¿Dónde viajar en Marzo?

Marzo, que supone la llegada de la primavera en el hemisferio norte y el final del verano en el hemisferio sur, es un mes especialmente interesante para planear un viaje. ¿El motivo? El clima es bastante agradable y la afluencia de turistas en los principales destinos del mundo no es tan elevada. Además, hay multitud de eventos que se celebran en estas fechas. Desde Rumbo queremos darte unas cuantas interesantes opciones e invitarte a que aproveches las ofertas que te presentamos. ¡Te lo vas a pasar en grande gastando muy poco!

Top destinos

Berlín

La capital de Alemania es una de las ciudades más impresionantes, atractivas y cosmopolitas del mundo. Y, sin duda, marzo es un mes excelente para visitarla. Una vez allí, organiza un itinerario de visitas que incluya la emblemática Puerta de Brandeburgo, el Edificio del Reichstag, el Monumento al Holocausto y a la Catedral de Berlín, cuyos sarcófagos son una pasada. De igual modo, deja un par de días para conocer en profundidad la Isla de los Museos. ¿Abrumado por tanta visita? Pues deja tiempo para deleitar tu paladar con unas currywurst (salchichas troceadas con salsa curry y patatas fritas) o un eisbein (codillo de cerdo en salmuera) acompañado de una cerveza local. ¡Y llévate algo de abrigo para la mañana y la noche!

Lanzarote

Esta es una de las islas más bellas de las Canarias. Además, el clima durante el mes de marzo aquí es bastante cálido, lo que te permitirá, incluso, disfrutar de sus magníficas playas, como es el caso de Playa Blanca. Pero, si también quieres experimentar la naturaleza salvaje del lugar, programa excursiones que te lleven a conocer el Parque Nacional de Timanfaya, que está repleto de volcanes y géiseres, y la Cueva de los Verdes. Los Jameos del Agua es otra visita imprescindible. Repón fuerzas cada vez que lo necesites con unas papas "arrugás" acompañadas de mojo picón, la salsa típica del archipiélago.

Roma

Esta ciudad es siempre una apuesta segura. La llegada de la primavera le sienta genial a la capital de Italia, la cual muestra sus mejores galas durante esos días. Una vez allí, más allá de poder disfrutar de sus deliciosos platos de pasta y sus pizzas tradicionales, tendrás la oportunidad de conocer en primera persona monumentos que, hasta ahora, puede que solo hubieses visto en postales. Hablamos, como no, del Coliseo, del Panteón de Agripa o de la Basílica de San Pedro. Tampoco te pierdas las obras de arte de los Museos Vaticanos. Y no te olvides de echar una moneda en la Fontana di Trevi para asegurarte de que volverás en el futuro.

Riviera Maya

Nunca es mal momento para cruzar el Atlántico y disfrutar de las playas y los paisajes paradisíacos de Cancún, México, y del conjunto de la Riviera Maya. Esta zona, bañada por las aguas del mar Caribe, es una de las más espectaculares del mundo y, además, cuenta con algunas de las ruinas mayas mejor conservadas del país. Además, te brindará la posibilidad de relajarte y desconectar de la rutina como en ningún otro lugar del planeta. Recuerda que el clima aquí es bastante templado y cálido, pero también húmedo. No te olvides de saborear las delicias culinarias elaboradas a partir de pescados y mariscos típicas de la región y, por supuesto, los tacos y los burritos tradicionales.

Tenerife

La isla más importante del archipiélago junto a Gran Canaria es otro lugar fantástico para disfrutar de unas vacaciones impresionantes durante el mes de marzo. Al igual que en Lanzarote, el clima es bastante templado, lo que te permitirá disfrutar de playas tan emblemáticas como la de Maspalomas, que están abarrotadas de dunas. Aprovecha también tu viaje para conocer en primera persona el volcán Teide, el punto más elevado de España y un paraje natural de ensueño. El gofio, la ropa vieja o el atún en adobo son las principales delicias de su cocina. ¡Te vas a poner las botas!

Dublín

San Patricio, como bien sabrás, es el patrón de Irlanda y una de las fiestas más populares y celebradas de todo el mundo. Es tradición vestirse con prendas verdes y tomar cerveza, por qué no, teñida de ese color. ¿Te apetece disfrutar de este evento en el lugar en el que nació? Pues, entonces, planifica un viaje a Dublín durante el mes de marzo. En concreto, este evento tiene lugar el 17 de marzo de cada año y es un auténtico espectáculo. Especial mención merece el famoso Desfile del Día de San Patricio. En total, la festividad se prolonga cinco días y para conocerlo suelen llegar más de 700 000 personas procedentes de todo el mundo.

Budapest

Esta es la capital y ciudad más importante de Hungría, un país que, poco a poco, se está convirtiendo en un destino turístico cada vez más interesante para los viajeros. Una vez que te encuentres allí, tómate tu tiempo para visitar el Castillo de Buda, el edificio del Parlamento y el Bastión de los Pescadores. Y, si te apetece relajarte, pasa unas horas en los Baños Széchenyi y en sus piscinas interiores y exteriores. Sin duda, el plato típico de la ciudad y de todo el país es el goulash, que está elaborado a partir de carne, patatas, zanahorias y cebollas aderezadas con paprika, una especie de pimentón rojo muy habitual en la gastronomía húngara. Recuerda llevar abrigo ya que, aunque en las horas centrales del día puede hacer calor, refresca por la mañana y por la noche.

Ibiza

Siempre es un buen momento para conocer esta pequeña isla del archipiélago balear. Y es que allí se mezcla la tradición del centro urbano de la ciudad homónima con el encanto de los mercadillos hippies y el glamour de sus restaurantes, hoteles y discotecas de lujo. Todo ello, además, aderezado por unas playas increíbles y un ambiente de lo más animado y cosmopolita. En marzo, el calor empieza a apretar en Ibiza, por lo que es bastante factible que acabes dándote más de un chapuzón en el mar. La borrida de ratjada, el arroz a banda y la ensalada payesa son sus principales delicias culinarias.

India

Sin duda, uno de los países más exóticos del mundo. Además, en primavera celebra el Holi, un festival realmente curioso e interesante. Es conocido coloquialmente como la "fiesta del amor" o "fiesta de los colores". De hecho, es tradición que todo el mundo salga a la calle armado con colores secos que, posteriormente, lanzan al viento para impregnarse los unos a los otros. También se encienden hogueras en los centros de las ciudades. Se trata de una de las celebraciones más originales, aunque de origen remoto, y divertidas del planeta.

Valencia

La capital de la Comunidad Valenciana, también conocida como la ciudad del Turia, es una de las ciudades más importantes de España. De hecho, merece la pena visitarla en cualquier momento del año con el propósito de conocer la Ciudad de las Artes y las Ciencias, el Mercado Central o la Lonja de la Seda, por ejemplo. Sin embargo, durante el mes de marzo y, sobre todo, entre el 15 y el 19 de ese mes, tiene lugar un evento especialmente atractivo para el visitante y tradicional para los residentes: las Fallas. Se celebran en honor a San José, de ahí su ubicación en el calendario, y se caracterizan por llenar las calles de "ninots", unos muñecos de gran tamaño que, durante el último día de las fiestas, son quemados al aire libre. Solo se salva el ganador del concurso, que pasa a ser exhibido en un museo dedicado. En total, se colocan por las calles unos 800. Además, cada día, se celebra una "mascletà" que consiste en lanzar petardos en un espectáculo pirotécnico muy llamativo.

¡Déjate inspirar!

Descubre nuestras aplicaciones
Únete a nosotros en