10 destinos para viajar en invierno

Existe una leyenda urbana que afirma que el invierno es una estación en la que debes quedarte en casa, deprimido y melancólico, viendo cómo la vida parece congelarse a través de la ventana. Bueno, mucha gente también dijo que no iba a ganar Trump, demostrando que no siempre la mayoría tiene razón. Viajar en invierno tiene muchas ventajas. Puedes conseguir los mejores precios del año, ya que es temporada baja prácticamente en todos los destinos; viajarás sin aglomeraciones; y, además, muchos lugares del mundo te muestran una cara muy distinta a la que tienen el resto de los meses del año, siendo más bella de lo que habías imaginado. Aunque, durante estos meses, muchos viajeros prefieren huir de las bajas temperaturas y buscan destinos cálidos, hay otros que prefieren disfrutar de lugares que ganan cierta magia invernal. Si te encuentras entre estos últimos, mete en la maleta tu abrigo, guantes, gorros, orejeras, bufanda y demás, y prepárate para viajar  a estos diez maravillosos destinos invernales:

1.-Praga, República Checa

praga nevado en navidad
Panorámica Praga nevada.

Viajar en invierno a una ciudad romántica suele intensificar las emociones que sientes en ella. Praga es un claro ejemplo de esta teoría. Pocas ciudades de Europa destilan la majestuosidad y belleza que emana la capital de la República Checa. Las grises aguas del río Moldava pasan bajo los cimientos del famoso Puente de Carlos, recordándole que, aunque el puente sea el más antiguo de Praga - lleva uniendo la Ciudad Pequeña y la Ciudad Vieja desde principios del siglo XV - son sus aguas las que permitieron que aquí floreciera la vida. Una vida que en invierno parece sepultada bajo la nieve, pero que no hace otra cosa que resurgir con más fuerza en los rincones de los bellos palacios y edificios que se iluminan para servir de faro y cálido cobijo a los turistas. El Castillo, el Reloj Astronómico del Ayuntamiento Viejo, la Plaza de Wenceslao, la catedral de San Vito... Son solo algunos de los muchos monumentos que te enamorarán en Praga. Viajar a Praga en invierno es algo que te hechizará. Te lo ponemos fácil: Encuentra aquí tu vuelo a Praga Más información sobre Praga en este post sobre Praga en Navidad.

2.-Laponia, Suecia

Destinos de invierno: laponia
Laponia en invierno.

Si de verdad quieres viajar en invierno a un lugar remoto donde las condiciones climatológicas sean realmente frías, Laponia es el lugar que estabas buscando. La vida en esta zona del mundo transcurre en total armonía con la naturaleza. Pesca en agujeros hechos en el hielo, viaja en trineos tirados por perros, realiza un safari en busca de los duros y fuertes alces, conoce a las valientes gentes que habitan estas inhóspitas tierras y, si tienes tiempo y dinero, acércate a la zona finlandesa para conocer el lugar en el que vive Papá Noel.

3.-Dublín, Irlanda

Parque de St Stephen's Green Dublin Irlanda
St Stephen's Green Park nevado. Foto © David Escribano

Viajar en invierno a Dublín es ideal porque la calidez de los irlandeses es capaz de derretir hasta el hielo más frío del mundo. Y si no lo consiguen ellos, lo hará la calidez de sus pubs. Y es que aunque, monumentalmente hablando, la capital irlandesa no se puede considerar una de las ciudades más bellas de Europa, sí que es una de las que tiene más alma. Gentes de decenas de nacionalidades distintas caminan cada día a su trabajo en el centro de la ciudad. Algunos pasan junto el mítico Trinity College, cruzan el Puente de O'Connell y admiran la imponente fachada de la GPO (General Post Office) que fue bombardeada durante el levantamiento irlandés contra los ingleses en la Semana Santa de 1916. Otros aprovechan los días libres para recorrer sus míticos parques. St. Stephen's Green rebosa turistas en cualquier época del año, pero en Merrion Square la estatua de Oscar Wilde sigue pensativa sobre la fría roca. El famoso literato dublinés bien habría querido poder levantarse y marcharse a uno de los emblemáticos pubs de la zona de Temple Bar. Caliéntate, pídete una Guinness y disfruta de música irlandesa en directo. Reserva aquí tu vuelo a Dublín.

4.-Nueva York, Estados Unidos

Destinos de invierno: Nueva York nevado
Nueva York nevado

¿Quién no se ha sentido reconfortado al ver una de esas películas navideñas ambientadas en un Nueva York totalmente iluminado? Bueno, quizás mucha gente, pero lo cierto es que la ciudad más filmada del mundo parece vestirse de gala cuando llega el invierno. La capa de nieve blanca sirve de espejo a la gran cantidad de luces de colores que alumbran Nueva York. Y la vida en sus calles no es que no cese, sino que se multiplica. Central Park, el Bronx, Little Italy, Chinatown, Queens, los restaurantes griegos de Astoria, el puente de Brooklyn, el Empire State Building, las tiendas de la Quinta Avenida... Pequeñas hormiguitas cubiertas con abrigos de colores vivos parecen moverse sin descanso por todos estos lugares. Patinar sobre hielo, visitar museos - como el del MoMA o el de Historia Natural -, ver musicales en Broadway o asistir a algún espectáculo deportivo son solo algunas de las muchas cosas que te puede ofrecer el viajar a Nueva York en invierno.

