Vacaciones en Todo Incluido para cualquier tipo de viajero

Si piensas que unas vacaciones en todo incluido significan tumbarte todo el día junto a la piscina, te vamos a convencer de que no es así. Hay propuestas en todo incluido para todo tipo de viajeros (desde los adictos a la adrenalina hasta los románticos empedernidos), en el destino que prefieras y con múltiples actividades para estar activo todo el día. Y como la comida y la bebida están incluidas, no tendrás que preocuparte por buscar restaurante ¡ni por tu bolsillo! Además, la mayoría de los hoteles con todo incluido ofrecen muchos servicios en el mismo hotel (spa, alquiler de bicis, excursiones...), por lo que encontrarás cualquier diversión sin salir del alojamiento.

¿A que te hemos convencido? Y es que unas vacaciones en todo incluido pueden ser las vacaciones perfectas en las que no te falte de nada. Descubre todos los destinos donde puedes disfrutarlas.

1. Mallorca, para las parejas más enamoradas

Hay muchos destinos perfectos para unas vacaciones románticas, pero pocos tan completos como Mallorca. La isla cuenta con una gran variedad de hoteles solo para adultos con todo incluido que ofrecen la posibilidad de relajarse en una playa privada, cenar a la luz de las velas o disfrutar de un masaje para dos. Y si sales del hotel, los atardeceres desde la sierra de Tramuntana o la magia de las cuevas del Drach son el broche perfecto a un día de playa en alguna de las calas escondidas de la isla.

Todo incluido y algo más: ¿Qué tal un desayuno para dos en la terraza de la habitación?

2. Hurgada (Egipto), para los aventureros

Hurgada, en Egipto, está llena de complejos turísticos con todo incluido perfectos para los que buscan adrenalina y aventura. Destino muy conocido por sus kilómetros de costa y por el buceo, reservar todo incluido en Hurgada es una excelente forma de ahorrar ya que muchas de las actividades están incluidas en el precio de la estancia: clases y salidas de inmersión, esquí acuático, buceo o windsurf, así como voléibol de playa y bananas y toboganes acuáticos. Si prefieres algo menos turístico, reserva en un hotel con excursiones de buceo lejos de la zona: te llevarán en barco a bucear en lugares secretos repletos de peces tropicales y ruinas submarinas.

Todo incluido y algo más: Muchos hoteles tienen sus propios instructores de deportes acuáticos y buceo, disponibles los siete días de la semana.

3. Antalya (Turquía), para los eruditos

Si te alojas en un hotel incluido en Antalya vives lo mejor de ambos mundos: un hotel súper cómodo con todos sus pequeños detalles y un punto de partida ideal para explorar esta antigua ciudad turca. Coge fuerzas en el desayuno (recuerda, es 'gratis') y prepárate para visitar todos los lugares de interés de la zona, incluidos la antigua ciudad romana en ruinas de Perge y el Museo de Antalya, que exhibe objetos arqueológicos de hace miles de años. Antalya presume de una hermosa arquitectura, con estatuas, fortalezas y bonitas calles adoquinadas por toda la ciudad.

Todo incluido y algo más: Algunos hoteles ofrecen servicio de lanzadera a la ciudad o alquiler de bici, para dar una vuelta a tu aire.

4. República Dominicana, para los devotos del wellness

Si lo que necesitas es liberarte del estrés, República Dominicana es tu destino. Alójate en una habitación con vistas al mar y sus playas perfectas en un complejo turístico lejos del ajetreo y bullicio, que incluya tratamientos de spa: terapias faciales, masajes, sauna, jacuzzi y gimnasio. Abundan los hoteles que ofrecen cocina vegetariana y vegana, entrenamiento personal y sesiones de meditación.

Todo incluido y algo más: ¿Qué te parecería una clase de yoga en la playa? 

5. Islas Canarias, para los amantes del sol

No te contamos nada nuevo si te decimos que las Islas Canarias, con temperaturas superiores a los 20º incluso en invierno, son el destino soñado por todos los playeros y adoradores del sol. Si buscas un hotel con todo incluido, asegúrate de que dispone de piscinas grandes y amplias zonas de descanso, con cómodos sofás y, por supuesto, un bar de cócteles junto a la piscina. Entre la infinidad de playas canarias, te recomendamos la playa del Inglés, la de Corralejo o el Bollullo: todas perfectas para pasar el día al sol.

Todo incluido y algo más: Encuentra el hotel con su propia playa privada para ese extra de paz y tranquilidad.

6. Cancún, para paladares exigentes

México es conocido por su variada cocina y sus chispeantes cócteles, así que ¿qué mejor destino que Cancún para combinar unas vacaciones de playa y piscina con una experiencia gastronómica? Muchos de los complejos de lujo de la zona cuentan con los mejores chefs y sumilleres, con una oferta culinaria que incluye platos mexicanos, franceses, italianos y japoneses así como opciones menos formales (un brunch al aire libre o cenar de bocadillos). Y si buscas el auténtico sabor mexicano, acércate al centro de Cancún y prueba una 'marquesita': un barquillo crujiente relleno de queso.

Todo incluido y algo más: ¿Y si te llevan una margarita hecha con limas frescas a tu tumbona?

7. Costa del Sol, para toda la familia

Los paquetes con todo incluido eliminan el estrés de las vacaciones familiares ya que suelen ofrecer una amplia variedad de actividades para los más pequeños. En ese sentido, la Costa del Sol es un destino perfecto tanto para niños como para adultos. La mayoría de los hoteles cuenta con piscinas y todo tipo de instalaciones infantiles, en sus 150 km de litoral hay playas para todos los gustos y el entorno ofrece todo tipo de actividades de ocio, desde los museos de Málaga a la naturaleza de sus parques naturales o el encanto del casco antiguo de Marbella.

Todo incluido y algo más: Los clubes infantiles de los hoteles suelen ofrecer todo tipo de actividades, deportes y juegos durante todo el día.

También te podría interesar

Encuentra el destino perfecto

Síguenos en