10 cosas que hacer en Punta Cana, además de tomar el sol 

Punta Cana se asoma al mar Caribe y al océano Atlántico desde el extremo oriental de la República Dominicana. Se trata de una región conocida por sus fabulosas playas, el paraíso de la fauna y la diversión garantizada, así como por una serie de lujosos complejos turísticos que conforman la "Costa del Coco". Si eres de los que prefiere explorar hasta el último rincón, Punta Cana es el lugar ideal para realizar actividades acuáticas como el kayak, el windsurf y el esnórquel, o simplemente hacer una excursión en barco, ya sea para salir de fiesta, bucear con tiburones o para recorrer la costa de color aguamarina. Así que sigue leyendo y descubre todo lo que puedes hacer en Punta Cana además de tomar el sol. 

  1. Parque Nacional de Los Haitises (bahía de Samaná)
  2. Excursión a Isla Saona 
  3. Visita cultural a Santo Domingo 
  4. Vida nocturna de Punta Cana 
  5. Arte en Altos de Chavón 
  6. Reserva Ecológica Ojos Indígenas 
  7. Cabo Engaño 
  8. Actividades de aventura 
  9. Buceo con bombona 
  10. Península de Samaná   

1. Parque Nacional de Los Haitises (bahía de Samaná)

Una de las excursiones de un día más bonitas que hacer en Punta Cana es la visita al Parque Nacional de Los Haitises. Situado en la bahía de Samaná, te dará una idea del aspecto que tenía Punta Cana antes de su transformación turística. Con una particularidad: sus “mogotes”. Los mogotes son pequeñas elevaciones de 30 o 40 metros de altura formados por la naturaleza kárstica del suelo de la zona y la acción de la lluvia y el viento, y de ahí proviene el nombre dado por los taínos, los nativos de la zona, al lugar: los Haitises significa “tierras altas o montañosas”. Se puede llegar a Los Haitises por tierra o agua, y la mayoría de las excursiones incluye una exploración de sus densos manglares en barca y una visita a las antiguas cuevas habitadas por los taínos, donde aún se encuentran pinturas realizadas por ellos. Algunas de las cuevas más bonitas son las de San Gabriel, La Reyna, La Línea y La Arena. Entre su fauna encontrarás pelícanos, alcatraces, lechuzas, cotorras, manatíes, murciélagos y reptiles variados, destacando las boas y las tortugas marinas. Un paraíso verde de formas onduladas que desembocan en el mar.  

2. Excursión a Isla Saona

Entre las salidas por mar que se pueden hacer en Punta Cana, destaca la de Isla Saona, una de las más grandes de República Dominicana. Son muchas las agencias y buscavidas que ofrecen esta excursión en locales y playas. El precio suele estar entre los 60 y 80 dólares por persona y puedes hacerla en un gran catamarán o pequeñas lanchas rápidas. Isla Saona posee bellas playas, selva, manglares y algún pueblo habitado por pescadores. Las partes más bonitas de la isla se encuentran alejadas de la zona más turística. Las embarcaciones llegan todas a la misma playa, donde la gente se baña y hay algunos restaurantes. Sin embargo, si te gusta la aventura, llévate provisiones para un par de días y adéntrate en la selva en busca de las zonas deshabitadas. Bajo las aguas que rodean Isla Saona, la vida es una explosión de colores. No te olvides de las gafas para bucear entre corales. 

3. Visita cultural a Santo Domingo

No siempre vas a tener tan cerca la posibilidad de visitar la primera ciudad colonial europea de América. Santo Domingo se encuentra a 3 horas en coche – 4 en autobús – de Punta Cana y, si te gusta la historia, debe encontrarse en tu lista de lugares que visitar durante tus vacaciones. Todo el atractivo patrimonial de Santo Domingo se extiende por la zona colonial. Aquí encontrarás la “primera” de todo: la primera casa americana donde vivió Colón, la primera catedral y el primer hospital construido por los españoles. También la fortaleza de Ozama, el convento de los Dominicos y la iglesia de Santa Clara merecen una visita. Las plazas más icónicas son la plaza de España y la de Colón, con la estatua del navegante genovés. Entre tanto monumento histórico, la vida actual fluye en cafeterías, restaurantes, bares y tiendas de recuerdos. 

4. Vida nocturna de Punta Cana

Durante el día, las playas de Punta Cana suelen ser las protagonistas. Sin embargo, para muchos viajeros es solo el preámbulo de lo que ofrece la noche dominicana. Los auténticos expertos se broncean y toman los primeros cócteles al sol y al caer la noche ponen rumbo a bares y discotecas: eso sí, aquí te encontrarás con todos los guiris de la zona. Si quieres vivir la noche dominicana como la viven los locales, haz buenas migas con ellos y déjate guiar. Seguro que no te arrepentirás. 

