InicioInformación PrácticaSituación y GeografíaHistoriaArte y CulturaSitios de interés
GastronomíaComprasGente y CostumbresEntretenimientoTransporte


PERU - SITIOS DE INTERÉS
 

Para descubrir Perú, lo hemos dividido en seis zonas. Iniciaremos nuestro recorrido por la ciudad de Lima para desarrollar, seguidamente, la Costa Norte y la Costa Sur. De aquí viajaremos a la Región de los Andes, visitando la Sierra Central y del Norte, para concluir en una rápida visita por la Región de la Selva.

LIMA


Fundada en el año de 1535 por Francisco Pizarro, es la actual capital del Perú. Quizás el nombre de Lima provenga del Valle de Rímac, lugar donde se asentaba un antiguo pueblo de pescadores.

La llamada 'Ciudad de los Reyes' es, en la actualidad, el hogar de más de 9 millones de habitantes que han convertido la capital en un hermoso caos. Numerosos puestos callejeros han invadido las aceras, en donde es posible comprar cualquier cosa (en el año de 1997 se han recolocado a mucho vendedores, no sin duros enfrentamientos con la policía), en las calles circulan vehículos de todos los tiempos y, en los meses de invierno, debido a la 'garúa', los cielos permanecen nublados sin que caiga una gota. La perpetua humedad ha hecho que el polvo y la tierra de muchos años se adhiera a las construcciones, lo que la hace aparecer como una ciudad sucia. A pesar de esta aparente confusión, la ciudad esconde distritos muy interesantes, espléndidos museos e impresionantes construcciones coloniales.

Dada su extensión, es imposible realizar un circuito lógico, a excepción del centro de Lima, razón por la que desarrollaremos, en primer término, las iglesias y edificios coloniales, seguido por los museos más importantes, para terminar por algunos de los distritos de mayor interés.

Plaza de Armas y Alrededores

Le aconsejamos que el primer contacto con Lima lo realice en la Plaza de Armas. En el centro se encuentra una pila de bronce del año 1650 y a un costado la Catedral, reconstruida totalmente después del terremoto del año 1746. En ella destaca la sillería del coro, la capilla churrigueresca de la Inmaculada, las tallas de Martínez Montañez, el Cristo de Marfil, regalo del Rey Carlos V y la capilla donde se encuentran los restos de Francisco Pizarro. Se conservan, no en memoria del conquistador, sino por haber sido el fundador de Lima (según afirman los limeños). En el interior de la Catedral existe un pequeño museo de arte sacro. (Horario: de martes a domingo de 10.00 a 18.00 h.).

A un costado de la Catedral se encuentra el Palacio Arzobispal, con un precioso balcón tallado en madera y, muy próximo, el Palacio de Gobierno, antigua residencia de Pizarro y actual sede y vivienda de Fujimori, presidente del país. No puede visitarse pero se aconseja ver el cambio de guardias que se realiza todos los días a las 11.45 horas. Al otro lado, El Ayuntamiento. En este punto se localiza la Estatua Ecuestre de Pizarro.

Desde esta plaza se puede continuar por Jirón de la Unión, una calle peatonal que comunica con la Plaza de San Martín, donde predominan diversas tiendas, restaurantes, cafeterías y un ambiente muy particular. La Plaza de San Martín es una de las más bellas, ya que los edificios que la circundan están pintados de color rojizo. En el centro se levanta la Estatua a José de San Martín, el líder libertador.

Muy cerca de la Plaza de Armas se encuentra el Edificio de Correos, cubierto por una galería y a unos pasos, la Casa Aliaga, una de las mansiones más antiguas de Lima que destaca por su mobiliario colonial. Para visitarla hay que concertar una cita previa al Tel. 427-66-24.

Iglesias y Conventos de Lima

Detrás de Correo, la Iglesia y el Convento de Santo Domingo del siglo XVI y uno de los conventos mejor conservados de la ciudad. Aquí se encuentran los restos de Santa Rosa y San Martín de Porras. Se distingue, además la torre, de un singular estilo arquitectónico. (Horario: de lunes a sábados de 9.00 a 13.00 h. y de 15.00 a 18.00 h. Los domingos y los festivos solo por las mañanas).

La Iglesia de San Agustín, del siglo XIX, destaca por su fachada churrigueresca, por sus tallas de madera y por el artesonado llamado 'zócalo de azulejos'. (Horario: todos los días de 8.30 a 12.00 h. y de 15.30 a 17.30 h.).

Probablemente la Iglesia y el Convento de San Francisco sean una de las construcciones religiosas más impactantes de Lima. Con un precioso claustro con azulejos de Sevilla del siglo XVII, en sus salas se distingue el Museo de Arte Sacro, la Sala Francisco Zurbarán y el Refractario del convento. Debajo de este complejo se encuentran las galerías subterráneas o Catacumbas, que sirvieron como cementerio durante los tiempos de la colonia. Se calculan unos 70 mil enterramientos y curiosamente se han colocado los huesos por tipo, es decir, en un lugar todos los cráneos, fémures, clavículas, etc. En cuanto a la Iglesia, destacamos las capillas interiores y su fachada de un en extraño color amarillo. (Horario: de 9.30 a 17.45 h. todos los días).

La Iglesia de la Merced, lugar donde se oficio la primera misa en Lima y donde San Martín declaró la independencia, La Merced, con una pasado de derrumbamientos por temblores e incendios, no ha sobrevivido a las remodelaciones. Sobresale su fachada en piedra del siglo XVIII, el altar a la Virgen de la Merced, Mariscala de Armas y la Cruz del Padre Urraca. (Horario: de 7.00 a 12.30 h. y de 16.00 a 20.00 h. todos los días).

El Santuario de Santa Rosa de Lima se construyó en el mismo lugar en el que nació la Patrona del país. Se distingue por su precioso jardín donde se encuentra la ermita que construyera la santa con la ayuda de su hermano y el pozo donde arrojó la llave de la cadena que ceñía su cintura. En el interior se encuentra la venerada imagen del Niño Dios. (Horario: de 9.30 a 13.00 h. y de 15.00 a 18.00 h. todos los días).

La Iglesia de la Nazarenas resalta, no por su arquitectura sino por la leyenda que dio origen a la edificación del templo. Construida en lo que fue el barrio de Pachacamilla, habitado por descendientes de los esclavos negros de Angola, se dice que uno de ellos pintó una cruz en un muro que sobrevivió al terremoto del año 1655. Posteriormente se hizo una réplica de la imagen a la que se le llama el 'Señor de los Milagros', 'Cristo Morado' o 'Cristo de los Temblores' y que recorre las calles de la ciudad, todos los años el día 18 de octubre. (Horario: de 7.00 a 11.30 h. y de 16.30 a 20.00 h. todos los días).

La Iglesia de San Pedro, del siglo XVII, es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura colonial. Edificada por los jesuitas en el 1638, desde su consagración ha cambiado muy poco. En su interior destacan los bellos altares decorados con mosaicos esmaltados de estilo árabe. (Horario: de 7.00 a 13.00 h. y de 17.40 a 20.30 h. todos los días).

No deje de acercarse al Palacio de Torre Tagle, la mejor construcción colonial y actual sede del Ministerio de Asuntos Exteriores. Sólo puede visitarse los sábados de 9.00 a 16.00 horas. Muy próximo, la única plaza del mundo dedicada a los lustradores de zapatos.

