10 cosas que ver en Cádiz

Qué ver en Cádiz en un día

Cádiz, la llamada «tacita de plata», la cuna de la Constitución española, la del carnaval más famoso de España, con sus playas, su «malecón», su alegría de vivir y su luz es una auténtica perla por descubrir. Vívela como se merece y descubre con nosotros sus rincones más preciados. ¡Vamos!

Bañada por un océano Atlántico de color turquesa, franqueada por una fortaleza, por una torre medieval y famosa por sus playas, Cádiz es mucho más que su carnaval, tortillitas de camarones y un rico legado multicultural. Vente, te enseñamos todo lo que esconde la urbe más antigua de Europa occidental.

Catedral

De estilo barroco y neoclásico, la catedral gaditana es probablemente una de las primeras cosas que ver en Cádiz capital. Llama la atención por su mezcla de estilos, el fulgor de los azulejos dorados de sus cúpulas en un día de sol y, por supuesto, su envidiable ubicación con el azul del mar de fondo y el blanco de las casitas del casco viejo compartiendo el paisaje. La primera panorámica de la ciudad la tienes desde su Torre del Reloj, de ascenso sencillo. Además de su bonita fachada, en su interior yacen los restos de los gaditanos más ilustres, como es el caso de Manuel de Falla. Además, en el Museo Catedralicio, se guarda la mesa sobre la que se firmó «La Pepa», el primer documento constitucional de España.

Curiosidad: la catedral es un punto de partida perfecto para conocer el resto del casco antiguo gaditano. 

Torre de Tavira y Cámara Oscura

Otro de los atractivos de Cádiz que ver en un día es esta torre de estilo barroco de 45 m sobre el nivel del mar, que nos ofrece la segunda visión de conjunto de la capital gaditana. Hay quien dice que son las mejores vistas de Cádiz. Tendrás que comprobarlo... Lo que no cabe duda es que es el punto más alto de la parte antigua, ya que en su día sirvió de torre vigía oficial para el puerto de Cádiz. Lo que la hace especial con respecto al resto de miradores que salpican Cádiz capital es su Cámara Oscura, un mecanismo que muestra imágenes en directo y en movimiento de lo que sucede fuera en la ciudad.

Curiosidad: desde lo alto tienes una vista de pájaro del istmo que une la «tacita» con la península.

Castillo de Santa Catalina

Junto a la playa por excelencia de Cádiz, La Caleta, al norte de la ciudad, se encuentra esta singular fortaleza del siglo XVI, construida durante la época esplendorosa del comercio con América y que hoy día solo es un reflejo de lo que fue. En su día cuartel defensivo de la ciudad, ha servido también de prisión y es desde 1991 propiedad del Ministerio de Defensa. A día de hoy se puede visitar por dentro y su espacio se aprovecha para celebrar todo tipo de eventos culturales. Merece la pena visitarlo por las vistas y por conocer un poco de historia de la ciudad. Su acceso es gratuito.

Curiosidad: esta fortaleza, junto con la de San Sebastián, enmarca visualmente la playa de La Caleta.

La Caleta

Bonita a cualquier hora del día, la playa urbana más popular de Cádiz capital se convierte en un lugar mágico al atardecer. De 450 m de longitud y situada al abrigo de los dos castillos de la ciudad, llama la atención por su puesta en escena con el edificio del Balneario de Nuestra Señora de La Palma. Es una de las playas más codiciadas junto con la de Santa María del Mar, la de la Victoria y la de la Cortadura. Su idílica situación y estampa ha servido de inspiración a numerosos artistas locales y hoy día es un punto de encuentro donde relajarse y tomar el aperitivo en míticos establecimientos como Quilla o Casa Manteca.

Curiosidad: no es raro ver a los lugareños jugar al bingo en la playa al caer la tarde.

Barrios de la Viña y el Pópulo

Justo al lado de la playa más famosa de Cádiz localizamos uno de los barrios con más solera y popularidad de la antigua «Gadir». Es el barrio de la Viña, un hervidero de planes que nos muestra de lleno el carácter autóctono de Cádiz. Piérdete por sus calles, párate a tomar algo en una de sus numerosas barras o déjate sorprender por rincones como la calle Virgen de la Palma, con sus palmeras y la iglesia homónima al fondo. Del barrio marinero de Cádiz nos vamos dando un paseo al más antiguo de la ciudad, el del Pópulo. Está ubicado al norte de la ciudad, dentro del antiguo recinto amurallado. Paseando por sus calles te tropezarás con la parroquia de Santa Cruz, el Teatro Romano o la propia catedral.