5. Arte en Altos de Chavón

La villa de Altos de Chavón nació de una manera realmente peculiar. En 1976, para la construcción de una carretera fue necesario volar una montaña. Charles Bludhorn, presidente de una de las compañías americanas que operaban en la zona, decidió aprovechar la piedra de la montaña para recrear una aldea mediterránea del siglo XVI. El trabajo fue diseñado y realizado por el cineasta italiano Roberto Coppa y el arquitecto dominicano José Antonio Caro, y su resultado fue tan satisfactorio que recibe miles de visitantes cada día, convirtiéndose en una de las atracciones favoritas de Punta Cana. Altos de Chavón - con preciosas vistas sobre el río homónimo y el mar Caribe - es un centro cultural que alberga talleres artísticos (alfarerías, tejidos, serigrafías), tiendas, galerías de arte, una renombrada escuela de diseño (afiliada a la Parsons School of Design de Nueva York), un museo arqueológico sobre la historia de la zona, la iglesia de San Estanislao y un gran anfiteatro, de estilo griego, con capacidad para 5.000 personas.  

6. Reserva Ecológica Ojos Indígenas

Esta reserva es uno de los secretos mejor guardados entre las atracciones turísticas de Punta Cana. Se trata de un parque natural protegido formado por más de 600 hectáreas de bosques tropicales y doce lagunas de agua dulce. De esas lagunas proviene el nombre del parque, ya que para los aborígenes eran los ojos de la selva. Puedes adentrarte en la jungla siguiendo los senderos marcados, que te conducirán a manantiales, manglares y, en definitiva, naturaleza pura. Bañarte en las lagunas, dar una vuelta en catamarán o montar a caballo por las playas son algunas de las actividades que puedes realizar en la Reserva Ecológica Ojos Indígenas. 

7. Cabo Engaño

Aunque te guste mucho la playa, la cosa está en no quedarse en la misma toda la semana. Acércate a la Costa del Coco (llamada así por la gran cantidad de palmeras cocoteras que hay), entre Bávaro y Punta Cana, y disfruta de 64 km de playa ininterrumpida. Arena fina, aguas cristalinas y fuerte viento constante, ideal para la práctica del windsurf. 

8. Actividades de aventura

Si no hay quien te mueva de Punta Cana, por lo menos aprovecha y disfruta de las actividades de aventura que puedes realizar en la zona. Puedes recorrer la selva en buggy, las playas en quad o a caballo, o también volar en tirolina sobre la jungla caribeña. En el entorno playero también puedes optar por el parasailing – vuelo en paracaídas enganchado a una lancha –, alquilar una lancha rápida o hacer un curso de surf y windsurf. Si tu bolsillo te lo permite, siempre puedes dar una vuelta en avioneta y admirar esta belleza natural desde el aire. 

9. Buceo con bombona

Las aguas de República Dominicana ofrecen un gran número de puntos perfectos para el buceo. Zonas de coral, grandes cuevas submarinas y restos de naufragios – algunos naturales y otros que han sido colocados deliberadamente – atraen a buceadores procedentes de todos los rincones del mundo. Algunos de los mejores puntos de buceo cercanos a Punta Cana son:

  • La Cueva: una inmersión de escasa profundidad que te lleva a recorrer un bello circuito de cuevas entre algunos tiburones (¡inofensivos!) y mantarrayas.
  • Mónica: este barco fue hundido frente a la costa de Punta Cana hace 90 años por culpa de una tormenta. El buque de casco de madera tiene en su interior material para vías de ferrocarril, maquinaria usada para la explotación de plantaciones de azúcar y muchos muchos peces de todo tipo.

Las aguas de esta zona ofrecen una visibilidad de entre 6 y 30 metros, dependiendo de las condiciones climáticas.

10. Península de Samaná

La Península de Samaná se encuentra al norte de Punta Cana.  Son más de 300 km por carretera en un viaje que puedes acortar volando en avioneta. También puedes llegar por mar. La recompensa merece la pena. La península de Samaná es uno de los lugares más bellos de República Dominicana. Te espera una vasta extensión de selva, playas paradisíacas, islotes, cascadas, lagunas y una flora y fauna muy diversas. Las mejores playas son las de Frontón, Rincón, Madama, Las Flechas y Bonita. No dejes de visitar el islote de Cayo Levantado ni la cascada de El Limón. Si te apetece vivir en el lujo, puedes optar por quedarte en los resorts más exclusivos del país, como el Luxury Bahía Príncipe.

También te podría interesar

Encuentra el destino perfecto

Suscríbete a nuestra newsletter

Serás el primero en recibir nuestras mejores ofertas, promociones exclusivas y consejos de viaje. Además, te mantendremos informado sobre dónde puedes viajar.

Síguenos en