InicioInformación PrácticaSituación y GeografíaHistoriaArte y CulturaSitios de interés
GastronomíaComprasGente y CostumbresEntretenimientoTransporte


VENEZUELA - SITIOS DE INTERÉS
 

Para conocer Venezuela, lo hemos dividido en 7 zonas. Iniciaremos el recorrido por Caracas y sus alrededores para continuar por el archipiélago de los Roques e Isla Margarita. De aquí viajaremos por los estados del litoral. Después desarrollaremos la zona de la Guayana, para continuar por Los Llanos. Finalmente, viajaremos hacia la región de los Andes.

CARACAS Y SUS ALREDEDORES


La Capital del país.

Diego de Losada jamás imaginó que, al fundar la población de Santiago de León de Caracas en 1567, ésta se transformaría en el centro neurálgico del país, con una población cercana a los cinco millones de habitantes. La capital que se distingue por sus abundantes áreas verdes, en las que los árboles tropicales crecen por todos sitios, por su benigno clima y por su arquitectura vanguardista, es también la capital de la cultura y de la vida del país.

La ciudad se divide en varios sectores. La zona que va del Silencio a Chacao, incluyendo Chacaíto, se caracteriza por sus numerosos centros comerciales, bancos, oficinas, tiendas y restaurantes, mientras que el centro histórico y el distrito de Los Caobos acoge los museos y monumentos históricos más importantes. El distrito de Sabana Grande se diferencia por sus atractiva zonas peatonales, donde abundan restaurantes y tiendas, en contraste con los distritos de Caracas Country Club, Altamira, La Castellana, Sebucán, Los Chorros o Los Palos Grandes, que intentan conservar la arquitectura residencial, frente a una ciudad que tiende a las elevadas edificaciones. Las zonas habitacionales de prestigio, como Terrazas del Club Hípico, El Hatillo, La Lagunita, La Boyera o Valle Arriba se han ubicado en espacios cada vez más alejados del centro, conformando apacibles zonas residenciales. La mejor forma para moverse de un distrito a otro es utilizar el metro, eficiente, rápido y limpio. Orientarse en Caracas puede resultar difícil ya que existe una extraña confusión, provocada por la proliferación de nuevas construcciones a las que se ha sumado el ingenio y picardía popular. Así pues, abundan las esquinas con nombres que rememoran los más variopintos personajes y costumbres, tales como esquina de 'Pele el ojo', 'Aguacate' o 'Viento'. A la hora de preguntar por un sitio es aconsejable solicitar precisión y puntos de referencia para orientarse, sobre todo en áreas donde la nomenclatura parece un juego de azar.

Para recorrer el centro histórico, lo mejor es hacerlo andando e iniciando en la Plaza Bolívar. En el centro de la misma la estatua al libertador, atenta a los vendedores ambulantes y oradores que hablan de religión o de política. . La Catedral, en la parte Este de la plaza, construida entre los años 1665 y 1713, destaca por sus 32 columnas restauradas en el s. XIX. Acoge además, la capilla de la familia Bolívar. El Palacio de Gobernación, de 1930, en el lado norte, es sede de exposiciones temporales, mientras que la Casa Amarilla, del s. XVII, actualmente sede del Ministerio de Asuntos Exteriores, ha sido prisión real y casa de gobierno en tiempos republicanos. En la parte sur de la plaza, el Palacio Municipal, del s. XVII, que alberga el Museo Criollo con una excelente colección de pinturas y dioramas que muestran la historia del último siglo . (Horario: martes a viernes de 9.30 a 11.30 h. y de 14.30 a 16.30 h. Sábados y domingos de 10.30 a 16.00 h.). Muy cerca, la Capilla de Santa Roa de Lima, lugar donde se declaró la independencia del país. La capilla cuenta con la decoración y el mobiliario de la época.

Continuando hacia el sur de la plaza se llega al Capitolio, un complejo de dos edificios del s. XIX. En el centro, el Salón Elíptico, con un precioso mural del pintor Martín Tovar y Tovar que recrea la Batalla de Carabobo. A un costado la Iglesia de San Francisco, de s. XVI. destaca, sobre todo la capilla de la tercera orden por su altar, el más antiguo de Caracas. A unos pasos la Casa Natal de Bolívar y el Museo Bolivariano, en dos casonas coloniales, donde se pueden ver diversas piezas de la época de la independencia. (Horario: lunes a viernes de 9.00 a 12.00 h. y de 14.00 a 17.00 h. Sábados y domingos de 10.00 a 13.00 h. y de 14.00 a 17.00 h.). No deje de visitar el Museo de la Fundación John Boulton, que exhibe interesantes colecciones de pintura y muebles en el piso 11 de la Torre El Chorro y el Centro Simón Bolívar. Muy próximo el Teatro Municipal, la Basílica de Santa Teresa y el Teatro Nacional.

Hacia el norte de la Plaza Bolívar se localiza la Santa Capilla de estilo neogótico del s. XIX y el monumental Palacio de Miraflores, antigua casa del general Crespo y considerado como el mejor y más costoso ejemplo de la arquitectura residencial del país. A unos pasos el Museo Arturo Michelena, con una modesta colección del pintor y el Panteón Nacional, el lugar más sagrado de Caracas. En su interior se encuentran más de 160 tumbas de personajes relevantes de la historia de Venezuela. La nave central, dedicada a Simón Bolívar, destaca por su espléndido sarcófago en bronce. (Horario: lunes a viernes de 9.00 a 12.00 h. y de 14.30 a 17.00 h. Sábados y domingos de 10.00 a 12.00 y de 15.00 a 17.00 h.). El distrito de La Candelaria, que se extiende alrededor de la plaza del mismo nombre, es el centro de la comunidad española y de la zona, tan sólo destacamos, la Iglesia de la Candelaria. El Parque Central, es por otro lado, la mejor manera de encontrarse con el Caracas moderno. No se trata de un parque con árboles sino de un interesante complejo de edificaciones, donde se encuentran las construcciones más altas de la capital. Le aconsejamos que se acerque al Museo de Arte Contemporáneo, uno de los mejores del continente americano, con obras de Picasso, Chagall o Miró. (Horario: martes a domingos de 10.00 a 18.00 h.). Si desea ver más museos, encontrará además, el Museo de los Niños, el Museo del Teclado y el Museo Audiovisual.

