Qué ver en Cabo de Gata, el mayor secreto de la costa española

Vista de Cabo de Gata desde Playa de los Genoveses. (Foto propia).
Vista de Cabo de Gata desde Playa de los Genoveses. (Foto propia).

En Rumbo.es nos gusta adelantarnos al verano, especialmente cuando se trata de darse un primer baño en lugares en los que aún no han irrumpido las masas. Y el Parque Natural de Cabo de Gata, en Almería, con sus playas turquesas y pueblos marineros salpicados en medio del desierto de Levante, se convierte en el mejor destino a la hora de adentrarnos en uno los mayores secretos de la costa española.

Cabo de Gata, cuyo nombre procede del mineral ágata que tanto proliferaba en la zona durante la Edad Media, abarca parte de la costa de Almería y el único desierto del Mediterráneo español, famoso también por acoger el rodaje de diversas películas como Indiana Jones y la Última Cruzada o El Bueno, el Feo y el Malo. Un destino que se convertirá en todo un descubrimiento gracias a su condición secreta (o al menos en parte durante los últimos años) y un encanto que explota en agaves y pitas, pueblos blancos y playas en las que antiguamente los pescadores aseguraban oír cantos de sirena...

Cabo de Gata: 63 kilómetros de paraíso

Camino de la Cala San Pedro, en Cabo de Gata. (Foto propia).
Camino de la Cala San Pedro, en Cabo de Gata. (Foto propia).

El Parque Natural de Cabo de Gata, designado como una de las 7 Maravillas Naturales de España en 2014, se aprovecha de esos prejuicios que durante años la gente vertió sobre una asombrosa Almería cuyo patrimonio cultural y natural va más allá de los invernaderos y los bancales de secano.

En esta tierra, las pitas se inclinan en los caminos, el aire nos resulta más puro y sus playas se convierten en santuarios naturales cuyo acceso, difícil en ocasiones, se tornan paraísos que nunca habríamos pensado encontrar a lo largo de Levante.

Hogar de más de 250 especies marinas, Cabo de Gata no sólo cuenta con increíbles playas y lugares para los amantes del snorkel, sino que rezuma un encanto que podemos apreciar en cada uno de sus rincones y pueblos.

Un destino perfecto para el próximo verano y cuyas maravillas os detallamos a continuación.

Agua Amarga y Las Negras, los dos pueblos más bonitos de Cabo de Gata

Pueblo de Agua Amarga, en Cabo de Gata. (Wikipedia Commons).
Pueblo de Agua Amarga, en Cabo de Gata. (Wikipedia Commons).

Nuestra ruta por Cabo de Gata comienza en Carboneras, a 20 kilómetros al sur de Mojácar. Una pequeña ciudad pesquera ideal para saborear un buen pescaíto, pasear por su paseo marítimo y visitar la considerada por muchos como la mejor playa de la zona: la Playa de los Muertos, una ensenada de arena volcánica y aguas turquesas cuyo nombre obedece a las fuertes corrientes que antaño consumieron la vida de pescadores y marineros.

Si nos adentramos por las carreteras del interior para proseguir nuestra aventura, contemplaremos los páramos a nuestro alrededor, una desolación hipnótica en forma de cortijos reinventados para su uso ecológico y ese azul infinito adivinándose en el horizonte.

La siguiente parada sureña será Agua Amarga, un pueblo blanco en cuya playa yacen barcas de pescadores y donde sus casas encaladas convierten sus jardines en boutiques hippy-chics envueltas en buganvilla. Uno de los pueblos más bonitos de Andalucía y, en concreto, de Cabo de Gata.

El tramo entre Agua Amarga y nuestro siguiente destino, Las Negras, es posiblemente el más vertiginoso pero no por ello menos emocionante. Tras surcar diversas carreteras de interior a modo de montaña rusa, Las Negras se mostrará ante vosotros como un pequeño oasis en medio del desierto.

Una atmósfera hippie, terrazas desde las que contemplar el atardecer o bares y restaurantes con mucho encanto (recomiendo encarecidamente La Bungavilla, con sus deliciosas pizzas y ese jardín mediterráneo), son algunos de los grandes atractivos del pueblo.

Uno de los encantos de Las Negras reside en el “peregrinaje” hasta la Cala San Pedro, situada al norte y alcanzable tras veinte minutos en lancha o una hora de camino, quizás la mejor opción para perderse entre los senderos volcánicos.

Considerado como uno de los últimos reductos hippies de Europa, San Pedro cuenta con una comunidad que decidió utilizar los restos de un antiguo castillo y viejas casas de pescadores para establecer una comunidad ecológica que convive con esta cala secreta.

El mejor lugar para darse un baño antes de proseguir con la siguiente y apasionante etapa de nuestra ruta.

Cabo de Gata: de San José al Arrecife de las Sirenas

Playa Chica, una de las playas secretas de Cabo de Gata. (Foto propia).
Playa Chica, una de las playas secretas de Cabo de Gata. (Foto propia).

Tras una parada en El Playazo, lugar ideal para una sesión de snorkel, la Isleta del Moro se convierte en el mejor lugar para tomar un trago frente al mar en un ambiente puramente autóctono.

Poco después llegaremos a San José, el pueblo más famoso de Cabo de Gata gracias a sus comercios ecológicos, sus calles blancas y un puerto náutico que no desentona en esta antigua aldea de pescadores que supone el mejor umbral a la hora de adentrarnos en las mejores playas de Cabo de Gata.

La Playa de los Genoveses, una ensenada ideal para el turismo familiar, es la primera playa que encontraremos al conducir hacia el sur de San José.

A continuación, el desierto y el mar se entremezclan, albergando calas cuyos accesos requieren de alguna que otra caminata (ya sabes, cuanto más lejos debas aparcar mejor será la playa): Cala Amarilla, Cala Chica (la mejor en mi opinión), o la más accesible Barronal, playa ideal para la práctica del naturismo.

Arrecife de las Sirenas, en Cabo de Gata. (Foto propia).
Arrecife de las Sirenas, en Cabo de Gata. (Foto propia).

Poco a poco, nuestro viaje por las playas de Cabo de Gata se aproxima hacia el ángulo que le da nombre, y en cuya rocosa cima el Faro de Cabo de Gata se convierte en el mejor mirador para quienes busquen a los leones marinos que decidieron silenciar su llegada a estas costas o, incluso, atreverse a escuchar los cantos de unas mujeres con cola que bautizan el espectacular Arrecife de las Sirenas, el mejor broche de oro para nuestra aventura.

Esta ruta por Cabo de Gata hará las delicias de los amantes de las playas, la aventura y el ecoturismo gracias a la escasa masificación y, especialmente, el encanto que envuelve el que es uno de los grandes secretos de la costa española. Un lugar donde el visitante deja de ser turista para convertirse en viajero, en contemplador.

Te descubrimos más playas con encanto en España, Playas de Cadaqués, Playas en Mallorca y Playas en El Vendrell.