En colaboración
con Rough Guides

Vida nocturna en Barcelona

Olvídate de recogerte temprano: Barcelona es una ciudad que cobra aún más vida a la puesta del sol. El mundo de los bares y la escena musical es legendario son legendarias y sea cual sea el tipo de entretenimiento que busques, lo encontrarás.

En colaboración
con Rough Guides

Bares y clubs

Para los juerguistas empedernidos, la vida nocturna barcelonesa no tiene rival: garitos para todos los gustos y, desde la puesta de sol hasta el amanecer, calles tan concurridas como durante el día. Empieza la noche en una de estas dos coctelerías, ambas con mucho ambiente: Boadas, en Tallers, 1 (famosa por sus mojitos) o la longeva Dry Martini, en Aribau, 162; o busca una terraza en alguna de las muchas plazas de Gràcia, donde se reúne la juventud más tranquila.

El ambiente se anima a partir de medianoche, en especial en el casco viejo, donde los restos del antiguo Barrio Chino se mezclan con nuevos locales nocturnos y restaurantes como Iposa, en Floristes de la Rambla, 14, donde puedes tomarte una copa hasta bien pasada la medianoche. El Born sigue siendo el barrio al que ir, con clásicos como el Gimlet (Santaló, 46) y el Berimbau (Passeig del Born, 17), mientras que enmientras en que la Plaça Reial, en el Barri Gotic, hay todo tipo de locales, desde la discoteca Karma al Sidecar, con música en directo.. 

En la zona alta de la ciudad aún perviven algunos de los bares y clubs de diseño de los 80, como el Otto Zutz con sus tres pistas de baile, y el Ommsession, el moderno club del hotel Omm. El Bling Bling es un club chic y exclusivo que compite con descaro con estos clásicos, y la Sala Apolo y Razzmatazz siguen siendo dos de los locales más cool de la ciudad. 

A medio camino del Tibidabo se encuentra el Mirablau, un club con impresionantes vistas de Barcelona. Y para las noches de verano, los chiringuitos que se extienden por la playa, desde la Barceloneta hasta Diagonal Mar: para bailar descalzos en la arena hasta el amanecer. 

Música y danza

¿El cuerpo te pide un chute de cultura seria? Un concierto en el Palau de la Música, una obra maestra del modernismo, es una experiencia increíble, independientemente de la actuación. Su variado programa incluye conciertos de cámara y sinfónicos, música contemporánea y, ocasionalmente, jazz.

El Gran Teatre del Liceu, la famosa ópera de Barcelona, acoge producciones vanguardistas y extravagantes y programa una breve temporada de ballet. A pesar de su gran aforo, es difícil conseguir entradas, pero merece la pena intentarlo.

L'Auditori (Plaça de les Arts), sede de la OBC (Orquesta Sinfónica de Barcelona), cuenta con dos salas, una 2500 butacas y otra más pequeña para conciertos de cámara.

El CaixaForum es otro sofisticado centro cultural que acoge actuaciones musicales, así como exposiciones y otros eventos.

El Mercat de les Flors está especializado en danza y movimiento.

Flamenco y jazz

Si durante tu estancia en la ciudad te entra el mono de flamenco, tranquilo, Barcelona cuenta con varios tablaos en los que quitarte el gusanillo. El más popular es el Tablao Flamenco Cordobés, y en El Patio Andaluz podrás oír sevillanas; en El Tablao de Carmen (en el Poble Espanyol) hay espectáculos diarios y uno de los más auténticos es Los Tarantos, en Plaça Reial. 

Casi todas las noches se puede escuchar música en vivo en el Harlem Jazz Club, en el Gótico: jazz fusión con músicas del mundo y flamenco. El Jamboree, en la Plaça Reial, es también muy bueno, y en Luz de Gas se puede escuchar jazz, rock y soul y bailar después de medianoche.

También te podría interesar

Encuentra el destino perfecto

Síguenos en