Hacia la zona este del Parque Central, se accede a un área que podemos definir como el corazón cultural de Caracas. En ella se encuentra el Complejo Cultural Teresa Carreño, sede de conciertos y de espectáculos de música y danza, el Ateneo de Caracas, importante escenario de teatro, la Galería de Arte Nacional, que exhibe una colección permanente de más de 4,000 obras y finalmente, el Museo de Bellas Artes. Desde la terraza se obtienen buenas panorámicas de la ciudad.

Muy próximo a este interesante conjunto, se encuentra el Parque Los Caobos, uno de los más antiguos de la ciudad. Cruzando la autopista Francisco Fajardo el Jardín Botánico, un buen lugar para descansar después de las visitas a los museos. Continuando por la autopista del Este, tras bordear el Jardín Botánico, se descubre el puente que franquea la entrada a Plaza Venezuela y a una ciudad realmente provocadora. Es la zona de Sabana Grande, el centro preferido por los noctámbulos y paseantes. Los numerosos restaurantes, cafés y tiendas que se extienden por sus bulevares, son prueba de ello. Aquí se alza La Casona, del s. XVIII y actual casa presidencial . Se trata de varias edificaciones entre las que se puede visitar una parte de la hacienda. (Hay que solicitar un permiso previamente).

En los distritos de El Rosal y Las Mercedes abundan las galerías de arte, las oficinas de empresas privadas y un intenso y variado comercio que se prolonga a lo largo de la Ave. Francisco de Miranda, que finaliza en Petare, un pequeño pueblo que conserva con esmero su casco colonial. Destaca la Iglesia del Dulce Nombre de Jesús, con retablos originales del s. XVIII y el Museo de Arte Popular, alojado en una preciosa casa colonial. Exhibe todo lo relacionado con las artes populares. Pasear entre las calles de Petare, es una delicia.

Alrededores de Caracas

Si dispone de tiempo no deje de visitar El Haltillo, un pequeño pueblo ubicado a 15 Km. de Caracas. Se trata de un distrito residencial, que conserva algunas edificaciones coloniales, frecuentado por los capitalinos para descansar los fines de semana. Proliferan los restaurantes y bares de ambientes muy diversos.

El Parque Nacional El Avila se extiende al norte, a lo largo, entre el litoral y Caracas. Una verde zona de montañas (el pico más alto es el Naiguatá con 2,765 metros de altitud), poblada de casas y pequeñas granjas, con circuitos interesantes para la práctica en vehículos todo terreno. Dispone de más de 200 Km. de senderos para caminatas, sitios para acampar y todas las facilidades para los turistas.

En el Litoral habitan más de 400 mil personas distribuidos en los centros urbanos de La Guaira, importante puerto de Caracas, Catia, La Mar, Maiquetía, Macuto, Caraballeda y Naiguatá.

ARCHIPIELAGO DE LOS ROQUES


Los Roques

Los Roques es un precioso archipiélago formado por más de 300 islas coralinas, a unos 170 Km. al norte de Caracas, en pleno Mar Caribe. Destaca por sus blancas arenas y sus aguas de color verde turquesa, cuya transparencia facilita la visión de un fondo repleto de corales y peces de diversos colores y tamaños.

Durante la época de la colonia el archipiélago era visitado por piratas y exploradores y gracias a la abundancia de peces, los pescadores de Isla Margarita fueron emigrando paulatinamente hacia el Gran Roque, una diminuta isla al norte del archipiélago. En las últimas décadas ha experimentado un desarrollo turístico importante.

La Laguna Central rodeada por numerosos cayos, arrecifes de coral y encantadoras playas, es un paraíso para las inmersiones y el submarinismo. Sobresalen además, Cayo Grande, Isla Larga, Cayo de Agua y Dos Mosquitos, donde se encuentra la Estación Biológica Marina, importante reserva de especies endémicas y que puede visitarse los fines de semana.

Para acceder a Los Roques puede hacerse por vía aérea, en los vuelos regulares de Aerotuy.

ISLA MARGARITA


Isla Margarita, situada a 480 kilómetros al este de Caracas, es uno de los destinos turísticos recreacionales mejor organizados del país. En sus innumerables playas podrá disfrutar desde una completa tranquilidad hasta la práctica de diferentes deportes acuáticos que ofrece la isla. Las tiendas de la isla, que disfrutan de la condición de Puerto Libre, completan este sueño de encanto. Los vestuarios de moda en Milán y París, las joyas más preciosas y los perfumes más embriagadores del mundo se pueden adquirir a precios muy rebajados.