Museos en Lima

En cuanto a museos, la lista puede ser interminable, así que hemos realizado una minuciosa selección. El primer sitio es el Museo del Oro, una colección privada con miles de piezas de oro, tumis, orejeras, pectorales, textiles, momias, vasijas, etc. de las diferentes culturas precolombinas. Lamentablemente no están colocadas adecuadamente y si uno observa el aparador de tumis, con cientos de ellos, es imposible apreciar el trabajo de los mismos. En la planta baja se encuentra el Museo de Armas, que exhibe una de las más extensas colecciones de piezas bélicas de diferentes épocas. (Horario: todos los días de 12.00 a 19.00 h.).

El Museo Arqueológico Rafael Larco Herrera, posee una de las mayores colecciones en cerámica. Contiene, además momias, piezas de orfebrería, tejidos y plumas de Paracas, así como una Sala dedicada a las piezas eróticas precolombinas donde se describen las prácticas sexuales de las antiguas culturas andinas. Sin dudas, uno de los mejores museos de Perú y de América. (Horario: lunes a sábados de 9.00 a 13.00 h. y de 15.00 a 18.00 h.).

El Museo Nacional de Antropología y Arqueología es el lugar ideal para los amantes de la arqueología. Dispone de varias salas que van describiendo la evolución de las culturas precolombinas del Perú hasta la llegada de los españoles. Posee cerámica de las culturas Chimú, Nazca, Mochica y de Pachacamac, así como una reproducción de Machu Picchu. A un costado se encuentra el Museo Nacional de la República, con excelentes pinturas, muebles coloniales y piezas de la época de la independencia. Cuenta, además, con una excelente reproducción de la Tumba del Señor de Sipán, recomendada para quienes no piensan viajar al norte del Perú. (Horario de ambos museos: de martes a domingos de 9.00 a 18.00 h.).

No deje de visitar el Museo de Arte, alojado en un precioso edificio con diversas colecciones de piezas precolombinas y coloniales, concretamente de los siglos XVII y XVIII. (Horario: de martes a domingos de 10.00 a 17.00 h.); el Museo Amano, con una exquisita muestra de cerámica ordenada cronológicamente, especialmente de la cultura Chancay (previa cita); el Museo del Banco Central de la Reserva con piezas que se han recuperado de los huaqueros, de las culturas Piura y de la zona de Lambayeque (de martes de viernes de 10.00 a 16.00 h. Fines de semana de 10.00 a 13.00 h.); y al Museo del Tribunal de la Inquisición, sede de una espléndida biblioteca. En sus sótanos se muestran las mazmorras y los instrumentos de tortura de otras épocas. (De lunes a viernes de 9.00 a 13.00 h. y de 14.30 a 17.00 h.).

Si dispone de tiempo le aconsejamos una rápida visita al Museo Nacional de la Cultura Peruana, al Museo de Ciencias de la Salud, para descubrir los conocimientos médicos de los antiguos indígenas y al Museo Arqueológico Amano, una modesta pero interesante colección privada de cerámica, especialmente de la cultura Chancay, hasta la llegada de los españoles (la visita debe concertarse con antelación al Tel. 441-29-09).

Otros museos de Lima son el Museo de Arte Italianao, Colección Pedro de Osma, Museo Histórico Militar, Museo de Historia Natural Javier Prado, Museo Filatélico, Museo Numismático y Museo Teatral.

Distritos de Lima

Los distritos de más interés turístico de Lima se encuentran hacia el sur del centro de la ciudad, mirando a las costas del Pacífico. El Distrito de Miraflores es uno de los más modernos de Lima, con parques, plazas, cafeterías, buenas tiendas para hacer las compras y sobretodo una jovial y activa vida nocturna. Sus arterias principales son la Ave. La Paz y Larco, que finaliza en un precioso mirador hacia el mar. El Parque Kennedy acoge la mayoría de las tardes y fines de semana a un buen número de artesanos y pintores que exponen sus trabajos, así como a grupos de músicos que ejecutan pasos dobles o melodías contemporáneas. Los fines de semana Miraflores se inunda de gente joven que trasnocha, baila y bebe, especialmente en las calles aledañas a la Ave. Benavides.

San Isidro es básicamente un barrio residencial con algunos centros comerciales de interés, hoteles, buenos restaurantes, el Campo de Golf Lima y el bonito parque el Olivar de San Isidro. Entre el distrito de Miraflores y de San Isidro se encuentra la pirámide Huallamarca, una construcción de adobe que data del año 100-500 d.C. perteneciente a la cultura Maranga.

El Distrito de Barranco es uno de los más animados de la capital, con un espíritu bohemio que inunda y que se respira en la mayoría de sus establecimientos. Barranco se ha distinguido por acoger a artistas, escritores y bohemios. Entre sus sitios más significativos se encuentra el Puente de los Suspiros.

Finalmente, el Distrito de Callao, donde se aloja el principal puerto del país. Aquí se encuentran el Museo Histórico Militar, que exhibe las armas utilizadas durante la guerra de independencia.

Playas de Lima

En cuanto a playas de la capital, destacamos la de Waikiki, Redondo, La Herradura y Barranquito. Más hacia el sur, la de Punta Hermosa, Cerro Azul, El Silencio y San Bartolo. En ellas es posible bañarse y practicar algunos deportes acuáticos. Es recomendable cerciorarse del nivel de contaminación de las mismas.

LA REGIÓN DE LA COSTA NORTE


La carretera Panamericana es la columna vertebral de la Costa del Perú, ya que la atraviesa desde el norte, frontera con el Ecuador, hasta el sur, frontera con Chile. La nota predominante de esta zona son los paisajes desérticos, plácidas playas e importantes asentamientos arqueológicos.

Partiendo desde Lima, por la carretera Panamericana, hacia el norte y por el litoral, encontraremos algunos pueblos interesantes, además de los importantes centros arqueológicos de Trujillo y Chiclayo.

CASMA

Antes de llegar a Casma, localizada a 370 Km. de Lima, le aconsejamos hacer una breve parada en Barranca para admirar las Ruinas de Paramonga de la cultura Chimú, construidas completamente en adobe.

Casma es una pequeña población que destaca por su cercanía a las Ruinas de Sechín, uno de los asentamientos más antiguos del Perú (se puede acceder a pie desde Casma). Emplazado en una colina, sobresale el templo principal de adobe con bajorrelieves de guerreros, los muros que lo rodean y los monolitos tallados en piedra que alcanzan hasta 4 metros de altura. Se desconoce muy poco sobre quienes construyeron estos templos, ya que se calcula que sucedió 1.500 años antes de nuestra era. (Horario: todos los días de 9.00 a 17.00 h.).

En los alrededores de Casma se distinguen otras ruinas como Sechín Alto, un impresionante templo de forma rectangular, considerado la edificación precolombina más grande del país, Palka, con un templo y un cementerio o La Cantina y Chanquillo (15 kilómetros al sureste de Casma).

CHIMBOTE

Chimbote se encuentra al norte de Casma, a 415 kilómetros de Lima. Constituye una de las pocas bahías naturales del Perú, siendo el puerto pesquero más grande del país y capital de la industria del acero. En los últimos años ha cobrado importancia por ser una de las puertas de entrada a la Cordillera Blanca. Está por finalizarse la carretera que conduce hasta el Cañón del Pato. Si desea bañarse, ha de saber que el baño está prohibido en la zona, además la inseguridad ciudadana presenta niveles muy altos.

TRUJILLO

Llamada la "capital de las ciudades costeras", Trujillo ofrece todo el embrujo de las tradiciones históricas. Fundada en 1535 por Pizarro, la ciudad ha ido acogiendo bellas mansiones, conservando su sabor colonial. Por otro lado, no hay que olvidar que aquí se desarrollaron las culturas Moche y Chimú.

La visita a la ciudad hay que iniciarla en la Plaza de Armas, núcleo de la ciudad y una de las plazas más bellas del país. Está rodeada por impresionantes construcciones como la Catedral de blanca fachada y reconstruida en el siglo XVIII, la Mansión Urquiaga, sede del Banco Central y el Hotel Turistas con una pequeña muestra de cerámica moche. En el centro de la plaza se erige la estatua a los Héroes de la Independencia.

