Buscar

Las ciudades son para el verano

10 espectaculares destinos europeos estivales

El verano es la época perfecta para visitar muchas ciudades europeas. Algunas de ellas se sosiegan y ofrecen una atmósfera encantadora, mientras que otras se muestran mucho más animadas. Imagina poder explorar Londres o Roma cómodamente, y entrar a la abadía de Westminster o al Coliseo sin tener que superar eternas colas. París, Venecia y Dublín multiplican sus colores y su oferta de ocio durante el verano, Barcelona te recibe con música, playa y un ambiente urbano festivo, y Lisboa revive en la época estival. Déjate inspirar por los siguientes destinos y prepárate para vivir un viaje de verano excepcional.

1. París, un placer irresistible

El verano en París es una continua celebración. Hay infinidad de eventos al aire libre, hace un tiempo genial y el sol le da una calidez ideal a la ciudad del amor. París te invita a festejar el 14 de Julio, descansar en el Paris Plages a orillas del Sena y emocionarte con la llegada del Tour de France. Además, se organizan una gran cantidad de festivales al aire libre, que llenan de alegría la ciudad.

Sugerencia: si viajas en julio podrás aprovechar las tentadoras rebajas parisinas.
¿Dónde?: en el Boulevard Haussmann.

2. Lisboa, vibrante y excitante

La fresca brisa atlántica multiplica el placer de unas vacaciones veraniegas en Lisboa. Podrás asistir a un concierto de fado en el castillo, bajo la luz de las estrellas, o contemplar el desfile náutico en el Festival dos Oceanos en agosto. Además, los fines de semana de junio a septiembre se celebra BaixAnima, evento en el cual abundan los atractivos espectáculos gratuitos en los que actúan hábiles malabaristas y acróbatas.

Sugerencia: una cena contemplando la ciudad desde las alturas.
¿Dónde?: en Topo Chiado, Praza Martim Moniz.

3. Cracovia, historia y naturaleza

Es cierto, Cracovia es calurosa en verano. Pero recorrer sus calles (es uno de los centros urbanos mejor conservados de Europa ya que no sufrió grandes daños en la 2ª Guerra Mundial) hará que te olvides del calor. Podrás disfrutar de paseos en barco por el Vístula, hacer picnics magníficos en espacios preciosos, como el Kopiec Krakus, y también emprender excursiones inolvidables por los alrededores.

Sugerencia: haz una ruta en bici hasta la abadía benedictina de Tyniec
¿Dónde?: comienza en el centro de Cracovia.

4. Venecia, esplendor y arte

Venecia resplandece en verano, desde la plaza de San Marcos hasta el impresionante Gran Canal, que podrás recorrer cómodamente en un vaporetto. Acércate a contemplar la puesta de sol en el puente de Rialto, tómate un spritz en uno de los bares de Fondamenta della Misericordia y contempla los fuegos artificiales de la fiesta del Redentore. Además, disfruta de la animada playa de Lido o de las tranquilas playas de arena de San Nicolo y Alberoni. En verano Venecia es irresistible.

Sugerencia: tómate un helado o un gianduiotto en la Gelateria Nico
¿Dónde?: en el paseo de Zattere.

5. Londres, siempre un destino favorito

La magia estival convierte a Londres en un destino increíble. Más horas de sol, escasas lluvias, menos visitantes y muchas oportunidades de ocio te esperan en Londres en verano. Incluso podrás merendar en el Terrace Pavilion al visitar el palacio de Westminster. Disfrutarás a tope de espacios como Hyde Park, St James Park, Kensington Gardens o Camden Town. Además, podrás sumergirte al atardecer en el ambiente de Piccadilly Circus, y admirar los colores de Notting Hill en todo su esplendor.

Sugerencia: asiste a una función de teatro al aire libre; te encantará
¿Dónde?: en Regent's Park, o en el Globe.

6. Ámsterdam, llena de vida estival

Si te apetece ver los canales, la plaza Leidseplein y el Mercado de las Flores en sus facetas más coloridas y divertidas, viaja a Ámsterdam en verano. Podrás embarcarte en numerosos cruceros y disfrutar del Grachtenfestival. Si vas en familia, podrás asistir al Festival de los Canales Junior, que encanta a todas las edades. Y se organizan muchos más eventos, desde el Amsterdam Roots Festival, que tiene entrada libre y ofrece música de todo el mundo, hasta el Gay Pride.

Sugerencia: tómate una cerveza y pica algo en una terraza junto al río Amstel
¿Dónde?: en el restaurante Amstelhaven.

7. Barcelona, combinación perfecta de ciudad y playa

La deslumbrante ciudad de Barcelona en verano, además de tener la playa de la Barceloneta para broncearte, disfrutar del ambiente y darte un buen chapuzón, ofrece actividades estivales estupendas. Ver cine bajo las estrellas, participar en las fiestas mayores de los distintos barrios o asistir al Festival Grec de danza, teatro, música y circo son algunas de las propuestas del verano en Barcelona. Y el Tibidabo te espera para divertirte como un niño.

Sugerencia: acércate a contemplar el espectáculo de agua, luces y música de la Font Màgica.
¿Dónde? : en Montjuïc.

8. Roma, diversión y dolce far niente

Sí, las temperaturas estivales son altas en Roma. Aun así, Roma en verano sabe maravillar exponiendo sus eternos monumentos al sol, y ofreciendo un ambiente excepcional por las noches. Saborea los clásicos helados y visita las villas Pamphili, Ada o Torlonia, y asiste al cine all'aperto en Piazza Vittorio o en el Cinema America Occupato. Además, la diversión está asegurada con los espectáculos de las Termas de Caracalla.

Sugerencia: reserva una velada en alguno de los restaurantes junto al río Tíber: inolvidable.
¿Dónde?: en el Trastevere.

9. Dublín, mucho más que Guinness

Con una apretada agenda de entretenimiento al aire libre, días soleados y temperaturas suaves y agradables, Dublín es grandiosa durante el verano. Podrás unirte a los recorridos por los pubs de Dublín, bailar al ritmo de la música irlandesa en las varias fiestas tradicionales de la ciudad, visitar la Guinness Storehouse o probar un buen whisky irlandés en la destilería Jameson. No vas a parar un minuto.

Sugerencia: aprovecha tu viaje y acércate a besar la piedra de la elocuencia.
¿Dónde?: en el Castillo de Blarney, Cork.

10. Reikiavik, Islandia

Recorrer las eclécticas y atractivas calles de Reikiavik en verano te proporciona muchas más satisfacciones que en cualquier otro momento del año. Te encantarán sus días frescos y agradables para subir a lo alto de la Iglesia Hallgrimskirkja y contemplar la ciudad, tomarte una cerveza en las terrazas de la plaza Austurvöllur y disfrutar del sol como los islandeses, en los espacios verdes de la ciudad.

Sugerencia: añade a tu viaje la ruta turística del Círculo Dorado.
¿Dónde?: 300 kilómetros por el sur de Islandia con salida y llegada en Reikiavik.

VOLVER AL INICIO

También podría interesarte

Encuentra el viaje perfecto

2 adultos, 1 habitación
Cualquier clase