ahora es Rumbo

Menú
Mi Rumbo¿Necesitas ayuda?
Para reservar0034 911 365 739Red fija. Coste depende del operador Política de privacidad
Buscador de hoteles en Navarra

Hoteles en Navarra

Descubre las mejores ofertas de hoteles en Navarra: utiliza nuestro buscador de hoteles para obtener las mejores ofertas para visitar Navarra.

Acerca de Navarra

Tierra de bellos contrastes y paisajes. Arropada al norte por los Pirineos y por llanuras al sur. Navarra se gobierna bajo un régimen foral.

Pamplona

Sin lugar a dudas, la zona más reconocida de la comunidad Navarra es Pamplona, famosa por su fiesta de San Fermín durante el mes de julio, fecha en la cual el espíritu indomable del español se refleja en las correrías de los encierros, las tardes taurinas y la interminable fiesta de la celebración. Pamplona es una ciudad enclavada en una cuenca, con abundante agua cuya vida cultural ha sido siempre elevada y aumenta con el paso del tiempo en sus teatros, universidades, museos y espacios para la música. Pese a ello, las viejas tradiciones populares no se pierden y el patrimonio arquitectónico que ha heredado se conserva con orgullo y paciencia.

La vida gira en torno a la Plaza del Castillo; numerosos bares y tabernas se encuentran en sus alrededores, sabedores de que la gente llega y pasa por ahí como una vieja costumbre que no se marcha. Por este motivo, es en esta zona donde podrá encontrar tiendas de artesanías, de moda, librerías, etc. Un recorrido por la calle Chapitella, lleva hacia la Casa Consistorial y al Museo de Navarra, moderno y valioso en cuanto a las piezas que conserva. Esta misma zona es la que en los días de San Fermín se convierte en el sitio de los encierros. Diversos palacios y casonas antiguas, algunas convertidas en museos o entidades gubernamentales o bancarias, rodean la zona para deleite del visitante al que solo le basta dar unos pasos para encontrarse con muestras arquitectónicas de gran valor.

En otro extremo de la ciudad, en contraste satisfactorio con el hermoso Parque de la Tejería, la Catedral de Santa María la Real es un ejemplo de una iglesia que empezó siendo gótica y terminó con adhesiones del rococó. Junto a esta, el Museo Diocesano es una muestra más de obras religiosas. A solo una calle, el Palacio Arzobispal, con su fachada plateresca, representa una antigua y poderosa institución navarra. El Palacio Real, sitio de los reyes de Navarra, cuenta con una interesante historia y una arquitectura impresionante. Además de lo anterior, algunos palacios barrocos adornan la ciudad antes de dar paso a la Iglesia de San Lorenzo con su capilla de San Fermín, a quien el pueblo de Pamplona venera con su tradicional fiesta.

Un sello particular de esta ciudad es su abundancia de parques, plazas y jardines, destacando la Plaza de las Recoletas, junto a la capilla de San Fermín, la Plaza del Castillo, el Parque de la Media Luna con su romanticismo escurriéndose por entre sus bancas y rincones; sin embargo, el que levanta mayor admiración es el Parque de la Ciudadela, enorme espacio verde con diseño pentagonal, que antiguamente contuviera el espacio militar navarro por excelencia y que en la actualidad está destinado a fines de recreación y turismo.

Por último, el parque más antiguo de Pamplona continua siendo un sitio de retiro y tranquilidad, el Parque de las Taconeras, que rinde homenaje a numerosos personajes célebres para los habitantes de esta ciudad a través de sus interesantes estatuas colocadas en ese sitio.

Siendo una ciudad populosa y modernizada, escapar al bullicio urbano es posible yendo del centro hacia cualquier dirección ya que los alrededores de Pamplona conservan la tranquila y relajante belleza del verde de sus parques. Hacia el sureste, el Monasterio de Leire, pieza del prerrománico correspondiente al año 848, conjuga el paisaje natural y semimontañoso con su serenidad y austeridad. En su historia, discurre tanto la de España como la de Francia, que mantuvo una gran influencia sobre Navarra.

Roncesvalles

Roncesvalles, con una ubicación fronteriza con el país galo, se ha convertido en escenario de intercambios y movimientos históricos y artísticos memorables; entre ellos, quizás el que más renombre conserve sea el haberse convertido en la cuna de la literatura épica europea a través de la Chanson de Rolland. Siendo a su vez la entrada española a los peregrinos de Santiago, Roncesvalles guarda numerosas muestras del paso de aquellos fieles por sus tierras. Se trata de una población en la actualidad muy pequeña, cuyo espíritu dedicado a la historia les lleva a conservar ese trozo mágico que aquella les heredó. El centro de la vida civil se ubica en el bellísimo templo gótico conocido como Real Colegiata de Santa María, de principios del siglo XIII. En su interior, la imagen de Santa María de Roncesvalles llena de luminosidad el templo con su belleza plateada pues se trata de una talla en madera cubierta por plata, situada sobre una base del mismo material. En la misma área de la iglesia, el claustro de estilo gótico es una atractiva zona para observar las características del siglo XVII. La Capilla de San Agustín es un espacio dedicado al vencedor de la batalla de Navas de Tolosa con un interesante sepulcro esculpido en mármol y una estatua yacente sobre el mismo.

Recordando las leyendas, en la visita a la Capilla de Sancti Spiritus, la construcción más antigua de Roncesvalles, podrá ver la piedra sobre la cual se cree que Roldán hundió su espada tras la derrota, mismo lugar que sirvió de panteón para los peregrinos que morían en aquella zona. A su lado, la Capilla de Santiago o de los Peregrinos se encargaba de recibir a los fieles viajeros y es un sitio que merece la pena visitar. Saliendo de la ciudad, la Cruz de los Peregrinos, antiguamente utilizada para señalar el camino, es una atractiva visión de la devoción a Santiago ante esa parte de tierra desconocida que se vislumbra a lo lejos.

Antes de abandonar Roncesvalles, una visita al Museo de la Colegiata le remontará, a través de la pintura y la orfebrería, hacia aquella época en que se imponía el fervor religioso y el honor de los caballeros; entre sus obras, destacan el Evangeliario de Roncesvalles, el ajedrez de Carlomagno, La Sagrada Familia de Luis Morales y un relicario en oro, plata y esmaltes que representa en estilo gótico a la Virgen del Tesoro.