FRANCIA - SITIOS DE INTERÉS

LA REGIÓN DEL NOROESTE

Siguiendo con el norte de Francia, la Zona Noroeste mantiene el mismo aire celta que la del Este, aunque con un rigor y fuerza distintos. Templados quizá por una mayor cantidad de mar abierto, la zona de Bretaña y Normandía han representado la fortaleza, que se repite en sus construcciones, entreverada con la delicadeza del estético espíritu francés. Otras zonas de la región son Poitou-Charentes, el Pays de la Loire y el Centro-val de Loire.

NORMANDIE

El litoral normando es precioso. Altos y majestuosos acantilados color arena, casi blanco, coronan las playas de arena gris en donde se han establecido centros de recreo, monasterios como el de Fécamp, balnearios como Dieppe que tiene el honor de ser el más antiguo de Francia, restaurantes donde los peces se cocinan de variadas formas y bañan el ambiente con sus olores de mar. Zonas como Etretat son así; en otras, el crecimiento demográfico ha impuesto ciudades y puertos, como en Le Havre, puerto que recibe y despide gran cantidad de embarcaciones especialmente de carga.

Las costas normandas tienen nombres femeninos como Nácar, Florida y Gracia. La Costa de Gracia ha mantenido su carácter medieval, con su iglesia de madera, sus casas viejas y sus muelles pintados por Monet. En contraste, la Costa Florida ofrece un mundo más cosmopolita, más elegante, más visitado; cuenta con casinos y centros de recreo, así como la vida citadina de Deauville.

La Costa de Nácar es ideal para quienes disfrutan de los buenos mariscos y los baños tranquilos en el agua salada del mar. Su mayor importancia la tiene al haber sido el sitio del desembarco de Normandía para la liberación de Francia por la resistencia, durante la ocupación nazi.

El Monte Saint Michel, sobre un islote de granito, alberga el monasterio del mismo nombre construido en el 708. La belleza de este sitio, de tipo medieval, remonta a la idea del claustro que realizaban los monjes en la búsqueda de un encuentro místico. Es posible visitarlo durante una excursión por barco y recomendable dedicar un día entero a disfrutar de descubrir sus rincones.

En Evereux, cerca de París, lo más interesante es la Catedral de Notre-Dame, un claro ejemplo del gótico flamígero en su fachada y en el interior.

La pequeña ciudad de Les Andelys se localiza a orillas del río Sena. Dominando la ciudad está el Chateau Gaillard en lo alto de un precipicio. Se trata de una fortaleza construida en 1196 por Ricardo Corazón de León.

Rouen

La ciudad de Rouen alberga con armonía lo antiguo y lo moderno. Entre los numerosos edificios religiosos que se emplazan destaca la Catedral de Notre-Dame, obra maestra del gótico francés, inmortalizada por Claude Monet en su serie Catedrales de Rouen. Lo mejor del templo es el coro del siglo XIII y las columnas de piedra que terminan en unas curiosas caras talladas. También es destacable la escalera de la Biblioteca atribuida a Guillaume Pontifs, responsable de la mayor parte del trabajo del siglo XV. Otros edificios religiosos de interés son la Iglesia de St-Maclou; la Iglesia de St-Ouen, ambas del gótico tardío y la Iglesia de Jeanne-dīArc, erigida en el mismo lugar en el que la mártir fue quemada hasta morir.

Durante la Edad Media una gran peste devastó a Europa, razón por la que hay que visitar el antiguo osario Aitre St-Maclou, que alberga actualmente a la Escuela de Arte y Arquitectura de la ciudad. Entre los museos se pueden visitar el Museo de Bellas Artes, el Museo de la Cerámica y el Museo de Ferronerie Le Secq des Tournelles, que guarda la mejor colección de hierro forjado del mundo. No deje Rouen sin echar un vistazo al Gros-Horloge, un reloj renacentista gigantesco.

