Qué ver en Belfast alrededor del Titanic

El complejo Titanic Belfast En los astilleros de la capital de Irlanda del Norte se construía el tristemente popular RMS Titanic. El transatlántico británico, el mayor barco del mundo en su época, se hundía en la noche del 14 al 15 de abril de 1912 durante su viaje inaugural desde Southampton a Nueva York. Por supuesto, el enclave en el que se construía la embarcación ha sido siempre un punto turístico en Belfast y hasta hace unos pocos años no contaba con el protagonismo que se presuponía, pero todo cambiaba con la celebración del centenario de este suceso. La efeméride venía acompañada por una situación política y social más tranquila tras el alto el fuego del IRA que culminaba en 2007 y que ha atraído al turismo, no solo hacia la espectacular Calzada del Gigante como ocurría antes durante el periodo más agitado, sino hacia el resto de la nación y por supuesto, a su capital. Si deseas vivir su renacimiento, lo tienes muy fácil, no tienes más que reservar con Rumbo encontrar vuelos baratos a Belfast y con todas las compañías aéreas. En 2012 la ciudad daba la bienvenida a un nuevo barrio (Titanic Quarter), situado en su corazón junto a la localización histórica en la que se construyó el popular barco, que no solo ponía de relieve la historia del Titanic, sino que también contagiaba a su entorno de una necesaria modernidad. El enorme complejo abarca alrededor de 14.000 metros cuadrados, dos veces la superficie del ayuntamiento, de los cuales 11.000 metros cuadrados pertenecen a su edificio principal que consta de seis plantas.  

In this photo of Tuesday March 13, 2012 a replica of 2nd class cabin in the Titanic Ship is on display in the new 100 million British pounds ($157 million)Titanic Belfast Visitor's Center.
Réplica de un camarote de segunda clase del Titanic

Titanic Belfast se extiende a lo largo de nueve galerías, que narran desde su concepción a principios del siglo XX hasta su construcción y su botadura sin obviar su viaje inaugural y su trágico final, con múltiples exposiciones en las que se utilizan efectos especiales, reconstrucciones a escala real y actividades interactivas para bucear en su historia de una manera atrayente e ingeniosa. Además se exploran los astilleros, se viaja a las profundidades del océano y se descubre su verdadera leyenda. Al hacerse con la entrada para esta atracción se puede optar por visitarla por libre, siguiendo lo que nos cuente una guía de viajes; a través de una audioguía cuyo coste no va incluido en el precio de la entrada o bien de una App para iPhone. También es posible realizar una visita guiada de una hora de duración por los interiores y exteriores del edificio siguiendo los pasos de las personas que concibieron y construyeron el RMS Titanic. Seguramente si optáis por esta última alternativa, vuestro guía os dirá más de una vez que cuando el opulento transatlántico dejó su ciudad, estaba en perfectas condiciones. Podéis elegir hacer una ruta en barco, caminando o en los modernos sedways.

el-titanic-dock-and-pump-house
Titanic’s Dock and Pump-House

La experiencia se puede completar con algunas otras visitas en la misma zona. En Queen’s Island, se sitúa el Titanic’s Dock and Pump-House. Este es el lugar en el que construyó y en el que se observa la gran envergadura de la obra, que obligó a habilitar un enorme dique. Además se puede visitar la pump-house, la casa que alberga la bomba, el gran descubrimiento de ingeniería de la era eduardiana, que se conserva en buen estado. Los que deseen subir a un barco con historia disponen de la oportunidad de hacerlo en el SS Nomadic que está amarrado junto al Titanic Belfast en el histórico muelle Hamilton. Es el último barco de la compañía naviera “White Star Line” que pervive en el mundo y ha sido restaurado para mostrar sus años de gloria y su historia social y marítima, cumplió sendas misiones durante la I y II Guerra Mundial. Fue botado en 1911 en Belfast y fue construido como transbordador para los transatlánticos RMS Olympic y RMS Titanic. El Odyssey Pavilion es un gran espacio para el entretenimiento. Dispone de cines; una bolera; W5 Interactive Centre, un centro interactivo para disfrutar de la ciencia en familia, restaurantes y un escenario con capacidad para 10.000 espectadores. La trágica y breve vida de esta embarcación ha inspirado series y películas como el archiconocido filme “Titanic”, dirigido por James Cameron y con Leonardo DiCaprio y Kate Winslet como protagonistas, y en la pequeña pantalla los fans de la ficción británica “Downton Abbey” recordarán que la primera temporada arrancaba en 1912 tras el hundimiento de la embarcación. Este fue el punto de partida de la trama al descubrir que los dos herederos de la familia Crawley han fallecido en su interior. Precisamente en la nueva Belfast han emergido los Titanic Studios que acogen entre otros rodajes, el de la serie de culto “Juego de tronos”, desde su piloto en 2009 hasta la actualidad, no en vano una de sus localizaciones principales de la ficción de HBO es Irlanda del Norte. La apuesta de la ciudad por este icono es más que evidente tras este repaso por el bautizado Titanic Quarter al que no está de más dedicar un día entero con el fin de recorrerlo con cierta tranquilidad.