De Porlamar a Playa Manzanillo

Porlamar, con más de 100.000 habitantes, es la capital y la ciudad más importante de la isla. Fundada en 1936 como San Pedro Martín, cambiaría su nombre por el de Villa del Espíritu Santo y, posteriormente, por el de Pueblo del Mar. Finalmente recibiría el apelativo de Porlamar. Son dos los sitios que llamarán poderosamente su atención. El Museo de Arte Contemporáneo Francisco Narváez, donde podrá admirar una completa exposición de obras de éste pintor y escultor, además de piezas artes plásticas locales y orientales. El otro sitio es el Faro La Puntilla, conocido como el Faro de Porlamar. Todos los días se instala el Mercado de la Bahía, popular por su ajetreo comercial, donde miles de mercancías (la mayoría recién traídas del mar) cambian de manos a una velocidad vertiginosa, mientras un buen número de rudimentarias embarcaciones de pescadores contemplan el espectáculo desde el agua. Desde el faro obtendrá una hermosa panorámica de la ciudad. En las noches, podrá deleitarse con música típica venezolana, ejecutada por una orquesta en la explanada que rodea el faro.

Desde Porlamar se pueden realizar diversos trayectos. De camino a Pampatar, se puede visitar la Iglesia de Los Robles, hermosa construcción de 1750 en honor de la Virgen del Pilar. La torre del campanario tiene una forma que recuerda el estilo romántico que se puede encontrar en Cataluña, mientras que la famosa imagen de oro macizo, donada por la reina de Castilla, Juana la Loca, en 1504, se encuentra en casa de uno de los habitantes del pueblo, que la mantiene bajo su custodia.

Pampatar, a 10 kilómetros de Porlamar, es el puerto más profundo de Margarita. Fundado en 1530 por los conquistadores de Villalobos, con el nombre de Puerto Real de Mampatare, mantiene su carácter pintoresco, además de su destacada flota de barcos de pesca. No deje de visitar el Castillo de San Carlos de Borromeo, que debe su importancia a los tiempos en que defendía el Puerto. Su construcción, propia de la arquitectura militar de la época colonial, fue iniciada en 1664 prologándose durante más de 20 años. Durante la guerra con España, los holandeses lo destruyeron, reconstruyéndose en el año de 1684. En la actualidad acoge un museo en el que pueden admirarse armaduras, armas y otros utensilios. (Horario: todos los días de 8.00 a 12.00 h. y de 14.00 a 18.00 h.).

Al otro lado de la plaza, se encuentra la Iglesia del Santísimo Cristo del Buen Viaje, patrono de Pampatar. La historia de la venerada imagen se remonta al año de 1748. En el altar mayor puede verse un crucifijo al que los pescadores locales atribuyen facultades milagrosas. A unos pasos, la Bahía de Pampatar que se distingue por El Farallón, una roca con una virgen a la que se encomiendan buzos y pescadores. Aquí se puede practicar el buceo. Desde aquí se obtienen magníficas vistas tanto de la Bahía de La Guardia y de Pampatar. La Casa de la Aduana, construida en 1863 y habilitado como Aduana en 1905, es la actual sede del Fondo para el Desarrollo del Estado de Nueva Esparta.

Dejando Pampatar y continuando por el litoral en dirección hacia Playa Manzanillo, se encuentran preciosas playas como Playa Guacuco, una de las más largas de Margarita, con más de cinco kilómetros de extensión. Por una carretera que se extiende a lo largo de la playa y que desemboca en una colina se puede llegar hasta La Fuente, desde donde disfrutará de una hermosa vista del valle, el mar y las islas de los Frailes. A un costado, el Cerro de Mata Siete, uno de los más destacados monumentos naturales de la isla por ser el lugar de la batalla más importante de la Guerra de Independencia.

Muy cerca, el apacible pueblo de Paraguachi. Destaca la Iglesia de San José, construida entre los años 1590 y 1600, considerada como la más antigua que existe en toda Venezuela. Desgraciadamente, tan sólo se conserva el presbiterio. Por la misma carretera y en dirección norte, se localiza el monumento natural, el Cerro de Guayamurí. Desde el camino que conduce a Playa El Tirano o Playa Fermín, se puede divisar el archipiélago de Los Frailes, a 15 kilómetros de la costa. Se compone de ocho pequeñas islas visitadas sólo por aves marinas y algún que otro pescador. Si lo que desea es pescar y descansar, seguro de alguno de los pescadores locales le conducirán hasta ellas.

Playa Parguito, con el oleaje más adecuado para la práctica del surfing. Sus doradas arenas han sido sede de campeonatos nacionales e internacionales de este deporte. Más al norte, Playa El Agua, una de las más concurridas de la isla. Sus 3.000 metros de longitud albergan palmeras, pequeñas olas y unas blanquísimas arenas en las que encontrará puestos de comida y pequeños restaurantes con las más variadas exquisiteces. Esta es una playa que conocen la mayoría de los venezolanos y el lugar ideal para pasar un largo fin de semana. Los deportes náuticos y su radiante sol la han mantenido siempre entre las más selectas del país.

A dos kilómetros al norte de Playa El Agua se localiza el Museo de Artesanía El Caserío, alojado en una construcción que simula una antigua hacienda. En su interior se reproduce el ambiente de los oficios artesanos que se extinguieron con la anterior generación. (Horario: todos los días de 9.30 a 17.30 h.). Muy cerca, el Museo de Artesanía Indígena, en el que se exponen las herramientas, armas y demás instrumentos de los primeros aborígenes.

Playa Manzanillo, donde finaliza el camino, se encuentra en una bahía desde donde salen los pescadores para iniciar su jornada de trabajo. Le aconsejamos madrugar para contemplar el bello espectáculo cuando sus habitantes, niños y mujeres incluidos, arrastran hacia la playa las redes que tendieron por la noche. Cerca de Manzanillo está Cabo Negro, la punta del extremo norte de la isla.

De Playa Manzanillo a Juangriego y La Asunción

Desde aquí se puede viajar a la Bahía de Juangriego, después de visitar las playas de Guayacán, conocida por el hecho de que hace tan sólo 20 años sus habitantes estaban aislados de la Administración por la falta de comunicación, Puerto Cruz, Caribe y La Galera, muy bien cuidada e ideal para disfrutar de unas puestas de sol espectaculares.