Caen y Bayeaux

La capital de la Baja Normandía es Caen. La principal atracción de la ciudad es la Abbaye aux Hommes (Abadía de los Hombres), un monasterio construido por Guillermo el Conquistador. Por otra parte su esposa ordenó la construcción de la Abbaye aux Dames (Abadía de las Damas). Son interesantes las ruinas de la fortaleza, donde en el interior de las murallas están ubicados el Museo de Bellas Artes, el Museo de Normandie, donde se expone la artesanía regional y la Capilla de St-George. En el Memorial, un museo al norte de la ciudad, se expone una amplia documentación sobre los desembarcos de Normandía en 1944.

Y por último la atractiva ciudad de Bayeux con su rica historia le dejará un gustoso sabor de la Normandie. En la ciudad se encuentra la pieza bordada más famosa del mundo el Tapiz de Bayeux, realizada en 1067, y guardada en el Museo de la Tapicería. También se pueden visitar el Museo Baron Gérard y el Museo de la Bataille de Normandie. Entre los edificios religiosos destaca la Catedral de Notre-Dame.

BRETAGNE

La zona de Bretaña está dividida en dos partes: la marítima y la boscosa, que va disminuyendo en intensidad a medida que se une al Valle del Loira.

En la parte costera, en el Golfo de Saint Malo, un islote alberga los restos de Chateaubriand, mientras que la población de Saint Malo es una especie de 'ciudad corsario' medieval, amurallada, con un castillo majestuoso aunque sobrio en su interior.

Otra ciudad de la costa Bretona es Dinard, que contrasta en ese estático mundo medieval con sus amplias playas y sitios de ambiente lujoso y moderno. Los ingleses visitan esta parte de Francia con frecuencia posiblemente porque guarda raíces similares a las suyas. Dinard recupera el estilo del medievo, con sus calles empedradas y castillos.

Esta visión constante de sitios que se trasladan de lo antiguo a la modernidad imita en sus contrastes al paisaje natural que oscila entre la playa a los riscos, los colores cálidos y los fríos. A diferencia de Normandía, los rocosos acantilados bretones son absolutamente rosados, producto del granito que los componen; con el profundo cielo azul gris de fondo, es posible pensar que se tratara de castillos construidos por la naturaleza o por cierta clase de gnomos.

Estas costas cuentan con infinidad de sitios que visitar, El León es uno de ellos. La memoria de sus pobladores y el rigor para conservarla intacta han hecho que en cada playa, en cada construcción, en cada risco, surjan innumerables historias de la gente que ha pasado por ahí y dejado entrever sus pasiones más profundas, sus hazañas, sus cultos. Esta zona de Francia retiene un fervor religioso perdido en otros sitios, por lo que se localizan diversos recintos parroquiales, compuestos generalmente de una iglesia, un osario y un calvario. En épocas tradicionalmente religiosas, las 'pardons' especie de peregrinaciones, son un atractivo añadido a esta zona ya interesante por si sola.

La zona de Cornuaille es la más mágica de Bretaña. Las leyendas circulan como si el tiempo no hubiese transcurrido y nos encontraramos en la era atómica. Sus paisajes marinos son profundos y lejanos, invitación permanente a la ensoñación.

Finisterre es una parte del mundo donde el tiempo se ha detenido en movimiento diacrónico. Las costumbres tradicionales de los pescadores, las mujeres que conservan sus vestidos y cofias de antaño, el mercado de pescado de Concarneau o las inesperadas playas tropicales de Glénan.

El Litoral del Atlántico

En el litoral atlántico el color de las playas se transforma, se vuelve más cálido, más apto para el clásico veraneo. Los deportes marinos como la navegación en vela son practicados aquí con regularidad, ya que es la mejor zona del país para hacerlo.

Morbihan es otra pequeña península bretona que cuenta con un extraño atractivo. Inexplicablemente hay un levantamiento de más de 5.000 piedras en Carnac que nadie ha sabido explicar hasta hoy. En el Golfo de Morbihan, el agua es más verde, más invitadora a la tradición de tumbarse a tomar el sol.

La Costa del Amor cuenta con las mejores playas de todo este inmenso espacio. La Playa de la Baule es de las más afamadas con sus lujosos hoteles y espacios para tomar el sol. Los balnearios de Gilles-Croix-de Vie y Les Sables d'Olonne tienen buena fama internacional en tanto que la Tranche sur Mer es una zona boscosa de pino marítimo que acepta gustosa a los interesados en el camping.

