Menú
Mi Rumbo ¿Necesitas ayuda?
Para reservar 0034 911 365 739 Red fija. Coste depende del operador Política de privacidad
Lugares para visitar

Lugares para visitar durante tus vacaciones

Sinceramente, el mundo tiene tantos lugares para visitar que es complicado verlos todos. Sin embargo, hay que ver esto desde una perspectiva positiva: tienes mucho entre lo que elegir. Desde Rumbo queremos poner al alcance de tu mano una gran variedad de ofertas de viajes para que disfrutes de unas merecidas vacaciones en aquel rincón del planeta que siempre has querido conocer. ¡Oportunidades como estas no aparecen todos los días!

1. Londres

¿Qué puede decirse sobre la capital del Reino Unido, que ya no se sepa? Si planificas tu viaje allí, podrás disfrutar de una de las ciudades más modernas, cosmopolitas e interesantes del mundo. Puedes empezar montándote en el London Eye, la que probablemente es la noria más emblemática del mundo y que ofrece unas vistas imponentes del río Támesis y del resto de la urbe, para, después, hacer una visita al Big Ben, al Palacio de Buckingham, a la Torre de Londres y a la Abadía de Westminster. Tampoco te olvides de hacer un recorrido por sus museos. En el Museo de Historia Natural podrás, incluso, ver un esqueleto auténtico de un T-Rex y, en el Museo Británico, auténticas joyas del Antiguo Egipto o de la Antigua Grecia. Te quedarás con la boca abierta. Acude a la ciudad durante el verano y disfrutarás de un mejor clima.

2. París

París o, lo que es lo mismo, la Ciudad de las Luces y, para muchos, también la Ciudad del Amor. Los Campos Elíseos, el Arco del Triunfo y, como no, la Torre Eiffel te están esperando para darte la bienvenida a una de las capitales más espectaculares del mundo. Incluso, si viajas con tu familia y tus hijos o, simplemente, quieres pasarlo en grande recordando viejos tiempo, tienes la oportunidad de visitar el Disneyland. Tampoco pierdas la oportunidad de ver en primera persona La Giocconda, el que probablemente es la obra más conocida y misteriosa de Leonardo Da Vinci. Se encuentra en el Museo del Louvre, uno de los mayores del mundo. Y no te olvides de degustar sus vinos y su deliciosa gastronomía. No se nos ocurre un mejor destino para unas vacaciones románticas.

3. Roma

Roma es también conocida como la Ciudad Eterna. Y no es por gusto. Cuando llegues allí y te acerques a visitar las antiguas ruinas del imperio, entre las cuales destaca el Panteón de Gripa y, sobre todo, el Coliseo, te darás cuenta de que no podría tener un mejor apodo. Además, el Museo Vaticano alberga una de las mayores colecciones de arte de la historia y en él podrás ver algunas obras que, hasta ahora, solo habías tenido la oportunidad de contemplar en fotos. A esto hay que añadir que, desde la cúpula de la Basílica de San Pedro disfrutarás de una vista propia de postal. Por su parte, si eres un amante de las compras y de la moda, te lo pasarás en grande dando un paseo por la imponente Via del Corso. Y, para reponer fuerzas, nada mejor que un plato de pasta o una pizza al horno cocinada de la manera tradicional. Sin duda, una experiencia cultural y gastronómica que te va a encantar. ¡No olvides arrojar una moneda a la Fontana di Trevi para asegurarte de que volverás algún día!

4. Venecia

Venecia es otro de esos lugares que hay que visitar, al menos, una vez en la vida. Y es que caminar por encima de los canales y en una ciudad en la que los coches son sustituidos por barcas es algo realmente llamativo e interesante. Una vez allí deleitarás tu vista con la Basílica de San Marcos y con la imponente plaza que se dispone delante de ella, así como con el Palacio Ducal y con el resto de sus monumentos. Asimismo, un paseo por el colorido barrio de Burano es también una experiencia única. En verano hace mejor clima que en invierno pero, si puedes, visita la ciudad durante el Carnaval. Es uno de los más famosos del mundo.

5. Milán

Milán, ubicada en la parte norte de Italia y considerada por los expertos como la capital mundial de la moda, es otro destino imprescindible para ti si viajas al país transalpino. La primera de las muchas visitas obligatorias que tendrás que hacer es al Duomo. Se trata de la catedral gótica más alta del mundo y su fachada es, sencillamente, una auténtica obra de arte. Tampoco te olvides de dar un paseo por la fortaleza medieval que rodea al Castillo Sforzesco ni de recorrer la Galería Víctor Manuel II, cuyas bóvedas acristaladas te transportarán a un universo de lujo y exclusividad inimaginable. Finalmente, si te apasiona el arte, entra al convento dominico de Santa María delle Grazie para ver el mural La última cena de Leonardo da Vinci.

6. Florencia

Salta a la vista que Italia es un país para perderse y para conocer con tranquilidad. Otra ciudad perfecta para unas vacaciones románticas es Florencia. De hecho, aquí se encuentra el Ponte Vecchio, en el cual nació la tradición por la cual las parejas de enamorados ponen un candado en las barandillas de los puentes. Pero esta ciudad también tiene otros muchos enclaves de interés. El más importante es la Catedral de Santa María del Fiore, cuya fachada es una auténtica delicia. Tampoco debes olvidar visitar el Palazzo Vecchio y la Galería Uffizi. No te vayas de la ciudad sin entrar en el Museo de la Academia para contemplar en primera persona el David de Miguel Ángel.

