10 cosas que ver y hacer en Salvador de Bahía

Brasil es un país inmenso de grandes contrastes. Mientras que en el sur se deja sentir con más fuerza la sangre europea, el norte es africano y caliente. Cuando uno viaja por toda su geografía, tiene la sensación de atravesar fronteras continuamente. Nada tiene que ver la industrial São Paulo con la vibrante Río de Janeiro; las islas paradisíacas como Ilha Grande o Fernando de Noronha con las densas masas forestales despobladas del Amazonas; la europeizada Curitiba con el caos de Fortaleza. Y así podríamos seguir. Hay algunos estados brasileños que ofrecen al viajero un poquito de cada una de estos atractivos. Uno de ellos es Bahía. Los bosques y los ríos donde antes se buscaban diamantes de la Chapada Diamantina encuentran su contrapunto en las playas interminables de Morro de São Paulo o Itacaré. Y en la Bahía de Todos los Santos se erige su orgullosa capital, Salvador de Bahía, una ciudad que deja huella en el viajero. Cálida, negra, santera, cristiana, pasional y a ritmo de percusión… La cuna de la capoeira, el mejor carnaval del mundo y Jorge Amado es una de las mejores ciudades de Brasil. Aquí te dejo algunas de las mejores cosas que hacer y que ver en Salvador de Bahía:

1.-El Pelourinho

pelourinho Salvador de Bahia
El Perlourinho

El lugar más emblemático que ver en Salvador de Bahía es su centro histórico. Y es que la historia del Pelourinho está totalmente ligada a la de la ciudad. Pelourinho era el nombre que, en portugués, se le daba a la picota, poste al que se ataba a los prisioneros a los que querían escarmentar públicamente. Desde su posición, elevada sobre la costa, dominaba el tráfico comercial y fue, hasta principios del siglo XX, un lugar de viviendas residenciales de familias acomodadas. Con el traslado de la actividad comercial a otros puntos de la ciudad, Pelou (como lo llaman cariñosamente los baianos) decayó y se convirtió en un barrio pobre y marginal. Las coloridas casas coloniales del Pelourinho comenzaron a rehabilitarse en los 80, a raíz de su designación como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.  Ahora es una mezcla de joyas barrocas y coloniales – tanto residencias como iglesias -, cultura, arte, capoeira, vida bohemia y restos palpable de pobreza. Pasea por sus calles adoquinadas, esquiva la persistencia de los vendedores ambulantes y asiste a una batucada callejera, ensayo de las distintas escuelas de percusión del Pelourinho. Conoce el interior de la Igreja de São Francisco, cuyo interior barroco está revestido de más de 700 kg de oro. Al caer el sol, puedes cenar en varios de sus restaurantes de comida baiana – te recomiendo el Senac –o internacional y vivir el ambiente vibrante de sus calles principales. Eso sí, cuidado con caminar por las calles periféricas y no hagas ostentación de riqueza. El lugar no es totalmente seguro.

2.-Rio Vermelho

capoeira salvador de bahia
Baile típico: Capoeira

El barrio baiano de Rio Vermelho se enfrenta a las aguas atlánticas de la bahía con un aire bohemio que no encontrarás en otro lugar de la ciudad de Salvador de Bahía. Es uno de los lugares preferidos por los baianos para juntarse a tomar una cerveza y charlar. Da igual el día de la semana, siempre encontrarás las mesas de las terrazas de bares y restaurantes llenas. Las mejores moquecas que probé en Salvador las encontré en el Restaurante Casa de Tereza. La calidad de sus platos y la bonita decoración hace que sea una de las mejores alternativas para probar la comida baiana en la ciudad.

3.-Praia Jardim de Alah

Salvador de Bahía: Playa Jardin de Alah
Playa Jardín de Alah

Jóvenes baianos cargan sus tablas de surf mientras atraviesan el corto tramo de césped del que emergen los altos y delgados troncos de las palmeras cocoteras. El mar es bravo y la arena dorada en el Jardim de Alah, una de las más bellas playas urbanas que ver en Salvador de Bahía. Durante el verano, se organizan actividades deportivas para la gente, pero debido al clima tropical que posee la ciudad, tiene vida todo el año. Los niños juegan en las rocas y los surfistas cabalgan las olas con maestría.

4.-La casa de Jorge Amado

Salvador de Bahía: Casa Jorge Amado
Casa Jorge Amado

Jorge Amado es el escritor más conocido de la historia de Brasil. Y era baiano. En su prolífica carrera literaria supo reflejar a la perfección el alma, no solo del estado de Bahía, sino de todo Brasil. Mostraba un país habitado por gentes alegres y optimistas, pero sus historias siempre tenían un trasfondo social que denotaba las grandes desigualdades que, a día de hoy, siguen sufriendo los brasileños. Amado escribió sobre el amor, la niñez, la inocencia, la pasión, la lucha... En definitiva, sobre la vida. Aunque nació en una granja cercana a Ilhêus –en el sur del estado de Bahía – vivió gran parte de su vida en su casa de Rio Vermelho. Su residencia se ha transformado en un museo interactivo donde podrás ahondar en la vida personal y literaria de este grande de las letras. Las cenizas aún reposan en su querido jardín. Si te gusta la literatura, sin duda se trata de uno de los lugares que ver en Salvador. Web de la Fundación Casa do Jorge Amado.

