Las 15 mejores cosas que hacer en Dublín

El famoso escritor irlandés Oscar Wilde se inspiró en una de las ciudades europeas menos pretenciosas de la época. Y Dublín, a día de hoy, sigue teniendo ese halo de dejadez que poseen las grandes estrellas que aún conservan los pies en la tierra. Dublín es cosmopolita, joven, divertida, vibrante e intenta modernizarse sin dar la espalda a su importante historia. Es como una mujer bella, extrovertida y fascinante, pero que no percibe que lo es, incrementando así su encanto. Por estas razones todo el que la visita cae rendido a sus pies. Aunque muchos de los viajeros que recalan en ella lo hacen solo por un par de días, la oferta de cosas que hacer en Dublín puede entretenerte, fácilmente, durante una semana. Además, a poca distancia del centro encontrarás muchos otros lugares que merecen la pena. ¿Quieres exprimir la capital de Irlanda al máximo?, pues cómprate un vuelo a Dublín y te dejamos - de la mano de alguien que ha vivido allí durante años - esta lista alternativa de las 15 mejores cosas que hacer en Dublín:

Qué hacer en Dublín:

1. Inspírate en el rincón preferido de Oscar Wilde

Qué hacer en Dublín: Oscar Wilde estatua
Estatua de Oscar Wilde

Una hilera de casas de coloridas puertas georgianas rodea al parque de Merrion Square. En el número 1 vivió el mítico escritor Oscar Wilde. La mente exquisitamente creativa del dramaturgo irlandés vagaba, junto a su cuerpo, por los jardines de Merrion, tal y como lo hice yo durante largos años. En uno de los rincones - entre jardines bien cuidados, arboledas y praderas de césped – se encuentra el monumento levantado en su honor. No podían haber elegido otro más adecuado: su estatua en posición reposada sobre una piedra. En su cara se vislumbra una expresión soñadora. La misma que se te quedará a ti mientras paseas por el parque georgiano más bello de la ciudad.

2. Realiza el trekking de Bray a Greystones

Qué hacer en Dublín: Bray Dublín
Bray, Irlanda.

La agradable y costera localidad de Bray se encuentra a unos 45 minutos del centro de Dublín si tomas el DART (tren de superficie que cubre parte de la capital y sus alrededores). Elige una mañana soleada, camina por su paseo marítimo, asciende la colina coronada por una gran cruz y sigue la senda que lleva hacia Greystones. Bordearás suaves colinas, te acercarás a preciosos y solitarios acantilados que mueren en el frío Mar de Irlanda y, si es temporada, te llevarás a casa una buena caja de moras. El recorrido total lleva unas 3 horas, pudiendo tomar un tren en Greystones para volver al centro de la ciudad. Sin duda, se trata de la mejor caminata que hacer en Dublín. Entre esos acantilados se encuentra mi rincón de la inspiración.

3. Disfruta de los buenos artistas callejeros de Grafton Street

Grafton Street Dublín
Artista callejero en las calles de Dublín.

Grafton Street, en pleno centro de la ciudad, es la calle por excelencia de las compras. Las mejores marcas se encuentran en esta pequeña Milla de Oro. Al ser peatonal, el flujo de gente es continuo y los artistas callejeros aprovechan para mostrar su arte a quien quiera dedicarle unos minutos. Cómicos, malabaristas y muy buenos músicos que tocan las canciones compuestas por ellos mismos. Si dudas de la calidad de los artistas, te recomiendo que veas la película irlandesa Once, ganadora de un Oscar… El de mejor canción.

4. Tómate un café o una pinta en el impresionante Café en Seine

En el corazón de Dublín se encuentra el padre – o la madre – de todos los pubs. La decoración del Café en Seine deja al estilo rococó como algo minimalista. Grandes espejos, jarrones palaciegos, plantas tropicales, colorido… Todo en un espacio de dimensiones faraónicas. Aquí puedes comer, tomarte una tarta acompañada de un café, ver un partido de fútbol pinta en mano o darlo todo de fiesta hasta las 3 de la mañana. Un lugar de lo más completo. Dirección: 40 Dawson Street, Dublín.

5. Alimenta a los patos de los estanques del parque de St Stephen’s Green

Qué hacer en Dublín: St Stpehen's Green Dublín
Parque St. Stephen's Green, Dublín.

Pasea por el parque más turístico de Dublín. A pesar de lo concurrido que está, su gran red de caminos hace que siempre encuentres algún lugar algo más íntimo. Eso sí, en los días de sol te dará la impresión de encontrarte en una playa levantina. Estanques, puentes, muchos bancos para que los enamorados hagan manitas y una gran cantidad de lenguas habladas por los visitantes.

6. Pasea junto a los acantilados y el puerto de Howth

Qué ver en Dublín
Qué ver en Dublín

Si Bray y Greystones son las joyas que te esperan en el extremo sur de la línea del DART, Howth es la gema del norte. En su pequeño puerto pesquero encontrarás focas que esperan impacientes los desechos de los barcos faeneros o de los domingueros que vienen a tomarse su clásico fish & chips. Cerca de allí se encuentra el bello faro de Howth. Una caminata por la costa, plagada de preciosos miradores, te llevará hasta él.

