Qué hacer en Playa del Carmen: un imprescindible de la Riviera Maya

¿Con ganas de verano, sol, playa y relax? Vamos con un destino muy apropiado para olvidarse de todo y disfrutar del entorno. Playa del Carmen se ha consolidado como uno de los grandes destinos turísticos del Caribe mexicano. Sus playas siempre aparecen entre las mejores del mundo, y su arena blanca bañada por un agua azul turquesa lo justifica con creces. ¡Qué auténtico lujo nadar en sus aguas! Pero hay que decir que Playa del Carmen no se limita a bañarse o a bucear. En esta zona de la península del Yucatán encontramos un importante legado maya, y podremos relajarnos en sus campos de golf, disfrutando de su animada vida nocturna o de la cocina local. Además, 'Playa', como se la conoce en México, tiene la ubicación perfecta: a solo unos 45 minutos en coche del aeropuerto internacional de Cancún, cerca de otros importantes atractivos turísticos como Tulum, Cobá o la Isla de Cozumel, a la que podemos llegar en barco desde la propia Playa del Carmen. Turistas de todas las nacionalidades se dan cita en esta ciudad mexicana, que se ha convertido en uno de los destinos obligados de la Riviera Maya.

Playas de ensueño

El Caribe es sinónimo de playa, así que empezamos repasando las más destacadas que hay en Playa del Carmen. Sin lugar a dudas, la más destacada es la del complejo privado de Playacar. Sus tranquilas y transparentes aguas están protegidas por un espectacular arrecife de coral, y el escaso oleaje hace que podamos ir con niños sin problema. Cuenta con equipamiento para jugar a voley playa, y en los hoteles cercanos podemos alquilar tablas de windsurf, piraguas o incluso pequeños catamaranes para disfrutar de un día de playa diferente. Sólo de pensarlo ya dan ganar de hacer las maletas...

playa del carmen riviera maya
playa del carmen riviera maya

La preferida por los turistas es Calle 28, en pleno centro de la ciudad, una ubicación que la convierte en una playa siempre animada, rodeada de clubs de playa. Si queréis huir de las aglomeraciones, podéis recurrir a la Bahía de Punta Solimán. Es una sucesión de playas paradisíacas en dos bahías protegidas, en las que las palmeras prácticamente salen del agua. Hay una importante concentración de aves y peces, así que los apasionados del buceo seguro que se lo pasan en grande. Antes de abandonar las playas hay que hablar de los cenotes, unas vías de agua o pozos en cavernas subterráneas, ideales para bucear con tubo. Son muy seguros, así que no hace falta experiencia. El más grande del mundo es el de Nohoch nah Chich, un complejo sistema de cavernas que arranca en la selva. Encontrarás varias zonas de descanso y aberturas por donde entre la luz del Sol. También cerca de Playa del Carmen está el cenote de Xcaret, que nos lleva desde el bosque a una playa donde habitan los flamencos rojos.

Compras y ocio en la Quinta Avenida de Playa del Carmen

No estamos en Nueva York, pero Playa del Carmen también tiene una Quinta Avenida, una de las zonas más activas tanto de día como de noche. Durante el día podemos disfrutar de las compras a lo largo de sus cuatro kilómetros peatonales, y de noche de las mejores discotecas de la ciudad de todos los ambientes. También encontramos una gran cantidad de restaurantes. En la Calle 22 empieza la Nueva Quinta o Zona Italiana, la más bohemia, donde han abierto muchos negocios italianos en los últimos años. Si queremos adentrarnos un poco en la gastronomía local, en los restaurantes de la Quinta podemos probar el cochinillo adobado envuelto en hojas de palmera cocinado en un agujero en el suelo, siguiendo la tradición indígena; o el Tikinxic, un pescado que se prepara al estilo barbacoa maya. Tratándose de un destino de playa, la langosta, el caracol, el mero, el rodaballo o el guachinango están entre los platos más destacados, igual que los camarones al curry, una de las especialidades locales.

Excursiones únicas

Y después de hablar de comida veamos cómo la bajaremos luego con un poco de ruta. A solo 45 minutos en ferry, la paradisíaca Isla de Cozumel nos espera con el segundo arrecife más grande del mundo, playas perfectas y restos arqueológicos, convirtiéndose en un must de Playa del Carmen.

isla de cozumel
isla de cozumel

Bajo sus aguas la visibilidad puede superar los 50 metros, y cuenta con una gran biodiversidad. Podemos bucear en Paradise Reef (ideal para principiantes), Punta sur (en una cueva a 36 metros de profundidad hay rayas o tiburones), Santa Rosa y sus arrecifes donde pueden haber tortugas marinas o Yal-Ku. Más naturaleza encontramos en la Reserva de la Biosfera de Sian Ka'an, una selva tropical declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Zorros, osos hormigueros, pumas, cocodrilos, jaguares, flamencos, cangrejos terrestres gigantes o monos aulladores son algunos de los animales que encontraremos en ella. También podemos disfrutar del avistamiento de aves o del buceo en las aguas cristalinas de Punta Allen, donde cerca de la cosa hay otro interesante arrecife.

ruinas mayas de tulum riviera maya
ruinas mayas de tulum riviera maya

Acabamos con las ruinas mayas, imprescindibles para conocer la historia de este territorio. Las de Tulum coronan un acantilado desde el que se divisa una espectacular playa, una imagen de postal. Destacan el palacio, donde se representa la figura de un dios maya, y el castillo, desde donde podemos bajar a la playa. Por su parte, las ruinas mayas de Cobá corresponden a una ciudad que alcanzó los 40.000 habitantes hace 1.000 años. Hay que subir a lo alto de su gran pirámide -más elevada que la de Chichen Itza- o al Templo de las Iglesias para disfrutar de unas magníficas vistas. Si la playa era un atractivo ya suficiente para ir a Playa del Carmen, ¿qué piensas ahora después de conocer un poco más todos sus atractivos? Foto Playa del Carmen: David Stanley