Rennes

Rennes es la capital tradicional de Bretaña. Es una ciudad de grandes contrastes arquitectónicos donde conviven los severos edificios de granito de estilo clásico, amplias avenidas y grandes plazas, con callejuelas empedradas y construcciones de madera que se conservan desde el siglo XV. Entre los lugares que merece la pena visitar está la Catedral de St-Pierre del siglo XIX y de estilo clásico construida durante 57 años. En el interior se encuentra un retablo flamenco digno de admiración.

Uno de los edificios más importantes de Rennes es el Palais de Justice con un fachada blanca de granito que protege un espléndido interior; entre los salones destaca la Grand Chambre, con magníficas pinturas, tallas y tapices. El Palais des Musées alberga dos museos: el Museo de Beaux-Arts, que acoge una de las mejores colecciones de pintura del país y el Museo de Bretagne, que desarrolla la historia de la región. No deje de visitar el elegante Jardín de Thabor y la Iglesia de Notre-Dame-en-St-Mélaine.

LE PAYS DE LA LOIRE Y CENTRE-VAL DE LOIRA

El Loira es un hermoso valle, un edén francés. Los reyes y nobles hicieron de este sitio su centro preferido. Los innumerables castillos que enmarcan la región, que se escabullen y esconden entre sus bosques y afluentes son muestra del aprecio noble por esta tierra. Los reflejos de sus castillos en las aguas tranquilas del Loira son de esos paisajes que, en equilibrio entre la naturaleza y el hombre, hacen pensar en la belleza de la vida y el mágico deseo de cancelar el tiempo.

Nantes

Nantes es una tranquila ciudad, cuya máxima atracción es el Castillo de los Duques de Bretaña, del siglo XV. Hay un Museo Naval y un Museo de Arte Popular y Regional. Frente al castillo se encuentra la Catedral de St-Pierre, de estilo gótico. También se puede visitar el Museo de Bellas Artes, que expone una interesante colección de pinturas desde el Renacimiento al siglo XX, con obras de Tintoretto, de la Tour, Ingres y Couvert. Para ir de compras nada mejor que el Passage Pommeraye, una elegante galería de tiendas construida en el siglo pasado. No olvide acercarse al Grand Théatre del año 1783.

Angers posee un castillo de 17 torres y 40 metros de altura que guarda una colección de tapices impresionante. Anjou, es una ciudad cuajada de rosas que esparcen su aroma aristocrático por todas partes. Cuenta con interesantes abadías e iglesias románicas; la más conocida es la de Fontevraud. La escuela de caballería de Saumur, al sur de Anjou, es célebre desde tiempos remotos. La población se enorgullece de su exquisito castillo y su puente que se cuenta entre los más antiguos del país.

El Chateau de Chinon, construido sobre un pequeño acantilado, ha visto transcurrir la historia a sus pies desde la Edad Media. En realidad se trata de dos castillos unidos por un fuerte, que cuenta con un puente impresionante para cruzar el Vienne. A su alrededor se han instalado pintorescas casas, mucho más modestas que el castillo, pero que adquieren en conjunto un ambiente medieval.

Tours

Tours es una gran ciudad por lo que se puede tomar como punto de partida para recorrer todo el Valle del Loira. La ciudad es fácil de recorrer. La parte más antigua y atrayente de Tours es la Rue du Commerce y la Place Plumereau, un bonito lugar para pasear, con cafés, tiendas de antiguedades, etc. En la Place de la Gare se encuentra la estación de ferrocarril, la de autobuses y la Oficina de Turismo. Entre los edificios religiosos más importantes destaca la Catedral de St-Gatien, construida en tiempos medievales. Convergen en ella numerosos estilos arquitectónicos. Hay en las cercanías un castillo y el Historial de la Touraine, un museo de cera. Al lado de éste se ubica el Museo de Bellas Artes con obras de Rubens, Rembrandt, Boucher, Degas y el escultor Alexander Calder. Otros interesantes museos son el Museo des Vins, el Museo du Gemmail, que contiene una curiosa colección de paneles de vidrieras tridimensionales de colores y el Museo du Compagnonnage o Museo de la Cofradía, que guarda virtuosos trabajos manuales.

