Qué ver en Singapur: 10 experiencias imprescindibles

Tradición y la más absoluta modernidad: magníficos edificios clásicos y caóticos mercadillos que alternan con lujosas galerías comerciales y construcciones tan llamativas como el complejo Marina Bay Sands, con forma de barco. Y este 2015, muchos alicientes para disfrutar de lo que han llamado en bautizar la ‘Experiencia Singapur’, coincidiendo con los 50 años de su independencia. Este país asiático, formado por 63 islas, se encuentra en la parte sur de la península de Malasia, al norte de las islas Riau de Indonesia, y es el más pequeño del sudeste de Asia. Ha ido creciendo ganándole terreno al mar con complejos que no dejan indiferente a nadie, como el ya citado Marina Bay Sands, con una piscina enorme en la azotea que ofrece una panorámica única de la urbe. Esta es una de las 10 experiencias que debéis anotar en vuestro cuaderno de bitácora si os decidís a poner rumbo al ‘tigre asiático’. Podéis encontrar vuelos desde 471 euros, con salidas desde Barcelona. Para alojamiento, hay una gran oferta de hostales y hoteles, a partir de 22 euros, así que puede ser un destino accesible pese a lo que podamos pensar por ideas preconcebidas. Hay que recordar que este es uno de los lugares recomendados en nuestro especial DESTINOS 2015 y julio y agosto meses muy recomendables para esta aventura asiática. 1. Presenciar un espectáculo en Esplanade, conjunto de teatros construidos sobre la bahía, de arquitectura suntuosa y que acoge tanto conciertos, como festivales, teatro y otras producciones.

esplanade singapur
Teatros de la Esplanade, en la rivera del río.

2. Pasear por Gardens by the Bay, los ‘jardines de la Bahía’. Son una de las atracciones turísticas imprescindibles en el país y seguro habéis visto ya alguna que otra fotografía de este espacio. Localizados en una gran extensión de terreno, entre el mar y la parte trasera del Marina Bay, tiene una parte gratuita y otra de pago. La primera es una zona abierta de jardines y lagos, con los irónicos Supertree Grove, superárboles de acero, recubiertos por plantas en los laterales y que, al caer la noche, se encienden con atractivos colores y ofrece una estampa espectacular. En el área en el que necesitaremos adquirir entrada –el ticket cuesta entre 12 y 28 dólares, según lo que se pretenda visitar–, grandes invernaderos de acero y vidrio. 3. Día en Sentosa Island. Su nombre significa ‘paz y tranquilidad’, pero, tratándose de una isla turística, el silencio brilla por su ausencia. Cada año lo visitan cinco millones de personas, que se desplazan a la misma para disfrutar de sus dos kilómetros de playa, Fuerte Siloso, y de World Sentosa, que incluye un parque temático Universal Studios Singapore.

sentosa beach singapore
Sentosa Beach.

4. Escapada a Pulau Ubin. Vida salvaje y una faceta más natural y autóctona en esta isla a la que podemos llegar en ferry. Es un contraste total en relación a Sentosa. La recomendación aquí es alquilar una bicicleta y recorrerla pedaleando por sus carreteras. 5. Subir a la terraza del Marina Sands Hotel. La piscina infinita se encuentra en la plataforma de arriba, sobre los tres edificios que conforman el complejo. Construida a 200 metros de altura, solo es accesible para los huéspedes. Sí podemos visitar el Sands SkyPark. Está abierto al público y la entrada cuesta 23 dólares para adultos y 17 para niños.

marina bay sands
Marina Bay Sands, espectáculo de día y de noche.

6. Ruta de Museos. Aquí también podemos encontrar pinacotecas de arte, cultura e historia para conocer más de Singapur: el National Museum of Singapore, Singapore Art Museum, Asian Civilisations Museum y el ArtScience Museum. 7. Explorar Little India. Uno de los barrios imprescindibles en este viaje. Mercadillos y frenética actividad, compras en el Mustafa Centre, un gran almacén onde encontrar de todo, abierto las 24 horas del día, y visita a templos hindúes y mezquitas. 8. Río abajo, río arriba, por Singapore River. Subid a bordo de un pequeño crucero, en barcos de madera y admira desde otra perspectiva los rascacielos del barrio financiero, los monumentos que serpentean el barrio colonial, la noria, la ópera, pasando bajo puentes y, si optáis por guía, conoce un poco más la historia de la ciudad. 9. Descubre la fauna asiática. ¿Cómo? Incluyendo en vuestra visita, especialmente si hacéis este viaje en familia y con niños, el paso por el Zoo de Singapur y el River Safari. La verdad es que es algo que gusta tanto a grandes como pequeños. Seguro que caeréis rendidos a los encantos de Kai kai y Jia, los pandas gigantes.

zoo de singapur
Zoo de Singapur.

10. El barrio ‘hipster’ de Singapur: Tiong Bahru. Modernas tiendas,numerosos cafés y bares donde puedes degustar un buen café y deliciosos cakes. Otro contrapunto a la modernidad y tecnología que han dado la fama a este destino. Recomendaciones especiales, Tiong Bahru Bakery y PS Café Petit, que figuran en todas las revistas y guías de viaje. Fotos: Freeimages.com