Playas para perros en España

Los que tengáis mascotas en casa seguro que vais a entender el porqué de este post. La que os escribe, María Sánchez –¡yo!–, disfruta de la compañía y el amor de Lolo, un precioso perro de aguas de color marrón. Este es el primer verano que pasamos juntos y me estoy encontrando con alguna dificultad para poder llevarlo a la playa. Le encanta el mar y es un placer verlo nadar y chapotear en el agua, ¡haciendo honor al nombre de su raza! El problema que me encuentro es que en la zona en la que vivo, en la Costa del Sol, no se admiten animales domésticos. Hasta junio de 2015 la presencia de canes estaba autorizada hasta en ocho playas del litoral andaluz. En Málaga se contabilizaban cinco de ellas, siendo la provincia que más estaba apostando por habilitar espacios para las mascotas. Sin embargo, el verano ha llegado con una triste noticia por parte del gobierno autonómico, que ha eliminado esta permisividad del 1 de junio al 30 de septiembre –considerada la temporada de baño–, con la única excepción de una playa perteneciente a la capital, en el línite con Rincón de la Victoria, en la desembocadura del arroyo de Totalán. Esto me ha hecho replantearme mi destino de vacaciones, buscando zonas del país donde sí se permita que Lolo haga uso de las playas. En total, hay alrededor de 44 repartidas por la Península y las Islas, así que en este post me gustaría recoger cuáles son y dónde están para aquellos que queráis planificar escapadas de verano con vuestros peludos. Murcia Tres son las playas a las que podemos acudir de forma ‘legal’ con nuestras mascotas: la de las Moreras, el Gachero y Cobaticas, todas ellas en Mazarrón. Esta última pasó a formar parte de las ‘pet friendly’ en febrero de este mismo año y, pese a que aún no están bien señalizadas ni equipadas como debieran, nos permiten disfrutar del baño con los mejores amigos del hombre.  A continuación, unas indicaciones para saber cómo llegar: la primera se encuentra entre la playa del Castellar y la desembocadura de la Rambla de las Moreras, muy cerca de la pedanía de Bolnuevo. La segunda, Playa del Gachero, está ubicada junto a Puerto de Mazarrón entre el paseo del Rihuete y la playa del Alamillo. Por último está la playa natural de Cobaticas, entre las inmediaciones de Bolnuevo y Percheles. A esta es difícil acceder, pero como aliciente decir que es muy tranquila y eso permite aprovechar aún más el día de playa. Comunidad Valenciana Esta comunidad es, junto con Cataluña y Baleares, donde más playas hay habilitadas para ir con mascotas. En total hay siete repartidas por toda la franja costera y no son solo pequeñas calas o playas no muy recomendables para el baño, como ocurría, por ejemplo, en Málaga, sino que hay lugares realmente bonitos. Si vamos subiendo desde Murcia, por el sur, encontraremos las de Cala Estaca (Orihuela), los Tusales (Guardamar de Segura), Los Saladares (Urbanova), Cala Palmera (Cabo de las Huertas) y Punta del Riu (El Campello). Todas estas entre Alicante y Benidorm. En Gandía está Playa Can y en la Costa del Azahar se encuentra la playa d’Aiguaoliva, en Vinaròs. Cataluña Pionera apostando por la integración de nuestros animales de compañía en la vida diaria, región en la que se habilitó la primera playa española en la que podían bañarse perros, la Rubina, cuenta actualmente con nueve espacios habilitados para ello. Seguimos Mediterráneo arriba para empezar por Tarragona. Aquí están las de Riumar, Bon Caponet y Cala del Cementeri. Seguimos hacia Barcelona, con d’Aiguadolç, la Musclera, Picardía y Cavaiò en la capital. Por último, Girona y las playas de la Platera y la Rubina. Estas dos últimas son las mejores de la comunidad, con arena fina y dorada, ideales para pasear con nuestros ‘Lolos’.

playas que admiten perros
playas que admiten perros

Cantabria Ya en la franja norte de España he de decir, muy a mi pesar, que no hay ningún área apta para el baño de mascotas hasta… ¡Cantabria! Eso sí, aquí, pese a tratarse de una comunidad pequeña en extensión, cuenta con cuatro playas ‘pet friendly’, aunque con condiciones, todo hay que decirlo. La primera de ellas es Berría, en Santoña, que solo permite el acceso de animales de ocho de la tarde a diez de la mañana. Le sigue Brazomar, que sí está abierta todo el año. La tercera es Cargadero de Mioño, en Castro-Urdiales, que no es especialmente recomendable, con terreno pedregoso y fuerte oleaje, solo accesible para peludos de octubre a abril –temporada baja de playa–. Por último, también en Castro-Urdiales, Oriñón, que le sucede como a la anterior, por lo que en verano no está disponible para nuestros pequeños amigos. Galicia Cuatro lugares que visitar con perros en tierras gallegas, distribuidas por las Rías Altas y las Rías Baixas. En la primera está San Román y Área Grande, en O Vicedo. Esta es la única que da al Cantábrica. Bañadas por el Atlántico están las otras tres: Arenal, Sangatiño y Espiño. Las dos primeras son de arena, mientras que Sangatiño y Espiño son de orografía rocosa. Islas Canarias  Damos ya el salto a los archipiélagos, empezando por Canarias donde se cuentan 1, 2, 3, 4… ¡Hasta 8 playas que admiten animales! Están repartidas por Gran Canaria, La Palma, Tenerife y Lanzarote. Empezamos por Las Palmas, donde encontraremos la playa de los tres peos, también conocida como los Cuervitos, en el municipio de Agüimes, y Bocabarranco, en Jinámar. En La Palma hay solo una, Los Guires, al final de la de Los Tarajales, en Tajacorte. Nos vamos a Tenerife para remojarnos en El Puertito, en Güímar, El Confital y el Cabezo, ambas en Granadilla de Abona. Ya nos queda la de Las Coloradas, en Yaiza, Lanzarote. Islas Baleares Voy a hacer mío el título de una película Disney para empezar este párrafo… ¿Habéis visto ‘Todos los perros van al cielo’? Pues ese título es perfecto para este paraíso que también cuelga el cartel de ‘Para todos los públicos’, con hasta 10 playas en las que se permiten seres de cuatro patas. Mallorca, Menorca e Ibiza han ido habilitando espacios para los amantes de los animales, así que atentos a los nombres y a planear el viaje de este verano. Arrancando con Mallorca, que tiene cinco playas que están abiertas a peludos los 365 días del año: Es Carnatge y Cala Gamba, en Palma, Cala Blanca, en Andratx, un tramo de Llenaire, en Pollença, y Na Patana, en Santa Margalida. Menorca le sigue los pasos, pese a que es considerablemente más pequeña. Aquí, tres están en Es Migjorn Gran: Binigaus, Cala Fustam y Escorxada. La cuarta es Cala Pudent, al norte, en la zona de Es Mercadal. Por último nos vamos a la dama blanca, a Ibiza. Aquí, pese a la etiqueta de ‘paz y amor’ que tiene la isla, solo hay una en la que nuestro perro se podrá bañar oficialmente. Se trata de Ses Roquetes, en Santa Eulalia del Río. Espero que este post os haya resultado de utilidad. Si bien hay otros muchos lugares donde, sin estar oficialmente permitido, se puede dar un chapuzón los perros, estas son las autorizadas. Feliz verano en compañía de vuestros peludos.


Foto destacada: María J. Sánchez