Por los Castillos del Loira

Si le agrada esta atmósfera de cuento de hadas haga un recorrido por los castillos más atractivos de la zona como el de Ussé, Azay-le-Rideau, Saché y Villandry. Cada uno tiene su legendaria historia, posee un interpretación propia de los estilos arquitectónicos de la época en que fueron construidos y ofrecen una evasión de la agitada vida presente y ordinaria.

Chenonceaux, del Renacimiento, tiene una larga tradición en manos femeninas. Fue un regalo del Rey Enrique II a su amante Diana de Poitiers, posteriormente perteneció a Catalina de Médicis que celebró grandiosas fiestas en él. Ambas damas le hicieron modificaciones arquitectónicas importantes: la primera le construyó un puente para unirlo al río y la segunda una inmensa galería sobre dicho puente.

Chambord, construido por Francisco I, es de estilo y carácter renacentista. Sus torres circulares y coronadas puntas lo hacen el castillo de ensueño en un paisaje casi misterioso, con el un afluente azul del río serpenteando su perímetro.

En Orleans, la ciudad rinde homenaje a Juana de Arco en el mes de mayo. La Abadía de St-Benoi-Sur Loire, de estilo románico, es un sitio que no debe perderse, enclavado en un pueblo pintoresco que se alza sobre el majestuoso río.

Bourges es un sitio más para impresionarse. Una catedral de altas vidrieras, un palacio de la Edad Media, Jacques Coeur, la Abadía de Noirlac y el Castillo de Culan, que acogió a Chopin y George Sand durante la etapa más productiva de sus vidas.

La más mágica zona de Francia le espera para que se introduzca en ella. Hay compañías que ofrecen recorridos completos y accesibles por el Valle del Loira, aunque, claro está, ver todos sus castillos y piezas arquitectónicas, disfrutar del encanto de sus pueblecitos, solo es posible si se cuenta con muchos días y grandes cantidades de energía.

POITOU CHARENTES

La Rochelle fue el punto de mayor fuerza del protestantismo en Francia. Su comercio de sal era la actividad principal en el siglo XIII. Dos torres gemelas de corte medieval protegen su puerto y le dan un temerario aire de infranqueabilidad. Conserva lo más importante de su pasado: su puerto, sus casas antiguas, palacios, museos y la Plaza de la Grosse Horloge con su campanario. Desde allí un puente cruza desde La Rochelle hasta la seductora isla llamada Ile de Ré, donde además de viñedos, viveros de ostras se acumulan en sus aguas. El animado pueblo de St-Martín de Ré, tiene un atractivo puerto y una ciudadela. Viejas callejuelas y casitas blancas adornadas con flores hacen de éste un típico centro turístico. Las mejores vistas se obtienen desde el faro, conocido como el Phare de la Baleine, que se encuentra en un extremo de la isla.

La ciudad amurallada de Cognac, es el lugar de origen de la bebida del mismo nombre. El centro de Cognac dispone callejuelas empedradas muy pintorescas. Merece la pena echar un vistazo a la Iglesia de St-Léger. La Tour de Otard Cognac dispone de información sobre el cognac y junto a ella una serie de torres dominan el río Charentes como vestigios de la antigua fortaleza. El antiguo Castillo es uno de los monumentos más destacados de la ciudad. Hennessy y Martell son dos compañías, que ofrecen visitas guiadas que descubren los misterios del cognac. El Museo du Cognac dedica una sección a éste preciado licor, además de una interesante colección de cerámica y cristal que se puede admirar en su interior.

Angouleme es famoso por su Catedral del siglo XII, cuya fachada románica exhibe estatuas y bajorelieves que representan el Juicio Final. Su casco antiguo, situado en una colina, resulta muy pintoresco en contraste con la zona moderna que se extiende por el valle.