La Iglesia del Carmen del siglo XVIII es una de las construcciones más importantes de Trujillo. Sobresale por su mobiliario e imaginería, así como por su Pinacoteca Carmelita. No deje de visitar la Iglesia de San Francisco con preciosos retablos y un púlpito renacentista, la Iglesia de San Agustín con un excelente altar dorado del siglo XVI y la Iglesia de la Merced, que aglutina en su fachada diversos estilos arquitectónicos.

En cuanto a museos, el recorrido debe iniciarse en el Museo Cassinelli, que exhibe una excelente y exquisita colección arqueológica precolombina, especialmente Chimú y Mochica Aunque parezca extraño, se encuentra en los sótanos de una gasolinera. (Horario: lunes a sábados de 8.30 a 11.30 h. y de 15.30 a 17.30 h.). El Museo de Arqueología de la Universidad Nacional, posee una buena muestra de cerámica y arte, así como reproducciones de los murales de la Pirámide de la Luna. (Horario: de 8.30 a 13.00 h.). Otro de los museos de interés es el Museo de Zoología de Juan Ormea, con algunos animales disecados y exposiciones que muestran la naturaleza peruana. La entrada es gratuita y el horario es de 8.00 a 14.00 h.

Las casas coloniales de Trujillo, la mayoría sede de galerías de arte, bancos o museos, son las responsables de la belleza de la ciudad. Lo más recomendables es realizar relajados paseos e ir descubriendo las distintas mansiones. Se distinguen, el Palacio Iturregui, con patios de mármol, la Casa de los Leones, de estilos arquitectónicos diversos y sede de exposiciones de arte, la Casa Aranda, con una espléndida fachada barroca, la Casa de la Emancipación, donde se juro la independencia en el 1820, o la Casa de Marsical de Orbegoso, que acoge un museo, propiedad del Banco Internacional.

Sitios Arqueológicos

Entre los diferentes sitios arqueológicos para visitar desde Trujillo, destacamos Chan Chan, la antigua capital de la Cultura Chimú. Localizada a 5 Km. de Trujillo, fue en sus tiempos la ciudad en adobe más grande del mundo. Construida diagonalmente a lo largo del valle, se extendía sobre una superficie de 20 kilómetros cuadrados hasta la orilla del océano. Dentro de la ciudad aun se perciben diez superficies rectangulares. Cada una de ellas correspondía a un monarca y contenía la residencia del soberano, los almacenes reales y el centro administrativo. A la muerte del rey se convertía en mausoleo, mientras el sucesor hacia edificar una nueva superficie. De estos complejos urbanos, sólo el llamado Tschudi puede ser visitado, mientras que el resto se encuentran en procesos de restauración y en algunos casos, en mal estado. (Horario: de 9.00 a 16.00 h.).

Huaca Arco Iris, al noroeste de Trujillo, es uno de los templos mejor conservados de las ruinas chimú. Rodeado por murallas, en su interior sobresale el templo, donde se perciben en sus paredes el grabado de arco iris. (Horario: de 8.00 a 17.00 h.).

Las Huacas del Sol y de la Luna, a 12 kilómetros de Trujillo, son el mejor ejemplo que pervive hasta nuestros días de la Cultura Moche. La Huaca del Sol está considerada como la construcción precolombina más grande del Perú. A pesar de que en otro tiempo estaba formada por tres niveles y que la erosión los ha uniformado, aún pueden verse algunas marcas en los ladrillos que identificaban al trabajador que las había colocado. La Huaca de la Luna, mucho más pequeña, se encuentra al frente de la del Sol. Lamentablemente ha sufrido los saqueos de huaqueros por lo que se encuentra en muy mal estado y en proceso de restauración. Resaltan los frescos con frisos policromados que conservan en gran medida sus colores originales. (Horario: de 9.00 a 13.00 h.).

El complejo denominado El Brujo es otro de los sitios de interés. Huaca Cao una modesta pirámide de adobe es lo más relevante, ya que en su muros conservan imágenes en alto relieve policromado, así como del dios Ai Apaec. Esta construcción se llevó a cabo durante los años de mayor esplendor del pueblo Mochica.

CHICLAYO

Es la segunda ciudad en importancia de la costa norte. Se encuentra a 200 Km. al norte de Trujillo, después de pasar por Huanchaco, un pequeña villa de pescadores que destaca por la elaboración de los caballitos de totora, barcas de caña utilizada por los pescadores.

Chiclayo es la capital del Departamento de Lambayeque y constituye una de las ciudades más modernas del país. Entre los sitios de interés, destaca el Mercado Modelo, uno de los más grandes, animados, curiosos y exóticos del Perú, la Catedral, construida de acuerdo al diseño de un arquitecto inglés y el Palacio Municipal.

Para quienes busquen sol, playa y arena, Chiclayo cuenta con algunos lugares indicados para tales deseos: Pimentel, a 12 kilómetros de Chiclayo, uno de los lugares más buscados, Santa Rosa, un pequeño pueblo de pescadores y Puerto Etén, donde se hacen los famosos sombreros 'panamá'. Desde Chiclayo a Puerto Etén se recomienda hacer una parada en Monsefú, uno de los mercados artesanales de la zona, con bellos trabajos de bordados, cestería y madera.

Chiclayo sobresale, además, por su cercanía a los sitios arqueológicos de la Cultura Lambayeque. Son dos los emplazamientos más importantes: la Tumba del Señor de Sipán, descubierta en el año de 1987 y el complejo de las Pirámides de Túcume, el complejo arqueológico más importante de aquella época.

La Tumba del Señor de Sipán

Antes del año 1987, los hallazgos de piezas en el mercado negro, habían hecho suponer a los arqueólogos que los huaqueros habían descubierto algunas tumbas y que, seguramente, pertenecían a una cultura anterior a la Chimú. Después de varías investigaciones se dio con los huaqueros y con el asentamiento ubicado en Huaca Rajada. Afortunadamente y a pesar de que los ladrones habían despojado una tumba completa, los sepulcros más importantes habían quedado intactos.

El complejo comprende dos pirámides y una plataforma funeraria o mausoleo real. El foso de unos 5 metros de profundidad posee en su interior reproducciones de los hallazgos. El 'Señor de Sipán se encontró sepultado en un ataúd de madera con broches de cobre, envuelto en ofrendas, trece estrato de oro, sombreros de pluma, pectorales de turquesa, coronas y collares de oro y vasijas de cerámica. Recientemente se han descubierto otros sepulcros de menor importancia como el Viejo Señor de Sipán o el denominado Príncipe de Sipán.

El Valle de las Pirámides

Emplazadas en Túcume, a 38 kilómetros de Chiclayo, el Valle constituye uno de los sitios arqueológicos más importantes de la cultura Lambayeque. Está compuesto por mas de 25 pirámides, entre las que destaca Huaca Larga, la más grande de todas. El recinto en general está muy deteriorado por lo que es aconsejable realizar la visita acompañados de un guía. Es necesario señalar que se encuentran todavía en procesos de excavación.

DE TÚCUME A TUMBES

Continuando hacia el norte por la carretera Panamericana, destacan las poblaciones de Lambayeque, donde se encuentra el Museo Arqueológico Bruning, dirigido por el Dr. Alva, descubridor de la tumba del Señor de Sipán. Exhibe maquetas que reproducen cómo fue la tumba original, así como los procesos de excavación y reproducciones de los tesoros encontrados. Los originales se encuentran en exposiciones itinerantes por el mundo para recabar fondos y construir un museo en condiciones. (Horario: de 9.00 a 18.00 h. todos los días).

