Visado Cuba

Los requisitos de entrada a Cuba exigen la compra de una tarjeta de turista o de un visado en el consulado del país antes del viaje. Para ir de vacaciones a Cuba, los requisitos de entrada del país exigen contar con una tarjeta de turista. A continuación podrás ver cómo y dónde puedes obtener el documento válido para 30 días y qué prerrequisitos debes cumplir. Como alternativa puedes solicitar un visado para estancias largas. Antes de que comience el viaje debes cumplir con algunas formalidades, como contratar un seguro de salud para viajes al extranjero que puedas usar en Cuba y tener en cuenta algunas normativas de aduana y vacunación.

Requisitos de entrada para Cuba: Lo que debes saber antes de viajar

Los requisitos de entrada para Cuba exigen un pasaporte de validez mínima de seis meses. También podrás utilizar un pasaporte temporal o, en el caso de los hijos, un pasaporte infantil. Para una estancia de hasta treinta días no es necesario obtener un visado. Aun así se exige que tenga la llamada tarjeta de turista de la embajada. Cuesta unos 22 euros y se puede pedir directamente en el consulado del país. Se debe entregar el formulario correspondiente, el pago de la tarifa en efectivo, una foto, el billete de regreso o de continuación y el justificante de contratación de un seguro de viaje privado. En principio, ni las pólizas públicas españolas ni los seguros de EE. UU. son reconocidos.

También puedes solicitar la tarjeta de turista por medio de una aerolínea o una agencia de viajes acreditada. En los viajes combinados, el organizador se ocupa generalmente de estas formalidades (su sello debería figurar en la parte posterior de la tarjeta de turista).

Si no planeas un viaje turístico a Cuba, debes solicitar obligatoriamente un visado. Lo mismo aplica para estancias que duren más de treinta días.

En algunos casos, para esto es necesaria una invitación de una persona o una institución. Se expiden visados para turistas, viajeros de negocios, periodistas, estudiantes o de tránsito, entre otros. La concesión puede tardar varias semanas, por lo que debes empezar con tiempo la planificación del viaje a Cuba. Por lo general, en los pasos fronterizos no se expiden visados. La aerolínea comprobará la posesión de los documentos necesarios antes del despegue.

Entrada a Cuba: Controles fronterizos

Al llegar a Cuba debes presentar tu pasaporte y la tarjeta de turista. Los oficiales de fronteras la comprobarán y sellarán. Normalmente no se inscribirá nada en el pasaporte. A continuación debes mostrar al oficial un seguro de viaje reconocido para Cuba en español. Puedes solicitar esta confirmación a tu aseguradora, que se la enviará en pocos días. Si no presentas el comprobante en el aeropuerto, es posible que deba scontratar un seguro nacional por unos 2 a 3 dólares estadounidenses o pesos convertibles diarios. En caso de enfermedades previas o de practicar deportes de riesgo, el precio aumentará.

A la llegada tendrás que rellenar un formulario con sus datos personales, la duración de su estancia y el motivo de su visita. Aquí también te preguntarán por tu lugar de alojamiento. Es recomendable reservar antes del comienzo de las vacaciones una habitación en un hotel del estado o en una casa particular, es decir, los alojamientos privados certificados. Así podrás mostrarle al oficial de fronteras un vale que confirme tu alojamiento concreto. Anteriormente, en algunos casos se pedía que aún en el aeropuerto se reservara un hotel más caro para por lo menos tres noches antes de que se confirmara la entrada.

El procedimiento de entrada en sí puede durara hasta media hora, aunque usualmente es más rápido. Los pasaportes se revisan en detalle y, en ocasiones, te harán preguntas sobre la estancia planeada. Los oficiales de fronteras son generalmente simpáticos y, además de español, hablan inglés.  La mayoría de europeos son procesados rápidamente en comparación con otros. Se pueden dar tiempos de espera más largos si tienes un pasaporte estadounidense o mexicano, o si tienes doble nacionalidad. Después de haber superado todas las formalidades se separará una parte de la tarjeta de turista y se archivará. Deberás conservar la parte que te entreguen hasta tu partida. Si la pierdes podrías tener problemas al salir del país. Por ello es recomendable realizar copias o fotos digitales de dicha tarjeta.

*En el año 2015 se eliminaron las hasta entonces típicas tasas de aeropuerto a la llegada y se integraron en el precio de los billetes. Además, ya no debe conservar 25 CUC hasta el día de su partida, contrario a lo que aún se cree.

Disposiciones específicas para viajes a través de EE. UU. y Brasil

Los vuelos directos o viajes en barco entre EE. UU. y Cuba solo están permitidos a ciudadanos estadounidenses en ciertas circunstancias. En la práctica los procesos para las aerolíneas y las empresas navieras no están tan extendidos, por lo que pueden producirse cambios considerables de manera repentina. Si viajas desde Brasil u otra zona con riesgo de fiebre amarilla, los requisitos de entrada a Cuba establecen que debes presentar el certificado de vacunación correspondiente. Hasta ahora, la aerolínea correspondiente en Latinoamérica comprueba estos documentos.

