Qué ver en PALERMO en 48 horas: boceto del viaje

Se nos ocurrió encargar a Luca Golinelli (dibujante y bloguero de viajes) que nos hablara sobre un destino previamente seleccionado en este caso: Palermo y para ello solo le dimos un lápiz, mirad, os enseñamos lo que salió de ahí:

  “Palermo, ciudad portuaria, o te gusta o la odias. Palermo es todo un espectáculo para disfrutar desde el momento en el que llegas allí. Cuando me pidieron que hiciera una ilustración sobre esta peculiar ciudad incluyendo los símbolos más importantes, empecé por el  Teatro Massimo : quería poner un toque de escena histórica en esta ciudad que lo es y hablar de una historia …..

Palermo : Teatro Massimo
Teatro Massimo, Palermo

La historia de un hombre con barba y poderoso (que ya habreís visto en mi dibujo), sentado en un trono de piedra protegiendo una vasta llanura llamada el Valle de oro .  De oro, como la fruta deliciosa que esta tierra ofrece a sus residentes y visitantes desde hace miles de años. ¡Un verdadero Eden¡ Imposible no probarlos imposible resistirse al aroma y sabor de los famosos cítricos de Palermo, envidiados por el resto del mundo. El rey Ruggiero II lo sabía muy bien, cuando en el año 1129 le pidieron que construyera la Capilla  Palatina en la que se representa un episodio del Génesis para dejar un recuerdo al mundo de que esta tierra era y es un verdadero paraíso.  

Palermo: cítricos
Palermo: cítricos

  Y si alguien todavía duda del paraíso Palermo se puede acercar al mercado Vucciria y probar “l’arancino” con carne (que así se llama esta delicia). O los buñuelos, las croquetas, el pulpo. No nos olvidemos tampoco del “Pani ca meusa” ¡mama mía que bueno¡  

Palermo: Arancino
Arancino, plato típico

¡Y qué decir de la fruta!  Y no solo eso, cada vez que voy a Palermo quedo hipnotizado por la forma, la perfección y el estilo de los dulces sicilianos, casi mitológicos.

Palermo: pasteles
Pasteles típicos, Palermo.

Veremos si mi dibujo es capaz de ajustarse a este paraíso…..”