Juan Griego, situado a orillas de una bahía de aguas limpias y claras, es una pequeña villa y puerto de 10.000 habitantes. Según la leyenda fue fundado en el siglo XVI y su nombre se debe a un marino de origen griego que, abandonado en estas costas por los corsarios, se llamaba Juan. Por sus calles se pueden ver todavía viejas casas coloniales, así como una gran cantidad de tiendas que hacen de este lugar un bazar, un campamento y una ciudad para pasar el rato.

Dejando el litoral y adentrándose en la isla se llega a Santa Ana. Antes, le aconsejamos que realicé una parada en La Vecindad, donde podrá adquirir espléndidas hamacas fabricadas artesanalmente. Santa Ana, denominada antiguamente Villa del Norte, es una localidad de 6.000 habitantes a la que los margariteños llaman cariñosamente el Jardín de Margarita. No deje de visitar la Iglesia Parroquial, del siglo XVII, en la que Simón Bolívar fue proclamado Jefe Supremo de Venezuela, así como las estatuas de San José y de San Pedro. En el exterior se alza el monumento en honor del general Francis Esteban Gómez, héroe de la Batalla de Matasiete (1817), en la que los españoles fueron rechazados cuando intentaron tomar la isla. Muy cerca, el Fortín España, donde se ha instalado la Escuela Artesana. Desde aquí se obtienen buenas panorámicas de Juan Griego y la Península de Macanao.

Unos de los sitios típicos por sus cestería son los pueblos de La Sabana y El Espinal, mientras que El Cercano es famoso por su loza y cerámica de reproducciones de la época precolombina.

La Asunción

Continuando hacia el sur, se localiza La Asunción, la capital del Estado Nueva Esparta y situada en el Valle de Santa Lucía. Los conquistadores, que la fundaron en 1565, hicieron de ella una plaza lo suficientemente resistente como para frenar los ataques de los piratas y de los indios. Destacan la Catedral de Nuestra Señora de La Asunción, del siglo XVI y de estilo mudéjar. En su fachada se aprecian ornamentos renacentistas que contrastan con el estilo colonial del conjunto. Desde lo alto de la torre, la más antigua de Venezuela, se puede disfrutar de una vista que llega hasta el mar. Le aconsejamos que visite el Museo Nueva Cádiz, en la Casa Capitular, en el que contemplará cerámicas, esculturas religiosas y diversas piezas de la época precolombina. (Horario: todos los días de 8.00 a 12.00 h. y de 14.00 a 17.00 h. Por otro lado, la Casa de la Cultura, ofrece reproducciones de piezas hispánicas concebidas por los artesanos locales. La Casa de Gobierno, antiguo Convento de San Francisco, ofrece el maravilloso reloj de sol, conocido como Reloj Equinoccial Inferior, con más de cuatro siglos de antiguedad. El Castillo de Santa Rosa, edificado para defender La Asunción, data del año 1684. Cuenta con cañones, calabozos y armas de la época, además de espléndida terraza. Al otro lado del valle hay un obelisco conmemorativo de la Batalla de Matasiete. (Horario: todos los días de 8.00 a 18.00 h.).

Los Alrededores de La Asunción

En las afueras de la capital, se encuentra el puente 4 de Mayo, del s. XIX. Por este camino se llega a Tacarigua, pueblo artesano que sobresale por sus hamacas, cestas, cerámicas, sombreros y collares.

En el Parque Nacional El Copey, se encuentra Cerro Grande, una de las mayores elevaciones del país con 950 metros de altura. Gracias a sus condiciones climatológicas, resulta un lugar de gran atractivo para botánicos y ornitólogos. Si continua por la carretera en dirección a Los Bagres y Porlamar, llegará a San Juan Bautista, un pequeño pueblo de 600 habitantes que se caracteriza por sus palmeras datileras.

Antes de abandonar esta zona, le recomendamos visitar el Valle del Espíritu Santo, la antigua capital de la isla. Destaca el Santuario de la Virgen del Valle, una capilla neogótica pintada de rosa y blanco, con techo de pizarra. los días 8 de septiembre, miles de peregrinos acuden con piedras preciosas, cosas en metálico e incluso perlas, para que interceda por ellos. (Horario: todos los días de 8.00 a 18.00 h. ).

De Porlamar a Playa La Restinga.

Antes de emprender esta ruta le aconsejamos que visite Playa El Yague, muy cerca del Aeropuerto Internacional del Caribe, considerada como una de las siete playas más importantes para la práctica del windsurfing y de los deportes de vela en general.

Ya en ruta, hacia la Península de Macanao, aparece el lugar turístico más importante de Isla Margarita, el Parque Nacional Laguna de la Restinga, que une Margarita con la Península de Macanao.

La laguna tiene una longitud de 18 kilómetros y una anchura de cuatro kilómetros y medio, y ocupa la mayor parte del istmo de Arapano. Desde el embarcadero, que lleva por nombre Caño El Indio, los barqueros le ofrecerán la posibilidad de disfrutar de toda una aventura por un módico precio. Paseos por islotes, pequeñas islas y canales en un entorno de gran colorido entre abundante aves acuáticas. No hay que olvidar que este ecosistema está constituido por más de 1.000 especies de animales y vegetales. Los canales han sido bautizados con curiosos nombres curiosos como Canal Dulce Amor, Jardín de los Amores, Túnel de los Enamorados, etc.

La Playa, de 23 kilómetros de longitud, está llena de conchas de moluscos. En ella encontrará restaurantes al aire libre donde podrá degustar platos a base de cangrejos, ostras o pescados.