Poittiers está situada en lo alto de un promontorio y está considerada como una de las ciudades más importantes del arte románico. En la ciudad se pueden visitar numerosas iglesias entre las que destaca Notre-Dame, cuyas estatuas emplazadas en su fachada son sorprendentes.

FUTUROSCOPE

En medio de este paisaje de ensueño, en la cercana ciudad de Poitiers, se localiza el parque de diversiones y cultura más moderno y futurista de Francia y Europa: Futuroscope. El contraste que hace con la zona en que se enclava ya es, por sí solo, motivo de referencia para visitarlo. Una vez adentro, los paisajes medievales cambian y giran hacia el futuro, las maravillas de la ciencia y la tecnología, los sueños por realizar y el asombro por ese avance de la humanidad que tan pronto nos lleva a un mundo construido a base de piedra y madera, como a otro de realidad virtual, de impensables imágenes obtenidas por los medios digitales más modernos.

Futuroscope cuenta con tres pabellones. La arquitectura de los pabellones se encuadra en una total armonía con el entorno natural fabulosamente cuidado.

PABELLON DEL FUTURO

El Pabellón del Futuro, en el que se realiza un viaje que recorre desde la infatigable búsqueda de Cristóbal Colón por llegar a las Indias, hasta el mundo de las galaxias, el visitante podrá disfrutar del placer del espíritu aventurero de los descubrimientos. En un asombroso espacio holográfico, viajará acompañando al descubridor desde la tierra hasta lo más recóndito de las galaxias. El diseño del edificio, de tipo futurista, echa mano de recursos como los hologramas para dar al visitante esa sensación de estar en el espacio. Mediante juegos interactivos que ponen en marcha la imaginación, los llamados 'Banques Populaires' revelan lo que serán los bancos del futuro.

PABELLON DE LA VIENNE

El Pabellón de la Vienne, es un homenaje de este centro al valle más llamativo de Francia. La Vienne es el país del Arte Románico y de un pasado medieval rico por su patrimonio monumental. La Vienne como Futuroscope, desarrolla actividades de ocio organizadas para todos los gustos. El Pabellón de la Vienne fue creado en 1994 y constituye por sí solo una proeza arquitectónica junto con el efecto espectacular del muro de agua frontal del edificio, que cambia de color según el tiempo. La cortina acuática, de 672 metros cuadrados de agua, cae desde el techo recubriendo una fachada de vidrio completamente invisible. Un muro vídeo, el más grande muro de imágenes del mundo, dispuesto en forma de tríptico y con más de 850 pantallas de vídeo, ofrece a los espectadores la visión del propio parque incluyendo las imágenes de satélite que podrá descubrir en su recorrido y que guían a los técnicos del parque. Junto a este muro, otra sala con una pantalla gigante de 300 metros cuadrados permite gozar de la emoción deportiva que el valle de Vienne y su río ofrecen por medio de asientos móviles que dan la sensación de estar dentro de la acción de la película. Para conocer la Vienne, el país de Futuroscope, contacte con: Comité Départamental du Turisme, 15, Rue Carnot - BP 287 - 86007 Poitiers Cedex. Tel. (33) 49-37-48-48.

PABELLON DE LA COMUNICACION

El Pabellón de la Comunicación, utilizando modernas técnicas de realidad virtual e imagen, muestra al visitante la historia de la comunicación en 10 pantallas. Desde los primeros tambores hasta los más sofisticados elementos comunicativos. Este espectáculo está basado en un sincronismo de diez proyectores asegurado por motores pilotos. El Showscan, permite una imagen de alta definición impresionantemente cercana a la realidad, gracias a una velocidad de proyección que muestra 60 imágenes por segundo en vez de 24.

LOS CINES DE FUTUROSCOPE

Los Cinemas Dinámicos con sus asientos móviles y sopladores de aire en la sala, causan la sensación de estar viviendo las películas de aventuras que se proyectan. Los asientos se mueven al ritmo de las imágenes mientras un sistema de soplado de aire interviene para aumentar el efecto de realidad.

