Viajes a Galápagos

No todos los archipiélagos del mundo pueden presumir de estar considerados como Patrimonio de la Humanidad en su totalidad y ningún otro de haber sido el lugar en el que Darwin hizo sus estudios para desarrollar la teoría de la evolución. Si quieres comprobar como es el sitio que reúne todo esto y más, los viajes a Galápagos son tu mejor elección. Estas islas, que se encuentran en mitad del Pacífico y que pertenecen administrativamente a Ecuador, son un refugio de la naturaleza contando con especies que solo viven aquí. Sus paisajes vírgenes, playas increíbles y algún que otro monumento muestran que se trata del destino perfecto para muchos.

¿Qué ver en Galápagos?

No lo dudes ni por un momento, la protagonista absoluta de tu estancia en Galápagos será la vida. Da igual que tome forma de playa, de volcanes, de animales increíbles o de una flora que desborda en cualquier rincón, la naturaleza es tan sorprendente que te parecerá estar caminando por otro planeta olvidando que existen las ciudades, el asfalto o el tráfico.

Aquí tienes algunos de los lugares que deben estar incluidos sí o sí en los viajes a Galápagos:

  • Isla Isabela: es la isla más grande de todas y, además, una de las que cuenta con paisajes más imponentes. Rincones para visitar en esta isla como el Canal de Bolívar donde habita el único cormorán no volador o una comunidad de pingüinos te asaltarán a cada momento. También debes visitar Puerto Villamil, la ciudad de la isla en la que se encuentra su oferta de ocio.
  • Isla Floreana: desplazarte hasta esta isla es ideal para disfrutar de la tranquilidad, en ella solo viven unas 200 personas, y para disfrutar del buceo dado que tiene un fondo marino realmente interesante.
  • Isla de San Cristóbal: una de las más importantes. Tanto que la capital de las islas, Puerto Baquerizo Moreno, se encuentra aquí. Cuenta con un centro de interpretación de la fauna muy moderno que hay que visitar y con espacios naturales como Cerro Tijerita o playa Baquerizo que te resultarán muy interesantes. 
  • Isla Española: completamente deshabitada y, por lo tanto, el único rincón donde la fauna campa a sus anchas. Iguanas marinas, cormoranes, fragatas y otros muchos animales te esperan aquí.
  • Santa Cruz: el mayor interés de la isla es que cuenta con un centro de cría de galápagos gigantes que fue donde vivía el legendario Solitario George, el último ejemplar de tortuga Pinta de las islas.
  • Bartolomé: a esta isla hay que ir por varios motivos. El primero son sus paisajes volcánicos y el segundo es que se permite el baño en zonas donde no es complicado ver lobos marinos y pingüinos, una experiencia increíble.

¿Qué hacer en Galápagos?

Como sucede con los lugares que hay que visitar, las actividades están completamente protagonizadas por la naturaleza. Galápagos no es un destino convencional. No hay que esperar grandes servicios ni zonas turísticas pensadas para que los viajeros se relajen. Lo importante en estas islas es vivir la naturaleza y respetarla, por lo que aquí tienes algunos planes que te harán conseguir ambas cosas:

  • Snorkel: siempre tienes que comprobar que el baño esté autorizado, ya que no sucede así en todas las aguas de las islas por motivos de seguridad. Si puedes bucear, no pierdas la ocasión. Los fondos marinos volcánicos son espectaculares, pero más aún lo es ver a tu alrededor peces de todos los colores o animales como los pingüinos. La isla de Bartolomé es la más aconsejable para el snorkel.
  • Senderismo: te proponemos una ruta de senderismo por Española. Hay un sendero que cruza toda la isla y te permitirá disfrutar de postales de ensueño mientras contemplas a las iguanas relajadas al sol. Sin duda, una experiencia muy de las Galápagos.
  • Ver galápagos gigantes en libertad: no quedan muchos, pero puedes acercarte a la parte alta de la isla de Santa Cruz para verlos. Aquí hay un bosque espeso en el que se ocultan estos legendarios seres.
  • De compras por Puerto Ayora: aunque no sea la capital de la isla, es su mayor aglomeración humana y el lugar en el que disfrutarás de un mayor número de servicios turísticos.

¿Cómo llegar?

Para llegar fácilmente a Galápagos, te recomendamos volar hacia Quito o, mejor aún, buscar vuelos a Guayaquil. Desde esta ciudad de la costa de Ecuador se puede tomar un vuelo nacional hacia las islas Galápagos. Los dos aeropuertos del archipiélago son el de Baltra y el de San Cristóbal. La elección entre uno y otro dependerá de la zona en la que se encuentre tu alojamiento.

Cómo moverse en Galápagos

Dentro de todo el archipiélago está completamente prohibido moverse sin guías autorizados, por lo que no existe posibilidad de alquilar un coche o cualquier otro medio de transporte para explorar a tu antojo la zona. Para ir de una isla a otra, los operadores turísticos cuentan con barcos que son el único medio disponible.

Alojamiento en Galápagos

Recuerda que prácticamente todo el archipiélago es un parque natural muy protegido y que, por lo tanto, no vas a encontrar hoteles en cualquier parte. Así, la inmensa mayoría de los alojamientos son hoteles en Puerto Ayora, ciudad que es la mayor de todas las que forman este rincón natural. Lo cierto es que la variedad sí que es bastante alta, por lo que no tendrás problemas en encontrar grandes hoteles con todo tipo de lujos o establecimientos más modestos, pero igualmente confortables.

Gastronomía en Galápagos

Si viajas entre mayo y junio, la mejor época para viajar a Galápagos por cuestiones de clima y de avistamiento de la fauna, tampoco puedes dejar de lado su gastronomía, ya que esta es tan variada como la cantidad de especies que viven aquí. Entre las especialidades que debes buscar, el arroz marinero, el bacalao con papas, el ceviche de canchalagua o el pan de yuca son los más destacados. Tampoco dejes de lado sus mariscos, ya que son exquisitos.

¡Déjate inspirar!

Descubre nuestras aplicaciones
Únete a nosotros en