Cada día, una nueva oferta

Al mejor precio: reserva juntos tu Vuelo + Hotel en un solo clic

Viajar nunca fue tan fácil

Pago fraccionado: garantiza tu plaza con un pago de solo el 25%

Más de 15 años de experiencia

A tu servicio: llámanos y reserva tu viaje también por teléfono

¿Qué hacer en Praga un fin de semana?

Praga es una ciudad magnífica con un lado misterioso y mágico que hay que visitar al menos una vez en la vida.

Una de las grandes ventajas de este destino son sus precios asequibles. Es fácil encontrar un fin de semana en Praga por menos de 250 € en un hotel de 4 estrellas. Un destino práctico si tienes un presupuesto limitado, ideal para sorprender a tu pareja. Para descubrir Praga, me encantan los primeros días de diciembre. Abstente si eres friolero, ya que las temperaturas pueden ser gélidas, pero si te abrigas bien, la ciudad te revelará sus mejores secretos. Piérdete por sus calles, que esconden numerosas galerías y jardines de gran belleza.

El castillo es un lugar mágico que puedes visitar tanto de día como de noche, cuando el ambiente cambia por completo. El reloj astronómico es otro destino turístico que no puede faltar en tu fin de semana en Praga. No te pierdas el espectáculo que tiene lugar cada hora.

En primavera, la ciudad se transforma. Los checos salen a la calle y ocupan la orilla del río para merendar sobre la hierba. Si participas en estos ágapes, tendrás una visión completamente diferente de la ciudad.

No te olvides de asistir a un concierto en una de las múltiples iglesias de Praga. Mi preferida es la de San Nicolás de Malá Strana, que cuenta con una acústica realmente increíble. Aunque no seas un gran aficionado a la música, la experiencia vale la pena y está al alcance de todos los presupuestos.

Ofertas de vacaciones en fin de semana

Lugares de visita obligada en Praga

André Breton definió a Praga como “la capital mágica de Europa”. Una combinación de estilo románico, gótico, barroco, rococó, art nouveau y cubismo. Para evitar las hordas de turistas que ocupan el centro histórico, piérdete por las callejuelas del sur de Karlova y disfruta de un fin de semana “diferente” en Praga. La ciudad de los 100 campanarios esconde innumerables sorpresas. Date un paseo por el muelle Masaryk (Masarykovo Nábrezí) y admira sus edificios neobarrocos. Acércate a la plaza Jirásek para contemplar la “casa danzante”, originalmente denominada “Fred and Ginger” en honor a la famosa pareja de bailarines, que realmente parece estar en movimiento.

Para que a tu fin de semana en Praga no le falte nada, tómate una cerveza en el Grand Café Orient, la cafetería cubista (hasta el mobiliario) de la ciudad.

Planes en Praga recomendados por sus lugareños

  • Si te entra hambre por la noche: Aprovecha las 24 horas de cada día de tu estancia en Praga y mata el gusanillo a las tres de la madrugada con una deliciosa “bramborak” (tortita de patata) en los puestecitos que salpican la ciudad. Las mejores son las que se venden cerca de Tesco (en el número 26 de la calle Národní), un centro comercial de la Ciudad Nueva.
  • Una tienda de visita obligada: Obchod Pod Lampou es una tienda de marionetas única, perfecta para darle un toque diferente a tu fin de semana en Praga. Las marionetas forman parte de la cultura local (la más popular es el bufón Kaparek, que va vestido de rojo) y se inspiran en los cuentos tradicionales (hechiceros, gólems, etc.). ¿Y si Harry Potter fuera checo? Ya averiguarás la respuesta durante tu fin de semana en Praga.  Un placer para los ojos: Súbete al funicular en dirección a la colina de Petrin. Entra en el parque y camina por sus numerosos senderos. Allí disfrutarás de unas vistas incomparables de la ciudad y te llevarás un recuerdo imperecedero de tu fin de semana en esta ciudad.

Los mejores sitios para salir de fiesta

Sí, un fin de semana en Praga también puede ser sinónimo de fiesta. La vida en Praga no es nada cara, y hay un bar en cada esquina. Todo bar que se precie cuenta con un futbolín. Escondido entre sus sinuosas callejuelas, el café literario Tynská atrae a una clientela bohemia. En la entrada hay una biblioteca, y podrás jugar al ajedrez o a las cartas. Para disfrutar de una noche de jazz, acude al Agharta Jazz Centrum. Y para bailar, prueba la pista del Cross, una discoteca “underground” en la que se aceptan animales.

Algo nos dice que tu fin de semana en Praga estará repleto de actividades.

Lo que debes saber antes de reservar un fin de semana en Praga

  1. ¿Es el destino adecuado para mí? 
    Una escapada a Praga es la oportunidad perfecta para descubrir un destino romántico en el que se mezclan diferentes culturas. Ven en pareja para relajarte o con los amigos para salir de fiesta. Esta ciudad llena de encanto no te defraudará.
  2. ¿Cuándo es mejor ir?
    Para aprovechar al máximo el viaje, organiza tu fin de semana en Praga en primavera o verano: los días son más largos y las calles están más animadas. Habrá mucha gente, pero es lo habitual durante todo el año. El invierno es frío, pero, en esta época, la ciudad desprende un encanto especial.
  3. ¿Cómo me muevo por la zona?
    Si quieres disfrutar tranquilamente de tu escapada a Praga, puedes elegir entre diferentes abonos. Los autobuses, tranvías y metros son numerosos y frecuentes. Si llevas maletas grandes, tendrás que comprar billetes suplementarios. Y ten cuidado, porque hay muchos revisores a la caza del turista.
  4. ¿Es muy caro? 
    Pasar un fin de semana en Praga está de moda y, como consecuencia, los precios se resienten. Aun así, los precios son similares a los de España, y no te costará nada encontrar un menú de mediodía entre 6 y 10 €.

¿Dónde se encuentran los mejores restaurantes de Praga?

Resulta fácil comer por menos de 10 € por persona, de modo que tu fin de semana en Praga será de lo más económico. No te olvides de añadir un 10 % de propina a la cuenta, pero no la dejes en la mesa, ya que está mal visto. Si quieres huir de los turistas, no vayas a los restaurantes del centro histórico o de Malá Strana. Aunque toda regla tiene su excepción: U Fleku, un enorme bar-restaurante que elabora su propia cerveza.

La arquitectura de este edificio construido en 1499 y que alberga un museo de la cerveza, merece el desplazamiento. Un fin de semana en Praga también es sinónimo de gastronomía y cultura.

Otras promociones de viajes

¡Déjate inspirar!

Descubre nuestras aplicaciones
Únete a nosotros en