Rumbo.es - Ciudades fantasma (II)

El declive de la minería a mediados del siglo XIX convirtió Bodie (California) en un despoblado. La ciudad debe su nombre a William Bodey, un aventurero que en 1859 encontró allí una veta de oro y dio lugar a su apogeo. En los mejores tiempos, sus minas rendían varias decenas de miles de dólares semanales y proliferaron los salones, restaurantes, iglesias, salas de ópera, bancos, escuelas, periódicos… con su dosis de asesinos y pendencieros, al más puro estilo del lejano oeste. Tras la 2ª Guerra Mundial, la ciudad quedó vacía. Hoy su historia se recrea en un museo y a través de paseos turísticos a las antiguas minas.

Bodie
Bodie

Craco, en Italia, permanece abandonada desde 1975, cuando los terremotos destruyeron la mayor parte de las casas. La ciudad estaba situada sobre una falla geológica que no resistía los temblores. A pesar de estar en ruinas, hoy Craco forma parte de un pequeño circuito turístico que permite recorrer sus calles,  admirar sus antiguas casonas señoriales, explorar antiguas iglesias, disfrutar del silencio o localizar exteriores para una película de fantasmas.

Craco - Basilicata
Craco - Basilicata

Kayakoy (al suroeste de Turquía) fue un pueblo de habla griega y cultura cristiana hasta bien entrado el siglo XX. Los sucesivos terremotos y el acuerdo de intercambio de población firmado por los Gobiernos turco y griego en 1923 redujeron la presencia humana al mínimo. En las últimas décadas, Kayakoy se ha convertido en lugar de paso de turistas a Fethiye y ha resurgido la artesanía. Alrededor de 500 casas se mantienen bajo la protección del gobierno turco, hay un museo privado, una fuente del siglo XVII y fue adoptada por la UNESCO como Ciudad Mundial de la Paz y la Amistad.

Ruiny w Kayakoy, Turcja
Ruiny w Kayakoy, Turcja