6 cosas que ver en San Sebastián 

Que ver en san sebastian en un día

Elegante, romántica y de buen comer. Así es San Sebastián, Donostia en euskera y Donosti para los amigos. Está ubicada en un entorno privilegiado, abierta al Golfo de Vizcaya y al abrigo de sus tres montes, que hacen de miradores naturales, además de crear un paisaje único. Encantada de conocerte.

Desde la Concha, con el Monte Igueldo a un lado y el Urgull a otro, hasta el Paseo Nuevo, sin olvidarnos de su Peine del Viento o el Palacio Miramar, San Sebastián o Donostia en euskera, se alza, digna y sofisticada, entre el mar Cantábrico y un entorno de lo más verde.

  1. Playa de la Concha
  2. Casco antiguo
  3. Monte Igueldo
  4. El Peine del Viento
  5. Palacio Miramar
  6. El barrio «romántico»

1. Playa de la Concha

Donosti hay que «paseársela». Recorrerla desde la Playa de Ondarreta hasta el Palacio de Miramar por su paseo marítimo, su famosa playa de La Concha. Elegante y modernista, llama la atención por su ornamentada barandilla blanca salpicada de casi 100 farolas, todas ellas diferentes. No es de extrañar que para algunos sea la playa urbana más hermosa de Europa. Además de toparte con bellas fachadas que desvelan el lado más romántico de la ciudad, en tu recorrido verás también enfrente la pequeña isla de Santa Clara. Si te pica la curiosidad, puedes coger un barco que te llevará hasta ella en pocos minutos.

No te pierdas: joyas de la «Belle Époque» como el balneario de La Perla o el antiguo Casino, hoy ayuntamiento.

2. Casco antiguo

Si te preguntabas qué ver en San Sebastián, la parte vieja de San Sebastián es el mejor sitio para irse de «pintxos» en la ciudad. Pero no solo eso: en esta amalgama de callejuelas a los pies del monte Urgull, tropezarás con plazas como la de la Constitución –lugar de encuentro para las «cuadrillas»– caracterizada por balcones numerados que recuerdan su pasado como foso taurino, y te regalarás la vista con estampas como la delicada fachada barroca-rococó de la Basílica de Santa María del Coro, a un lado de la también imperdible Calle Mayor. En el otro extremo, al sur del casco antiguo, se alza la también digna de una visita, la Catedral del Buen Pastor, de estilo neogótico.

No te pierdas: el aperitivo, ese momento sagrado para echarse unos «pintxos» regados por un «txikito» de vino.

3. Monte Igueldo

No te puedes marchar de aquí sin subir al monte Igueldo, ya sea en funicular o en coche. Es una de las cosas que ver en San Sebastián, la ciudad de los tres montes –Urgull, Igueldo y Ulía–, sin duda los mejores miradores desde los que contemplar la Bahía de La Concha. Además de por las vistas, muchos suben al Igueldo por su parque de atracciones, con torre de aspecto medieval incluida. Hay quien lo llama el «Tibidabo de Donosti».

Imprescindible: Contempla el atardecer desde una de las terrazas en Igueldo y pide algún pescado en el restaurante del torreón.

4. El Peine del Viento

Justo al final de la Playa de Ondarreta, en un extremo de la bahía de La Concha, encontramos tres singulares piezas de acero oxidado obra de Eduardo Chillida. Fotografiadas hasta el infinito, las que se han convertido en uno de los símbolos de Donostia, parecen «peinar» el mar y el viento que se cuelan por ellas con la bravura propia del Cantábrico. Las diferentes rocas en las que están incrustadas son un habitual punto de encuentro no solo para turistas, sino también para los locales.

Imprescindible: Escucha el mar a través de unos tubos colocados de este lado de la Playa de Ondarreta, justo debajo del paseo.

5. Palacio Miramar

En la frontera misma entre la Playa de Ondarreta y de La Concha, sobre un montículo verde, levantó la regente María Cristina el que fuera su palacio y residencia veraniega durante más de tres décadas. Este bello edificio de arquitectura clásica inglesa parece un auténtico «cottage» inglés, con jardines, árboles y bancos alrededor en los que relajarse o hacer una parada técnica para disfrutar del paisaje. No se puede visitar por dentro, –pertenece a la Universidad del País Vasco–, aunque en este caso, lo bonito está en el exterior.

No te pierdas: las vistas sobre la Playa de Ondarreta, la de La Concha y la isla de Santa Clara que tienes desde sus bancos.

6. El barrio «romántico»

La «Belle Époque» ha dejado en San Sebastián una huella imborrable en forma de edificios de arquitectura romántica que nos transportan al París del siglo XIX. Muestra de ello es el edificio del ayuntamiento, un antiguo casino con una actividad y relevancia comparable al de Montecarlo, el Hotel María Cristina, el puente que lleva su mismo nombre, el Teatro Reina Victoria o la sede de la Diputación foral de Guipúzcoa. Estos son solo algunos de los ejemplos del estilo parisino que engloba este barrio de Donosti, bautizado como el barrio «romántico».

No te pierdas: el desfile de famosos en el Hotel María Cristina que acuden a Donosti para su festival de cine.

VOLVER AL INICIO

También te podría interesar

Encuentra el viaje perfecto

Suscríbete a nuestra newsletter

Serás el primero en recibir nuestras mejores ofertas, promociones exclusivas y consejos de viaje. Además, te mantendremos informado sobre dónde puedes viajar.