5.-Reykiavik, Islandia

Destinos de invierno: Reikiavik, Islandia
Panorámica de Reikiavik, Islandia

La capital islandesa es una auténtica oda a viajar en invierno. Si decides ir a Reykiavik en esta época del año es porque realmente te gusta lo extremo. En esta pequeña ciudad de calles cuadriculadas casi nada ocurre en las pocas horas de luz que, durante estos meses, tiene cada día. Sin embargo, los pubs se llenan de vida cada fin de semana. Las fiestas de los bares de Reykiavik son tan famosas que se ha convertido en uno de los lugares más famosos para organizar despedidas de soltero en el Reino Unido y Estados Unidos. Si este plan no te emociona y prefieres ver el invierno más salvaje, alquila un buen 4x4 y aventúrate a explorar la isla. Será una aventura que nunca olvidarás. Además, podrás ver uno de los fenómenos más bellos del mundo: las auroras boreales.

6.-Venecia, Italia

Venecia Carnaval
Máscara del Carnaval de Venecia

Viajar en invierno al norte de Italia te asegura un clima frío y un cierto grado de melancolía, cosas que no te deben desagradar demasiado si has decidido leer este artículo en el que te recomendamos lugares en los que regocijarte con el frío invernal. Si Praga es un buen destino para los románticos, Venecia quizás sea el único de la lista que le pueda superar. Ver oferta de vuelos a Venecia. Palacios, puentes, plazas y pequeños locales escondidos jalonan los canales de la una de las ciudades más famosas del mundo. Tras caminar bajo el intenso frío por lugares como la Plaza de San Marcos, el puente Rialto o el Palazzo Ducale, encontrarás tu merecida recompensa al tomarte un vino bajo la tenue luz de las velas en uno de los muchos pequeños e íntimos bares y restaurantes que se esconden en las estrechas calles venecianas. Si puedes hacer coincidir tus fechas y encuentras alojamiento, no dejes de disfrutar la posibilidad de despedir el invierno viviendo uno de los carnavales más famosos del mundo.

7.-Berlín, Alemania

Monumento Holocausto Berlín
Monumento al Holocausto en Berlín. Foto © David Escribano

Desde hace unas décadas, la capital alemana se ha convertido en una de las ciudades más trendy, cool y alternativa de Europa. En invierno, los copos de nieve resbalan por los cristales de la grandiosa cúpula del Reichstag, junto a la famosa Puerta de Brandeburgo. Los vendedores ambulantes de las famosas salchicas Brattwurst aguantan estoicamente el frío cerca de Alexanderplatz, mientras que los más bohemios se dirigen a los garitos de moda del barrio de Kreuzberg. Los amantes de la historia podrán recordar una de las etapas más oscuras de Europa y el mundo, visitando el Museo de la Topografía del Terror, donde se guarda la memoria del horror nazi. El silencio invernal se abate sobre el Monumento al Holocausto, creando una solemnidad aún mayor de la habitual. No te marches del invernal Berlín sin pasar por la Isla de los Museos, uno de los espacios culturales más ricos de Europa.

8.-Madrid, España

Pista de hielo de Colón. Foto: Turismo de Madrid.
Pista de hielo de Colón. Foto: Turismo de Madrid.

La capital de España es una ciudad preciosa que es recomendable visitar en cualquier momento del año. Sin embargo, viajar en invierno a Madrid te hará ver una cara oculta. La Madrid de los Austrias aparece gélida y señorial bajo el sol del invierno. Los turistas firman una tregua y palacios, calles y plazas históricas, iglesias y barrios legendarios quedan a tu disposición para que los explores a tu ritmo. Disfruta de los mercados, tómate un buen cocido madrileño y unos churros con chocolate caliente y escucha, mientras paseas por un congelado Parque del Retiro, a un Sabina que se sabe casi todas las historias canallas de la única ciudad tomada por "gatos" en la que apenas se escucha maullar. Reserva ya tu hotel en Madrid.

9.-Amsterdam, Holanda

Destinos de invierno: amsterdam
Amsterdam nevada

Viajar en invierno a Amsterdam exige cierta valentía y gusto por lo gélido. Sobre todo porque es inconcebible que visites la capital de Holanda si sentir cómo viven sus habitantes. Para ello debes moverte en bicicleta. No hay forma más divertida de visitar Amsterdam que hacerlo en bici. Para rematar la faena, prueba a alojarte en uno de los barcos que flotan sobre las aguas del canal. Algunos de ellos han sido transformados en hoteles y están verdaderamente solicitados. Pasea por sus enormes parques cubiertos de nieve y, si el invierno es especialmente crudo, hasta podrás caminar sobre la superficie de sus congelados canales. Para entrar en calor, abre la puerta de un coffee-shop y déjate llevar.

10.-Islas Canarias, España

costa de lanzarote
Lanzarote. Foto © David Escribano

Y sí, lo cierto es que ya me estaba entrando frío tan solo de escribir esta lista y he decidido ponerle el broche final con un destino que te haga dudar si morirte de frío es lo que quieres al viajar en invierno. Cada invierno, centenares de miles de turistas del centro y norte de Europa llegan a las Islas Canarias huyendo de las bajas temperaturas y los días con largas horas de oscuridad. Buscan un paraíso y eso es lo que encuentran. La volcánica Lanzarote, las playas de arena dorada de Fuerteventura, los densos bosques de Tenerife, la quietud y naturaleza de El Hierro, la gastronomía de Gran Canaria, los parques naturales de La Palma y la amable La Gomera. Y si quieres sentir frío, siempre puedes meterte en una de las cámaras heladas de los muchos spas que hay en las islas. Y ahora ya ... ¿Por cual te decides?