sendero entre las rocas llegarás a Cala Macarelleta, su hermana pequeña, también espectacular.

Cómo llegar: El aparcamiento de coches suele llenarse ya desde primera hora de la mañana, por lo que es recomendable acercarse en los autobuses Torres, que parten desde Ciutadella. Desde allí, una caminata de 10-15 minutos que merece la pena si quieres disfrutar de una de las mejores vistas de Menorca.

3. Cala Comte (Ibiza)

Hay algo místico en la que es una de las playas más famosas de Ibiza. En su orilla, un yogui de larga barba medita tranquilo bajo el sol, otros buscan las famosas piedras de Comte u ojos de Santa Lucía (según la leyenda, la santa se arrancó los ojos y los tiró al mar) y, el atardecer, uno de los más hermosos de las islas, atrae a los visitantes más entusiastas. De fondo, unas aguas cristalinas y el Sunset Ashram, un restaurante de playa que, gracias a su diseño, se funde con las rocas sobre las que se levanta y desde el que se goza de unas fabulosas vistas panorámicas. En Cala Comte hay dos arenales, uno rodeado por una costa rocosa ideal para hacer esnórquel y otro por dunas de arena, ideal para disfruta del sol. Es tan bonito que en temporada alta está muy concurrido, así que ve a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde. Una tercera y más pequeña cala - Racó d'en Xic - es utilizada por los naturistas de Ibiza: está situada en la parte suroeste, se puede llegar a ella a través de una serie de escalones excavados en la roca.

Cómo llegar: En coche, autobús y, en verano, en ferry. También hay una parada de taxis justo en la playa. Ya no es posible aparcar directamente en la playa (su acceso está cerrado por una barrera) pero hay una gran explanada para aparcar.

4. Torrent de Pareis (Mallorca)

Para quienes prefieren algo de desafío a la hora de encontrar una playa privilegiada recomendamos cruzar el torrente surgido en la mallorquina Serra de Tramuntana. Declarado Monumento Natural por su valor paisajístico, el Torrent de Pareis, con sus paredes rocosas de hasta 300 metros de altura, es en realidad uno de los mayores cañones kársticos de Europa, enclavado en una de las zonas más escarpadas de la sierra que atraviesa toda la vertiente occidental de Mallorca. La caminata requiere gorra, agua y protector solar a la hora de recorrer las paredes milenarias de esta ruta cuya mejor recompensa reside en la mini playa más aislada del archipiélago balear, la espléndida e inmaculada bahía de La Calobra.

Cómo llegar: No hay transporte público, por lo que se deberá contar con un vehículo en la cala para volver al punto de salida.

5. El Golfet (Girona)

Los 240 kilómetros de la Costa Brava ofrecen todo lo que un viajero veraniego ansía encontrar: el encanto bohemio de Cadaqués, el pueblo de Dalí, las playas y bares de Lloret de Mar o el encanto de calas secretas como El Golfet, situada en las faldas de Cap Roig y a 56 kilómetros de la ciudad de Girona. Una playa protegida por pinos del turismo masivo y en la que yates selectos, viajeros aventureros y unas chicharras más sonoras que en ningún otro lugar de la provincia evocan la quinta esencia del paraíso catalán.

Cómo llegar: Es posible acceder por el Camí de Ronda desde el pueblo de Calella de Palafrugell, un trayecto que se cubre en unos 35 minutos, o aparcar en la urbanización de Cala El Golfet y bajar unas escaleras.

6. Cala de la Roca Plana (Tarragona)

La provincia catalana no solo cuenta con clásicos atractivos turísticos como Salou y Port Aventura, sino que además es meca del camping y cuenta con ensenadas encantadoras como la cala de la Roca Plana, uno de sus mejores exponentes. También conocida como Calabecs, se trata de una playa naturista, íntima y sin servicios que despliega su seducción entre pinos y soledad. Su litoral de arena dorada, limpio y puro, es bañado por una agua de color verde azulado, ideal para buceadores.

Cómo llegar: Aparca el coche en Platja Llarga y camina por pinares durante unos 15-20 min.

7. Playa Norte de Peñíscola (Castellón)

Puede que esta playa de Castellón no sea la más idílica, pero pocas a lo largo del Mediterráneo pueden permitirse contar con vistas tan épicas como la Playa Norte de Peñíscola, merecedora de la Bandera Azul gracias a la calidad de sus aguas y sus instalaciones. Una ensenada de más de cinco kilómetros donde desplegar la toalla sin sentirse invadido y desde donde disfrutar de las vistas del majestuoso castillo de Papa Luna que serviría de escenario para la última temporada de Juego de tronos. Esta playa tranquila, segura y con poco oleaje es ideal tanto si viajas con niños como si quieres practicar cualquier deporte, acuático o no. Y después de un largo día de playa, podrás darte un homenaje en alguno de los abundantes restaurantes, bares y terrazas de los alrededores o seguir activo recorriendo su agradable paseo marítimo, de más de 5 km de longitud.

Cómo llegar: Muy fácil tanto en coche como a pie; y con accesos adaptados a personas con movilidad reducida.

8. Cala Ambolo (Alicante)

El Cabo de la Nao, en Jávea, se adentra en el Mediterráneo beneficiándose de unas lluvias que tienen predilección por este lugar de la Costa Blanca, convirtiendo su naturaleza en un vergel de viveros, pinos y playas de ensueño. Junto con la Granadella, Cala Ambolo responde a la imagen más idílica de una costa alicantina en la que es posible practicar naturismo y refrescarse en aguas azules turquesa, ideales para bucear.

La cala cuenta con dos zonas, una de roca caliza y grava (lleva calzado adecuado) y otra zona con piedras más pequeñas. A su lado se encuentra un pequeño islote y la sugerente Isla del Descubridor. Pero ten cuidado, porque esta playa se encuentra cerrada por peligro de desprendimiento..

Cómo llegar: No se trata de un acceso fácil: hay que descender una cuesta y unas escaleras en malas condiciones o llegar por mar hasta Granadella.

9. Parreño (Murcia)

La más salvaje de las playas que conforman el Parque Natural de Calblanque, situado en esa Murcia volcánica y algo más desconocida, hará las delicias de los amantes del naturismo, el esnórquel y la arena dorada. A su vez, la encrucijada de sendas a través de la naturaleza para alcanzar esta playa convierte su descubrimiento en todo un estímulo para los senderistas. Con su longitud de 300 metros y una anchura de 15 metros, podrás disfrutar de una magnífica playa de fina arena, aislada y tranquila. No cuenta con ningún tipo de servicio, así que ¡llévate todo lo que necesites!

Cómo llegar: La playa cuenta con aparcamiento y tienes la posibilidad de llegar en autobús interurbano o en barco.

10. Cala Chica (Almería)

Rozando los límites del Levante español, el parque natural de Cabo de Gata se ha convertido en la última sensación de ese Mediterráneo secreto en cuya sostenibilidad reside su mayor encanto. Acantilados volcánicos, pueblos blancos y muchas pitas protegen playas como Los Muertos, los Genoveses y, especialmente, la playa más bella de Almería: Cala Chica, atrapada entre suficientes acantilados como para convertir su acceso en el más apasionante de los retos.

Cómo llegar: Accesible desde la playa de los Genoveses por un camino de casi dos kilómetros entre escarpadas montañas. 

VOLVER AL INICIO

También te podría interesar

Encuentra el destino perfecto

Suscríbete a nuestra newsletter

Serás el primero en recibir nuestras mejores ofertas, promociones exclusivas y consejos de viaje. Además, te mantendremos informado sobre dónde puedes viajar.