La ruta del Quijote por la Mancha

Este año se cumple el 400 aniversario de la muerte de Cervantes, y como nos apasionan los viajes culturales os proponemos la ruta del Quijote y Cervantes por la Mancha. La vida del gran autor de la literatura española da para un buen viaje: estuvo en Italia, luchó en la batalla de Lepanto, pasó tiempo encerrado en una cárcel en Argel... Pero eso lo dejamos para otro viaje más largo, lo que hoy os proponemos es una escapada para un par o tres de días, ideal para el fin de semana o un puente. Pero antes de entrar en faena hay que hacer una aclaración. Según la versión e interpretación de cada uno, el Quijote, personaje cumbre de Cervantes y de la literatura española, hizo un recorrido u otro, pasó por unos pueblos... La ruta "oficial", diseñada por el Patronato de Turismo de Castilla-la Mancha, consta en realidad de 10 rutas, que suman 2.500 km. en total, así que podemos hacerla tramo a tramo o hacer un recorrido de unos 600 km. que pasa por los puntos más destacados del recorrido.

La Ruta del Quijote - versión reducida

Empezamos en Toledo, una ciudad ideal para perderse todo un fin de semana, y ponemos rumbo a Tembleque, conocida por su impresionante Plaza Mayor. Por el camino pasaremos por Nambroca. el Castillo de Alminocid de Toledo o el de Peñas Negras en Mora, aunque por desgracia está en ruinas. Metidos de lleno en el Quijote, entramos en la provincia de Ciudad Real por el Campo de Criptana, donde encontramos los molinos a los que se enfrentó el caballero andante. toledo españa Hay 10 molinos, aunque solo tres de ellos (Burleta, Infanto y Sardinero) conservan el mecanismo original del siglo XVI. Además, en Culebro está el Museo de Sara Montiel -nació aquí-, Poyatos ahora es la oficina de turismo o Pilón se ha convertido en Museo del Vino. A solo 18 kilómetros está El Toboso, ciudad de origen de Dulcinea y sede del Museo Cervantino, visita obligada en un recorrido por la Mancha de Cervantes. Ponemos el GPS rumbo al sur y llegamos a Ossa de Montiel, municipio con un papel clave en ‘El Quijote’ ya que allí están la cueva de Montesinos, donde quizá podamos viajar en el tiempo como hizo don Quijote, y el Castillo de Rochafrida. Otro castillo, pero ahora el de Montizón, es nuestra siguiente parada, en Villamanrique. No nos habremos dado cuenta y habremos llegado hasta Valdepeñas, rodeados de viñedos. Aquí, la parada prioritaria es la Iglesia de los Trinitarios. Nuestro recorrido por la Mancha de Cervantes sigue ahora el curso del río Acer hasta llegar a otra localidad de esas que hay que visitar al menos una vez en la vida: Almagro. Sin lugar a dudas, lo más espectacular es el Corral de Comedias, el único que queda en España con sus características y que cada verano alberga el Festival de Teatro Clásico de Almagro. La Plaza Mayor es otro de los puntos de interés turístico de esta localidad, fin de un recorrido que podemos prolongar hasta el cercano Parque Nacional de las Tablas de Daimiel. almagro en españa

10 rutas para 10 escapadas

Si tienes la suerte de vivir cerca de esta zona, vamos a repasar brevemente los 10 tramos en los que se divide la Ruta de don Quijote, con los que podrás conocer más a fondo la Mancha de Cervantes:
  1. De Toledo a San Clemente, pasamos por las lagunas de Longar y Altillo, el Campo de Criptana y el Toboso.
  2. Entre San Clemente y Villanueva, las Lagunas de Ruidera son el escenario más espectacular, sin olvidarnos de Villarrobledo y sus bodegas, la cueva de Montesinos o el Castillo de Rochafrida, de los que hemos hablado antes.
  3. Partimos de Villanueva de los Infantes rumbo a Calatrava la Nueva, pasando antes por Almagro. El paisaje cambia y nos encontramos con las viás y llanuras de Viso del Marqués, Manzanares o Valdepeñas donde se refugió Don Quijote.
  4. Desde Valle de Alcudia al Campo de Calatrava, este tramo entre bosques, dehesas y campos de cultivo viene marcado por los castillos de Calatrava la Nueva y Salvatierra, las fortalezas y las aguas calientes de Fuencaliente, ideales para relajarse.
  5. Recorremos la Sierra de Alcaraz, una zona frondosa con localidades como Robledo, Alcaraz o la Bienservida. En Balazote apareció La Bicha de Balazote, una de las grandes muestras del arte íbero.
  6. Vamos desde La Roda a los Campos de Montiel siguiendo los cañones fluviales en una zona donde las construcciones abovedadas y circulares llaman mucho la atención. El Bonillo y Lezazua son famosos por la artesanía del esparto y el mimbre.
  7. En el camino que va del Campo de Criptana a Tomelloso además de pasar por Argamasilla de Alba o La Solana es fácil que nos encontremos con avutardas, sisones o especies similares.daimiel españa
  8. Iremos desde Almagro a Toledo vía Ciudad Real y Sigüenza, pero lo realmente bonito de esta ruta cervantina son las zonas volcánicas de Hoya de Cervera y los manantiales medicinales de Carrión de Calatrava, además de las Tablas de Daimiel.
  9. Desde Esquivias -aquí vivió Cervantes- vamos a Carranque pasando por Illescas, donde aparece otro ilustra manchego de adopción, el Greco, en el hospital-santuario de la Caridad, que guarda obras del autor.
  10. Acabamos con el contraste de paisajes que hay desde el Barranco del Río Dulce a las ciudades de Sigüenza y Atienza, dos coquetas ciudades al norte de la Mancha.
Foto: juandiazhidalgo y Miguel Aguilera