En el Cinema en Relieve, por medio de unas gafas, el espectador entra en contacto con la tercera dimensión. De esta forma consigue entrar en la acción al desaparecer las barreras entre la pantalla y la sala por causa de este efecto tridimensional.

Una aventura fantástica bajo el mar es la escena que se proyecta en El Sólido, un cine hemisférico de 800 metros cuadrados que gracias a unas gafas de cristal líquido permiten sentirse dentro de la acción de la película. Ahora las barreras entre la pantalla y la sala ya no existen. El espectador entra en la imagen, mientras los objetos se mueven delante y alrededor de él.

La Alfombra Mágica es una exclusiva de Futuroscope en todo el mundo. Los espectadores se sientan en una sala con suelo de cristal que, movida por diversos mecanismos, permite tener la sensación de volar sobre el cielo y vencer a la fuerza de gravedad. Para ello se intenta reproducir el viaje que realizan las mariposas monarca, del norte de América a México cada año, situando al espectador como si fuera uno de estos resistentes insectos.

El Cine 360 es una sala en donde 9 pantallas le ofrecen al espectador la posibilidad de crear su propia película seleccionando los ángulos que desea ver y sentir. De esta manera se encontrará inmerso en medio de la acción.

Kinemax es una moderna sala de proyección en forma de roca. Sus aristas están formadas por pantallas y espejos que permiten observar el parque desde diversas perspectivas según la hora del día. Cuenta también con una gran pantalla, que tiene una altura equivalente a 7 pisos.

En Omnimax las imágenes se proyectan en una bóveda hemisférica bajo el dispositivo conocido como 'ojo de pescado' que asegura una visión total de las escenas espectaculares que ofrece.

La última novedad es la Historia de los 100 años del Cine. El recorrido por las imágenes más representativas de estos años se hace con el movimiento del espectador en una especie de teleférico doble.

L'Aquascope es un centro donde por medio de juegos de ordenador el visitante puede observar aspectos relacionados con el elemento vital que es el agua. Es un espectáculo en forma de cuestionario, que cuenta con una triple pantalla de televisión con 134 discos compactos interactivos sincronizados. Por intervalos, se le hacen preguntas para ayudarle a retener la información. Es un sistema presentado en asociación con la Compañía General de Aguas de Francia, que permite al espectador poner a prueba su conocimiento del agua mientras se divierte.

Si lo que desea es hacer su propia película, el Cineautomate es el sitio perfecto: con un control, usted construye a partir de segmentos de filmes, su propia historia.

ESPECTACULOS EN FUTUROSCOPE

En cuanto a los espectáculos del exterior, el visitante podrá disfrutar al aire libre de las distintas diversiones mientras transcurre el día.

El Lago y su Teatro es una zona donde el agua, las luces y el sonido se mezclan para dar pie a un espectáculo al aire libre de singular belleza, especialmente en el rosado atardecer. Cuenta asimismo con espectáculos nocturnos.

En los Jardines de Europa se puede realizar un recorrido en bote por reproducciones en miniatura de pueblos y ciudades europeas. En el tiempo que dura un paseo en barca podrá viajar en un marco teatral sin igual desde Escandinavia a Grecia, cambiando de lugares como si de un sueño se tratará.

Pronto se descubre una torre impresionante con un observatorio circular colocado a 45 metros de altura es la Gyrotorre. Sentado cómodamente, disfrutando de una magnífica vista, los visitantes escuchan como se gestó y desarrolló este impresionante Futuroscope.

El Mundo de los Niños es un parque temático de juegos y ciencia. Las salas de descubrimiento acercan a los pequeños a temas como el sonido, la luz, la imagen, etc. Para los más audaces, existen barcos propulsados por aire para navegar con gran seguridad.

Este inmenso parque es sede asimismo de algunas instituciones destinadas a la educación y la investigación. Cuenta también con un Palacio de Congresos, restaurantes, cafeterías, tiendas, bancos y hoteles. La extensión del parque obliga a dedicar al menos un día a su visita. Las entradas se pueden comprar de forma individual o colectiva y siempre son más económicas cuando se hacen en grupo, aunque para ello es necesario hacer reserva. El éxito del parque ha obligado a mantenerlo abierto prácticamente todo el año y la demanda ha hecho que, en 1995, se abriera por primera vez durante la Navidad.

