Turismo rural en la provincia de Barcelona

Son tres tipos de alojamiento bien diferenciados, cada uno adaptado a un público específico, pero todos están unidos por un denominador común: la calidad en el servicio. En la provincia de Barcelona, en un territorio muy diverso, podemos encontrar una buena oferta donde elegir.

Turismo rural, cerca de la naturaleza

Cualquier viaje siempre viene condicionado por el lugar donde alojarse. La calidad del establecimiento, el precio, el trato familiar y los servicios adicionales son, sin duda, características muy valoradas. Sea cual sea el lugar escogido, encontraremos una gran oferta de establecimientos hoteleros, apartoteles, fondas, balnearios, casas de turismo rural y campings en armonía con los recursos naturales del territorio. El turismo rural es el tipo de alojamiento que nos acerca a la naturaleza y a la cultura de los territorios más alejados de las ciudades y del litoral, y que nos proporciona una manera diferente y más genuina de disfrutar de nuestro tiempo libre con mucha más autonomía. En la provincia de Barcelona hay más de 500 casas de turismo rural agrupadas en diferentes tipologías, pero con rasgos comunes que las hacen singulares: situadas en el medio rural, fuera o dentro del núcleo de poblaciones de menos de 1.000 habitantes, integradas en edificaciones existentes anteriores a 1950 y respetuosas con la tipología arquitectónica de la zona.

Sant Esteve de Palautordera
Sant Esteve de Palautordera

Aunque se pueden clasificar de diferentes maneras, hay dos tipos bien diferenciados en función del servicio que reciben los clientes: las masías y las granjas. Las masías permiten compartir la casa con los propietarios, y el cliente puede enriquecerse con la experiencia de estos, mientras que las granjas se alquilan enteras y otorgan total libertad a los clientes. Así, por la gran oferta existente, familias, grupos, jóvenes o parejas encontrarán la casa que se adapta mejor a sus necesidades. Todos los alojamientos están autorizados como establecimientos de turismo rural por la Generalitat de Catalunya, que garantiza un servicio de calidad adecuado a las necesidades del cliente. Además, hay diferentes sistemas de categorización que ayudan a encontrar la que más se adapta a las expectativas de servicio y confort de cada persona, como puede ser la clasificación por espigas o por distintivo de garantía de calidad ambiental, entre otros.

- Vacaciones en masías (casa de payés) o alojamientos rurales

El turismo rural es el tipo de alojamiento que nos acerca a la naturaleza y a la cultura de aquellos territorios más alejados de las ciudades y del litoral, y que nos proporciona una manera diferente y más genuina de disfrutar de nuestro tiempo libre con mucha más autonomía. En la provincia de Barcelona hay más de 500 casas de turismo rural agrupadas en diferentes tipologías pero con rasgos comunes que las hacen singulares: situadas en el medio rural, fuera o dentro del núcleo de población de menos de 1.000 habitantes, integradas en edificaciones existentes anteriores a 1950, respetuosos con la tipología arquitectónica de la zona.

molers-saldes-barcelona
molers-saldes-barcelona

Aunque se pueden clasificar de diferentes maneras, hay dos tipos bien diferenciados en función del servicio que reciben los clientes: las masías y los alojamientos rurales. Las masías permiten compartir la casa con sus propietarios, enriqueciéndose el cliente con la experiencia de estos, y alojamientos rurales que se alquilan enteras otorgando total libertad a los clientes. De esta manera y por la gran oferta existente, familias, grupos, jóvenes o parejas encontrarán esa casa que se adapta mejor a sus necesidades. Todos los alojamientos están autorizados y certificados como establecimientos de Turismo Rural que garantiza un servicio de calidad adecuado a las necesidades del cliente. Además, hay diferentes sistemas de categorización que ayudan a encontrar aquel que más se adapta a las expectativas de servicio y confort de cada uno, como puede ser el distintivo de garantía de calidad ambiental entre otros.