Piura, una de los primeros asentamientos fundados por Pizarro, se encuentra a 264 Km. de Chiclayo. Cuenta con un modesto Museo donde se muestran diversas cerámicas Vicús, la Catedral, con pinturas de Ignacio merino, la Iglesia de las Mercedes, con bellos balcones y muebles coloniales y la Iglesia de San Francisco, donde se declaró la independencia del país en 1821.

Continuando hacia el norte, siempre por la Panamericana, es aconsejable hacer altos en las poblaciones de Cabo Blanco, a 30 Km. de Talara, y que se distingue por sus playas y por ser el lugar en donde se inspirara Ernest Hemingway para escribir la novela El Viejo y El Mar. Es un buen lugar para bañarse, practicar el surfing y para la pesca de altura.

Tumbes, muy próximo a la frontera con Ecuador, sobresale por unas modestas ruinas ubicadas en San Pedro de los Incas, por sus playas de Caleta La Cruz y Zorritos y por sus cercanía al Santuario Nacional los Manglares de Tumbes, muy cerca de Puerto Pizarro. Más hacia el norte se encuentra Ecuador.

HACIA EL SUR DE LIMA

Al igual que en el norte, la carretera Panamericana, es el nervio central de la zona. La nota predominante son los paisajes desérticos de una sobrecogedora belleza y los lugares de interés como Pachacamac, Pisco, Paracas, Ica y Nazca.

PACHACAMAC

Localizadas a 30 Km. de Lima, las ruinas de Pachacamac constituyen el emplazamiento arqueológico más importante de las culturas del Valle de Lurín. Sus orígenes datan del año 400 d.C. y a la llegada de los incas, quienes respetaron la religión de estos pueblos, perdieron su función ceremonial. Destacan el Templo del Sol, el Mamacuña o Casa de las Mujeres Escogidas, construido por los incas, siendo el que se encuentra en mejor estado, y el templo Mayor o Casa de Dios. El pequeño museo a la entrada del recinto exhibe la talla de Dios Pachacamac esculpida en madera. (Horario de 9.00 a 17.00 h. todos los días).

PISCO

Pisco es una pequeña población que se encuentra a 235 Km. de Lima. Destaca por ser la región donde se produce la uva blanca con la que se elabora la bebida nacional, el pisco, por su actividad portuaria y por ser el centro para las excursiones hacia la Reserva Nacional de Paracas. Antes de llegar a Pisco le aconsejamos que se detenga en el restaurante de carretera El Piloto; con una de las cocinas más limpias de la zona y con un delicioso cebiche, la parada bien vale la pena.

PARACAS

Se trata de un pequeño poblado de pescadores que se ha convertido, con el tiempo, en un lugar de descanso, gracias al emblemático Hotel Paracas. Con habitaciones en forma de bungalos y en medio de jardines muy bien trabajados, el ambiente es único. Desde aquí se realizan las excursiones hacia las Islas Ballestas y a la Reserva Nacional de Paracas. Por lo demás, el pequeño pueblo no presenta ningún interés.

Islas Ballestas

A tan sólo unos kilómetros de la Bahía de Paracas, las Islas Ballestas constituyen uno de los espectáculos naturales más sorprendentes del Perú. Numerosos leones marinos, focas, pingüinos de Humboldt, junto a miles de aves, habitan en estas escarpadas islas. Gracias a la presencia de las aves, existen grandes cantidades de guano, que desde tiempos remotos se ha explotado ya que es un buen fertilizante. Aquí pueden verse pelícanos, cormoranes, gaviotas, pariguanas, guanay, chuitas, zarcillos, águilas pescadoras, chorlos, playeritos, etc.

Nadie puede bajar a las islas y las barcas parten del embarcadero del Hotel o desde el pueblo. Durante el recorrido puede admirarse el Candelabro, un geoglifo de 200 metros de longitud. Se desconoce por completo su origen pero se afirma que, colocando fogatas en alguno de sus puntos, pudo haber servido como faro para los navegantes de las culturas precolombinas.

La Reserva Nacional de Paracas

Establecida en el año de 1975, la Reserva comprende cerca de 335 mil hectáreas de las que más de la tercera parte son marítimas. Gracias a la abundancia de oxígeno, causada por la convergencia de las corrientes del Niño y Humboldt, la zona es considerada como pulmón del océano. Comprende las islas Ballestas, Isla San Gayán, la península y sus alrededores. Destacan Lagunilla, un puerto de pescadores, muy próximo el Mirador de los Lobos, donde se pueden ver más animales acuáticos. Por lo demás, el extraño paisaje, en ocasiones y dependiendo del clima, aparece como si de un lugar extraterrestre se tratara.

ICA Y NAZCA

Además de ser un apacible pueblo colonial, son tres las razones para visitar Ica. Lo primero es el Museo Regional de Ica, un pequeño museo, pero, sin duda, uno de los mejores del país, ya que aquí es posible admirar de cerca y muy didácticamente la evolución de las culturas precolombinas. Posee una rica colección de cerámica Nazca, tejidos Paracas, fardos funerarios, momias y piezas incas. Además, por un reducido coste, es posible tomar fotografías y filmar. (Horario: de lunes a sábados de 7.45 a 19.00 h. Los domingos de 9.00 a 13.00 h.).

El segundo motivo de la visita a Ica, es su proximidad a la Laguna de Huacachina, un oasis en medio de doradas dunas. A sus aguas se le atribuyen propiedades curativas, razón por la que son muy visitadas. A un costado se encuentra un precioso hotel, donde se puede beber algo refrescante.

La tercera razón de la visita es que desde aquí se pueden realizar los vuelos para sobrevolar las 'Líneas de Nazca'. Las avionetas tipo Cessna, con capacidad para 3, 5, 6 y 12 personas, realizan en 20 minutos el trayecto hasta las líneas, sobrevuelan la zona otros 20 minutos, para finalmente retornar. Es aconsejable no comer mucho antes de volar (ya que los pilotos planean de un lado a otro para que puedan percibirse bien las líneas), evitar la aprehensión con respecto al bamboleo del vuelo y evitar las cámaras fotográficas o de vídeo, ya que son buenas herramientas para el mareo, además de que es casi imposible captar buenas tomas.

Las Líneas de Nazca

En el año de 1939 Paul Kosok sobrevoló la pampa y descubrió las impresionantes figuras formadas por líneas. Estos geoglifos han sido trazados utilizando un método que consiste en remover la capa superior de tierra (hasta un máximo de 30 cm.) y colocar los residuos a los costados. Dadas las condiciones climáticas de aridez y ausencia de lluvias, los trazados permanecen a perpetuidad. Según las afirmaciones de María Reiche, quien durante 50 años ha estudiado las líneas, se trata de un calendario astronómico, es decir, un observatorio astronómico donde diversos puntos de mira estarían orientados a determinadas estrellas. Sea cual sea la causa, las líneas forman figuras enormes, algunas alcanzan los 300 metros de longitud, como es el caso del Pelícano y sólo pueden apreciarse desde las alturas. Las formas que pueden apreciarse son el Colibrí, Araña, Cóndor, Mono, Perro, Astronauta, Ballena, Loro, Espiral, Alcatraz y Lagarto, al que la carretera Panamericana corta su cola. Existe una torre de observación, a un costado de la Panamericana, a 20 Km. de la ciudad de Nazca. Desde se pueden observar tres figuras, pero su percepción no es nada buena.