La Península de Macanao

La Península de Macanao está casi desierta, a excepción de los pequeños pueblos de pescadores que se encuentran a lo largo de sus costas. En algunas zonas destacan los bosques, donde abundan conejos, corzos y agutíes. La península es uno de los lugares en los que es posible gozar de absoluta tranquilidad en sus numerosas playas como la de Auyama, La Pared, El Tunal, o Playa La Carmela.

Boca de Río está situado a dos kilómetros de la salida del puente que comunica la Península con la otra parte de la isla. Se trata de un pueblo de pescadores que ha progresado con rapidez, gracias al turismo que está obligado a pasar necesariamente por el pueblo, en los viajes hacia Macanao.

Entre los sitios de interés sobresale el Museo del Mar, emplazado junto a la bahía y a la entrada de Boca del Río. Alberga enormes viveros donde se reproducen gambas, tortugas y diversos peces, así como una gran colección de esqueletos de ejemplares marinos, conchas y corales. (Horario: de lunes a viernes de 8.00 a 12.00 h. y de 13.00 a 17.00 h.).

En el acogedor pueblo de Punta de Piedras, que descubrirá descendiendo desde Boca del Río hacia Porlamar, viven alrededor de 2.000 pescadores y marinos. Desde aquí parte los ferrys que comunican la isla con el continente. Punta de Piedras le maravillará por su puerto, por sus casas con portones y ventanas de arco rebajado de colores vivos y pastel, por sus vendedores ambulantes y cómo no, por su ajetreo.

Isla Coche

La excursión más popular y buscada por los visitantes es la que lleva a la isla de Coche. Los ferrys parten de Piedras Pintadas, en Isla Margarita hacia San Pedro de Coche. La isla está formada por una meseta que se encuentra en los altos de un peñón, de once kilómetros de longitud por seis kilómetros de ancho y que se eleva 60 metros sobre el nivel del mar. Su superficie total es de 66 kilómetros cuadrados. A lo largo del siglo XVI fue lugar de residencia de los colonos españoles, que explotaban los criaderos de ostras perlíferas. En la actualidad está habitada por unas 4,000 personas, dedicadas mayoritariamente a la pesca y a la explotación de las salinas.

Isla de Cubagua y otras islas

Otra de las excursiones preferidas por los turistas es la de la isla de Cubagua, situada a 15 kilómetros de Isla de Coche. En ella se fundo el pueblo de Nueva Cádiz en el año de 1500, siendo la primera población del continente sudamericano. Durante mucho tiempo hizo las veces de centro operativo, de pesca perlífera y de trata de esclavos, pero un maremoto sumergió la antigua ciudad (que sólo puede ser visitada por los pescadores submarinos), acabando con su activa vida comercial.

Le invitamos a que visite algunas de las 72 islas o islotes, prolongaciones de la costa central o restos de tierras hundidas en el mar, que conforman la geografía de Venezuela. Destacamos la isla de La Tortuga, Los Testigos, el grupo formado por La Blanquilla, Los Hermanos, La Orchila, Las Aves y el Archipiélago de Los Monjes. Casi todas ellas descubiertas en 1494 por Cristóbal Colón.

L NOROESTE DE VENEZUELA


La región comprende los estados de Carabobo, Aragua y Miranda, siendo una de las zonas más desarrollada y poblada del país. Entre sus atractivos destacan el Parque Nacional Henri Pittier, el pueblo colonia Tovar y las aguas termales de Las Trincheras.

ARAGUA

Del estado de Aragua destacamos la ciudad de Tovar, Maracay, la capital y el Parque Nacional Henri Pittier.

Colonia Tovar

Fundado en 1843 por un grupo de alemanes de férreas costumbres y estrictas normas como la prohibición de matrimonio fuera de la colonia, Colonia Tovar se encuentra a 60 Km. al suroeste de Caracas. Fue hasta los años 40 cuando el castellano y otras costumbres se fueron incorporando. En la actualidad Colonia Tovar es un pueblo turístico que, durante los fines de semana, recibe a numerosos visitantes. Destaca la excelente arquitectura de sus casas, el mercado de los fines de semana que se instala por las calles, la gastronomía de origen alemán, su privilegiado clima, el templo con dos naves, una para los hombres y otra para las mujeres y el Museo de Historia y Artesanía (abierto los sábados y domingos), donde se pueden ver cosas de cierto interés.

Maracay

La capital del estado de Aragua con más de 450 mil habitantes, es un importante centro agrícola. Desgraciadamente la capital no cuenta con construcciones coloniales y en cuanto a su arquitectura moderna no hay mucho que destacar. Su clima es más caliente que Caracas, pero más fresco que Maracaibo. Se le conoce también como la Ciudad Jardín por el verde que prevalece en toda la región.

Si decide viajar a Maracay le aconsejamos que de un paseo por la Plaza Girardot, la Catedral, del s. XVIII, el Museo de Historia, el Museo de arqueología con una modesta pero buena colección de cerámica precolombina y piezas artesanales de algunos grupos indígenas, el Teatro Ateneo de Maracay, el más viejo de la ciudad, la Plaza de Toros Maestranza, réplica de la plaza de toros de Sevilla, la Casa de la Cultura, el Museo Aeronáutico, el único del país y que exhibe una colección de aviones de los años 20 y finalmente, el Teatro de la Opera, a un costado del Palacio de Gobierno. Si dispone de tiempo, puede acercarse al jardín Zoológico, que a pesar de su tamaño, cuenta con buenas instalaciones y con fauna típica del país.

