ahora es Rumbo

Menú
Mi Rumbo¿Necesitas ayuda?
Para reservar0034 911 365 739Red fija. Coste depende del operador Política de privacidad
Ofertas Vuelos + Hotel en Sri Lanka
Cada día, una nueva oferta

Al mejor precio: reserva juntos tu Vuelo + Hotel en un solo clic

Viajar nunca fue tan fácil

Pago fraccionado: garantiza tu plaza con un pago de solo el 25%

Más de 15 años de experiencia

A tu servicio: llámanos y reserva tu viaje también por teléfono

Viajes a Sri Lanka

Descubre las mejores ofertas de viajes a las Sri Lanka: utiliza nuestro buscador de vuelos + hotel a Sri Lanka para obtener las mejores ofertas en viajes baratos a las Sri Lanka.

Clima en Sri Lanka

El clima es tropical con temperaturas que alcanzan más de 30 grados centígrados en los meses de marzo a junio y entre 15 y 25 grados en el área de montaña. El grado de humedad es alto, sobre todo durante la época de los monzones que llegan al país dos veces al año: diciembre-enero y de mayo a julio.

¿Qué prendas llevar?

Es aconsejable llevar ropas de algodón y alguna prenda de abrigo si se viaja en invierno o si se piensa visitar la zona de montaña. El calzado debe ser cómodo. No olvide llevar un sombrero, gafas de sol, antidiarreicos, protector solar de alto factor y repelente contra los insectos.

¿Qué visitar en Sri Lanka?

Sri Lanka ofrece lugares dignos de ser visitados. Desde las ciudades hasta los parajes naturales de extraordinaria belleza, el país, enclavado en una isla, es una continua sorpresa. Iniciaremos nuestro recorrido por Colombo, la capital, y sus alrededores, para continuar hacia Kandy. De aquí viajaremos por el Norte de Kandy y el Sur de Kandy, finalizando en Otros Lugares de Interés de Sri Lanka.

1. Viajar a Sri Lanka: Colombo

La capital de Sri Lanka, Colombo, es una ciudad moderna que ha sabido combinar elementos de oriente y occidente. En pleno centro de la ciudad se encuentra el Lago Beira al que rodean los mejores hoteles. Desde el lago, paseando por Galle Face, el paseo marítimo, se pueden contemplar atardeceres inolvidables, así como la Iglesia de San Andrés. En los alrededores de Lighthouse Clock Tower, se sitúa la zona comercial y colonial conocida como el Distrito del Fuerte porqué funcionaba como ciudadela durante la ocupación portuguesa y holandesa. En él se pueden ver las principales oficinas gubernamentales. Para impregnarse del ambiente de la ciudad hay que recorrer Pettah, donde se encuentran los bazares con objetos variados y multicolores. Existen varias iglesias cristianas dignas de visitarse como la Catedral de Santa Lucía situada en la cima de una colina, Wolvendaal Kerk con un hermoso retablo, la Iglesia de San Pedro con una curiosa colección de vasijas sagradas y la de San Antonio del siglo XIX. Como templos hindúes destacan Pri PonnambalaVaneshavara el templo de Shiva más venerado por los hindúes colombinos, Sri New Kathiresan con un impresionante gopuram, el Templo de Ganesha el dios-elefante con hermosas esculturas del dios y el Sri Muthumariamman morada de la diosa Pattini a la que se atribuyen numerosos milagros. Colombo cuenta también con hermosas mezquitas como las de Akbar, Devatagaha, Borah a la que acuden fundamentalmente parsis, Military Mosque y Jamir-ul-Alfar, la más importante de la ciudad. El budismo se desarrolla en sus propios templos y santuarios: el Templo de Dipadutaramya con hermosos murales que también se pueden contemplar en el Paramananda Purana Vihara, la Dagoba del Buda Jayanthi construida para conmemorar al maestro que le da nombre, la Dagoba y el Vihara de Isipathanaramaya y la Asokaramaya Vihara, ambas con hermosos frescos y el Monasterio de Varjirarama con una bella dagoba rodeada por un apacible jardín. Son de interés también el Colegio de Entrenamiento de Monjes en Maharagama, el Parque de Vihara Maha Devi famoso por sus árboles y por las mansiones que lo pueblan, el Zoológico de Dehiwala con 15 hectáreas y más de 2.000 animales, el Planetario, el Museo Nacional y el Museo de Piedras Preciosas.