Alrededores de Nazca

Desde Nazca se pueden realizar excursiones a sitios con cierto interés. Si se dispone de tiempo puede acercarse a las ruinas de Cahuachi, al oeste de la Líneas, un conjunto arqueológico formado por una pirámide, un patio ceremonial y diversas construcciones; a la llamada La Estaquería, una serie de postes de madera tallada, según se cree que sirvieron como observatorio astronómico, pero que las últimas investigaciones indican que los postes servían para secar los cuerpos antes de proceder a su momificación. Otro de los sitios aledaños es el Cementerio de Chauchilla, 30 Km. al sur de Nazca. Aquí se pueden ver miles de huesos diseminados por todos los sitios. Son el resultado de muchos años de expoliación por parte de los 'huaqueros' (profanadores de Huacas, es decir, lugares sagrados).

DE NAZCA A TACNA

Pocos son los viajeros que realizan esta ruta, dada las condiciones actuales de la carretera Panamericana. Sin embargo, en los últimos años, la situación ha mejorado. En este trayecto, destacamos Chala, un pequeñísimo pueblo de pescadores donde se puede beber algo, Camaná, lugar donde se puede hacer un alto para comer, especialmente en el Rincón Trujillano; y Mollendo, sitio preferido por los arequipeños por sus buenas playas.

Tacna, muy próxima a la frontera con Chile, destaca por su ambiente animado, propio de las fronteras (se encuentra a sólo 35 Km. de Chile). No deje de visitar el Museo Ferroviario, para ver locomotoras, el Museo de Historia, con una exposición sobre la Guerra del Pacífico del siglo XIX y la Plaza de Armas, el sitio más animado de la ciudad.

LA REGIÓN DE LOS ANDES


Comenzaremos el recorrido por la Región del Sur, dado que aquí se concentran los sitios de interés turístico más importantes. Después desarrollaremos brevemente los enclaves más relevantes de la zona central y norte de los Andes.

CUSCO

Emplazada en el legendario Valle del Huatanay, a una altitud de 3.360 metros, Cusco ha estado habitada desde tiempos remotos, siendo la ciudad más antigua del continente americano. Aquí se encontraba Qosqo, el 'ombligo del mundo', la capital del Tahuantinsuyu, del glorioso imperio inca.

En la época colonial, Cusco fue la capital económica y militar del Virreinato del Perú, mientras que en el período de la independencia constituyó la primera prefectura del país. Sin dudas es una de las ciudades más bellas del Perú y probablemente del mundo.

No hay recorridos para conocer la ciudad, tan sólo hay que callejear y no olvidar ningún rincón de sus entresijadas y empedradas calles. En estos paseos irán surgiendo numerosos sitios de interés, a los que hay que acceder sin postergar la visita para otro día. Su ambiente, sus claros cielos, en lo alto de los Andes, Cusco es, para quienes la conocen, una experiencia inmemorable e imborrable.

Si lo desea, puede comenzar por la Plaza de Armas, rodeada por galerías y por algunas de las construcciones más emblemáticas. La Catedral, en lo que fuera el Palacio del Inca Wiracocha, el Kiswarkancha. El templo de estilo renacentista se construyó con planta de cruz latina y en su interior destacan los trabajos en madera del coro, las capillas laterales, los cuadros donde se percibe la influencia indígena, la imagen del Señor de los Temblores y los altares de madera y plata. En una de sus bóvedas se encuentran los restos del Inca Garcilaso de la Vega, el célebre historiador. A un costado de la Catedral se levanta el templo más antiguo de Cusco, la Iglesia del Triunfo, anexionada en el año de 1959, por donde suele hacerse el acceso a la Catedral. Cuenta con un impresionante altar de granito y con una imagen de la virgen muy venerada. (Horario: de lunes sábados de 14.00 a 17.30 h.). Por el otro costado de la Catedral, se levanta la Iglesia de Jesús María.

La Compañía de Jesús del siglo XVI fue construida sobre el antiguo palacio del Inca Huayna Capac. Su fachada es de estilo barroco, destacando los trabajos de labrado del interior del templo. Bellamente decorada, posee pinturas coloniales, retablos de madera en oro y algunas esculturas de santos.

La Iglesia de la Merced, reconstruida en el año de 1654, se distingue por sus decorados, con algunas modestas capillas laterales, además de acoger una impresionante custodia incrustada de diamantes. El convento tiene un claustro que es un buen ejemplo de la arquitectura colonial. (Horario: de 8.30 a 12.00 h. y de 14.30 a 17.30 H.).

La Iglesia de San Francisco, al frente de la plaza del mismo nombre, del siglo XVII cuenta con dos fachadas y una torre de cantería de estilo español. Se distingue el gran lienzo que describe la genealogía de la familia franciscana y el coro tallado en madera de cedro. (Horario: de 6.00 a 8.00 h.).

La Iglesia de San Blas, en lo alto del barrio del mismo nombre, destaca por su espléndido púlpito mestizo tallado en cedro, el más impresionante del país. (De lunes a sábados de 14.00 a 17.30 h.).

La Iglesia de Santa Catalina, de estilo renacentista y construida en lo que fuera el Palacio de las Vírgenes del Sol, se distingue por sus trabajos en orfebrería, así como por su exposición de diversas obras de arte y piezas coloniales.

La Iglesia de San Pedro, del siglo XVII, muy próxima a la estación de tren donde parten los vagones hacia a Machu Picchu y al mercado de Santa Ana, sobresale por su sobriedad. (Horario: de lunes a sábados de 10.00 a 12.00 h. y de 14.00 a 17.00 h.).

Finalmente, en cuanto a templos se refiere, el de Santo Domingo, es quizás el más importante por estar edificado en lo que fuera el Coricancha, el Templo de Oro de los incas. Alrededor del claustro están los restos del templo, donde se percibe el magnífico trabajo de los incas en el tallado de las grandes piedras. Las bases han sobrevivido a tres temblores de gran intensidad.

Reiterando que caminar incansablemente es la mejor forma para conocer Cusco, le aconsejamos la visita al Museo Arqueológico, alojado en el Palacio del Almirante, con algunas momias y piezas precolombinas (de lunes a viernes de 8.00 a 17.30 h. los fines de semana de 8.00 a 14.00 h.); al Museo Histórico Regional, en lo que fuera la Casa del Inca Garcilaso de la Vega, junto a la bella Plaza del Regocijo. Aquí pueden admirarse algunas antiguedades y pinturas sobre Cusco (abierto e 8.00 a 18.00 h.). El Museo de Arte Religioso, en el Palacio Arzobispal que fuera construido sobre el Palacio del Inca Roca, exhibe una de las mejores colecciones de pinturas de la escuela cuzqueña. (Horario: de 8.00 a 18.00 h.).

Conforme se camina por las calles de Cusco, van apareciendo restos de la cultura inca por doquier. Muchas de las calles conservan paredes precolombinas, sobre las que se edificaron las casas coloniales. Una de las más populares es la calle de Hatunrumiyoc, donde se encuentra la famosa piedra de los doce ángulos. Aquí se encontraba el palacio del Inca Roca. Otros de los sitios donde pueden apreciarse restos incaicos son el Portal de Panes de la Plaza de Armas, en el interior de La Peña se pueden ver los muros de lo que fuera el Palacio de Pachacutec o en las calles de Mauri y San Agustín que cuentan con una bella muestra de la mampostería incaica. Asimismo, en las calles de El Triunfo, Matuchaca, Pumacurco, etc. encontrara vestigios de la cultura incaica. Caminar por estas calles cargadas de historia, degustar un buen mate de coca en alguna de las cafeterías, entretenerse con los puestos de venta de artesanía que se encuentran en los portales, descansar en una banca de la plaza y observar la vida transcurrir en Cusco, es la experiencia más cercana al paraíso.