7. Nueva York

Cruzar 'el charco', es decir, el Atlántico, es algo que muchos no pueden hacer en su vida. Por ello, si tú eres uno de los privilegiados que sí tienen esa oportunidad ante sí, da prioridad a Nueva York como destino para tus próximas vacaciones. Al hacerlo, te encontrarás en una de las mayores y más avanzadas urbes del mundo. Da un paseo por Manhattan recordando las más emblemáticas películas de Woody Allen o relájate en Central Park para, después, subir a lo más alto del Empire State Building durante el atardecer para contemplar una vista imponente de sus rascacielos. Evidentemente, la Zona Cero, Times Square y la Estatua de la Libertad son otras visitas imprescindibles. Y, durante la noche, aprovecha para conocer sus bares, discotecas y restaurantes. Nuestro consejo es que vayas en primavera o verano aunque, en invierno, a pesar del frío, la ciudad tiene un encanto especial.

8. Phuket

Phuket es una pequeña isla montañosa ubicada en pleno mar de Andamán y que pertenece a Tailandia. En primer lugar, está repleta de selvas tropicales a través de las cuales podrás perderte en apasionantes excursiones de senderismo que te lleven a conocer una flora y una fauna única. Por otro lado, este lugar es conocido por albergar algunas de las mejores playas del mundo. De hecho, es el sueño de muchos apasionados del submarinismo. La isla se encuentra también repleta de templos budistas y tanto en la capital como en Patong hay una excelente oferta de ocio diurno y nocturno. La gastronomía es, por su parte, una de las más ricas y variadas del mundo. Recuerda que el clima predominante es tropical y que, por ello, a pesar de que las temperaturas son templadas durante todo el año, el porcentaje de humedad es bastante elevado. ¡Cualquier momento es bueno para ir a este sitio!

9. Marrakech

No hay duda de que, hoy en día, Marruecosestá de moda. Y, dentro de este apasionante país, Marrakech es una de las ciudades más interesantes. Y es que, al contrario de lo que puedas imaginar, alterna modernidad y tradición de una manera única. Esto queda patente en la Plaza de Yamaa el Fna, la cual es su auténtico centro neurálgico y en la que podrás encontrar un mercadillo y multitud de locales de ocio y restauración en los que disfrutar de lo más selecto de su gastronomía. Por su parte, la Mezquita Kutubía, del siglo XII, es una de las más espectaculares del mundo. El Palacio de la Bahía y el Jardín Majorelle son otras visitas imprescindibles durante tu estancia. No olvides que aquí hace mucho calor en verano y que, por ello, siempre es mejor visitar la ciudad en invierno o en los albores de la primavera.

10. Praga

Praga, hasta hace un par de décadas, era una auténtica desconocida para muchos amantes de los viajes. Sin embargo, la entrada de la República Checa en la Unión Europea y en el espacio Schengen abrió la puerta a poder disfrutar de ella más en profundidad. Sin duda, una experiencia que merece totalmente la pena. Su Reloj Astronómico es, probablemente, su principal punto de interés, aunque la Catedral de San Vito, el Puente Carlos y su castillo son auténticas joyas. A esto hay que añadir, además, que es una urbe bastante económica y que en ella se elaboran y se comercializan algunas de las mejores cervezas del mundo. ¿Qué más puedes pedirle a un destino vacacional? El verano es la temporada alta, por lo que, si quieres huir de las aglomeraciones de viajeros, visítala durante la primavera o el otoño.

11. Estambul

Estambul, la capital de los tres imperios, es una de las ciudades más espectaculares del mundo, en gran medida, gracias al legado artístico, arquitectónico y monumental de su dilatada historia. Hoy en día, no es la capital de Turquía ya que este honor lo ostenta Ankara, aunque sí es su ciudad más importante. Aquí te espera la Mezquita Azul, la Basílica de Santa Sofía y el Palacio de Topkapi, entre muchas otras construcciones imponentes. Por supuesto, no olvides hacer algunas compras en el Gran Bazar ni de comer un auténtico kebap en cualquiera de sus restaurantes. ¡Te sorprenderás de lo diferentes que son a los que se venden aquí! Haz también un crucero por el Bósforo y despierta tu curiosidad conociendo la historia de la Torre Gálata y de la Torre de la Doncella.

11. Riviera Maya

¿Te apetece disfrutar de las cristalizas y azuladas aguas del mar Caribe? Pues no hay mejor sitio para hacerlo que en la Riviera Maya. Aquí podrás disfrutar de un refrescante baño y de unas horas tomando el sol y disfrutando de un delicioso cóctel en Playa del Carmen o Isla Mujeres, por ejemplo. Sin embargo, los encantos de esta zona van mucho más allá. Y es que dispone de algunas de las ruinas mejor conservadas del Imperio Maya. Sin duda, estas se concentran, especialmente, en Chichén Itzá, un lugar de obligada visita durante tu estancia. El entorno selvático también invita a disfrutar de la naturaleza haciendo senderismo. Reserva tu estancia en cualquier momento del año ya que el clima es excelente siempre.

11. Calella

Situada a unos 50 km de la ciudad de Barcelona, Calella esconde algunas playas que son capaces de hacer que te enamores de la zona del Maresme. La misma playa de su núcleo urbano está considerada como una de las mejores de la zona, aunque es necesario salir del centro de Calella para descubrir sus auténticas joyas como la de las Rocas o la de Garbí. Por otro lado, Calella es un destino perfecto para ir con toda la familia, ya que se trata de un pueblo tranquilo y acogedor que, además, ofrece la oportunidad de ir a Barcelona en pocos minutos.