  • LOS ALREDEDORES DE COLOMBO

En los alrededores de Colombo destacan Monte Lavinia (a 11 km. de Colombo), antiguo lugar de descanso del gobernador británico Edward Barnes, Kelaniya (9 km. de la capital), lugar donde Buda permaneció meditando y convertido hoy en un importante centro de peregrinación y recogimiento, Negombo (29 km.), famoso pueblecito de pescadores con más de 100 años de antigüedad, las playas de Beruwala y Bentoa, Kalutara, con pequeños fuertes, con una dagoba rodeada de plantaciones de canela, Kosgoda famoso por su criadero de tortugas, Chilaw (a 80 km. de Colombo), centro de la industria cocotera donde se pueden comer excelentes mariscos, Mahawewa donde se fabrica el batik de hermosos colores y diseños, Ambalangoda con sus originales máscaras y donde en ocasiones se celebran llamativos exorcismos e Hikaduwa, playa de arenas finas y gran belleza desde donde se pueden visitar los maravillosos Jardines de Coral.

2. Viajar a Sri Lanka: Kandy

Kandy es conocida como la capital de las montañas y está situada a 115 km. de Colombo. La ciudad destaca por su belleza y por ser el corazón del budismo cingalés, al ser el lugar donde se guarda el Diente de Buda. Comenzando el recorrido por el Lago, artificial y rodeado de montañas, se puede pasear por una vereda contemplando los árboles y las mansiones. Caminar por la ciudad es una delicia. En medio de calles y bazares siempre animados como el Mercado Municipal con el aroma de las frutas tropicales, el Centro de las Artes y Artesanía o el Dalada Maligawa, conjunto arquitectónico formado por pabellones de color rosa con techos rojos en el que se encuentra el Templo del Diente de Buda, principal centro religioso de los budistas. En el mes de julio se llena de vida durante el festival que allí se celebra con miles de peregrinos, elefantes bellamente adornados, danzantes, acróbatas y miles de luces. La reliquia se guarda en un cofre rodeado de otros seis cofrecitos en un santuario, protegido por cristales. A un costado del Dalada Maligawa se levantan el Museo Nacional y el Museo Arqueológico. Además del Templo del Diente de Buda, destacan otras construcciones religiosas como el Templo de Kataragama, muy animado, el Templo de Vishnú, el de Pattini, el de Natha Devala del siglo XIII, el Monasterio de Asigiriya con una interesante biblioteca y el Monasterio de Malwata de finales del XVI y con una sala del cabildo con techos pintados. Otros lugares de interés son la Iglesia de San Pablo donde se sigue el culto anglicano, el Castillo de la Colina desde el que se divisa una magnífica panorámica de la ciudad, el Santuario Udawattakele situado en un bosque húmedo con numerosas aves, el Jardín Botánico de Peradeniya en el que destaca el pabellón de orquídeas, Katugastota donde se puede disfrutar con el baño diario de los elefantes y el Templo Degaldoruwa, subterráneo y con hermosos murales.

  • LOS ALREDEDORES DE KANDY

En los alrededores de Kandy destacan Medawela, famosa por sus trabajos de artesanía repujada, el Vihara de Galadeniya construido en una roca en 1344, el Devala de Kataragama levantado con maderas preciosas bellamente talladas, el Vihara de Lankatikala de paredes blancas y techos marrones, la Dagoba de Mahiyangana en la que se guardan cabellos de Buda, Henawala famosa por sus esterillas, Mawanella con sus jardines de especias donde se pueden oler y degustar estos fragantes condimentos y el Castillo de la Roca de Utuwankanda.