5.-Excursión a Ilha dos Frades

Salvador de bahía : ilha dos frades salvador
Ilha Dos Frades

A una hora en barco de la ciudad de Salvador, situada en plena Bahia de Todos os Santos, se encuentra la Ilha dos Frades. El nombre de la isla deriva de dos desgraciados padres que intentaron cristianizar a los Tupinambás, habitantes antropófagos de la misma. El final ya lo puedes imaginar. Ilha dos Frades te ofrece playas paradisíacas, pequeñas y románticas pousadas, un entorno natural formado por un bello fondo marino, lagunas de agua dulce y bosques de mata atlántica, iglesias coloniales, fauna diversa y rico marisco. ¿Algún deseo más?

6.-Atardecer en Porto da Barra

Salvador de Bahía: atardecer porto da barra
Porto da barra

La única playa urbana que está orientada hacia el oeste, Porto da Barra, te ofrece los mejores atardeceres que ver en Salvador de Bahía. Acotada por dos fuertes coloniales reconvertidos en museos, esta pequeña franja de arena dorada está considerada como una de las mejores playas urbanas de Brasil. Al acercarse la hora del atardecer, Porto da Barra rebosa de vida. Multitud de grupos de jóvenes juegan al fútbol, beben, ríen, pasean y se besan, mientras algunos pescadores siguen probando suerte aguas adentro. El sol incendia el cielo justo antes de sumergirse en el Atlántico. En ese momento todo se detiene y la gente aplaude. Aún se me eriza la piel mientras recuerdo ese momento. Un aplauso a la naturaleza. Un aplauso a la vida. En Brasil las ganas de vivir son tan enormes como ese sol que se despide hasta la mañana siguiente.

7.-Fuertes coloniales

fuerte santa maria salvador de bahia
Fuerte Santa María

La enorme Bahía de Todos os Santos tuvo una gran importancia histórica y comercial en los tiempos del Brasil colonial. La ciudad de Salvador fue la capital del país durante un largo período y debía ser defendida de los ataques de las otras potencias europeas. Con el fin de proteger la bahía, se construyeron puertos como Santa Maria, São Diogo, San Antonio de Barra o el curioso São Marcelo, el único con forma circular de América Latina. Hoy en día, algunos de ellos se han reconvertido en centros de exposiciones o museos.

8.-La percusión de Olodum

batucada salvador de bahia
Batucada

El grupo cultural Olodum nació en el Pelourinho en 1979, pero no saltaría a la fama mundial hasta que en 1995 Michael Jackson les incluyó en el vídeo de su canción “They don’t care about us”. Olodum se encarga de combatir el racismo y favorecer la integración social de los niños y jóvenes más desfavorecidos a través de actividades relacionadas con la música, la cultura y el arte. Intenta averiguar qué día tienen ensayo callejero de percusión y quedarás alucinado con uno de las mejores batucadas que ver en Salvador de Bahía y Brasil. Más información.

9.-Iglesia de Bonfim

iglesia bonfim salvador
Iglesia Bonfim

Uno de los famosos dichos de los brasileños es que en Salvador de Bahía hay una iglesia para cada día del año. Y es cierto. Una de las más famosas es la de Nuestro Señor de Bonfim, de estilo rococó y decoración neoclásica. La imagen de Jesús que hay aquí es la más venerada de Brasil y la muestra la tienes en la verja que se encuentra a la entrada. Está llena de lazos de colores que ondean al viento para recordar la petición de las personas que los ataron. La Fiesta de Nuestro Señor de Bonfim es la más importante que ver en Salvador tras el Carnaval.

10.-El Carnaval

carnaval brazil_1091037
carnaval brazil_1091037

Una de las mejores fiestas del mundo. Eso lo dice todo. El espíritu afroamericano toma la ciudad de Salvador durante una semana en la que sus calles acogen a unos dos millones de personas con ganas de fiesta sin cuartel. Los blocos o asociaciones carnavaleras, bailan por el recorrido oficial, mientras famosos cantantes y grupos vuelven loca a la gente desde lo alto de los trios elétricos, una especie de camiones que hacen las veces de escenarios ambulantes. Baile, sudor, ritmos africanos, paganismo, bebida, fiesta, alegría, sexo… Una de las cosas que ver en Salvador a lo largo de tu vida.  

¿A qué esperas?

Reserva de vuelos a Salvador de Bahía  Reserva de Hoteles en Salvador de Bahía.