Qué ver en Malta, la pequeña gran isla

316 kilómetros cuadrados le hacen pertenecer a la ‘comunidad’ de los países más pequeños del mundo. Situada entre África, Asia y Europa, este puzle insular lo componen tres fichas –Malta, la isla principal y que da nombre a la República, Gozo y Comino– y ofrece dos caras bien diferentes: a plena luz del día, se presenta como un lugar mágico de hermosas playas y con un rico patrimonio histórico y cultural, con un ecosistema que permite disfrutar de muchas actividades de ocio y deporte al aire libre; al caer la noche, el archipiélago se pone sus mejores galas y se convierte en una dama de aire misterioso, con mucho ritmo, música y muy buen ambiente.

viaje a malta
Calas paradisiacas en el archipiélago maltés.

Las islas Maltesas tienen alrededor de 7.000 años de historia, por lo que sus atractivos a nivel de Patrimonio son muchos: el Grandmasters Palace, que es el actual Parlamento; la Sacra Infermería, centro de conferencias; y el Centro para la Creatividad de Sant James, que ocupa una fortificación que se mantiene firme y renovada pese a sus muchos lustros de vida. Podemos visitar el Museo Nacional de Bellas Artes, alojado en un impresionante edificio rococó que data del siglo XVI, y otras galerías de arte, así como exposiciones en lugares públicos que empiezan a ser cada vez más comunes.

ruta por malta
Histórico y pintoresco edificio en La Valeta, capital de Malta.

El Patrimonio natural no es menos impresionante que el artístico y cultural. Estas islas ofrecen al visitante estampas únicas, desde espectaculares acantilados a terrenos rocosos y escondidos y exuberantes valles. Sitios prehistóricos y playas de inigualable belleza. Si bien hay lugares tan frecuentados como nuestros Benidorm o Torremolinos, también encontramos calas perdidas tanto en Gozo como en Comino y Malta (en la zona sur y este especialmente). Y para fotografías, las que podemos tomar en el acantilado de Dingli, a 220 metros sobre el nivel del mar. Es aquí donde se presencia uno de los atardeceres con más encanto del mundo, no hay duda. Malta se presenta así como un paraíso también para los amantes de la aventura y los planes ‘eco’: senderismo, rutas en bicicleta y muchas propuestas para aquellos que se sienten un poco ‘pez’. Submarinismo, buceo, snorkel, kite surf, motos náuticas y recorridos en velero. En su fondo marino podemos hasta hallar restos de barcos hundidos y sentirnos piratas por un día, especialmente en la isla de Comino. Esta fue antiguamente escondite de piratas y contrabandistas. Con solo 2,5 kilómetros de largo y 1,5 de ancho, es perfecto para pasar un día de excursión y sentirse cual Robinson en una isla desierta. El rincón con más encanto es la cala del Blue Lagoon, ¡tomad nota!

Cultura, patrimonio, paisajes, naturaleza, actividades al aire libre y, al caer la noche, mucha marcha y ambientación. Malta es un país típicamente mediterráneo, de carácter alegre y vitalista, que invita a disfrutar de la vida.

Mención especial merece la bautizada como Azure Window, una de las estampas más conocidas y espectaculares maltesas, en la isla de Gozo. Se trata de un espacio natural, en la costa occidental de esta, a solo 12 kilómetros del puerto. Se trata de una hondonada rodeada de acantilados y laderas muy batida por el mar, muy erosionada. Esto ha ido creando lo que figura ser un arco natural, un sitio con mucha vida submarina que lo convierten en ‘favorito’ para buceadores y submarinistas.

azure window malta
azure window malta

Es probable que algún que otro lugar del archipiélago os resulte familiar. Y es que estamos ante uno de los escenarios de películas tan conocidas como ‘Gladiator’, 'Troya’ o series como ‘Juego de Tronos’. Tal es su atractivo para las productoras que el diario London Times lo ha denominado como ‘the Mediterranean’s mini-Horrywood’, el ‘mini Hollywood’ del Mediterráneo. Como podéis comprobar hasta el momento, durante el día podéis estar de lo más entretenidos, bien simplemente relajándoos en la playa o realizando algunas de las actividades propuestas anteriormente. Nuestro consejo es que no agotéis vuestras fuerzas. Al caer la noche Malta nos muestra la cara de la luna, con numerosos acontecimientos, tanto culturales como de música y ocio nocturno. En verano, por ejemplo, es conocidísimo el Festival de Jazz Internacional, que se celebra en julio, y el conocido como Festival de Verano de las Artes de Malta, entre otros. También las animadísimas ‘festas’ del verano, con fuegos artificiales, comida, diversión… Ah, y los clubes y discotecas, que nos hacen recordar a la Ibiza más nocturna.

malta
Cuando llega la noche, Malta cobra una nueva e intensa vida.

Malta en verano es pura animación. Su concepto de vida es muy típicamente mediterráneo, invitando a isleños y visitantes a divertirse y festejar al máximo. Sin lugar a dudas, una estupenda opción para las próximas vacaciones de verano. Un punto –más- a su favor es que aún sigue siendo un destino ‘low cost’. Podemos encontrar vuelos baratos y hoteles muy económicos, como podéis ver en la oferta de viajes a Malta de Rumbo. Fotos: freeimages.com/Morguefile.com