Cada día, una nueva oferta

Al mejor precio: reserva juntos tu Vuelo + Hotel en un solo clic

Viajar nunca fue tan fácil

Pago fraccionado: garantiza tu plaza con un pago de solo el 25%

Más de 15 años de experiencia

A tu servicio: llámanos y reserva tu viaje también por teléfono

Un fin de semana en Menorca: sí, pero no como todo el mundo.

Si sueñas con un fin de semana en Menorca, económico y alejado de las rutas más turísticas, nada como una estancia verde. La isla cuenta con numerosos hostales que te permitirán descubrir la región desde el punto de vista de sus habitantes. Podrás sacar partido del excepcional ecosistema de la isla para iniciarte en la práctica de diferentes deportes náuticos, como el buceo, ya sea en apnea o con botellas, o el windsurf. Son muchos los productores ecológicos que venden sus productos en los mercados: otra etapa que no puede faltar en tu estancia.

Ofertas de vacaciones en fin de semana

¿Qué comer en Menorca?

Las tapas también son toda una institución en Menorca. En tu menú de entrantes no pueden faltar las sopas frías, las empanadas, la sobrasada, la butifarra, el “tombet” (una especie de pisto), las aceitunas y el jamón serrano, siempre bien acompañadas por una copa de vino o una cerveza. A continuación, deléitate con una caldera de langosta o un asado de lechona. Y de postre, apuesta por una ensaimada: la famosa especialidad de hojaldre espolvoreado de azúcar que puede estar rellena de chocolate, crema pastelera o fruta confitada.

 

Planes en Menorca recomendados por sus lugareños

  • Los sitios más bonitos que visitar Durante tu fin de semana en Menorca, descubre la Cova d’en Xoroi y la Cala Galdana, dos pequeñas calas de aguas azul turquesa rodeadas de acantilados de piedra blanca en las que podrás practicar un sinfín de deportes al aire libre (senderismo, ciclismo de montaña, buceo, vela, kayak, etc.) o simplemente disfrutar del paisaje excepcional y de unos instantes de relajación y asueto.
  • ¿Qué me traigo de Menorca? Antes de volver, mete en la maleta un par de sandalias menorquinas. Parecidas a las alpargatas, se venden en infinitud de colores veraniegos. Si te das una vuelta por los mercados, tendrás la oportunidad de descubrir los tejidos locales y especialidades típicas como el aceite de oliva, los tarros de verduras en conserva y los quesos (el queso de Mahón cuenta con una denominación de origen).
  • Actividad imprescindible: Durante tu fin de semana en Menorca, no te olvides de que el corazón de la isla también tiene su interés y anímate a hacer una ruta a pie por sus senderos perfectamente señalizados. Empieza por el Parque Natural de S’Albufera des Grau, en el norte de la isla, para después continuar bordeando los acantilados del este. Si no te gusta especialmente hacer deporte, debes saber que hay muchos centros ecuestres que ofrecen paseos a caballo.

Cinco preguntas que responder antes de reservar un fin de semana en Menorca

  1. ¿Es el destino adecuado para mí? 
    Menorca es un lugar apropiado para que pases un fin de semana si:
               - te gusta salir de fiesta;
                - sueñas con tumbarte en una espectacular playa de arena fina;
                - te gusta el turismo verde;
                - te apetecen unas vacaciones deportivas y culturales;
                - buscas un destino excepcional a pocas horas de la península.
  2.  ¿Cuándo es mejor ir? Para empezar a organizar tu estancia, decide qué actividades quieres practicar en la isla. Si tienes en mente practicar deportes acuáticos y al aire libre, la primavera y el final del verano son los períodos ideales, ya que hace menos calor que en julio y agosto y los caminos estarán menos abarrotados. Si prefieres descubrir la isla lejos del turismo de masas, reserva tu estancia en invierno. El clima suave te permitirá disfrutar de todas las ventajas de la región sin los inconvenientes de la afluencia excesiva de visitantes.
  3. ¿Cómo me muevo por la zona? La red de transporte público de la isla es casi inexistente, de modo que, si tienes previsto desplazarte durante tu fin de semana en Menorca, lo mejor que puedes hacer es llamar a un taxi o alquilar un coche. También es habitual encontrar servicios de alquiler de bicicletas, que son una alternativa sostenible que puedes tener en cuenta. Cuanto más pequeños son los pueblos, más fácil es recorrerlos a pie.
  4. ¿Es muy caro? El coste de vida es muy parecido al de la península. Los productos de origen local resultan bastante accesibles, sobre todo en los mercados, mientras que los de importación salen bastante caros. Apuesta por pensiones, hostales y pequeñas tabernas y olvídate de los grandes complejos turísticos. Dado que la isla ha sabido conservar su autenticidad, aprovecha para disfrutar de actividades turísticas ecológicas, como un paseo a caballo o una sesión de buceo.
  5. ¿Cuáles son las especialidades locales? La isla ofrece tal cantidad de especialidades que te resultará complicado probarlas todas durante un fin de semana en Menorca. En la costa, degusta el pescado, los calamares con tomate y las verduras rellenas. En las tierras del interior encontrarás una gran variedad de quesos, como el de Mahón, que se parece al parmesano en la textura pero con un sabor ligeramente picante, además de quesos frescos, carne de cordero a la brasa y embutidos como el jamón y la sobrasada.

Los barrios y monumentos que merecen una visita

Es en Mahón, la capital, donde podrás visitar la mayor parte de los monumentos de la isla. La ruta empieza en el puerto natural de La Mola, continúa en la fortaleza de Isabel II, una impresionante edificación del siglo XIX, y prosigue por las callejuelas del casco antiguo, típicamente españolas, y las avenidas jalonadas de residencias británicas que datan de la época colonial. Durante tu fin de semana en Menorca, reserva tiempo para visitar las colecciones Hernández Sanz-Hernández Mora. Merece la pena desplazarse hasta allí.

 

Otras promociones de viajes

¡Déjate inspirar!

Descubre nuestras aplicaciones
Únete a nosotros en