Los Mercadillos de Navidad más interesantes de Europa

Unos días antes del comienzo del Adviento, hacia mediados de noviembre, la Navidad asoma en las calles de Europa. Es el momento en que se colocan y comienzan su actividad los tradicionales Mercadillos de Navidad. Estos efímeros puestos callejeros surgen en la Edad Media en Centroeuropa, en el sur de Alemania y el Tirol. Pronto la tradición se extendió por las zonas limítrofes y más tarde por el resto de Europa. Actualmente podemos encontrarlos en casi todo el mundo. Reserva con Rumbo vuelos baratos para esos destinos.Cada Mercadillo tiene su propio carácter pero todos comparten el ambiente especial que dan a la ciudad y, con sus peculiaridades autóctonas, los productos que ofertan. Podemos encontrar delicada artesanía en madera, productos alimenticios típicos de la fecha y adornos y complementos para llenar nuestra casa de Navidad. Aunque todos estos mercados merecerían una visita, nos centraremos en algunos de los más atractivos, sin olvidar que es una selección personal, quizá tu tengas otros favoritos. Cuéntanoslo.

navidad en estrasburgo
navidad en estrasburgo
Brujas

Será porque la ciudad en si misma es de las más bonitas de Europa o porque realmente su Mercado de Navidad es especialmente acogedor, pero el de Brujas es uno de mis favoritos. Los preciosos edificios medievales de la Plaza del Mercado encuadran una pista de hielo y los puestos de madera del Mercadillo. Las calles están adornadas e iluminadas por luces de colores. Aquí podemos comprar adornos y regalos de Navidad, chocolate y dulces que además de deliciosos están elegantemente envueltos. Un chocolate caliente en una de las terrazas de la plaza completaría una fantástica jornada pre-navideña en Brujas.Otros Mercadillos de Navidad en Bélgica que merecerían una visita son los de Lieja y Bruselas, que aparece en la imagen.

Mercadillo navideño de Rotenburg
Mercadillo navideño de Rotenburg
Rothenburg ob der Tauber

En el país en el que aparecieron los primeros Mercadillos de Navidad, quedarse con uno es realmente complicado. Solo en Munich hay más de un centenar, entre los que destacan el que se ubica en la Marienplatz, rodeando un enorme abeto navideño y el mercadillo de belenes en la Neuhauser Strasse. Lo mismo sucede en otras ciudades importantes como Berlín, Colonia o Düsseldorf y en otras más pequeñas como Baden Baden o Brunswick en la que el mercadillo está presidido por la torre de la Catedral.Pero hay una pequeña ciudad en Baviera en la que la Navidad dura todo el año y cuyo Mercado de Adviento brilla con luz propia durante casi un mes, Rothenburg ob der Tauber. Esta pequeña urbe medieval amurallada, perfectamente conservada, parece sacada de un cuento de hadas. Aquí se encuentra el Museo de la Navidad, y algunas de las tiendas de esta temática más famosas del mundo, están abiertas todo el año en la Herrngasse.El 28 de noviembre, en la plaza entre el Ayuntamiento y la Iglesia, se colocan los puestos del Reiterlesmarkt, el Mercadillo de Navidad. El nombre proviene de una tradición pre-cristiana, que hace referencia a un anciano que se llevaba las almas de los hombres. Con el tiempo la historia se cambió y pasó a ser una figura amable que reparte regalos por todo el mundo (¿te suena?)Cuando comienza el Mercadillo la ciudad huele a vino caliente y dulces tradicionales, la temperatura gélida se torna agradable y el espíritu navideño lo inunda todo. No dejes de probar el schneeball, una especie de donut bañado en azúcar o chocolate.

Navidad en Salzburgo
Navidad en Salzburgo
Salzburgo

En Austria sucede lo mismo que en Alemania, los Mercadillos de Navidad son magníficos en cualquier ciudad y es muy difícil escoger uno. La zona del Tirol, por su increíble paisaje es especialmente atractiva en Navidad y entre sus ciudades nos quedamos con Salzburgo y su antiquísimo Christkindlmarkt. Hay documentos del siglo XV en los que se habla de la artesanía que vendían las mujeres mayores en el periodo de Adviento, junto a la Catedral. Hoy es un pequeño mercado de 85 puestos, en un emplazamiento inigualable, rodeado del famoso barroco salzburgués, con un ambiente intimo y acogedor. Además de los puestos y sus productos tradicionales, en la ciudad de Mozart no podía faltar la música. Coros tradicionales e infantiles amenizan la jornada y pueden ser escuchados todos los sábados a las 18,30 en la Residenzplatz.

Mercadillo navideño en Estrasburgo
Mercadillo navideño en Estrasburgo
Estrasburgo

Muchas ciudades francesas tienen bonitos y acogedores Mercadillos navideños, pero si tenemos que elegir uno, nos quedamos con el de Estrasburgo. La ciudad, conocida como la “capital de la Navidad” inaugura, cada año desde 1570, su mercado en el incomparable marco de su centro histórico. Incluido en la lista de Patrimonio de la Humanidad, el casco antiguo de Estrasburgo, en la Gran Isla es una muestra única de la arquitectura medieval. Los 300 puestos que lo forman hacen del de esta ciudad uno de los mercados más grandes de Europa. Artesanía alsaciana, productos típicos y decoración es lo que podemos encontrar en las distintas ubicaciones de los puestos del mercadillo que, se complementa con más de 500 actuaciones que tienen lugar entre el 28 de noviembre y el 31 de diciembre.