Qué ver en Manila, siguiendo el rastro español en Filipinas

Ciudad de Manila en Filipinas
Vista de Manila, Filipinas

Con más de 7 mil islas rebosantes de selva, fauna y playas de ensueño, no es de extrañar que muchas veces olvidemos que Filipinas también tiene una capital: la infravalorada Manila. Situada en la isla de Luzón cuenta con atributos que van desde los vestigios de la herencia colonial española hasta el barrio chino más antiguo del mundo.

Rumbo.es te lleva por la conocida como Perla de Oriente para aconsejarte qué ver en Manila, desde la bahía que vio llegar a los primeros españoles en 1571 hasta esa ciudad de Intramuros convertida en uno de los ejemplos más impresionantes de arte colonial de toda Asia.

Intramuros

Intramuros en Manila, Filipinas
Fuerte Santiago en Intramuros, Filipinas.

A pesar de no ser uno de los barrios antiguos mejor conservados, Intramuros es el mayor highlight de Manila y uno de los mejores espejos de la era colonial de nuestro país allende los mares. Rodeado por el río Pásig, el barrio antiguo de Manila es un conjunto de calles empedradas, iglesias y muestras de arte barroco presente en lugares como el Fuerte de Santiago, umbral que albergaba las cárceles y sistemas de defensa de la ciudad;  la iglesia de San Agustín, la cual reúne el mayor número de piezas de arte religioso de todo la ciudad, la famosa Casa Manila, reproducción de la típica casa colonial de la época o, especialmente, tanto el Parque como el Monumento a José Rizal, el Gandhi filipino, quien a lo largo del siglo XIX se alzó contra los conquistadores reivindicando el nacionalismo filipino.

Qué ver en Manila monumento a José Rizal
Monumento a José Rizal, nacionalista filipino.

Comenzar en Intramuros nos ayudará a comprender mejor la fusión que aún late en Manila, ciudad en la que conviven otras muchas influencias como la estadounidense, la árabe, la hindú o la china.

¿Te apetece alojarte en un hotel en Intramuros con patio colonial incluido?

Museos de Manila

Qué ver en Manila iglesia malate
Iglesia Malate en Manila

Una de las principales ventajas a la hora de visitar Manila reside en la agrupación de sus principales atracciones turísticas en las proximidades de la bahía, lo cual facilita mejor el itinerario si optamos por una estancia en la ciudad durante no más de tres días antes de visitar el resto de las islas filipinas. En lo que respecta a su cultura, los principales museos de Manila yacen al sur de Intramuros, desplegando diferentes formas de arte al turista. El Museo Ng Sining alberga una de las mayores colecciones de arte filipino mientras el Museo Pambata engloba el arte de la ciudad a través de los ojos de los niños. El Museo Ng Makati se instala en una casa típica de la Manila del siglo XIX y repasa, especialmente mediante material fotográfico, parte de la historia contemporánea de la ciudad y la nación filipina.

Palacio del Coco

Al sur de los museos comentados anteriormente y sin perder de vista la bahía de Manila, el Palacio del Coco (o Tahanang Pilipino) nos recuerda la influencia de la excéntrica ex-Primera Dama Imelda Marcos en la ciudad, especialmente porque fue ella la encargada de ordenar la construcción de este palacete erigido con todo tipo de madera procedente de los cocoteros que tanto abundan en la nación filipina. El motivo no fue otro que la visita del papa Juan Pablo II en 1981, quien rehusó la idea de instalarse aquí al considerarlo un lugar demasiado ostentoso, teniendo en cuenta que Manila es una de las ciudades donde la pobreza está a la órden del día.

Manila china

qué ver en manila: chinatown
Chinatown

El Chinatown de Manila es el más antiguo del mundo (fue fundado en 1564) y se despliega en el distrito de Binondo, al norte de Intramuros. Una zona en la que los arcos chinos se erigen entre altos edificios, los farolillos tiñen de colores sus calles bulliciosas y los tenderetes exóticos se agolpan en cada uno de sus recodos. Su proximidad a Tondo, el slum (o barrio de chabolas) más grande de Filipinas, le otorga ese cierto toque de lugar erosionado, vibrante y neblinoso.

Al norte de Binondo, el Cementerio Chino de Manila se convierte en una curiosa atracción turística al adquirir una apariencia de ciudad en la que se sustituyen los edificios por enormes panteones y tejados de colores, diseños de pagodas y ornamentación psicodélica.

Paco Park

Manila: parque en el centro de la ciudad
Parque en el centro de la ciudad

Si terminamos extasiados de tráfico, murallas y humo, lo mejor será retirarse a uno de los pulmones verdes más famosos de Manila: Paco Park, erigido por los dominicanos a principios del siglo XIX durante una ola de cólera que asoló la ciudad. Paco Park es un remanso de paz ideal no solo para los amantes de la naturaleza, sino también de la cultura, ya que en él se dan citas desde bustos de José Rizal hasta paseos empedrados, pasando por capillas como la de San Pancracio, con su tejado rojizo. Una porción de trópico nutrida de influencias españolas, filipinas, estadounidenses e incluso japonesas, ya que fue uno de los principales puntos estratégicos de los nipones durante la Segunda Guerra Mundial. ¿Sabías que puedes alojarte en un hotel dentro de este mismo parque? Manila acogerá este año  en enero el certamen de Miss Universo aprovechando para desplegar su manto de  colores y mestizaje. El mejor umbral cultural para perdernos por esas islas en las que moran monos diminutos, playas que se funden con la selva y demás definiciones del paraíso perdido. Mas información sobre Manila. ¿Qué tal un hotel en Filipinas desde 15 euros? ¿ Y un vuelo barato a Manila?