7. Atrévete a saltar al agua en Forty Foot de Dun Laghoire

La zona del puerto de Dun Laghoire es una de las más vivas de Dublín, sobre todo durante los meses de primavera y verano. Multitud de pubs se alinean en terrazas elevadas para que el personal pueda contemplar el mar. Una tradición navideña es saltar desde las rocas del espigón de Forty Foot a las heladas aguas del Mar de Irlanda. ¿Te atreves? Bueno, tú vente con bañador por si acaso, que después de unas buenas pintas las cosas se empiezan a ver de otra manera.

8. Juega un partido de fútbol en el Phoenix Park

Qué hacer en Dublin: Phoenix Park
Parque Phoenix, Dublín.

El Phoenix Park es el parque de los dublineses por excelencia. Un poco alejado del centro – aunque a tiro de piedra en autobús público – no se encuentra entre los iconos turísticos de la ciudad. Sin embargo, es enorme y variado, incluyendo una manada de ciervos que vive en una especie de reserva. En sus grandes extensiones de césped siempre se organizan partidillos de casi cualquier deporte, pero mayoritariamente fútbol. Desconocidos de países repartidos en los cinco continentes se juntan para pasar un buen rato durante los fines de semana. Algo que hacer en Dublín muy recomendable para sentirte como un local.

9. Cruza el mítico Happeny Bridge

Qué hacer en Dublín: happeny bridge
Puente Happeny, Dublín.

El puente más mítico de todos los que cruzan el río Liffey dublinés es el Happeny Bridge. Este estrecho puente peatonal fue levantado en metal hace 200 años y, hoy en día, une la zona de bares más famosa de la ciudad – Temple Bar – con la orilla norte del Liffey. Una foto sobre el Happeny es algo que hacer en Dublín si quieres demostrar que estuviste ahí.

10. Asiste a un partido de fútbol gáelico o hurling

Recuerda que te encuentras en Irlanda y no en el Reino Unido. La liga de fútbol irlandesa es de baja calidad y la gente sigue la Premier League inglesa. Sin embargo, los deportes que cada irlandés lleva realmente en el corazón son los gaélicos. Jugadores amateurs dan la vida en el campo por los colores de su condado. El fútbol gaélico es una mezcla entre rugby y fútbol, mientras que el hurling lo es de hockey hierba y rugby. Te gusten o no, como espectáculo – ya sea viéndolo junto a otras 90.000 personas en el gran estadio de Croke Park o en un pub atestado – es algo que no tiene precio. Esto debe figurar en el top de tu lista de cosas que hacer en Dublín.

11. Visita Glendalough: paraíso natural y patrimonial

La excursión organizada más bonita a los alrededores de Dublín es la de Glendalough, ya en el condado de Wicklow. Sendas que recorren bosques milenarios, lagos encajados entre grandes montañas y un antiguo monasterio fundado en el siglo VI por San Kevin. Perfecto para una excursión de un día. Una compañía que las ofrece es Glendalough bus.

12. Admira el Libro de Kells en la biblioteca del Trinity College

Si eres un amante de la Historia, una de las cosas que tendrás que hacer en Dublín será visitar el Libro de Kells, guardado en la ancestral y señorial biblioteca del famoso Trinity College, ubicado en el centro de la ciudad. Ya tan sólo la biblioteca conforma una visita interesante. El Libro de Kells es una pieza religiosa profusamente decorada que data de cerca del año 800. Es el tesoro manuscrito más hermoso de su época.

13. Atrévete con un pub crawl en toda regla

Qué hacer en Dublín: pub
Qué hacer en Dublín: pub

Y bueno, si vienes a Dublín no puedes dejar de visitar sus pubs. Visitar y, obviamente, consumir. El clima no ha sido benevolente con esta isla, así que los irlandeses han buscado cobijo en la luz y el calor de los pubs. Un pub crawl consiste en ir pasando por una decena – o los que tu cuerpo aguante - de pubs y tomarte algo en cada uno de ellos. Lo más normal es que al final acabes crawling (arrastrándote en su tradición más literal). Algunos que debes incluir en tu lista son The Cobblestone, Hogan´s, Stag’s Head o el Brazen Head, fundado en 1198 y que tiene el honor de ser el pub más antiguo de Irlanda. Además, otro plus es que muchos de ellos cuentan con excepcionales actuaciones de músicos en directo. Si quieres una información más detallada sobre los pubs , lee en este artículo sobre los mejores pubs de Dublín.

14.Tómate un buen desayuno irlandés en una resaca de domingo

Tras haberlo dado todo en una buena noche dublinesa, no hay nada como reponerte al día siguiente con un contundente desayuno irlandés: judías con kétchup, bacon, salchicha, huevo frito, champiñones, tomate asado y una especie de morcilla irlandesa. Grasa en vena camuflada con algo de verdura para que no te sientas tan mal. Comprobado: resucita a un muerto. Dos de los mejores para probarlo son el O’Neills y el Avoca.

15. Relájate y disfruta

Qué hacer en Dublín : st. annes park
Qué hacer en Dublín : st. annes park

Descubre Dublín a tu ritmo. Si has tenido la suerte de poder disfrutar de un día soleado, siéntate en una terraza o en un parque y observa la vida pasar. Es un espectáculo que te recomiendo hacer en cualquier ciudad que visites, pero en Dublín gana en significado, porque su gente tiene mucho que ofrecer.   Después de leer esto, ¿a qué esperas para reservar tu hotel en Dublín y vivir la experiencia? Contenido relacionado: Qué ver en Irlanda, los mejores 5 lugares.