ahora es Rumbo

Menú
Mi Rumbo¿Necesitas ayuda?
Para reservar0034 911 365 739Red fija. Coste depende del operador
Ofertas de hoteles en Francia

Hoteles en Francia

¿Buscas hoteles en Francia? Encuentra las mejores ofertas de hoteles en Francia para tu siguiente viaje de verano, escapada de ski en el invierno o viaje de negocios.  El buscador de Rumbo te ofrece hoteles en las zonas con más encanto  en Francia y al mejor precio. Sólo tienes que indicar la fecha de entrada y salida y pinchar en el botón "buscar". Nuestro buscador de Hoteles en Francia te ofrecerá una selección con los mejores precios para reservar tu hotel en Francia.

Acerca de Francia

Si te gustan los países con historia y carácter, Francia no debe faltar en su lista. La belleza de este país se incrusta en esa abundante combinación entre lo sencillo, lo histórico y lo moderno por lo que sus sitios de interés se encuentran prácticamente en todo su territorio.  Es tan grande el carácter y prestigio de Francia que por sí sola constituye un sitio de interés. En cualquier punto que se pise se pueden encontrar trozos de historia, de arte, de grandeza arquitectónica, de leyendas épicas o de amor.

Clima en Francia

El clima está claramente marcado por dos temporadas: invierno y verano. En el invierno las temperaturas son bajas en todas las regiones, aunque no suelen descender bajo cero, exceptuando la zona de los Alpes y los Pirineos. En el verano la temperatura alcanza los 27 grados centígrados en la mayor parte del territorio. La zona de Provenza es entre 3 y 5 grados centígrados más cálida en relación a París. Los mejores meses para conocer Francia son junio, cuando el clima cálido empieza a invadir pero aun no es bochornoso y septiembre, que conserva el encanto del verano sin las agobiantes temperaturas. La primavera se instala en Francia en mayo, más que en abril.

Sitios de interés en Francia

  • Disneyland París

Aprovechando la estancia en París, es imprescindible acercarse a Disneyland París, al Reino de la Magia y la Fantasía y descubrir así, un aspecto más de la Francia moderna. Disneyland París se encuentra a 32 Km al este de la Ciudad de la Luz, en Marne-la-Valle, ocupando un área de aproximadamente 2,000 hectáreas en las que se distribuyen el Parque Temático, 6 hoteles, un 'pueblo' de cabañas en medio de un bosque, restaurantes, bares y tiendas, además de Festival Disney y un campo de golf. Llegar a Disneyland París, es muy fácil: en automóvil, tomando la salida 14 de la autopista A4 (París-Metz), siguiendo las señales claramente indicadas; en metro con la línea A del RER (Tren Expreso Regional), en un breve viaje de 45 minutos. Por otro lado, recientemente ha sido construida una nueva estación del Tren de Alta Velocidad (TGV) a unos pasos de la puerta de entrada a Disneyland París. Existe un servicio continuo y directo de autobuses (VEA) que comunican Disneyland París con los aeropuertos de Rossy/Charles de Gaulle y Orly. Los billetes se pueden adquirir en el momento de abordar el autobús o en las ventanillas de las terminales.