Parque Nacional Henri Pittier

Ocupa la mayor parte del territorio del estado de Aragua y es el parque nacional más antiguo de Venezuela. Antes de 1935 era llamado como Rancho Grande, pero en aquel año se le bautizó con su actual nombre, en honor al científico suizo Pittier, quien propusiera al gobierno la creación reservas protegidas.

El parque posee una extensión de 1,78 kilómetros cuadrados, ocupando una parte de la Cordillera de la Costa. Su punto más alto es de 2,436 msnm por lo que cuenta con diferentes ecosistemas. La fauna y flora de la zona es muy rica, destacando los tapires, venados, pumas, pecaríes, ocelotes, monos y armadillos, además de la extensa variedad de ornitofauna, representando el 42% de las especies de aves de Venezuela.

Para el visitante, el parque no sólo ofrece espacios verdes para realizar caminatas, ya que sus playas son una delicia. Le aconsejamos que se acerque a Puerto Colombia, Playa Grande, Ensenada Cuyagua y Playa La Boca. Dentro del parque se localizan algunos pueblos coloniales como Choroní, con sus casas en tonos pastel, Chuao, el centro de la plantación de cacao y Cuyagua, que destaca por la festividad de los Diablos Danzantes.

CARABOBO

Del estado de Carabobo sobresalen la ciudad de Valencia, Cerro Pintado, Puerto Cabello y sus playas.

Valencia

Es la capital del estado, la tercera ciudad del país e importante centro agrícola. La ciudad es famosa, además, por sus naranjas y sus fiestas de Semana Santa en marzo y las ferias del mes de noviembre.

Con un pasado cargado de tragedias como terremotos, invasiones o incendios, Valencia es hoy una apacible ciudad que, a pesar de no contar con sitios de alto interés turístico, ofrece un relajado ambiente y la mejor atmósfera para conocer a los venezolanos. No deje de visitar la Plaza Bolívar, la Catedral, con más de 400 años de edad de estilo ecléctico y con algunas pinturas de interés, la Casa Páez, hogar del primer presidente del país y el Capitolio, antiguo convento del s. XVII, donde se muestra la conocida pintura del artista Michelena donde aparece Bolívar montado sobre su caballo. Muy cerca, el Teatro Municipal y la Casa de la Estrella, la construcción colonial más bella de la ciudad y sede del Museo de Arte e Historia, con una pequeña colección de piezas de arte sacro. Para los que buscan entretenimientos más ligeros les recomendamos la visita al Acuario, donde hay delfines y toninas o bien, al Zoológico, aunque pequeño pero muy entretenido.

Cerro Pintado y Las Trincheras

Son numerosos los petroglifos que se encuentran en el estado de Carabobo, pero los más sobresalientes se encuentran en Cerro Pintado, a 22 Km. de la ciudad de Valencia. Si es usted de los que aprecian este tipo de manifestaciones artísticas, le aconsejamos que visite la zona y si se queda con deseos de ver más petroglifos puede acudir a la Montaña de Mataburro o a la zona cercana al pueblo de Guigue, al sur del Lago Valencia.

Las Trincheras, 18 Km. al norte de Valencia destaca por sus aguas termales, las más calientes del mundo con 92 grados centígrados. Dispone de un hotel, restaurante, bar, baños de lodo y saunas, siendo uno de los mejores centros de este tipo del país. Hay tres piscinas con diferentes temperaturas y según se afirma, las aguas poseen cualidades terapéuticas. (Horario: todos los días de 7.00 a 22.00 h. Para los baños de lodo, sólo hasta las 18.00 h.).

Puerto Cabello

A 55 Km de Valencia, se encuentra Puerto Cabello, el segundo puerto más importantes del país, después de La Guaira. Fundado a mediados del s. XVI, la ciudad se ha desarrollado fuertemente en las últimas décadas, gracias al comercio. Su casco histórico se ha ido recuperando poco a poco y a pesar de que no es de los más espectaculares, sus calles conservan un toque único. El paseo, como en la mayoría de las ciudades comienza en la Plaza Bolívar, donde se erige la Iglesia de San José, del s. XIX y aún sin concluir. El museo de Historia, en una hermosa casa colonial del s. XVIII, alberga una colección de piezas que hacen referencia a la historia de la ciudad. Destacan, además, la Casa Guipuzcoana, el Monumento El Aguila, en memoria de los norteamericanos que perdieron su vida durante las batallas de independencia, el Castillo Libertador, conocido como Fortín San Felipe, antigua prisión y el Teatro Municipal, de estilo neoclásico y escenario para los eventos de música y arte dramático. La playa de la ciudad es Playa Blanca, a un kilómetro de Golfo Triste.

A pesar de que las playas de Puerto Cabello no son muy turísticas, son una alternativa para quienes buscan más tranquilidad. Sobresale Playa Quizandal, Playa Huequito y la Bahía de Patanemo, la mejor playa de la región. No olvide realizar una excursión a Isla Larga, donde se puede bañar y practicar el snorkelling.

EL NORESTE DE VENEZUELA


Esta zona posee las mejores playas para tomar el sol, para la práctica de vela y el submarinismo y para bañarse, especialmente en las costas del parque nacional Mochima. La región incluye el estado de Sucre y el norte de los estados de Anazoátegui y Monagas.

ANAZOÁTEGUI

Barcelona, fundada por un grupo de catalanes en el año de 1671, se ha ido desarrollando gracias a la cercanía de Puerto La Cruz, el corazón del bullicio turístico de la zona. De ella destacamos tan sólo la Catedral, el Ateneo de Barcelona y el mercado.

Puerto La Cruz, ciudad desarrollada junto al mar, es el destino de muchos venezolanos en busca de diversión hasta el amanecer. Abundan hoteles de las más variadas categorías, al igual que restaurantes que ofrecen una amplia variedad de comidas típicas de la región, especialmente pescados y mariscos. El lugar donde se concentran los centros comerciales, hoteles, parques, jardines y campos de golf es en el Complejo Turístico El Morro.

