5 propuestas para una Semana Santa diferente en España

¿Eres de los que cuando ve un grupo de nazarenos con capirote piensa que se ha encontrado con el mismísimo Ku Klux Klan? ¿Cuando te hablan de una saeta te acuerdas de Alfredo Di Stefano cuyo apodo era “la saeta rubia”? ¿Para ti el Viernes de pasión lo relacionas con el desenfreno en la habitación de un hotel? ¿La única cofradía a la que has pertenecido alguna vez es a la del “puño cerrado”? ¿Es cierto que cuando hablan del día del Domingo de Ramos crees que viene en homenaje al defensa central de la Selección Española y el Real Madrid? Si la respuesta es SÍ en, al menos, una de las preguntas anteriores sigue leyendo porque tenemos un diagnóstico para ti: las procesiones no son lo tuyo. Si bien España la tradición de la Semana Santa nos deja procesiones que te ponen los pelos de punta, si no sientes emoción por ellas no te culpes. Y búscate otra opción para las próximas fiestas. Hay muchas cosas que se pueden hacer sin salir de uno de los países más “semanasanteros” del mundo sin tener que vivir un auténtico “Vía crucis”. Aquí tiene unas cuantas para que elijas:

1.-Esquí en los Pirineos.

Da igual si te vas al pirineo catalán o al aragonés. Si todavía queda nieve durante la Semana Santa practicar deportes de invierno puede ser una de las mejores opciones posibles para escapar de las procesiones. Si aparece un paso de Semana Santa o una fila de penitentes, basta con arrojarse por la ladera con tus esquís o tu tabla de snow para no verlos más.

semana santa diferente: esquiando en los pirineos
semana santa diferente: esquiando en los pirineos

Soltar adrenalina viene bien para estas cosas. Yo que sepa, todavía no se realizan procesiones en telesilla, así que estás salvado. Candanchú, Astún, Boí Taull o Baqueira Beret están llamados a ser lugares “libres de nazarenos” en los que pasar unos días diferentes. Y ahora solo te queda seleccionar la oferta de esquí que mejor se adapte a tí.

2.-Enciérrate en un parque de atracciones.

Busca un parque temático tipo Port Aventura o Terra Mítica. Y no salgas de ahí. En Port Aventura, por ejemplo, hay hoteles dentro del parque de portaventura y si ves alguna procesión no te preocupes que, como mucho, serán los personajes de Barrio Sésamo buscándote para hacerse una foto contigo. ¡No se te ocurra bajo ningún concepto negarles una foto a Epi y Blas o a Coco! Semejantes Leyendas merecen toda tu atención.

semana santa diferente: ir a portaventura
semana santa diferente: ir a portaventura

3.-Visita a las Islas Cíes.

Las Islas Cíes, esa maravilla atlántica que flota frente a la costa de Vigo, permiten el paso (y pernoctar en su camping) únicamente en verano y en Semana Santa. Suena bien eso de despertarse mirando al mar en la Playa de Rodas (votada como una de las playas más bonitas del mundo), pasear por su territorio abrupto y observar el paso de las aves marinas en uno de sus refugios isleños más preciados en el norte de España.

semana santa diferente en las islas cies
semana santa diferente en las islas cies

Si el tiempo es bueno, qué gran manera de aislarse del mundo exterior… y, por supuesto, de las procesiones.

4.-De bodega en bodega. ¡Viva el enoturismo!

Esto no se trata del vino de misa. Se trata de beber buen vino. Y de hacerlo por medio de catas en las bodegas más prestigiosas del panorama nacional. Se me ocurren rutas de vino en Rioja Alavesa (que permite además visitar localidades hermosísimas como Labastida, Laguardia y Labraza) o en la Ribera del Duero. Hasta los Vinos de Rueda tienen su propio recorrido. Un hotelito frente a los viñedos y los primeros rayos de sol de la primavera son idóneos para practicar enoturismo e ir de bodega en bodega probando los mejores caldos de nuestra Denominación de Origen preferida. Eso sí, si bebes, no conduzcas, como diría Stevie Wonder. En zonas como Rioja Alavesa existe un servicio de autobuses llamado “Enobus” que comunica las distintas bodegas y facilita las cosas a los “enoturistas” para que puedan catar tantos vinos como quieran sin ser después un peligro en la carretera.

semana santa diferente: de enoturismo
semana santa diferente: de enoturismo

Y si te topas con un paso de Semana Santa por casualidad no sabrás si es un Cristo crucificado, una Virgen Dolorosa o una barrica de roble conteniendo un futuro Gran Reserva…

5.-Primavera en Ibiza.

Uno ya sabe lo que se puede encontrar en un verano en Ibiza. Pero, ¿y en primavera? La isla guarda muchos más secretos de los que nos muestran los malditos tópicos. Y en esta época del año recibe al visitante con una timidez con la que no han podido ni los hippies, ni la jet-set planetaria ni los fanáticos de Amnesia. Entre marzo y abril Ibiza apetece recorrerla en coche, visitar sus rincones interiores y pasear por las playas con la única compañía de la luz del Mediterráneo. ¿Acaso esto es poco? Haz tu reserva ya: Vuelos baratos a Ibiza Hoteles en Ibiza

semana santa diferente: en ibiza
semana santa diferente: en ibiza

Para ti, que sabes que tu máxima penitencia es no viajar, van estos consejos para escapar de las procesiones de Semana Santa. Pero te aviso, quizás debas replantear tu postura y saber lo que es una Semana Santa de verdad en la madrugá de Sevilla, los silencios de Valladolid o la sobriedad y sentimiento de Zamora. Nuestra piel de toro todavía vibra con la pasión de Cristo y la belleza de aquellos pasos que se siguen sacando desde tiempos en que el estilo barroco era vanguardia. Quizás la cosa cambie si lo pruebas… Para huir de las procesiones también hay tiempo, ¿no crees? Y para viajar también... entra en Rumbo y podrás ver todas nuestras ofertas para Semana Santa.