Qué ver en Gran Canaria: 10 planes que no debes dejar de hacer

La imagen del satélite ya te da una idea del origen volcánico de la tercera isla más grande de las Islas Canarias. Gran Canaria aparece como una ínsula redondeada que se asemeja a un volcán, con el techo de la misma – el Pico de las Nieves – erigiéndose, en el centro, como un enorme faro de casi 2.000 metros que alumbrara a barcos mitológicos de otras eras.

Gran Canaria posee la ciudad más poblada de la Comunidad Autónoma de Canarias, Las Palmas de Gran Canaria, y, aunque presenta bellas playas y este es uno de sus reclamos turísticos fundamentales, ofrece muchos otros atractivos a los viajeros que se deciden a visitarla.

Si vas a pasar unos días de vacaciones en Gran Canaria, en Rumbo te dejamos esta guía con las cosas que hacer y ver para disfrutar la isla al máximo:

1. Dunas y faro de Maspalomas


En el extremo sur de Gran Canaria encontrarás el único sistema de dunas de la isla. El espacio natural de las Dunas de Maspalomas se sitúa junto a la playa, en un área de casi 400 hectáreas que engloba a  la misma playa, una laguna salobre, un bosque de palmeras y las dunas vivas.

Se les llama dunas vivas porque están en constante movimiento. Lo negativo del tema es que la proliferación de hoteles en la zona ha limitado su peregrinar y perjudica la salud de este precioso ecosistema.

Debido a ello, las Dunas de Maspalomas han sido protegidas por el gobierno canario. declarándolas reserva natural especial. Si tienes suerte, y dependiendo de la época del año, en su laguna puedes ver a las elegantes garzas reales o los coloridos flamencos, mientras los lagartos gigantes de Gran Canaria, una especie endémica, absorben los rayos del sol entre las dunas.

Si te internas un par de centenares de metros en el mar de dunas y te sientas en lo más profundo de uno de los valles que forman las mismas, sentirás la extraña y fantástica sensación de encontrarte en un desierto.

Otro de los atractivos de las Dunas de Maspalomas es su faro, el más antiguo de las Islas Canarias. De 55 metros de altura, se construyó en 1889 y hoy hace las veces de centro cultural, siendo su perfil uno de los símbolos más característicos que ver en Gran Canaria. 

Junto al faro - que aún funciona - se halla la antigua casa del farero, de dos plantas y ejemplo de la clásica arquitectura canaria.

2. Playa del Inglés


Junto a la de Meloneras, conforma los límites de las Dunas de Maspalomas.

La Playa del Inglés es la más popular de Gran Canaria. Su fama se disparó a partir de la década de los 70 del pasado siglo.

Con unos 3 km de longitud, da cabida a todo tipo de gustos playeros. Hay zona nudista y cerca de la Punta de Maspalomas sus aguas son perfectas para la práctica de deportes acuáticos como el surf, el kite surf o el windsurf.

Es una playa realmente popular entre los turistas del norte de Europa y son ellos los principales inquilinos de los hoteles o casas de segunda residencia que se asoman a su animado paseo marítimo. Además fue una de las zonas pioneras del turismo gay-friendly, no sólo en España (que era un hito casi imposible en esa época) sino en toda Europa.

3. Puerto de Mogán

Calle del Puerto de Mogán

Si quieres ver algo parecido a una mini-Venecia en Gran Canaria, no puedes perderte el Puerto de Mogán.

Lo cierto es que el lugar es realmente curioso. Es minúsculo - con no más de 800 habitantes -, pero se las ingenia para reunir dos ambientes totalmente distintos, con un par de canales por medio.

Por un lado, encuentras las antiguas casas de los pescadores, pequeñas y agarradas como garrapatas a la ladera grisácea de una colina que muere en el mar.  Por otro, unas calles de casas blancas engalanadas con flores de mil colores que se descuelgan por pequeños y bonitos balcones. En sus bajos, locales comerciales y restaurantes especializados en pescado y marisco se llevan la atención de los turistas.

Un lugar atemporal en el que pasear y tomarte algo tranquilamente a la vera del puerto pesquero.

4. Catedral de Canarias


En la capital de Gran Canaria, Las Palmas de Gran Canaria, se halla el edificio religioso más importante de las islas. Muchos dicen, incluso, que se trata del monumento arquitectónico más importante de las islas.

Es la joya de su casco histórico y  su construcción se completó en el siglo XVI (aunque sufriría reformas posteriores), con un exterior de estilo neoclásico e interior gótico. Cuenta con trece pequeñas capillas y un poderoso órgano que fue utilizado por los mejores músicos canarios. La escuela musical de la catedral siempre fue la más renombrada de Canarias.

5. Centros de spa y relax

Si estás buscando un lugar de vacaciones en el que liberarte del estrés y el cansancio acumulado durante el resto del año, Gran Canaria es tu lugar.

La asociación Gran Canaria Spa, Wellness & Health ha apostado muy fuerte por este aspecto de la isla y ha creado una red en la que integra hoteles y centros de spa para que puedas olvidarte de todo y ciudar de tu alma y cuerpo.