Los alrededores de Cusco

Son 4 los sitios arqueológicos que se encuentran cerca de Cusco. Si decide visitarlas por su cuenta, lo más recomendables es tomar un autobús hasta Tambo Machay, la ruina más alta y más alejada y descender, aproximadamente 8 kilómetros hasta Cusco, haciendo alto en las otras ruinas.

Sacsahuayman, la antigua 'fortaleza' tiene el diseño, según se afirma, de la cabeza de un puma, donde la ciudad de Cusco sería el resto del cuerpo. Lo cierto es que aquí tuvo lugar la última batalla de Manco Inca contra los españoles, de la que salió derrotado, huyendo hacia Vilcabamba. Las ruinas están conformadas por tres plataformas construidas en piedra, superpuestas por más de 300 metros de largo en forma de zig-zag, lo que permitía una excelente defensa. Este es un buen lugar para apreciar la habilidad de los antiguos incas para trabajar la piedra, no sólo por el hecho de que algunos monolitos pesan más de 300 toneladas, sino por la exactitud del ensamblado. Frente al complejo sobresale el Rodadero, una colina donde se encontraba el trono del inca. El 24 de junio en la Fiesta del Inti Raymi, la Fiesta del Sol que celebra el solsticio de invierno, Sacsahuayman acoge a miles de indígenas que recrean la antigua ceremonia incaica.

Muy próximo a estas ruinas se encuentra Qenko, que significa 'zig-zag'. Fue un importante centro de culto y ofrendas y se trata de una gran roca de piedra donde se han tallado canales y túneles que conducen a un altar, donde, quizás, se ofrendaban llamas a la Pacha Mama. Más al norte, Puca Pucará, que significa 'Fuerte Rojo', fue una antigua fortificación. Es la menos visitada, ya que los trabajos arquitectónicos que presenta son muy toscos. Tambo Machay, más hacia el norte, es una bella construcción emplazada en una pequeña ladera, como si de una pirámide se tratara. Desde lo alto baja una corriente de agua que, en un sencillo y a la vez complejo sistema de canales, va inundando los diferentes baños hasta llegar a la base. Se puede beber agua (tres sorbos) ya que según las creencias populares es la mejor fórmula para la fertilidad. Las ruinas están abiertas todos los días desde las 7.00 a las 17.30 horas.

Otro de los sitios cercanos a Cusco son las ruinas de Tipón, entre el poblado de Oropesa y Saylla. Cuenta con algunos baños incas, terrazas, sistemas de irrigación y un pequeño templo. Piqillacta, a 30 Km. de Cusco y muy cerca de Huambutio, es uno de los restos arqueológicos más importantes de la Cultura Wari (anterior a los incas). Se distinguen el Templo del Mono y las murallas Rumicolca. (Horario: de 7.00 a 13.00 horas todos los días).

EL VALLE SAGRADO DE LOS INCAS

Formado por la cuenca de los ríos Urubamba y Vilcanota, este valle es uno de los paisajes más bellos de la zona. Gracias a su altitud y a lo benigno de la naturaleza, los incas adoraban estas tierras ya que son excelentes para la agricultura. Según se discurre por el valle, siguiendo el curso del río, van apareciendo el ingenioso y laborioso trabajo de andenería, donde se aprecian las terrazas de cultivo, la única forma de aprovechar la riqueza de la tierra, a golpe de fuerza humana, ya que es imposible trabajarla con maquinaria.

Pisac

Ubicado a 32 Km. de Cusco es una pequeña población andina que destaca por sus mercados tradicionales llenos de colorido. Se accede a ella por la carretera de Puca Pucará entre paisajes de increíble belleza. Innumerables puestos de artesanía ocupan toda la plaza y es un buen lugar para realizar las compras. A un costado del mercado artesanal, los indígenas y campesinos ponen sus productos a la venta, muchas transacciones se realizan por trueque. Beba chicha de jora, deambule por las calles y si tiene suerte podrá ver alguna procesión o escuchar misa en quechua.

Las Ruinas de Pisac, que no suelen incluirse en las visitas organizadas, se encuentran a 10 Km. del pueblo. Se trata de uno de los sitios arqueológico más importantes del pasado inca. Probablemente fue una importante ciudad, debido a su trazado, donde destacan los torreones y diversos conjuntos arquitectónicos. Las ruinas, en pocas palabras, son impresionantes.

De Pisac a Ollantaytambo

La carretera que va de Pisac a Ollantaytambo y que sigue el curso del río Vilcanota, discurre por paisajes indescriptibles. La primera población que aparece es Calca, seguida de Yucay, donde pueden verse las ruinas del Palacio del Inca Tupac, hechas de adobe.

La población de Urubamba es el poblado más importante de la zona y puede accederse a ella desde Pisac o bien, desde Chinchero. A partir de aquí, el río toma el nombre de Urubamba. Lo más destacable del pueblo es su cercanía a las Salinas Incas, que se encuentran a 3 Km.

19 kilómetros más adelante se encuentra Ollantaytambo, un pequeño pueblo edificado sobre los cimientos de la antigua ciudad inca y punto de entrada hacia Machu Picchu. En la plaza se concentran los 'porteadores' que llevan el equipaje de quienes realizan el Camino Inca. Lo más destacable son las Ruinas de Ollantaytambo, un gran complejo social, agrícola y religioso. Se trata de una impresionante fortaleza formada por una bella andenería y por diversas edificaciones de grandes piedras, entre los que destaca el inconcluso Templo del Sol, construido con inmensos monolíticos. Subir hasta lo alto de las ruinas por las escalinatas, puede resultar fatigoso, pero las panorámicas que se obtienen son inmejorables. Desde aquí se contempla todo el valle, así como grandes piedras en el fondo, a las que se les conoce como 'piedras cansadas'. Estas nos pueden dar la idea de cómo se traían desde el lugar donde se encontraba la cantera. En el otro extremo, en las laderas de la montaña, se perciben diversas construcciones que servían como graneros.

Chinechero se encuentra entre Cusco y Urubamba. Es imprescindible hacer una parada por tres razones: para descubrir las ruinas incaicas que se encuentran en el pueblo, para disfrutar del mercado artesanal que se instala en la plaza, al frente del templo y, por último, para maravillarse en el interior de la Iglesia. Llamada la 'Capilla Sixtina del Perú', por sus frescos en el techo y paredes, es una verdadera joya.

MACHU PICCHU

La Ciudad Perdida de los Incas, el sitio arqueológico más importante del Perú, salió del olvido en el año de 1911, cuando Bingham las descubrió. Suspendida en el tiempo y envuelta en el misterio de su pasado, Machu Picchu es sobre todo un lugar mágico.

Se accede a las ruinas por tren, desde la estación Puente Ruinas, ubicada después del Pueblo de Aguas Calientes. Desde aquí se sube por un sinuoso camino en pequeños autocares hasta las puertas del recinto. Existe un servicio de consigna y es necesario señalar que está prohibido comer dentro de las ruinas, así como el mover o sacar piedras, por pequeñas que sean. La vuelta de regreso se hace de la misma manera.

Machu Picchu se divide en tres sectores: el agrícola, compuesto por los andenes de cultivo, el sector urbano y el sector religioso, en el lado izquierdo de la ciudadela (estos últimos divididos por un foso seco). El sector sagrado y el urbano albergan los mayores elementos arquitectónicos de la ciudad inca, siendo la zona donde se aprecia de mejor manera el talento de los obreros. Los principales recintos son el Templo del Sol, una construcción semi-circular, el Intiwatana, en lo alto de una colina, donde se halla una roca monolítica con 4 vértices que apuntan a los cuatro puntos cardinales, el Grupo de la Roca Sagrada, que se asemeja a un felino, el Templo de las Tres Ventanas, uno de los más bellos por sus finos trabajos de tallado, el Templo Principal, el Grupo del Cóndor, un importante observatorio astronómico (se creía hasta el año de 1995 que eran antiguas prisiones), o la Plaza Mayor. Se puede subir al Huayna Picchu, que quiere decir 'Cima Joven' y a pesar de que el camino es arduo, la experiencia bien vale la pena. Otra alternativa, es hacer el camino hasta Intipunku, la Puerta del Sol, o bien, hacia el Puente del Inca, en la dirección contraria del primero. (Horario: de 6.00 a 16.00 h. todos los días).