El Parque Nacional Mochima, que ocupa una superficie de 950 kilómetros cuadrados, es el sitio que reúne las mejores playas del Caribe venezolano, entre Puerto La Cruz y Cumaná. Dentro del mismo se encuentran playas como Playa Conoma, Playa Arapito, Playa Colorada o la espectacular Bahía de Mochima. Para disfrutar de un fresco clima de montaña le invitamos a que viaje a Los Altos de Santa Fe, desde donde se obtienen excelentes vistas. Toda esta zona cuenta con restaurantes, tiendas de artesanía y merenderos típicos. Una buena posibilidad es alquilar una de las casas de arquitectura autóctona y utilizarla como base para las distintas excursiones.

SUCRE

Cumaná, la capital del estado, con una población de 250 mil habitantes, es un importante puerto de pescadores que destaca por algunas de sus construcciones y playas como la de San Luis. En la ciudad no deje de ver el mercado, donde se venden artesanías de toda la zona y donde la comida es deliciosa. Cuando paseé por la ciudad, pruebe las empanadas que le ofrecerán en cada esquina o las arepas de maíz pilado y la espesa chicha que se venden en la Avenida Perimetral. Entre los sitios de interés se distingue la Catedral, la Iglesia de Santa Inés y el Castillo de San Antonio de la Eminencia, un fuerte del s. XVII que ha resistido al ataque de piratas y terremotos. En cuanto a museos le recomendamos el Museo Gran Mariscal de Ayacucho, dedicado a un héroe regional y la visita al Museo del Mar.

Desde Cumaná se pueden realizar excursiones hacia la Península de Araya, que forma el Golfo de Cariaco. Sobresalen los pueblos de San Antonio del Golfo, cuyas impresionantes aguas termales se vierten al mar y la punta de la península por sus extraordinarias zonas como Punta de Araya y las salinas de Araya.

Carúpano, al este de Cumaná, es la última ciudad de esta zona. Con más de 100 mil habitantes y una actividad centrada en el cultivo del cacao, ofrece a los visitantes un buen mercado y un excitante ritmo durante los días de carnaval. Por lo demás, entre sus calles, encontrará un apacible ritmo.

LA REGION DE LA GUAYANA


La región de Guayana comprende los estados de Bolívar, Amazonas y Delta Amacuro. En esta zona se encuentran sitios de interés como el Salto del Angel, el más alto del mundo, el delta del Orinoco o la región del Amazonas, así como la mayoría de los grupos indígenas de Venezuela como son los indios Guajiro, Warao, Pemón, Yanomamis y Piaroa.

DELTA AMACURO

El estado sobresale por acoger el Delta del Orinoco, el segundo más grande del continente. Cubriendo una superficie de 25 mil kilómetros cuadrados, el Río Orinoco se multiplica en numerosos afluentes, como una gran telaraña, para vaciar sus aguas en el mar. A estos brazos del río se le conocen como caños y son el hábitat de los Warao, el segundo grupo indígena del país, en cuanto a numero. El clima en el delta es caliente y húmedo, pero las temperaturas varían entre el día y la noche. Para los amantes de la aventura esta es una de las mejores zonas para arriesgar el espíritu.

Tucupita es la capital del estado y se encuentra a orillas del Caño Mánamo. se trata de un pueblo típico a orillas del río y constituye el lugar ideal para las excursiones y exploraciones del Delta.

BOLIVAR

El Bajo Orinoco, en el estado de Bolívar, es el corazón industrial de la región de la Guayana. En esta zona se concentra la mayor parte de la población y sólo existen dos ciudades: Ciudad Bolívar y Ciudad Guayana.

Ciudad Bolívar

Es una ciudad con temperaturas muy altas que data del año 1764, fecha de su fundación. Fue, además, la capital provisional durante las batallas de la independencia, cuando el Libertador sentó bases militares.

Destacamos el Paseo Orinoco, por sus casonas del período de la independencia, el Mirador Angostura, el Museo Etnográfico, que acoge exposiciones de artesanía indígena, el museo de Ciudad Bolívar, si está interesado en el pasado de la ciudad, la Catedral, del s. XVIII, el Museo Casa San Isidro, alojado en una preciosa casa colonial y el Museo de Arte Moderno Jesús Soto. Sin embargo, lo más recomendable es caminar despreocupadamente y empaparse del estilo de vida de la zona.

Ciudad Guayana

Localizada en la confluencia del Río Orinoco y Río Caroní, está joven ciudad se desarrolla a pasos agigantados. Sólo piense que en el momento de sus fundación, en el año de 1961, contaba con una población de 40 mil habitantes. En la actualidad son más de 600 mil personas. de la ciudad nada hay que destacar, a excepción del Parque Cachamay, en la rivera del río y el parque Loefling, con un pequeño zoológico.

Canaima y el Salto del Angel

A tan sólo 90 minutos de vuelo de Caracas, la maravillosa selva tropical de Canaima le aguarda con toda su exhuberancia. La formación orográfica sobre la que se asienta, nació hace más de dos mil millones de años, cuando Africa y Sudamérica formaban un sólo continente. Con el paso del tiempo se fueron separando hasta dejar al descubierto estructuras como los tepuyes (mesetas de forma tabular y aristas verticales de hasta 3.000 metros de altitud) del área de Roraima, desde los que brotan una infinidad de cascadas y saltos de agua. El más popular es el de Churún-Merú, conocido como Salto del Angel, en honor a su descubridor, el piloto norteamericano Jimmy Angel.