Tratamientos de belleza y salud, puesta en forma, dietas sanas... Algunos de los hoteles y spas que ofrecen mejores instalaciones son el Corallium Spa Costa Meloneras y el Seaside Palm Beach.

6. Monumento natural del Roque Nublo


La estructura rocosa más extraña y espectacular que ver en Gran Canaria es la del Roque Nublo. Ochenta metros de mole de roca caliza que parecen emerger de la nada y que tiene, a su lado, una hermana pequeña con forma de rana.

Se trata de uno de esos monumentos que cuando lo tienes en frente por primera vez te preguntas: ¿y cómo ha aparecido esto aquí? Tal es la rareza morfológica de la roca más emblemática de Gran Canaria.

Pues bien, parece ser que el Roque Nublo - ubicado a unos 1.813 msnm - se formó hace millones de años y fue adorado por los antiguos aborígenes que poblaban la isla. Ahora, son muchos los adoradores de la naturaleza que se desplazan al centro de la isla (municipio de Tejeda) para contemplar esta rareza pétrea al atardecer. Además, es la excursión perfecta para los amantes del senderismo, pues tan sólo hay una caminata de unos 40 minutos hasta el Pico de las Nieves, el punto más alto y con las mejores vistas que ver en Gran Canaria.

7. Pico de las Nieves



Prepárate una mochila pequeña con agua, algo de fruta, chocolate y/o barritas energéticas, toma un plano y enfila los bellos senderos que te llevan a ascender la cima más imponente de Gran Canaria: el Pico de las Nieves.

Desde su cúspide, situada a 1.949 metros, ofrece espectaculares vistas a un amplio conjunto de profundos barrancos y aristas afiladas, recubiertos de verde vegetación y coronados por extrañas y enigmáticas formas rocosas de origen volcánico. Toda esa zona fue declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco.

Si te gusta el reto y la aventura, intenta el ascenso por la vertiente este, la más complicada con mucha diferencia.

Aquí, al contrario de lo habitual, los días nublados ofrecen vistas más maravillosas, ya que se forma el fenómeno del mar de nubes y te parecerá que estás flotando sobre ellas.

8. Museo Casa de Colón


¿Sabías que el gran explorador Cristóbal Colón pasó una temporada en Gran Canaria antes de emprender su aventura hacia el Nuevo Mundo? Fue aquí donde aprovisionó sus naves antes de comenzar el temido cruce del Atlántico, reparó la Pinta y remató sus planes de navegación de la que sería una de las expediciones más importantes de la Humanidad.

Teniendo esto en cuenta, en el casco histórico de Las Palmas de Gran Canaria (en el barrio de Vegueta), se unieron varias antiguas viviendas - una de las cuales es parte de la antigua Casa del Gobernador que visitó Colón en 1492 - para crear un museo, una biblioteca y un centro de estudios especializado en la investigación y difusión de la historia de Canarias y sus relaciones con el Nuevo Mundo.

El museo más visitado de las Islas Canarias cuenta también con diversos espacios destinados a actividades temporales: cursos, seminarios, jornadas, exposiciones, proyecciones, conciertos, etc.

Adéntrate en la historia del Descubrimiento.

9. Caldera de Los Marteles


ra en Valsequillo, en el centro de la isla de Gran Canaria, y se puede explorar al recorrer un sendero circular de unos 7,5 km. No hace falta estar muy en forma para poder realizar este paseo de dificultad media-baja y tendrás una grata recompensa en forma de exuberantes roques de las más diversas formas, una gran variedad de especies vegetales endémicas y un paisaje volcánico originado en una etapa geológica reciente. 

La caldera es el producto del contacto entre el magma y las aguas subterráneas de la zona. Siendo su parte baja utilizada para la agricultura, el contraste entre ésta y las paredes de la caldera es realmente llamativo.

Además, ten en cuenta que en la ruta encontrarás también una quesería tradicional en la que podrás catar los magníficos quesos de Valsequillo.

10. Parques Temáticos

Parque temático Sioux City (Foto cedida por Sioux City)


Si viajas a Gran Canaria en familia, tendrás una gran variedad de planes en forma de parques temáticos.

Los más destacados son el Sioux City Park, el Aqualand Maspalomas y el Holidayworld Maspalomas.

El primero tiene el honor de ser el parque temático más antiguo de las Islas Canarias. Se construyó en 1972 como set de rodaje de películas del Oeste y ahora es el lugar perfecto para pasar un día en una ciudad sin ley.

El Aqualand de Maspalomas tiene las mejores atracciones acuáticas de la isla y el Holidayworld Maspalomas es un clásico parque de atracciones con 13 años de historia. En él podrás disfrutar de un simulador de coche de Fórmula 1, un cine en 4D y los típicos subidones de adrenalina de estos parques.

Hay mucho que ver en Gran Canaria y muchas cosas de las que disfrutar. Y eso solo rascando en la superficie ¿Te animas a visitarla?


Ver ofertas de vuelos a Las Palmas de Gran Canaria y Hoteles en Gran Canaria.

Contenido relacionado:  Qué ver en las Palmas de Gran Canaria