Las divisas cubanas

En Cuba, hasta el momento, se paga con dos monedas: el peso nacional CUP y el peso cubano convertible CUC. Este último solo está pensado para visitantes extranjeros y está vinculado al valor del dólar estadounidense. Esta divisa se puede adquirir en todas las casa de cambios del país, por ejemplo en el aeropuerto. En ningún caso compres CUC a los vendedores ambulantes. Dirígete a los proveedores estatales llamados CADECA.

La mayoría de productos se pueden comprar con pesos convertibles, cuyo valor es unas 24 veces menor, y se usa para salir a comer y comprar alimentos. Se recomienda tener una pequeña cantidad en CUP. La introducción y extracción de pesos no está permitida por norma general. Puede cambiar los CUC y CUP sobrantes en el aeropuerto, pero ten en cuenta el 10% de comisión. En algunos lugares de Cuba podrás pagar con euros, como en Varadero, los Jardines del Rey, Santa Lucía y Playa Covarrubias. La posesión e introducción de dólares estadounidenses no está permitida. Las tarjetas de crédito estadounidenses no serán aceptadas en ningún caso. Las tarjetas EC, Maestro, VPay y Girocard no se pueden usar en Cuba. En cambio, cada vez más hay la posibilidades para usar VISA. También puedes sacar dinero en cajeros automáticos en muchos lugares. Habitualmente esto se puede hacer, por ejemplo, en las oficinas del Banco Metropolitanos y del Banco Financiero Internacional.

Los restaurantes y hoteles más grandes aceptan medios de pago electrónicos. En cuanto a las tarjetas de crédito, usualmente se cobran tarifas del 3 %, además de la comisión de la entidad financiera cubana. Para estar tranquilo deberías llevar una buena suma de dinero en efectivo en euros y cambiarlo según lo necesites.

Reglamentos aduaneros de Cuba

  • Lo mejor es viajar con artículos que estén pensados específicamente para ti. Los reglamentos aduaneros son bastante estrictos en cuanto a los regalos para los ciudadanos cubanos. A partir de un valor de 50 CUC se cobra el 100 % por derechos de aduana. Además hay directrices muy estrictas para la introducción de aparatos de radio y GPS, así como de teléfonos satelitales. Esto no incluye la función de localización de teléfonos móviles y ordenadores.
  • Usualmente, está prohibido introducir alimentos, especialmente productos cárnicos y lácteos, y frutas. Las normativas sobre los productos cubanos que se pueden sacar del país, sobre todo ron y puros, resultan casi más importantes. El tabaco se puede sacar del país hasta una cantidad de 20 puros sueltos sin certificado de origen.
  • Está permitido sacar hasta 50 unidades si están sin abrir y con el sello oficial. Todo lo que supere esta cantidad debe estar acompañado por la factura original de una empresa estatal certificada. En cuanto a los licores, se puede sacar hasta un litro con un porcentaje de alcohol del 20 %. En el caso del vino, hasta dos litros.

¿Se puede viajar con animales?

Básicamente, es posible entrar a Cuba con perros, gatos, peces y aves. Para ello se necesita un certificado de salud oficial. Además, si traes un perro debes presentar una prueba de la vacuna contra la rabia. Los documentos tienen que estar traducidos al español y aprobados por la oficina consular española. Ten en cuenta que incluso con los papeles en regla es habitual una cuarentena de hasta dos semanas.

¿Qué indicaciones médicas se deben tener en cuenta?

Oficialmente es necesario presentar una prueba de vacunación contra la fiebre amarilla si vas a viajar desde una zona de riesgo. Adicionalmente,se aconseja renovar todas las vacunas habituales como tétanos, difteria, tos ferina, paperas, sarampión y neumococos. Es también aconsejable protegerse contra hepatitis B, tifus, rabia y cólera en caso de exposición. Si deseas viajar por tierra, se recomienda estar protegido contra estas enfermedades.

Mediante la protección eficaz contra los mosquitos, podrá defenderse de enfermedades de común aparición como el dengue o la chikunguña. Durante el día lleva ropa larga y clara que le cubra el cuerpo. Los repelentes de insectos también disminuyen el riesgo de picaduras. En Cuba no hay malaria.

Es muy aconsejable mantenerse apartado de los perros callejeros en Cuba. Incluso si estás vacunado contra la rabia, es necesaria una vacuna de refuerzo tres días después. En regiones apartadas puede ser complicado encontrar la vacuna correspondiente. El abastecimiento médico está asegurado en ciudades grandes como La Habana o Santiago. En el campo suele haber escasez de personal y medios. Las ambulancias tardan a menudo más de quince minutos hasta llegar al lugar del accidente.

En cuanto a la atención médica primaria en el hospital, es necesario asumir ocasionalmente los costes que después cubrirá el seguro de viaje. En caso de haber facturas sin pagar, se podría bloquear su salida del país. Esto también aplica a accidentes de tráfico donde está por aclarar quién es el causante.

Los requisitos de entrada a Cuba para los turistas son simples: Con la póliza del seguro, la solicitud rellenada y el billete de vuelta puedes acudir al consulado, a una agencia de viajes o a una aerolínea y conseguir una tarjeta de turista de 30 días. Esta se verifica antes del despegue, por lo que casi no hay riesgo de que se te niegue la entrada en el destino.

¡Déjate inspirar!

Descubre nuestras aplicaciones
Únete a nosotros en