El Parque Nacional Canaima es el mayor de todos los existentes en Venezuela, ocupando una extensión de un millón de hectáreas. Visitar Canaima resulta toda una aventura ya que podrá observar la selva de un lado y por el otro la sabana, o la Laguna de Canaima, un paraje inolvidable. La zona dispone de todo lo necesario para hacer más placentera la estancia. No olvide llevar impermeable, repelente para insectos y suficiente material fotográfico. El salto puede admirarse a través de un corto vuelo, en pequeñas avionetas o bien, en canoa. Este último tan sólo es posible durante la temporada de lluvias, cuando el nivel de agua es suficiente para la navegación.

AMAZONAS

Es el estado más sureño del país, con una superficie de 175,000 kilómetros cuadrados, representando una quinta parte del territorio nacional. La región se caracteriza por su clima tropical y por la presencia de comunidades indígenas. Puerto Ayacucho es la capital y la única ciudad, sin contar los pequeños poblados como Mavaca, Ocamo, La Esmeralda o Tamatama.

LA REGION DE LOS LLANOS


Los Llanos son, sin duda, uno de los parajes más fascinantes de Venezuela. El cuatro, arpa, maraca y cantor componen un conjunto que se pliega en las extensiones surcadas por los enormes ríos que atraviesan la región. Los grandes rebaños de ganado vacuno se desplazan por una llanura que ofrece cambios sorprendentes, según sea la estación. Así pues, entre los meses de mayo y diciembre los ríos se desbordan, inundando absolutamente todo. A este espectáculo natural, que impresiona desde el primer momento, se suma la presencia de numerosas bandadas de pájaros migrantes que, provenientes de los hemisferios norte y sur, eligen este lugar para alimentarse y procrear. Entre enero y mayo, los ríos vuelven a su cauce.

El sol castiga con fuerza y el polvo se levanta en los caminos al golpe de los vientos. En la época de verano abundan las denominadas playas de río, extensos arenales donde se puede tomar el sol y disfrutar de las aguas dulces de los ríos Apure, Meta y Capanaparo. Para los amantes de la pesca, este es el lugar ideal. El llanero lo sabe todo acerca del clima y la región que habita, pero no hay que fiarse de las indicaciones que les puedan dar, puesto que pueden jurarle y perjurarle que la población que anda buscando está a tan sólo diez minutos, cuando el viaje le tomará horas. No hay mala intención alguna, sólo que las dimensiones espaciales son diferentes.

Los estados llaneros venezolanos son Guárico, Apure, Portuguesa, Barinas y Cojedes y, en casi todos ellos, podrá participar de los cada vez más numerosos Safaris Ecológicos, una inolvidable aventura salpicada de toros coleados, carne de res preparada en varas, queso recién hecho y leche acabada de ordeñar.

Si decide acercarse a los Llanos, no olvide de protegerse contra la plaga de mosquitos que, a determinadas horas, arrasa con lo que encuentran por delante. Lleve ropa ligera para el calor del día y algo de abrigo para la noche.

LA REGION DE LOS ANDES


La mejor forma para visitar Los Andes es hacerlo por carretera, para disfrutar a fondo de sus sobrecogedores paisajes de montaña, rico en caídas de agua, frailejones y siembras de flores. Existen numerosos locales de artesanía y criaderos de truchas que le mostraran, muy amablemente, los andinos, un pueblo seres de mejillas rosadas, cabellos lisos y un hablar pausado.

Los estados de Táchira, Mérida y Trujillo conforman esta región andina, así como una pequeña porción del territorio de Lara.

Mérida

Sin lugar a dudas, Mérida es el estado más visitado, quizás por acoger el Pico Bolívar, uno de los más altos del mundo.

La ciudad de Mérida, capital que se caracteriza por su permanente movimiento estudiantil, dado que pose una de las universidades más importantes de Venezuela. En los pueblos colindantes, que constituyen otro de los encantos de la ciudad, se distinguen por sus angostas callejuelas, en ocasiones empedradas y por la sucesión de apiladas casas de techos bajos.

Muy probablemente, los pueblos del sur son los que más se han esforzado por mantener el encanto de antaño. A ellos se llega por caminos tortuosos, de curvas cerradas y angustiosos desfiladeros, pero hermosos en todo su recorrido. Desde Pueblo Nuevo del Sur podrá dirigirse a cualquiera de sus 22 aldeas, en las que dará con la más abundante y auténtica artesanía de la zona. Tampoco debemos olvidar otros pueblos de gran belleza, como Chiguará, con su Posada de Fanny, o El Mesón de los Indios.

Trujillo

El estado de Trujillo, cuyas variaciones de clima son extremas, destacan la capital del mismo nombre, Valera y Boconó. Este último constituye uno de los pueblos más turísticos, gracias a su vieja e impresionante arquitectura colonial.

Tachira

La capital del estado es San Cristóbal, una moderna y próspera ciudad que se alimenta fundamentalmente de la agricultura y ganadería. Es conocida, sobretodo, por sus corridas de toros y sus apoteósicas rumbas hasta el amanecer.

Lara

Lara forma parte de la zona andina más caliente, debido a sus enormes llanuras. Es popular por su variada y rica artesanía, de la misma forma que Barquisimeto, la capital, es una hermosa ciudad en la que se fabrican reconocidos vinos. No deje de visitar el museo de la ciudad y sus alrededores.

Estamos convencidos que el viaje por Los Andes será una experiencia maravillosa, salpicada de encuentros al borde de carreteras enmarcadas por precipicios y amenizada por una gente muy atenta, que se desvive por todos los que les visitan.




Copyright 2000 Amadeus GTD, SA. - TravelView, C.I.T. Feedback
Reservados todos los derechos.