Qué ver en Toledo: regreso a la España medieval

A tan solo 70 kilómetros de Madrid, Toledo es una de las ciudades más bonitas de España. Uno de sus grandes reclamos es su carácter medieval, ya que en la Edad Media vivió su momento de máximo esplendor, con la presencia de cristianos, musulmanes y judíos. De hecho, Toledo es una de las pocas ciudades donde convivieron las tres creencias, lo que le da a la capital manchega el sobrenombre de“La ciudad de las tres culturas”. Además, se puede visitar en el día así que no perdamos más tiempo y vamos a descubrir la Toledo medieval.

La entrada a la Toledo medieval

Y si hablamos de la Toledo medieval, es obligatorio entrar en la ciudad por la Puerta de Bisagra y la Puerta del Cristo de la Luz. Aparcamos en Safont, frente a la Estación de Autobuses, y subimos por la calle que rodea la muralla. Primero atravesarás la Puerta de la Bisagra (junto a la que está la oficina de turismo), y si sigues subiendo por una callejuela que hay cruzarás la Puerta del Cristo de la Luz, entrada a la Toledo musulmana. Si os queréis evitar las calles cuesta arriba siempre podéis utilizar la escalera automática que nos sube hasta la parte alta de Toledo.

panoramica de toledo con el rio tajo
panoramica de toledo con el rio tajo

El hecho de entrar por estas puertas no es casual. Junto a la Puerta del Cristo de la Luz está nuestra primera parada, la Mezquita Cristo de la Luz. Aunque la ciudad llegó a contar con 10 mezquitas, solo esta, originaria del año 980, se conserva completa. De hecho, es la mezquita más antigua de España junto a la de Córdoba, aunque la andaluza es la que se lleva toda la fama. En el camino que nos lleva de la Puerta a la Mezquita nos cruzaremos con un tramo de la Calzada Romana, otro recuerdo de las diferentes culturas que ocuparon Toledo a lo largo de su historia.

La Plaza del Ayuntamiento

A través de una serie de calles peatonales llegamos a la Plaza del Ayuntamiento, donde el Palacio Arzobispal comparte espacio con la Catedral de Toledo, quizá el gran icono de la ciudad junto al Alcázar. De hecho, es muy recomendable acercarse al atardecer a los miradores que hay sobre el Tajo para conseguir la mejor panorámica de la Toledo medieval, presidida por el Alcázar (que alberga el Museo del Ejército) y la Catedral.

catedral de toledo españa
catedral de toledo españa

Pero volvamos a la Plaza del Ayuntamiento, concretamente a la fachada principal de la Catedral. El templo, que data del año 1.500 así que presume de todos los elementos del gótico. En esta fachada encontramos tres puertas, la del Perdón (centro), el Juicio Final (derecha) y el Infierno (izquierda). También a la izquierda está la torre campanario. Ya en el interior, vemos que en la Capilla Mayor encontramos el sepulcro de reyes, cardenales y nobles; y no os perdáis el Museo Catedralicio, en la Sacristía, con obras de Goya, Velázquez, Rubens, Zurbarán, Tiziano y El Greco.

El Greco

Nos quedamos con el artista griego, uno de los vecinos más ilustres que ha tenido Toledo y que en 2014 tuvo su año para conmemorar el 400 aniversario de su muerte. Así pues, parece obligatoria la visita a la Iglesia de Santo Tomé de Toledo, donde encontramos 'El Entierro del Conde Orgaz', la obra maestra de Doménikos Theotokópoulos -nombre real del pintor- que todos estudiamos en el instituto. El cuadro ocupa un lugar destacado en el interior del pórtico de entrada a la Iglesia. Si quieres conocer más a fondo a El Greco, tu siguiente parada debe ser el Museo de El Greco, situado en la Judería. Aunque el pintor vivió muy cerca de esta casa-museo, su casa real fue arrasada por las llamas durante un incendio. Entre las obras más destacadas que encontramos en este museo están 'El Apostolado', 'San Bernardino', 'Vista y plano de Toledo' y 'El Redentor'; además de obras de otros artistas de los siglos XVI y XVII como su discípulo Luis Tristán.

La Judería

Ya hemos visto la Toledo musulmana y la cristiana, así que aprovechamos que estamos en la Judería para acabar nuestro recorrido por la ciudad visitando la Toledo judía. Aquí nuestra primera parada es laSinagoga del Tránsito, un edificio que data de 1366 y que tras la expulsión de los judíos en el siglo XV se reconvirtió en templo cristiano. En 1964 regresó a sus orígenes como sede el Museo Sefardí. Por si fuera poco, su localización junto a un mirador sobre el Tajo hace que la visita sea obligada.

panoramica de toledo
panoramica de toledo

Seguimos la calle de los Reyes Católicos y llegamos a la Sinagoga Santa María la Blanca, que nos sorprende por la gran presencia de elementos de la arquitectura mudéjar. De hecho, podría pasar por una mezquita en vez de por una sinagoga. Cuenta con cinco naves separadas por arcos de herradura, y como la del Tránsito en su día se convirtió en templo cristiano. Lo mismo pasa con la mezquita Cristo de la Luz, frente a la Puerta del Sol, actualmente reconvertida en museo con restos de la época romana. Nuestra última parada es el monasterio de San Juan de los Reyes. Abandonamos la Judería en dirección al puente de San Martín, y alcanzaremos este magnífico monasterio reconocido como uno de los grandes ejemplos del gótico isabelino. En el siglo XV se decidió construir este monasterio en honor de los Reyes Católicos, y destacan tanto la iglesia como el claustro. Con esta visita acabamos nuestro recorrido por la Toledo medieval, que cuenta con el honor de ser Patrimonio de la Humanidad.