Qué ver en Marbella: playas, lujo y cultura

Si hay una provincia con duende andaluz  esa es Málaga, donde sus patios floridos, pueblos blancos y playas mediterráneas configuran un microcosmos único lleno de encanto y color. El reto, aún así, consiste en decidirse por la ciudad que reúna todas esas características en un mismo espacio.
Qué ver en Marbella: playas
Marbella playa
Ubicada  al oeste de la capital malagueña, Marbella continúa siendo uno de los grandes clásicos de la costa andaluza gracias al lujo de Puerto Banús, el encanto de sus jardines nocturnos o una vida cultural de opciones casi infinitas. Te contamos qué ver en Marbella a fin de que puedas ir preparando unas vacaciones en las que el rumor del mar y el aroma de las damas de noche formarán parte de todas esas futuras noches de verano.

Marbella: el Hollywood español

Qué ver en Marbella: Arco
El arco de entrada en Marbella.
Cuando entramos en esa ciudad marítima situada a los pies de la malagueña Sierra Blanca, las potentes infraestructuras y el cuidado de las calles anuncian que nos aproximamos a una urbe particular, una que vive de su propia imagen. Y es en la entrada donde cierto letrero a modo de versión patria del mismo de Hollywood nos descubre nuestra posición: estamos en Marbella, la ciudad cuya explosión durante la Revolución Industrial en el siglo XIX sirvió de excusa para convertirla en uno de los núcleos urbanos más sólidos de la costa española en lo que se refiere al turismo, la fiesta y, especialmente, el lujo. Sin embargo, y como suele ocurrirle a muchas ciudades, Marbella también ha sido eclipsada en ocasiones por unos tópicos entre los que pocas veces encontramos ese patrimonio histórico a descubrir entre calles blancas y patios donde cuelgan geranios y buganvilla. Una herencia cuyo mejor ejemplo es su casco antiguo, un entramado de callejuelas en cuyas ventanas cuelgan maceteros de geranios y las teterías se entremezclan con patios secretos hasta conducirnos al corazón de la ciudad: la Plaza de los Naranjos, ejemplo de arquitectura renacentista convertido en un vergel urbano donde sobresalen palmeras, naranjos y el aroma de flores mediterráneas como la dama de noche flota en las noches de julio y agosto. Escenario donde no faltan el bullicio y las terracitas que rebosan tapitas, flamenco y vino blanco.
Qué ver en Marbella: sus casas
Casas típicas en Andalucía, Marbella.
La Trinidad arquitectónica de la Plaza de los Naranjos se compone de tres de los edificios más emblemáticos de la ciudad: la Casa Consistorial, mandada a construir por los Reyes Católicos, la Casa del Corregidor, que combina los estilos mudéjar y el propiamente andaluz, y la Ermita del Santiago, el monumento más antiguo de todos, el cual data de la época más temprana de la reconquista cristiana, a principios del siglo XV.

Marbella: ocio y cultura

Qué ver en Marbella: Estatua de rinoceronte
Estatua de "rinoceronte vestido con puntillas", se encuentra situado en la entrada a Puerto Banús.
Si continuamos hacia el mar por las calles del Casco Antiguo de Marbella descubriremos el encanto del Paseo de la Alameda, la arteria urbana central de la ciudad y lugar de paseo para todos aquellos que, ante todo, vienen a Marbella a descansar. En esta calle se dan cita desde jardines y palmerales hasta fuentes inmensas, pasando por lugares como el mítico Café Marbella y los icónicos coches de caballos que parten de sus inmediaciones. Los amantes del arte encontrarán en Marbella un particular oasis, tal y como podréis comprobar al llegar a la Avenida del Mar donde lucen las diez estatuas inspiradas en Dalí que van desde su homenaje al Quijote al Elefante Cósmico. El mejor preámbulo antes de disponernos a disfrutar de la selección de restaurantes, lounges y discotecas que ofrece la zona marítima de Marbella.
Qué ver en Marbella: Parque de la Alameda
Banco de azulejos en el Parque de la Alameda en Marbella.
Porque ante todo, la ciudad malagueña es sinónimo de buen comer y de ocio, mucho ocio. En Marbella cada año se dan cita numerosos eventos de carácter musical (reggae, ópera o tablaos), mercadillos artesanales nocturnos durante los fines de semana veraniegos, la ya famosa cita Los Jueves al Casco, en la que se concentran exposiciones, ofertas y degustaciones de toda la ciudad y hasta museos tan curiosos como el del Bonsái, uno de los más importantes de su categoría de toda Europa. Pero será en algún momento cuando lleguemos a la famosa Villa de Oro y tras una parada en el Museo Ralli, especializado en arte contemporáneo latinoamericano, comience nuestra ruta hacia, posiblemente, el lugar cúlmen del turismo de lujo de toda España: Puerto Banús.

De Marbella a Puerto Banús: yates, boutiques y playas

Qué ver en Marbella: Puerto Banús
Puerto Banús, Marbella.
En 1970, en las inmediaciones de la famosa urbanización Nueva Andalucía fue erigida una zona comercial y de ocio destinada a convertirse en uno de los pulmones turísticos más importantes de la Costa del Sol. Casi cinco décadas después, Puerto Banús continúa siendo el mejor expositor de esa Andalucía chic y festiva. Caminar entre las esculturas de sirenas y las palmeras que te reciben en su entrada ya anuncian ese curioso paseo por un Muelle Ribera en el que tiendas como Gucci o Louis Vuitton se entremezclan con restaurantes de cinco tenedores con vistas a una impresionante selección de yates y veleros listos para recorrer las 24 playas con las que cuenta el municipio de Marbella, siendo Cabopino, sus dunas de Artola y su famoso puerto deportivo uno de los mejores escenarios.   Qué ver en Marbella: playa De carácter urbano en su mayoría, las playas de Marbella cumplen el objetivo de todo aquel que se deje caer por la ciudad andaluza en la época de verano: refrescarse y  disfrutar del Mediterráneo sin olvidarse que, no muy lejos, la fiesta y el encanto malagueño continúan esperándote durante el resto de tus vacaciones. ¿Te animas a visitar Marbella este verano? ¿Qué tal desde un hotel en Marbella asomado al Patio de los Naranjos? Más ofertas de hoteles en Marbella.