Navidad en Flandes

Las ciudades flamencas, con todo su romanticismo, su arquitectura medieval y su historia, se visten de gala para la llegada de la Navidad. Con suerte, las calles y los tejados se cubrirán de un manto blanco de nieve y los barcos en los canales dejarán paso al hielo y a los patines. La Navidad tiene que ser fría –al menos en el hemisferio norte– pero en Flandes saben cómo calentar el ambiente con su amabilidad y con todas las actividades que preparan para celebrar las fiestas entre las que no pueden faltar los tradicionales mercadillos navideños.

Bruselas

Este año el Winter Wonders, el evento navideño de Bruselas, tiene como invitado a Túnez y se podrá visitar hasta el 3 de enero. La Grand-Place dará cobijo a un enorme árbol de navidad de 21 metros de altura y a un espectáculo de luz y sonido a partir de las 17.00 –cada hora hasta las 22.00 de lunes a jueves y cada media hora hasta las 22.30 de viernes a domingo–  hasta el 4 de enero. Por supuesto habrá una pista de hielo, en la Place de la Monnaie, y no podía faltar el ballet, concretamente el de Moscú, interpretando “El lago de los cisnes” del 10 al 12 de diciembre en el Cirque Royal.

bruselas-plaza-iluminada
bruselas-plaza-iluminada

Los platos fuertes serán el desfile de Navidad, el domingo 13 de diciembre saldrá a las 18.00 desde De Brouckère, y el espectáculo de fin de año con fuegos artificiales y música.

Brujas

brujas-navidad
Brujas.Foto:visitflanders / Flickr cc.

En Brujas la Navidad se adelanta algo: el mercado navideño y la pista de patinaje sobre hielo abrieron sus puertas, en Simon Stevinplein, el 20 de noviembre, junto con el festival de esculturas de hielo y nieve en la plaza de la estación central. El cortejo navideño, con la historia de la Navidad, tiene lugar los días 19 y 20 de diciembre; la carrera de la Navidad el 12; y cada lunes, miércoles, sábado y domingo de diciembre habrá también un paseo navideño por la ciudad. Si estás lo bastante loco, el 20 de diciembre podrás saltar a sus canales y zambullirte en sus aguas gélidas. Teniendo en cuenta que Brujas recibe al año unos cinco millones de visitantes de todo el mundo, su celebración de fin de año tenía que ser multinacional. La noche del 31, además de disparar fuegos artificiales, se cantan 36 canciones en una mezcla de idiomas para recibir el año nuevo. No te la pierdas y reserva tu hotel en Brujas con antelación.

Gante

Como en el resto de ciudades de Flandes, la Navidad en Gante viene con su mercadillo navideño, su pista de patinaje y su noria gigante. La iluminación nocturna ya es uno de los atractivos de la ciudad durante todo el año.

gante-vista
gante-vista

El 12 de diciembre tiene lugar el Putteke winter, un paseo por el dominio provincial de Gavers, con historias navideñas, animaciones y espectáculo pirotécnico. Y, si no quedaste congelado en Brujas, puedes lanzarte al agua el 10 de enero en el Polar Bear Dive. También hay actividades para estar sentado y calentito en Gante, como el concierto de año nuevo el día 1 de enero en la Ópera.

Amberes

El río Escalda es el lugar en el que se despide el año en Amberes con los tradicionales fuegos artificiales. Antes habrás paseado por su mercado de Navidad y, si te has atrevido, patinado en su pista de hielo, una de las más grandes del país, en la plaza Groenplaats, y montado en su noria de 55 metros de altura. La carrera en la ciudad llega el 19 de diciembre.

Amberes
Amberes en verano. Foto: Ana- Flickr CreativeCommons.

Si lo tuyo es más sentarte en un teatro, puedes ir a disfrutar del concierto de año nuevo el 5 de enero en la Opera de Amberes.

Lovaina

En Lovaina, el mercadillo navideño se coloca en Hoover y Ladeuzeplein, del 10 al 20 de diciembre y la carrera de año nuevo tiene lugar el 27 de diciembre –si te organizas bien puedes correrlas todas–.  

San Nicolas viene de España en Flandes

La noche del 5 de diciembre es mágica para los niños flamencos. San Nicolás llega a sus casas cargado de regalos y dulces. Entre ellos siempre hay alguna mandarina, porque cuenta la leyenda que el santo llega en barco desde España. ¿Qué os parece? y nosotros pensando que vivía en el Polo Norte.