7 postres del mundo típicos y deliciosos

¿Te gusta el dulce? ¿Y te encanta probar comida diferente, de otros lugares del mundo? Entonces no te puedes perder esta lista con postres del mundo típicos que harán las delicias de los más golosos. En casi todos los países hay un postre típico para fechas señaladas, especialmente para Navidad, desde el roscón de Reyes español hasta los italianos panettone o pandoro, sin olvidar turrones, mazapanes… Pero, ¿no podemos seguir endulzando nuestros viajes cuando se apagan las luces y se reparten los regalos? Sí. Por supuesto. Y si eres más de salado, o eres de los que no suele dejar hueco para el postre no te pierdas estas otras comidas raras por el mundo.  A pesar de no ser excesivamente goloso, no he dejado de probar los dulces de los lugares a los que voy y, sin duda, me quedo con estos.

Brigadeiro, Brasil

El postre más famoso de Brasil tiene una historia llamativa relacionada con el ejército, con un brigada –brigadeiro en portugués– concretamente, que se presentó como candidato a las elecciones presidenciales en 1945. Puede que fuera entonces cuando se inventó esta maravilla de chocolate y leche condensada para recaudar fondos para su campaña… o puede que sea una leyenda. En cualquier caso, sea su origen el que sea, no puedes salir de Brasil sin haber probado el brigadeiro.

brigadeiro postre tipico de brasil
Foto de Rodrigo Senna / Flickr CreativeCommons

 

Cheesecake, Estados Unidos

La tarta de queso es un clásico en medio mundo, pero si hay un lugar en el que me ha hecho disfrutar más es Nueva York. Varias veces cogí el metro hasta Grand Central Station sólo con la intención de pasar por Junior’s y sentarme a ver como todo el mundo corre de un lado a otro mientras el tiempo se para en el viaje de la cuchara a la boca con la promesa del sabor. No puedo ni escribirlo sin que se me haga la boca agua. Ya que “estamos” en la Gran Manzana no hay que dejar pasar la ocasión de probar los cupcakes de Magnolia Bakery, que tan famosos hizo la serie Sexo en Nueva York.

Cannoli, Italia

La cumbre de la pastelería europea y mundial está en Sicilia y se llama cannolo. Un pequeño tubo de masa frita rellena de una crema a base de ricotta de cabra –un tipo de queso cremoso–, azúcar y trocitos de chocolate. El crujido de la masa al morderlo, el frescor de la crema en la boca y el ambiente siciliano son la combinación perfecta. Eso sí, atentos que no os den gato por liebre, el cannolo debe rellenarse con la crema en el momento en que se compra, si se hace antes la masa se humedece y deja de estar crujiente.  

cannoli postre de italia
Foto de neekoh.fi / Flickr CreativeCommons

 

Praliné, Bélgica

En Bélgica no hay plantaciones de cacao pero su chocolate es conocido en el mundo entero, por algo será. Recetas de farmacia –no en vano el praliné lo inventó un farmacéutico, Jean Neuhaus II, en las galerías Saint Hubert de Bruselas– en las que los ingredientes se pesan hasta el gramo para que todo sea perfecto. Y a fe que lo consiguen.

Pasteis de Belém, Portugal

Pensar que el barrio de Belém en Lisboa con su monumento a los descubridores y su monasterio de los Jerónimos es casi más popular por los pasteis que vende una pequeña pastelería es dejar claro que son especiales. Crema pastelera, canela, horno… y una cola en la entrada para poder comprar una caja de estos dulces inventados dentro del monasterio.

Baklava, Grecia, Turquía y alrededores

Recuerdo la primera vez que leímos baklava en la carta de postres de un restaurante en Estambul. No sabíamos lo que era y le preguntamos al camarero que sólo supo decir: “Baklava is baklava”. Después de probarlo estoy de acuerdo con él, no hay mejor explicación, aunque si tú quieres saber algo más sólo una palabra: almíbar.

baklava postre de grecia y turquia
Foto de Marc Kjerland / Flickr CreativeCommons

Lassi, India y Pakistán

La bebida india por antonomasia tiene la versión tradicional, salada, y la variedad dulce. A base de yogurt, con frutas –plátano, mango o papaya principalmente– y azúcar te salvará del calor del Punyab, la región entre India y Pakistán en que se inventó antes de popularizarse en todo el subcontinente. Seguro que tú también te has dejado tentar por los dulces de los destinos a los que has viajado y tienes alguno favorito. Quiero saberlo para probarlo en mi próximo “no goloso” viaje.