5 destinos Top para unas vacaciones low cost

Acabamos de estrenar el Otoño y más de uno ya estará pensando en próximas escapadas para que la vuelta a la cruda realidad no se nos haga tan difícil. En el horizonte, el próximo ‘Puente de la Constitución’, unos días perfectos para aprovechar conociendo nuevos destinos. Nosotros hemos rastreado en Rumbo para volver a despertar vuestro instinto viajero y hemos encontrado cinco destinos ‘Top’ para unas vacaciones low cost…. ¡Por menos de 150 euros la aventura, vuelo más hotel!

Marrakech

Marrakech es la primera de las ciudades que proponemos visitar. Según el fin de semana que escojamos, podemos disfrutar de una estancia a partir de 62 euros. ¡Ver para creer! Y nada como verla para conocer toda la esencia de un país. La ‘ciudad roja’ es un lugar mágico donde podemos respirar la Marruecos más auténtica: mercadillos, palacios, mezquitas, una histórica Medina que nos transporta a otro tiempo mientras paseamos por sus murallas fortificadas. La ‘tierra de Dios’ (su significado en árabe) se puede conocer a la perfección en dos-tres días.

museo de marrakech
Museo de Marrakech/ Marck, Flickr.

Imprescindibles de Marrakech: la Medina y sus zocos; la impactante plaza de Jemma el-Fna, Patrimonio Oral de la Humanidad; el gran bazar que va desde aquí hasta la madraza Ben Yusuf; el barrio judío (mellah) y el Mercado de las Especias; la kasba (barrio real), donde está el Palacio el-Badu, el de la Bahía y las tumbas saudíes; la zona ‘moderna’, la llamada Ciudad Nueva, con los barrios de Guéliz e Hivernage; la mezquita de la Koutoubia; los jardines de la Menara; la escuela coránica Madrasa Ben Youssef; Barrio de los curtidores.

Bruselas

Bruselas, como corazón de la cara más ‘institucional’ de la Unión Europea, merece solo por eso ser calificada como ‘TOP’ y el ‘dos noches con vuelo y hotel a partir de 141 euros’ le dan derecho a la etiqueta ‘low cost’. A pesar de que sigue siendo una ciudad que se suele visitar de forma circunstancial, normalmente como parte de algún circuito, la capital belga tiene innumerables atractivos. 

Gran Plaza, Bruselas/ Lourdes M. Montañez, Flickr.

¿Imprescindibles? La Comisión Europea y el Parlamentarium, que nos lleva a una Bruselas radicalmente opuesta a la se respira en la Grand Place (su gran plaza medieval, donde encontraremos el Ayuntamiento y otros edificios de gran interés y que acoge diariamente un mercado ‘de las flores’) o por la ruta Art Nouveau y Art Dèco; también hay que conocer el Atomium, conocida como la ‘Torre Eiffel’ belga. Merece la pena subir y disfrutar de sus estupendas vistas de la ciudad.

Dublín

Dublín nos va a permitir seguramente escribir una de las mejores historias viajeras de nuestro personal ‘mapa mundi’. Y es que no en vano esta ha sido declarada por la Unesco ‘Ciudad de la Literatura’, una bulliciosa y despierta urbe que vamos a poder conocer a partir de 84 euros. Como recomendación, olvidados de cualquier medio de transporte, en la medida de lo posible, y recorrerla a pie, disfrutando el animado ambiente que la caracteriza.

Faro de Poolbeg en dublin
Faro de Poolbeg, bahía Notecard de Dublín/ Giuseppe Milo, Flickr.

Para no perderse: pasear por O’Connell Street y Grafton Street, las principales arterias de la ciudad; siéntete el más irlandés delegar en Temple Bar, uno de los barrios más carismáticos, y no te olvides de pedir una buena Guiness en cualquiera de sus pubs; para los más cerveceros, visita obligada la Guinness Storehouse y las magníficas vistas de la ciudad que tiene su bar panorámico; en cualquier guía de viaje te hablarán del AYutnamiento, el Castillo, la Bibliioteca Chester Beatty, la catedral de Christ Church y de San Patricio, además del conocido Trinity College, la universidad más antigua de Irlanda.

Lisboa

Lisboa encuentra la mejor presentación en los versos del poeta Fernando Pessoa y a él le cedemos el testigo: “Sobre siete colinas,que son otros tantos puntos de observación de donde se pueden disfrutar magníficos panoramas, se extiende la vasta, irregular y multicolorida masa de casas que constituye Lisboa. Para el viajero que llega por mar, Lisboa, vista así de lejos, se erige como una bella visión de sueño, sobresaliendo contra el azul del cielo, que el sol anima”. Un destino para románticos, para quienes saben apreciar la belleza en la imperfección; y dejando a un lado la retórica, la capital portuguesa sigue siendo un destino para presupuestos ajustados (desde 67 euros el ‘finde’).

tranvia en lisboa
Tranvía en Lisboa/ Diego Sevilla Ruiz, Flickr.

Paradas ‘obligadas’ en territorio lisboeta: Praça do Comerço, Rua Augusta, la calle peatonal por excelencia de la urbe, que nos llevará hasta Praça do Rossio; el elevador de Santa Justa, que nos regala una estupenda panorámica de Lisboa; Basílica dos Mártires, templos de San Nicolás y la Encarnación; Rua da Misericordia hasta el mirador de San Pedro de Alcántara; Castelo de Sao Jorge; la Alfama, barrio de los pescadores, y el Barrio Alto, el más antiguo y pintoresco de la ciudad; para el final, la Torre de Belem, en el estuario del Tajo, y el Monumento a los Descubrimientos.

Roma

Roma es una de esas ciudades con las que siempre se acierta y de la que siempre volverás con buenas sensaciones. La ‘ciudad eterna’, un clásico de viajeros como nosotros, como vosotros, es sobradamente conocida: el Coliseo, el Foro Romano, Castell Sant Angelo, el Vaticano, la Piazza di Spagna, el barrio del Trastévere… Si ya habéis estado, siempre hay otra forma de conocerla. Por ejemplo, apostando por una ruta en vespa con guía, para sentirte como Audrey Hepburn y Gregory Peck en ‘Vacaciones en Roma’. La ‘película’ nos va a salir económica, a partir de 78 euros.

moto vespa en roma
Roma a dos ruedas/ Franek N, Flickr.

Qué hacer: tomar un helado en la plaza del Panteón; pasear por la noche junto al Coliseo en una noche de luna llena; perderte en los Museos Vaticanos; cena en el Trástevere, en una típica trattoria italiana; siéntete pequeño en la Piazza Venezia, observando el bullicio del tráfico y el trasiego de los italianos; el paseo en Vespa, ¿por qué no?  


Fotos: Flicr - Imágenes bajo Licencia Creative Commons.