DE CUSCO AL LAGO TITICACA

La forma más rápida para llegar a Puno, es volar hasta Juliaca, una ciudad muy joven y la más importantes de la zona. Otra alternativa es hacerlo en tren, por el trayecto que atraviesa 'La Raya', un mítico punto con más de 4.300 metros, una de las rutas de ferrocarril más alta del mundo.

Puno y el Lago Titicaca

Puno, la 'Capital Folclórica del Perú' gracias a sus vistosos bailes populares, está emplazada en las inmediaciones del Lago Titicaca. Es una pequeña población con un animado ritmo de vida. Puno no cuenta con edificaciones de importancia, a excepción de su Catedral, pero constituye un buen lugar para hacer compras y para caminar por sus mercados y calles, una de ellas atestada de restaurantes y cafeterías.

El Lago Titicaca, a 3.820 metros sobre el nivel del mar, es el lago navegable más alto del mundo. Y si uno observa un mapa con detenimiento, de forma inversa, descubrirá que el lago mayor tiene la forma de un felino y el lago menor (Huinay Marca) la de un conejo. Una parte del lago corresponde a Bolivia, mientras que la zona del Perú posee las islas naturales de Taquile, Amanataní y Soto, así como las islas flotantes artificiales de los Uros.

Los Uros, una casta de sacerdotes y chamanes, después de sufrir la invasión de los incas y no pudiendo soportar la presión del trabajo, decidieron asentarse en los islotes artificiales y flotantes que construyeron con la caña de totara que crece en el lago. La totora es un elemento indispensable en su vida ya que con ella construyen sus casas, la utilizan como leña y fabrican sus barcas para pescar. En Taquile y Amantaní, a 24 kilómetros de Puno, habitan cerca de 1.700 indígenas de ascendencia quechua, siendo uno de los pueblos que mantienen y conservan sus tradiciones. En las islas no existe alojamiento, pero los indígenas suelen alojar a los visitantes en sus casas, por unas cuantas monedas.

Por otro lado, desde Puno puede visitarse las Chulpas de Sillustani, una de las necrópolis más grandes de América. Se encuentran en una península bordeada por la Laguna de Umayo (un paisaje increíble). Las chulpas son monumentos funerarios construidos por los Kollas y según los místicos aquí se concentra una buena cantidad de energía.

AREQUIPA

La principal ciudad del sur del país, a orillas del Río Chili, es Arequeipa, la 'Ciudad Blanca', ya que la mayoría de sus construcciones coloniales están hechas con la blanca piedra de sillar. A pesar del sentimiento nacionalista de sus habitantes, quienes dicen pertenecer a la 'República Independiente de Arequipa' son gente con buen sentido del humor, vanguardistas y muy buenos comerciantes.

De la ciudad destacamos la Catedral, a un costado de la Plaza de Armas, rodeada de una bella arquería. Se distingue por ser una de las pocas catedrales del mundo que tiene su fachada en un costado, por su modesto tallado de piedra y por su monumental órgano.

La Iglesia de la Compañía, la más antigua de la ciudad, posee una fachada mestiza muy trabajada, un amplio claustro, pero sobretodo una preciosa capilla, la capilla de San Ignacio, con los murales multicolores más impresionantes de la región (Horario: de 9.00 a 12.00 h. y de 15.00 a 18.00 h.).

La Recoleta, antiguo monasterio franciscano, reconstruida después del terremoto de 1648, posee una excelente biblioteca con ejemplares incunables del siglo XV y un pequeño museo con diversas piezas (de lunes a sábados de 9.00 a 12.00 h. y de 15.00 a 17.00 h.). Sin embargo, uno de los sitios más importantes de Arequipa es el Monasterio de Santa Catalina, una pequeña ciudadela rodeada de murallas, de pequeñas callejuelas, casas austeras, plazas bellamente adornadas, arcos, pinturas, mobiliario colonial, patios y colores que van del ocre y rojo hasta el azul. En este laberinto de silencio y de luz es posible abstraerse del frenesí de la ciudad. La visita se hace con guías del monasterio, de forma obligatoria. (Horario: de 9.00 a 16.00 h.).

Entre los barrios más importantes de Arequipa, destacan el Distrito de Yanahuara, con un buen mirador, Cayma, con una preciosa plaza, Yura, donde se pueden ver una fuentes termales, Paucarpata, región con andenes de cultivo o Sachaca, que acoge el Palacio Goyeneche y con un espléndido mirador desde el que se obtienen bellas panorámicas de Arequipa y sus volcanes. 8 Km. al norte de la ciudad se encuentra Sabandía, célebre por su famoso Molino, restaurado y convertido en un restaurante.

Los Alrededores de Arequipa y El Cañón del Colca

Arequipa se encuentra rodeada por los volcanes Misti, con una perfecta forma cónica y con 5.821 metros de altura y por el Chachani, aun sin hacer erupción con 6.100 metros. La ascensión al Misti no requiere de condiciones especiales, tan sólo de las precauciones necesarias en cuanto a la altitud se refiere.

El Cañón del Colca, el más profundo del mundo, se encuentra a 5 horas de camino de Arequipa. El viaje es una experiencia inolvidable que discurre por acantilados que cortan la respiración, como la andenería de Chivay, o por encantadores pueblos de la sierra como Achoma. El viaje culmina en la Cruz del Cóndor, un mirador que pende sobre el acantilado. La profundidad del Cañón es de 3.400 metros. Por la mañana, con un poco de suerte, puede observarse a los cóndores sobrevolando la zona con elegancia. Aunque la visita al cañón puede hacerse en un día (partiendo por la madrugada), lo recomendables es invertir un par de días como mínimo.

LA SIERRA CENTRAL Y DEL NORTE


De la zona central, destacamos las poblaciones, de sur a norte, de Ayacucho, Huancayo y Huanuco, así como la Región de la Cordillera Blanca. De la región central, tan sólo desarrollaremos Cajamarca.

AYACUCHO

Se trata de una preciosa ciudad colonial, fundada por Pizarro en el 1539, en las proximidades donde se desarrolló la Cultura Wari. Ayacucho se distingue por sus coloridas celebraciones de Semana Santa, sin olvidar que saltó a la fama por ser el lugar donde surgió Sendero Luminoso. Sin embargo, dadas las condiciones actuales del Perú, la visita es muy segura y muy recomendable.

La ciudad cuenta con más de 30 templos entre los que destaca la Catedral, del siglo XVII con un excelente museo de arte religioso, el Templo de San Cristóbal, el más antiguo, la Iglesia de la Compañía, con una buena muestra de pintura cuzqueña, los Conventos de San Francisco y Santa Clara con delicados claustros coloniales y las Iglesias de San Juan Bautista y La Merced.

El Museo de Arqueología y Antropología exhibe piezas de la cultura Wari, mientras que el Museo Histórico Nacional, ofrece una visión de la historia de la región.

Después de las visitas a templos y conventos, nada mejor que recorrer las apacibles calles para disfrutar de las bellas mansiones coloniales de Ayacucho. Destacan, especialmente, por su arquitectura que comprende un patio central, rodeado de arcos de piedra y balaustradas talladas en madera. El conjunto lo completan un segundo patio y la huerta. En la actualidad la mayoría de las casas están ocupadas por bancos u oficinas, sin embargo, es aconsejable visitarlas. Resaltan la casa que acoge la Municipalidad, la Casa Moya, Casa Jáuregui o donde se encuentra la Universidad.