  • Norte de París

Siguiendo hacia el norte, los paisajes van volviéndose más oscuros aunque no menos interesantes. La parte norte comprende las regiones de Nord Pas-de-Calais y la Picardie. La línea de ciudades pequeñas que se puede visitar al acercarse a la costa del norte es impresionante.LilleLille es una ciudad donde se han estacionado las influencias flamencas y holandesas. Sus construcciones son exuberantes y sus museos albergan obras de pintura flamenca y holandesa, de Rubens, Goya, y Delacraux. Es la ciudad que vio nacer a de Gaulle. Es un lugar atractivo y dinámico. La zona centro tiene estrechas callejuelas flanqueadas por edificios antiguos. Tiendas, restaurantes y museos hacen de Lille un animado punto de encuentro. En el casco antiguo se encuentra el Hospice Comtesse, desde donde se puede realizar el recorrido de la ciudad. Fue construido como hospital en 1237 y reconstruido en el siglo XV tras un incendio. Actualmente alberga un museo que expone objetos locales de los siglos XVII y XVIII. La Sala de los Enfermos (Salle des Malades) es la mayor atracción y está coronada por un majestuoso techo de madera. Uno de los edificios con más encanto del centro de la ciudad es el de la Antigua Bolsa de Valores (Vielle Bourse), que se encuentra en la Grand Place o Place du Général-de-Gaulle. Desde allí atravesando la Rue de París se llega a la Iglesia de St-Maurice construida entre los siglos XV y XIX. Cerca de allí está el Boulevard de la Liberté, la gran calle que atraviesa el centro de Lille y no muy lejos el Museo de Bellas Artes. La Ciudadela domina todo el casco antiguo, fue construida a mediados del siglo XVII y en la actualidad se utiliza como cuartel y puede visitarse los domingos durante los meses de verano. Desde Lille se pude viajar hasta St-Omer, pequeña y encantadora.Otros puntos de interés del Norte de París Posiblemente la vida de la región cambie rápidamente ahora que el Eurotunel se ha puesto en marcha. El famoso túnel submarino que parte de Calais y llega a Inglaterra, sueño de muchos ingenieros durante largo tiempo, es ahora una realidad. Calais se encuentra a 40 kilómetros al noroeste de St-Omer, frente a las costas de Dover en Inglaterra al otro lado del canal. En otro tiempo fue un precioso puerto viejo, famoso por su industria de encajes. El monumento más importante es la escultura de bronce Monument des Bourgeois de Calais, obra de Auguste Rodín, que se encuentra situada en el Parc St-Pierre junto a la Place du Soldat-Inconnu. No deje la ciudad sin visitar el Museo de Bellas Artes y de los Encajes, donde encontrará pintura de los siglos XIX y XX, exposiciones históricas locales y exposiciones documentales de la industria del encaje de Calais. Por último se puede visitar la Iglesia de Notre-Dame, donde se casó el General de Gaulle en 1921. Son impresionantes la bóveda interior bellamente decorada y las ventanas de gran elegancia sencilla y vertical. El camino que se extiende desde Calais hasta Boulogne, discurre por escarpados acantilados y largas playas de arena. Cerca de Boulogne se encuentra la Colonne de la Grande Armée, una columna de mármol de 48 metros de altura iniciada en 1804, para conmemorar los planes de Napoleón de invadir Inglaterra (fue terminada 30 años más tarde). Desde lo alto de la columna, que se llega tras subir 263 escalones, la vista es espléndida. La ciudad de Boulogne está dividida en dos partes: alta y baja. La Ville Haute, el casco antiguo, está ubicado sobre una colina dominada por la basílica de Notre-Dame, cuya bóveda alargada se divisa desde lejos. El edificio está rodeado de calles empedradas y murallas flanqueadas por torres del siglo XIII, desde donde se obtienen unas vistas maravillosas. La parte baja de la ciudad corresponde a los alrededores del puerto, con calles reconstruidas con cemento que no tienen el encanto de la parte alta. Otros edificios de interés son el Ayuntamiento, situado en la Place Bouillon, que data del siglo XVIII, y el Hotel Desandrounis, donde solía hospedarse Napoleón. Siguiendo por la costa se encuentra Le Touquet, un punto de veraneo de elegante estilo victoriano, conocido en el siglo pasado como la Playa de París. La ciudad ofrece todas las diversiones, un casino, campos de golf, un hipódromo, playas de arena, y avenidas luminosas excelentes para pasear. Cambrai, en el interior, vive de la industria textil y entre sus atractivos están sus calles adoquinadas, sus casas de los siglos XVII y XVIII y su Catedral Saint-Géry, de estilo nórdico, donde la combinación de mármol rojo y negro le dan un aire barroco. El edificio alberga la tumba de Fénélon. Arras es una ciudad industrial, que conserva un centro histórico de gran interés que recuerda tiempos medievales. La arquitectura de la ciudad es digna de admiración. Se puede visitar el Museo de Bellas Artes, que alberga una rica colección de porcelana y cuadros, con varias obras importantes del siglo pasado. Amiens es la ciudad donde nació Julio Verne y cuenta con la catedral más grande de toda Francia; pueden disfrutarse también sus jardines flotantes por medio de un paseo en barca. Otras poblaciones de interés son San Quintín, que se destaca por el colorido de tonos pastel de Quentín de la Tour, el art déco de sus fachadas, el ayuntamiento y el museo Lécuyer; Provins, conocida por su fortaleza, sus calles y palacetes medievales; Meaux, una ciudad amurallada, cuna del protestantismo francés, donde son interesantes para visitar su palacio episcopal, el jardín y el Museo Bossuet, así como el mercado del Marne; Senlis, considerada monumento histórico y dominada por la Catedral de Saint-Denis de estilo contemporáneo, está rodeada de muros romanos y callejuelas empedradas; y por último Saint-Germain-en-Laye, un castillo y museo de antiguedades nacionales que merece la pena visitar. 

  • La Ruta de los Vinos

Cada región tiene sus viñedos propios y fascinantes, acompañados de sus vinaterías y bodegas. Hacer un recorrido por ellas es una excelente forma de comprender el aprecio por esta bebida. Se puede elegir entre la ruta de Alsacia, la del exquisito y afamado Borgoña, que entre octubre y noviembre se convierte en una ruta inolvidable, la del Burdeos, el Loira, Provenza y, por supuesto, la ruta del Champagne. Hacer un itinerario del vino es en cierta forma ver su origen, su gestación y su destino. En el camino, que puede ser en autobús o incluso en bicicleta, se pueden ir descubriendo historias fabulosas que adornan al fruto de la vid y que le han vuelto el producto más típico de Francia.

  • Rutas Religiosas

Si elige viajar a las más renombradas zonas religiosas de Francia puede hacerlo ampliamente. Cada pequeño poblado y cada grande ciudad guardan una magnífica relación histórica con la iglesia. Hay agencias que organizan tours exclusivamente para visitar los monumentos, edificios y todo lo relacionado con la historia religiosa. Cementerios Aunque pueda parecer extraño, uno de los mejores sitios para conocer más a fondo el país son sus cementerios. Con una gran reverencia por la muerte, los franceses se han distinguido por la belleza con que construyen y conservan las últimas moradas de sus hombres y mujeres ilustres.

  • Turismo Musical

Esta es una clase de tour organizado para llegar a diversos sitios que tienen relación directa con la música, especialmente durante la temporada de conciertos o los programas de Opera de París.