Curiosidad: la entrada al barrio del Pópulo está marcada por tres arcos del siglo XIII.

Teatro Romano

Ya que estamos en el Pópulo, te mostramos el ejemplo más reseñable de la herencia romana en Cádiz: su teatro romano. Fue descubierto en la década de los ochenta en las excavaciones de reconstrucción de la supuesta alcazaba de Cádiz, y con sus gradas, su «orchestra» y su galería anular, puede presumir de ser uno de los teatros romanos más grandes de España. Para conocer cómo podría haber sido el resto del teatro, se ha creado un centro de interpretación en el que se muestra una réplica. Por su parte, en el Museo de Cádiz puedes ver la cuidada ornamentación que debía tener en su época de máximo esplendor.

Curiosidad: su entrada es gratuita y después de verlo puedes acercarte a la vecina Plaza de San Juan de Dios. 

Gran Teatro Falla

Y de un teatro a otro. En este caso, nos desplazamos hasta «la casa de los ladrillos coloraos», como llaman los gaditanos a ese teatro de la plaza de la Fragela que tantas y tantas noches de alegrías y risas les ha dado, en forma de coros, comparsas, chirigotas y cuartetos. Lo primero que impresiona es su fachada de estilo neomudéjar, de finales del siglo XIX. Su época grande se da en febrero, con los archiconocidos carnavales de Cádiz, aunque el resto del año también acoge todo tipo de espectáculos de danza, ópera y teatro. Debe su nombre al hijo predilecto de la ciudad, el compositor Manuel de Falla y justo enfrente puedes visitar otra de las joyas de este barrio del Mentidero como es la Casa de las Viudas.

Curiosidad: este teatro fue construido sobre los restos del que fuera el Gran Teatro de Cádiz.

Parque Genovés

No se nos ocurre mejor idea después de tanta visita cultural que ir a dar un paseo por una de las zonas verdes más populares y codiciadas de la ciudad, el parque Genovés. Está ubicado al norte del casco histórico, rodeado por las murallas de la antigua ciudad y cuenta con más de un centenar de especies exóticas. Su estratégica localización hace que sea una delicia poder pasear, por ejemplo, por su avenida principal flanqueada por cipreses con el ruido del mar de fondo. Tiene su origen en el siglo XVIII, aunque se ha ido ampliando y modificando con el paso del tiempo, y debe su nombre al jardinero valenciano que lo diseñó, Eduardo Genovés.

Curiosidad: en su parte trasera hay un paseo desde el que se puede ver hasta Rota y el Puerto de Santa María.

Plaza de España

Si continuamos por la avenida del mar en dirección al puerto, pronto nos toparemos con uno de los elementos de arquitectura civil más importantes de Cádiz: su plaza de España, también conocida como de la Constitución. Justo en el centro se erige con orgullo el monumento a la primera constitución española, conocida como «la Pepa», firmada en la tacita de plata en 1812. Este monumento conmemorativo fue levantado precisamente un siglo después de su firma, en 1912, y ocupa el espacio central de la plaza, de planta rectangular, y rodeada de jardines. Tiene forma de hemiciclo abierto al mar y representa un escenario teatral, con diferentes esculturas alegóricas.

Curiosidad: si sigues el eje central, verás que a un lado hay dos esculturas más del segundo aniversario, en 2012.

Paseo Marítimo

Todo un icono de la capital gaditana, hay quien le recuerda al mismísimo Malecón de La Habana. Y es que el paseo marítimo de Cádiz capital se ha convertido en lugar de confluencia de turistas e «Instagrammers», especialmente a la hora del atardecer. Repleto de gaviotas, bares, con el edificio del balneario a un lado, y la catedral al otro, lo cierto es que la postal promete bastantes «likes». De preferencia peatonal, también puedes pasear por él en bici e ir así recorriendo las diferentes playas de la ciudad, desde La Caleta hasta La Cortadura o la playa de la Victoria, rodeando gran parte del casco viejo.

Curiosidad: esta zona de la ciudad es conocida en el argot gaditano como la parte «de más allá de Puertas de Tierra».

VOLVER AL INICIO

También te podría interesar

Encuentra el viaje perfecto

Suscríbete a nuestra newsletter

Serás el primero en recibir nuestras mejores ofertas, promociones exclusivas y consejos de viaje. Además, te mantendremos informado sobre dónde puedes viajar.