No deje de acercarse a las Ruinas Wari, a 22 Km. de Ayacucho, muy cerca de Quinua, la antigua capital de los Wari, anteriores a los incas, rodeada por impresionantes murallas; a las ruinas de Vilcashuaman, a 120 Km. al sur de Ayacucho, un complejo incaico, donde sobrevive una pirámide.

HUANCAYO

Capital del Departamento de Junín, esta moderna ciudad destaca por sus mercados tradicionales, especialmente los domingos, donde se pueden comprar excelentes calabazas decoradas, tapices, chompas o tallas en madera. La ciudad cuenta con el Museo Salesiano que exhibe más de 5.000 piezas de variada índole. Desde aquí pueden realizarse las excursiones a los pueblos que se encuentran a lo largo del Valle de Mantaro, en donde las tradiciones andinas se conservan con gran pureza.

HUANUCO

La razón para visitar este apacible pueblo es su cercanía a las ruinas del Templo de Kotosh, eregido hace más de 4.000 años. Se encuentra a 6 kilómetros de la ciudad y se trata de una construcción de adobe sobre la que se encuentra una estructura de un templo ceremonial. Es aconsejable hacer la visita con un guía experimentado.

EL CALLEJÓN DE HUAYLAS

El Callejón de Huaylas, por donde corre el río Santa Ana, es el paraíso para los amantes de la aventura, de las actividades al aire libre y de las ascensiones. Este impresionante valle (callejón) discurre por más de 180 kilómetros, entre la Cordillera Blanca y la Cordillera Negra. Aquí se encuentran las cimas más altas del Perú, como el Nevado del Huascarán (6.768 m.) dentro del Parque Nacional del mismo nombre, constituyendo el sistema montañoso tropical más alto del mundo. El corazón de la zona es la ciudad de Huaraz, a orillas del Río Santa Ana, desde donde pueden hacerse las excursiones a los diferentes nevados, así como a las Ruinas de Chavín de Huántar, con dos impresionantes templos. En la zona es posible practicar rafting, senderismo, ascensiones o esquí de alta montaña.

En Huaraz le aconsejamos la visita al Museo Regional de Ancash que contiene monolitos y 'huacos' de la Cultura Recuay y al Museo de Miniaturas del Perú, una colección de muñecas con vestidos peruanos.

CAJAMARCA

Fue aquí donde se inicio el fin del imperio inca, cuando Pizarro logró capturar a Atahualpa. De aquella época tan sólo se conserva el Cuarto de Rescate, donde estuvo preso el Inca. Se trata de un cuarto simple, donde se aprecia la arquitectura inca. Recibe este nombre ya que Atahualpa hizo llenarlo una vez de oro y dos de plata para pagar su liberación. Sin embargo, la ingenuidad y su honor, le impidieron sospechar que Pizarro faltaría a su palabra. (Horario: miércoles a viernes de 9.00 a 13.00 h. y de 15.00 a 17.45 h. Los fines de semana de 9.00 a 12.45 h. Los martes está cerrado).

Cajamarca se encuentra a 860 Km. al norte de Lima y la mejor forma para acceder a ella es desde la población costera de Pacasmayo. De la ciudad colonial sobresale la Plaza de Armas, el corazón de Cajamarca, la Catedral, del siglo XVII y aun inconclusa, la Iglesia de San Francisco, con un modesto museo de arte sacro, el Museo de Etnografía, dedicado a la cultura Cajamarca, el Conjunto Belén, compuesto por un antiguo hospital colonial y una iglesia con un espléndido púlpito de madera y el Museo Arqueológico, con importantes piezas precolombinas.

En los alrededores de Cajamarca se encuentran algunas ruinas como los Baños del Inca, un importante balneario de aguas termales, Otuzco, una necrópolis en la ladera de una montaña, con numerosas criptas, el Cerro de Santa Apolonia, con tallas precolombinas y trono del inca y Cumbe Mayo, un sistema de canales, que constituye una magnífica obra hidráulica.

LA REGIÓN DE LA SELVA

La selva amazónica del Perú ocupa casi la mitad de la superficie total, a lo largo de toda la franja oriental. De la vasta zona, son dos, los sitios más explotados por el turismo: Iquitos y Puerto Maldonado. El primero se encuentra al norte, próximo al lugar en que se unen los ríos Ucayalí y Marañón, para formar el Río Amazonas. Puerto Maldonado, en el Departamento Madre de Dios, se distingue por su cercanía al Parque Nacional de Manu, la única zona de la selva que conserva casi intactos sus recursos naturales. El resto de la región selvática se encuentra muy poblado, percibiéndose los irreparables daños causados por la deforestación,.

IQUITOS

Fundada en 1750 como una misión jesuita, Iquitos es una bulliciosa ciudad que posee el mayor índice de motocicletas por habitante. En el siglo XIX se vio envuelta en la fiebre del caucho, tiempo en el que se hicieron grandes mansiones (aun quedan rastros de aquella bonanza) y, posteriormente, en el siglo XX, concretamente en los años 60, por la fiebre del petróleo, que tanto mal ha causado al medio ambiente de la zona.

Desde aquí parten diversas embarcaciones que navegan corriente arriba, hacia Pucallpa y Yurimaguas y los que descienden por el Amazonas, hacia la frontera con Colombia y Brasil. De la ciudad destacamos su cálido ambiente, la Casa de Hierro del arquitecto Eiffel, próxima a la Plaza de Armas, el Mercado Belén, donde pueden adquirirse algunas cosas interesantes, el Malecón, la Laguna de Quistococha, a 13 Km. del centro y sede de un zoológico y acuarium y el Lago Rumococha, un buen sitio para pescar. En Iquitos es posible sobrevolar la zona en alguna hidroavioneta, así como preparar lo necesario para las excursiones por la selva. Existen varios circuitos (de 3 a 6 días) de diversa dificultad, pernoctando en los lodges o bien, acampando de forma libre. Es necesario señalar que, en la visita a los grupos étnicos como Yaguas o Bora, éstos han sufrido los procesos de aculturización. Si lo que se quiere es ver una tribu en su hábitat natural, será necesario invertir 6 ó 7 días de camino para internarse en la selva y acceder a grupos menos aculturizados.

PUERTO MALDONADO

Puerto Maldonado está emplazado en la confluencia de los ríos Madre de Dios y Tambopata, destacando, sobretodo, por ser uno de los sitios de selva menos explotado. En el pueblo no hay nada que ver, pero eso sí, en sus restaurantes es posible disfrutar de la buena comida de la región. Desde Puerto Maldonado se realizan las excursiones a la selva, especialmente al Parque Nacional de Manu, con más de un millón y medio de hectáreas en plena jungla amazónica. En esta reserva habitan más de mil especies de aves, cientos de mamíferos, como jaguares, ocelotes, caimanes, osos moteados, monos araña, pumas o nutrias. Gracias a su biodiversidad, una de las mayores del mundo, el Parque ha sido declarado por la UNESCO, Reserva de la Biosfera. Puede accederse al parque por avioneta, hasta Boca Manu o bien, por vía terrestre y marítima desde Cusco. Es aconsejable hacer las excursiones en expediciones organizadas (los circuitos básicos tienen una duración de 4 a 8 días, pernoctando en lodges o acampando de forma libre), si lo que se pretende es disfrutar, ya que las condiciones de la región son muy difíciles.




Copyright 2000 Amadeus GTD, SA. - TravelView, C.I.T. Feedback
Reservados todos los derechos.