  • NORTE DE KANDY

Al norte de Kandy se pueden visitar varios lugares de interés como los jardines de especias de Matale o Dambulla, con un excepcional conjunto de templos-cueva excavados en la roca, con hermosas estatuas, tallas y pinturas, en el que se reúnen numerosos budistas para meditar. Sigiriya, denominada la montaña del león, acoge un palacio con salones, habitaciones, terrazas, maravillosas pinturas del siglo V, estanques y jardines que se completaban con una impresionante estatua de un león del que sólo se conservan las patas. En la base de la montaña existen dos ciudades fortificadas rodeadas por la jungla. También en esta zona se encuentra Polonnaruva, capital del reino del siglo XI al XIII. El conjunto arquitectónico se levanta alrededor de un lago artificial y está compuesto por palacios, puentes, salas de reuniones, baños reales, monasterios, dagobas colosales y diversos templos entre los que destacan los de Lankatilaka y Tivanka, con hermosas decoraciones de estuco y ladrillo y el de Vatadage, de forma circular con numerosas estatuas de Buda. En cada una de sus cuatro entradas se levanta una minúscula dagoba central. Los monumentos más famosos de Polonnaruva son los Colosos de Gal Vihara, gigantescas estatuas de Buda en diversas posiciones talladas en la roca. Anuradhapura es la ciudad más sagrada de Sri Lanka ya que en ella se encuentra el Árbol Sagrado Bo, esqueje del Árbol de la Iluminación bajo el que se sentó Buda en la India. A parte del árbol son de interés la Dagoba de Ruwanvali, stupa con un muro de elefantes de 50 m. de altura, el Palacio Brazen actualmente en ruinas con 1.600 columnas, la Dagova de Jetavanarama cuya construcción se inició en el siglo III d.C., también de este siglo es la Dagova Vihara Kiribat con maravillosas estatuas, los Viharas de Asokaramaya del X, el Maligawa Dalada que albergó por primera vez el Diente de Buda, la Ciudadela, el Palacio de Vijayabahu, las Piscinas de Kuttan Pokuna armónicas de gran belleza, el Museo Arqueológico y los Jardines Reales. Mihintale es la cuna del budismo cingalés. Este monasterio fue construido por el rey Devanampiyatissa en la montaña para Mahinda y sus tres mil monjes, en agradecimiento por haberle convertido al budismo. Destacan dentro del complejo la Dagova Ambasthala levantada en el lugar donde se encontraron Mahinda y el rey, la Dagova Maha Seya que conserva un cabello de Buda, Aradhana Gala, la roca de las invocaciones, la Cama de Mahinda roca donde dormía el converso, la Capilla Kantaka con bellos frisos y la Cisterna conocida como el Baño del León. Se debe visitar también Panduwasnuwara con los restos de la muralla, el foso y una torre, así como Yapahuwa y Pinnawela, en donde se encuentra el célebre orfanato para elefantes.

  • SUR DE KANDY

Nuwara Eliya, antiguo enclave británico, es un pueblo con gran encanto que se percibe paseando por sus calles donde se encuentran construcciones típicamente inglesas como la Casa de la Reina, el Hipódromo y la Oficina de Correos, o navegando en bote por el Lago Gregory o disfrutando con los árboles y jardines del Parque Victoria. En los alrededores de Nuwara Eliya destacan los Jardines Botánicos de Haggala con una hermosa rosaleda, la Roca de la Quijada, la Reserva de Hagkala, las Plantaciones de té, las Llanuras de Horton, espacio natural de gran belleza donde confluyen los ríos Walawe, Mahaweli y Kelani, Wellimada con las cuevas de Istripura, Haputale y Bandarawela, un pueblo muy pintoresco. Sinhagarh es un bosque tropical de gran antigüedad donde se pueden contemplar 170 variedades de orquídeas exóticas. Badulla es la capital del distrito de la Uva, zona de gran belleza. Destacan la Iglesia de St. Mark, la Residencia Británica de Kachcheri levantada sobre el Palacio del Príncipe de Kandy, Vihara Mutiyangara, de credo budista, Kataragana Devale, de credo hindú, la Cascada de Duhinda, la de Rawana, la cercana cueva el Templo de Dowa, con un gran Buda excavado en la roca y las tallas en roca de Buduruvagala. Tissamaharama es una ciudad abandonada, antigua capital de Ruhuna. Son de interés el Maha Devala con varios santuarios adyacentes, las Colinas sagradas de Kataragama en las que se levanta la Stupa de Kirivehera y la Mezquita Masajad-ul-Dhirt. Hambantota es un importante puerto pesquero en el que se concentra la población malaya de la isla. Cuenta con una hermosa bahía, playas de arenas blancas y el Santuario Bundala, donde se pueden contemplar animales en libertad, como máximos atractivos. En Tangalle además de una fortaleza holandesa, se puede disfrutar con su maravillosa bahía de 6 km. de largo. El Santuario de Wirawila es único para observar numerosas especies de aves. El Pico de Adán es un importante lugar de peregrinación para todas las religiones. Los peregrinos inician la subida de noche para alcanzar la cima, a 2.243 m. de altura, en el amanecer. Se cree que en este lugar descansaron Adán y Eva tras ser expulsados del paraíso. Matara es una antigua ciudad fortificada con varios fuertes construidos por los holandeses como el Fuerte Matara y el Fuerte Estrella. En sus calles se pueden ver las carreras de bueyes típicas del país. En los alrededores destacan Dondra, con su faro y un templo de piedra del siglo VIII, el Templo de Weherahena con una cripta hermosamente decorada, las playas de Polhena y Dikwella y la ciudad Mawella, una de las típicas del sur del país.