- Actividades en familia o pareja

No hay que alejarse de Barcelona para disfrutar del turismo rural y para descubrir la cultura, historia y artesanía de estas comarcas. Gracias al espectacular entorno, el turismo rural se convierte en la forma ideal de ocio para ir con niños y disfrutar de multitud de actividades al aire libre o en pareja para hacer escapadas a redescubrir rincones.

turismo-rural-en-familia-barcelona
turismo-rural-en-familia-barcelona

Además, tanto si vas en familia o en pareja, la gastronomía local es un festival de sabores para los todos los sentidos, para grandes y pequeños.

- De vacaciones con tu mascota

Si tiene un perro o un gato, llévelo con usted cuando haga estancia en una casa rural. Muchos establecimientos rurales de la provincia de Barcelona admiten animales de compañía. Para asegurarse de que será bien recibido, sólo tiene que indicarlo al hacer la reserva.

Camping, vivir en contacto con la naturaleza

El camping parece que es el tipo de alojamiento que más nos acerca a una manera de vivir en contacto con el medio natural. Quizá hay quien piensa que el camping es una filosofía de vida donde la libertad, el amor por la naturaleza y la socialización cobran un papel especial. Conocidas o no, las familias comparten esta misma manera de disfrutar del tiempo libre, suficiente para generar un clima especial de convivencia.

camping-roca-grossa-calella-de-mar-barcelona
camping-roca-grossa-calella-de-mar-barcelona

En la provincia de Barcelona hay más de 70 campings con unas 40.000 plazas. Una oferta amplia y de calidad, con dos tipos de campings bien diferenciados por el contexto donde se ubican: el mar y la montaña. Esta división marca también claras diferencias en las propuestas que hacen los campings a sus clientes, aunque tienen en común su sensibilidad cada vez más intensa por la ecología. La proximidad con Barcelona es otra de las ventajas, ya que facilita la visita a la ciudad, que ofrece un amplio abanico de posibilidades lúdicas y culturales.

Bienestar, una nueva forma de turismo

Se entiende como turismo de bienestar aquel que nos permite disfrutar de una experiencia para mejorar nuestra salud física o mental. El relax y el descanso, la belleza y la higiene corporal, la práctica de técnicas de relajación oriental y muchas otras fórmulas conseguirán que nos invada una sensación de bienestar. En la provincia de Barcelona encontraremos varias maneras de disfrutar de estos placeres, muchos de los cuales ya pusieron en práctica griegos y romanos. Los beneficios de las aguas termales mineromedicinales son un placer milenario actualmente al alcance de todos. Cinco villas termales con tres balnearios y cinco hoteles balneario garantizan todo tipo de tratamientos, como baños, talasoterapia, masajes, envolturas, dietética..., todo ello controlado por un equipo de profesionales especializados en todo lo que es beneficioso para el cuerpo y para la mente. Algunas casas de turismo rural, además de su ubicación en plena naturaleza, que ya es un factor intrínseco de confort, incorporan en sus establecimientos algunos servicios tales como bañeras de hidromasajes, talleres de yoga o cocina ecológica, con el objetivo de intensificar el bienestar de sus clientes.

termalismo-barcelona
termalismo-barcelona

La práctica de deporte, la naturaleza bien conservada y la gastronomía también son fórmulas para alcanzar el bienestar. En este sentido, en la provincia de Barcelona hay varios municipios que cuentan con la certificación de Destino de Turismo Deportivo que otorga la Agencia de Turismo de Cataluña. Calella y Santa Susanna, por sus instalaciones, se han especializado en multideportes, y abarcan la práctica de numerosos deportes colectivos, mientras que Castelldefels se ha especializado en remo y piragüismo en aguas tranquilas, ya que dispone del canal olímpico que se construyó para los Juegos Olímpicos de Barcelona. Caminos muy diferentes para llegar a un placer común: la sensación de bienestar. Post patrocinado por Costa Barcelona