INFORMACION PRACTICA SOBRE FUTUROSCOPE

Futuroscope está abierto todo el año. Las tarifas se corresponden con el periodo del año que se visite el Parque. Hay una Temporada Alta, Baja y Media. Si viaja en familia y con amigos goza de condiciones individuales. Si reserva con anticipación, recibirá sus billetes de entrada y sus vales para las comidas y las noches de hotel mediante envío urgente y asegurado. A partir de grupos de 20 personas, reservando al menos 30 días antes, gozará de condiciones de grupo. Si forma parte de un grupo de jóvenes tiene ventajas reservando con anticipación. Si desea organizar un seminario tendrá la infraestructura necesaria para hacerlo, con las prestaciones y tarifas especiales existentes. Futuroscope le ofrece un guía gratuito si viaja en grupo de más de 20 personas. Si son menos de 20 personas podrá contratar un guía abonando un suplemento.

HOTELES CERCANOS A FUTUROSCOPE

* Hotel Du Futuroscope. Situado a las puertas del Parque, concretamente a 8 minutos a pie de la entrada del Futuroscope. Cuenta con 290 habitaciones, de las cuales 13 están especialmente acondicionadas para acoger a los minusválidos. Restaurante, piscina, pista de tenis, Golf, etc.

* Hotel du Parc Junior. También muy cerca del Parque, cuenta con 356 habitaciones y como curiosidad un restaurante de 2.000 plazas ambientado en los años 60 y con servicio en patines.

* Hotel du Parc Senior. Se encuentra a pie de la entrada del Parque y consta de 94 habitaciones, restaurante con ambiente de jazz. Las habitaciones que tienen hasta cuatro plazas son ideales para acoger a grupos o familias.

* Campanile Futuroscope. Cercano al Parque con 95 habitaciones, restaurante y bar, ambiente cálido y acogedor. Ideal para familias y grupos.

* Delta Sun. Ideal también para familias y grupos. Tiene 75 habitaciones, restaurante y bar.

* Ibis Futuroscope. Cuenta con 140 habitaciones climatizadas, restaurante y bar. Posee una decoración refinada.

* Confort Hotel Météor. Con 200 habitaciones climatizadas, restaurante y pub escocés.

* Aquatis. Ambiente ideal para familias y grupos. Tiene 84 habitaciones, restaurante y bar.

* Novotel. En un ambiente de gran confort, tipo estudio de cine se encuentra este acogedor hotel de 128 habitaciones, restaurante y piano-bar.

* Confort Suites Météor. Cercano al Palacio de Congresos, con 100 habitaciones climatizadas, restaurante y pub escocés. Tiene una esmerada decoración y es ideal para familias y grupos.

* Le Relais de Poitiers. A cinco minutos en coche del Futuroscope, con 182 habitaciones. Ideal para familias y grupos.

* Hotel Mercure. Posee un parque arbolado con terraza y piscina y se destaca por sus especialidades regionales. Se encuentra situado a 5 minutos en coche del Futuroscope. Tiene 89 habitaciones.

* Hotel Campanile Nord. Calidad de servicios, 70 habitaciones y restaurante.

* Lune Étoile. Con 44 habitaciones, restaurante con decorado marino, cálido y acogedor. Ideal para familias y grupos.

El Departamento de la Vienne propone además 3.000 habitaciones en hoteles, 400 albergues y pensiones, unos cuarenta campings y numerosas posibilidades de alojamiento colectivo. Restaurantes de todo tipo, tradicionales, menús variados, comida rápida, para llevar o consumir en el área de picnic, etc. Unas diez tiendas diferentes se encuentran en el Parque, que cuentan con un variado surtido de artículos, de regalo, recuerdos, todos adaptados a los diferentes gustos y edades.

 

 


Copyright © 2000 Amadeus GTD, SA. - TravelView, C.I.T. Feedback
Reservados todos los derechos.