 

3. Viajar a Sri Lanka: Otros destinos

Arugam Bay, es una bahía de gran belleza y constituye un buen punto de partida para descubrir los excepcionales parajes naturales como el Santuario de Lahugala, donde habita el elefante salvaje, los bosques que rodean a Gal Oya, donde además de restos prehistóricos se puede disfrutar de numerosas especies animales y vegetales, el Santuario de Pájaros Kumana y el Parque Nacional Ryhuni con una extensión de 1.264 km. cuadrados en el que se pueden ver jabalíes, chacales, ciervos, osos, elefantes y gran numero de aves. También son hermosos los paisajes de Batticaloa con su fascinante laguna navegable y el Fuerte construido por los holandeses en el siglo XVI. Muy cercanas se encuentran Kalkudah con una bonita bahía, Passakudah en donde se pueden practicar diversos deportes náuticos, la playa de Chenaikkyda y la Laguna Uppar. Galle es encantador. Tiene una hermosa playa de aguas templadas, un Fuerte con dos murallas, una Iglesia Holandesa con un interesante retablo y casas coloniales bien conservadas. En los alrededores de Galle destacan Weligama, un acogedor pueblo de pescadores desde el que se puede acceder a la Isla de las Diablesas. Otros de los sitios de interés de esta zona son Ahangama, donde los pescadores caminan sobre zancos, el Templo de Kalatuwa con hermosos frescos, Deniyaya cuyos paisajes montañosos contrastan con los paisajes costeros y Koggala en el que se encuentra el Museo de Arte y Cultura Martín Wickramasinghe. Hikkaduwa es un reducto hippie con una alucinante playa de aguas transparentes y un arrecife en el que viven numerosos peces en medio de corales. Desde Dodanduwa se puede viajar a la Isla de Pelgasduwa donde habitan monjes de distintas nacionalidades. No es fácil acceder a la isla y es necesario solicitar un permiso al abad para que envíe el bote de los ermitaños. Jaffna, península situada al norte de Sri Lanka, es la parte más árida del país. Destacan el Fuerte Holandés con un puente levadizo y la Casa del Rey, el Templo de Nallur Kandaswamy y el Museo Arqueológico. En la península existen diversos pueblecitos de gran encanto como Kankesanturai y Chunnakam, varias islas, la de Delft, la más hermosa, la de Karaitivu y la de Kayts, unida a la de Punkudutivu, sin olvidar los exóticos paisajes como las Dunas de Manalkadu. Ratnapura es el centro de la minería del país. Las vetas se encuentran a ras de suelo y se puede regatear con los mineros para adquirir piedras preciosas. Se puede visitar el Museo Nacional, el Gemológico y el Museo de las Gemas de Ratnapura. Trincomalee es el puerto natural más grande del país y también el más bello. En sus alrededores se encuentran las playas más hermosas de Sri Lanka con arenas blancas y aguas transparentes. En la ciudad destacan Fuerte Frederick, la Mansión de Wellington donde descansó el Duque de Hierro en 1979, el Fuerte de Ostenburg, la Roca Swami que se eleva más de 100 m. sobre el mar y el Templo de Tirukonesvaran. En los alrededores se pueden visitar las Fuentes Termales de Kanniyai y la Isla de las Palomas.