Ecoturismo: ¿Cómo hacer que tus vacaciones sean más ecológicas?

El ecoturismo es una tendencia entre los viajeros que desean pasar unas vacaciones de una manera más responsable, sin embargo, encuentran algunas dificultades para llevarlo a la práctica. 

Así que consultamos a más de 10.000 viajeros en toda Europa para averiguar sobre estas barreras. Y descubrimos que la gente realmente quiere saber más sobre el turismo sostenible, no al planificar el viaje, sino también al llegar al destino elegido. 

Y aunque queremos que los rumberos disfruten de experiencias emocionantes cuando están fuera, creemos que nuestros consejos sobre ecoturismo, incluyendo los mejores lugares a los que ir y alojarse, también pueden ayudar a que sean un poco más eco-friendly .

Ciudades verdes: los mejores destinos de turismo sostenible

En primer lugar, vamos a ver los destinos de turismo ecológicos perfectos para tus siguientes vacaciones. Un tercio de los encuestados dijeron que les encantaría saber más sobre destinos respetuosos con el medio ambiente. 

Estos son nuestros cinco principales lugares para visitar en Europa, donde se hace hincapié en la eficiencia energética, la sostenibilidad y las opciones de transporte respetuosas con el medio ambiente. Además, son muy interesantes. 

1. Copenhague

Uno de los modelos de más éxito de la economía verde, esta superestrella escandinava ha encabezado durante mucho tiempo las listas de ecoturismo. Dinamarca fue uno de los primeros países en promover normativas medioambientales, y esto es muy visible en su limpia capital, con carriles bici que recorren toda la ciudad. También les encanta la comida ecológica (y algunos platos de pescado muy fuertes), así que mientras estés allí podrás comer y beber bien. También ayuda el hecho de que cuenta con una larga historia, un puerto impresionante, una hermosa arquitectura y unos museos increíbles.Start typing here...

2. Estocolmo

Para no ser menos que su vecina más cercana, esta ciudad sueca fue galardonada con el primer premio Capital Verde Europea en 2010. Puedes visitar las principales atracciones turísticas a pie o en bicicleta, pero no te preocupes si necesitas un autobús o un taxi, ya que la mayoría de ellos funcionan con biocombustible. De hecho, su objetivo es dejar de utilizar combustibles fósiles en 2040. Así que cuando despiertes allí, no solo olerás el café, sino también el aire limpio. No te olvides de visitar Hammarby Sjöstad, un famoso barrio ecológico. Y aquí les encanta reciclar, así que prepárate.

3. Reikjavik

Ten paciencia, ya que seguimos en la zona nórdica, pero Islandia lleva mucho tiempo a la vanguardia de la lucha contra el cambio climático. Y no es de extrañar, ya que aquí se encuentran algunos de los paisajes más impresionantes del mundo y está muy cerca del círculo polar ártico. De nuevo, lo comprobarás durante el viaje; entre su pequeña población, se fomenta el uso de medios de transporte más ecológicos, como los carriles bici que rodean la ciudad. También utilizan recursos naturales, como los pozos geotérmicos (que tú mismo podrás ver cuando visites las fuentes termales), que aprovechan para suministrar energía a la ciudad. 

4. Ámsterdam

Después de los canales, lo más famoso de la capital son probablemente los carriles bici. De hecho, según una sorprendente estadística, en los Países Bajos hay más bicicletas que personas. Además, fueron pioneros en sostenibilidad, con la instalación de cientos de puntos de recarga para coches eléctricos (así que asegúrate de ir con sumo cuidado al cruzar las calles). Sin embargo, estos ayudan a combatir el cambio climático y a reducir las emisiones nocivas.  

5. Berlín

En Alemania se toman muy en serio el autoabastecimiento, y sobre todo en Berlín, donde les encanta tener una parcela. Y a pesar de su gran extensión, es una de las ciudades más verdes de Europa, ya que cuenta con la mayor cantidad de jardines, parques y bosques. Durante mucho tiempo ha sido considerada como uno de los sitios más alternativos del mundo. Su amor por el supra reciclaje, el reciclaje y la ropa vintage se palpa en las calles. También tienen un sinfín de carriles bici y un sistema de transporte público barato, lo que significa que visitarlo todo, desde el Muro de Berlín hasta la Puerta de Brandenburgo, sea sencillo.

Cinco consejos para hacer que una estancia hotelera sea más sostenible 

  1. Reutiliza las toallas
    Aunque a todos nos encanta el servicio de habitaciones, el cambio de toallas y sábanas consume una gran cantidad de agua, energía y, por supuesto, detergente. Sigue las indicaciones de reutilizar las toallas si te quedas varios días y causa un impacto positivo. 
  2.  Apaga las luces y el aire acondicionado cuando salgas  Aunque algunos hoteles ya disponen de medidas para hacerlo, en caso de duda, apágalo. 
  3.  Recicla siempre que puedas
    En lugar de tirar el plástico a la basura, pregunta en recepción si tienen un contenedor de reciclaje; lo más probable es que dispongan de un lugar adecuado donde tirarlo. 
  4.  Alójate en un sitio con servicios ecológicos
    Muchos sitios te permiten alquilar bicicletas, por ejemplo, o solo sirven comida ecológica. Si les interesa mejorar sus credenciales ecológicas, debería figurar en la descripción del hotel. 
  5. Alójate en un sitio donde se pueda acceder fácilmente con transporte público.
    Tal vez estés pensando en lo que vas a hacer cuando llegues a tu destino. Así que si planeas visitar muchos lugares de interés en el centro de la ciudad, alójate cerca de allí para que puedas ir andando o en bus, y limitar la necesidad de coger un taxi. 

Ecoturismo: otras cosas que puedes hacer cuando estés de visita

Una de las definiciones más populares de turismo sostenible es «el concepto de visitar algún lugar como turista y tratar de causar un impacto positivo en el medio ambiente, la sociedad y la economía». 

Pero uno de los puntos clave que detectamos en la encuesta es que los viajeros no siempre saben cómo ponerlo en práctica durante su viaje. Aquí hay algunos consejos que te ayudarán a ser un turista más responsable. 

  • Consume producto local
    Cerca del 60 % de las personas dijeron que comerían productos locales para tratar de combatir el impacto del transporte de alimentos. Lo mismo sucede con los productores y las tiendas locales. Si buscas un recuerdo para llevarte a casa, escoge productos fabricados en la zona, si puedes, en lugar de los producidos en masa. Muchas de nuestras mejores experiencias son comer en restaurantes familiares locales, así que si tienes dudas, pregunta en el hotel. Así probablemente comerás alimentos producidos por agricultores y pescadores locales. 
  • Cuida el medio ambiente cuando estés allí
    Ya hemos hablado un poco sobre el reciclaje, pero trata de averiguar cómo recogen los residuos en tu hotel o resort. Naturalmente, si haces excursiones de un día, procura no llevar plástico ni tirarlo. Utilizar el transporte público, compartir el coche desde y hacia el aeropuerto o alquilar bicis son también buenas opciones para reducir el impacto medioambiental. 
  • Devolver
    Casi un tercio de los encuestados dijeron que les gustaría hacer unas vacaciones de voluntariado como forma de devolver algo a la economía local durante su tiempo libre. También manifestaron su deseo de visitar algunos de los destinos menos concurridos del mundo, para descubrir algo nuevo y para disminuir el impacto ambiental que supone la presencia de mucha gente en un mismo lugar.